Testimonios del regreso a Dios

He visto el rollo abierto

Cuando acepté al Señor, leí la Biblia y aprendí de dónde venía todo y el origen de la corrupción humana. Aprendí cómo Jehová Dios promulgó la ley y los mandamientos, cómo el Señor Jesús curaba a los enfermos, expulsaba demonios, resolvía problemas y le ofrecía al hombre Su infinita gracia, y cómo se ofreció a ser crucificado como una ofrenda por el pecado para redimir a los hombres del pecado.

¿De dónde viene esta voz?

Yo nací en una familia religiosa y tengo muchos familiares que son predicadores. Desde que era joven, seguí a mis padres en la creencia en el Señor. Cuando crecí, me dirigí a Dios en oración: si pudiera encontrar un marido que creyera en el Señor, me ofrecería junto con él en el servicio del Señor.

Reunida con el Señor

Las enseñanzas de los hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso me ayudaron a entender que la obra del juicio de Dios Todopoderoso en los últimos días cumple plenamente las profecías bíblicas. Las palabras de Dios Todopoderoso son la verdad, la voz de Dios ¡y el camino de vida eterna que Dios nos otorga en los últimos días!

Ver más

Dios ha formado un grupo de vencedores en China

Más

Las palabras de Dios crean milagros de vida

Mi madre falleció cuando yo era pequeña, por lo que tuve que soportar la pesada carga de las responsabilidades domésticas desde una edad muy temprana. Después de casarme, mis obligaciones se volvieron tan pesadas que me tenían casi sin aliento.

La luz resplandeciente de la vida en la guarida de los monstruos oscuros

Me llamo Lin Ying y soy cristiana en la Iglesia de Dios Todopoderoso. Antes de empezar a creer en Dios Todopoderoso, me empeñaba en confiar en mis propias aptitudes y trabajar duro para mejorar un poco mi vida. Sin embargo, las cosas no me salían como yo quería, al contrario, me iba topando con un muro tras otro y sufría continuos contratiempos. Tras pasar por numerosas penurias en la vida, me sentía exhausta de cuerpo y mente, sufría indeciblemente.

Dándome cuenta que caminé la senda de los fariseos

No estaba practicando la verdad de buena gana y no estaba siendo considerada con la voluntad de Dios, porque “todo fue por causa de la obra y no se llevó a cabo en medio de su búsqueda de un cambio”. ¿Cómo podría tal servicio posiblemente satisfacer la voluntad de Dios?

Ver más