PAN DIARIO

Para el hombre, la crucifixión de Dios concluyó la obra de Su encarnación, redimió a toda la humanidad y esto le permitió tomar las llaves del Hades. Todos piensan que Su obra se ha cumplido por completo. En realidad, para Dios solo se ha realizado una pequeña parte de Su obra. Solo ha redimido a la humanidad; no la ha conquistado, y menos aún ha cambiado la fealdad de Satanás en el hombre. Por esta razón, Dios afirma: “Aunque Mi carne encarnada pasó por el dolor de la muerte, esa no fue la meta total de Mi encarnación. Jesús es Mi amado Hijo y fue clavado en la cruz por Mí, pero no concluyó del todo Mi obra. Solo llevó a cabo una porción de ella”. Así, Dios empezó la segunda ronda de planes para continuar con la obra de la encarnación. La intención suprema de Dios consiste en perfeccionar y ganar a todos los rescatados de las manos de Satanás, que es la razón por la cual Dios se preparó de nuevo para correr los peligros de venir en carne.

Texto completo

LAS DECLARACIONES DE DIOS

Declaraciones de Cristo de Los Últimos Días

Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días, expresa las palabras para juzgar y purificar a las personas y guiar a las personas entrar en la era nueva, la Era del Reino. Todos los que se sometan a Su dominio gozarán de una verdad más elevada y recibirán mayores bendiciones; vivirán verdaderamente en la luz y obtendrán la verdad, el camino y la vida.  Leer más