893 Dios otorga sin esperar recompensa la verdad y la vida a la humanidad

1 Dios ha otorgado al ser humano lo más preciado. Esto es, Dios ha dado Su vida y lo que tiene y es a las personas sin esperar recompensa para que estas puedan vivirlos, para que logren transformar lo que Dios tiene y es y la verdad que Él les otorga en la dirección y la senda que van a vivir, y transformen Sus palabras en su propia vida para que así puedan vivir según esta vida. Además de otorgar vida a las personas, el único requisito que Él tiene para ellas es que tomen esta vida de Dios, la conviertan en su propia vida y la vivan. Cuando Dios ve que las personas viven esta vida, Él se siente satisfecho.

2 Al aceptar las palabras de Dios como su vida, las personas también llegan a entender la verdad, obtienen los principios de lo que es ser humano, desarrollan las raíces que necesitan para ser humanos y obtienen la dirección que necesitan para seguir para ser humanos. Satanás ya no los engaña ni los ata; las personas malvadas ya no los engañan ni los utilizan, y las tendencias malvadas no los contaminan, manchan, atan ni seducen. Los humanos viven libres entre el cielo y la tierra y son liberados. Pueden vivir genuinamente bajo el dominio de Dios sin que ninguna fuerza malvada u oscura les haga daño. Así, al experimentar la obra de Dios, los seres humanos cosechan las mayores ganancias; son los mayores beneficiarios.

3 Mientras viven esta vida, ya no sienten ningún dolor, sino que viven felices y sin dificultades; viven libremente y tienen una relación normal con Dios. Ya no pueden rebelarse contra Dios ni oponerse a Él; por el contrario, pueden vivir genuinamente bajo la soberanía de Dios. Viven una vida correcta y adecuada, de adentro hacia afuera, y se convierten en auténticos seres humanos. Solo aceptando la vida que proviene de Dios puedes salvar tu propia vida. Si obtienes esta vida, entonces la tuya será ilimitada; esto es la vida eterna.

Adaptado de ‘El hombre es el mayor beneficiario del plan de gestión de Dios’ en “Registros de las pláticas de Cristo de los últimos días”

Anterior: 892 Esos que Dios salve son los principales en Su corazón

Siguiente: 894 Dios viene entre los hombres para salvarlos

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro