Las veinte verdades de dar testimonio de Dios

Contenido

XIII. Se debe comunicar claramente el significado de la encarnación de Dios en China en los últimos días

1. Dios se ha encarnado en China en los últimos días; ¿qué base hay para esto en las profecías de la Biblia y en las palabras de Dios?

Versículo(s) bíblico(s) para referencia:

Porque desde la salida del sol hasta su puesta, mi nombre será grande entre las naciones...” (Malaquías 1:11).

Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27).

Palabras relevantes de Dios:

En muchos lugares, Dios ha profetizado ganar a un grupo de vencedores en la tierra de Sinim. Es en la parte oriental del mundo que se ganan los vencedores, de modo que el punto de aterrizaje de la segunda encarnación de Dios es, sin lugar a duda, la tierra de Sinim, exactamente donde descansa enrollado el gran dragón rojo. Allí ganará Dios a los descendientes del gran dragón rojo para que quede totalmente derrotado y avergonzado.

de ‘La obra y la entrada (6)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Las profecías dijeron que el nombre de Jehová sería grande en las naciones gentiles y que se difundiría en ellas, ¿por qué dirían esto? Si Dios fuera solo el Dios de los israelitas, solo obraría en Israel. Además, no expandiría esta obra, y no haría esta profecía. Como la hizo, necesitaría extender Su obra a las naciones gentiles y a cada nación y lugar. Como afirmó esto, lo haría por tanto así. Este es Su plan, porque Él es el Señor que creó los cielos y la tierra y todas las cosas, y el Dios de toda creación. Independientemente de si está obrando con los israelitas o en toda Judea, la obra que hace es la de todo el universo y toda la humanidad. La obra que hace hoy en la nación del gran dragón rojo —en una nación gentil— sigue siendo la de toda la humanidad. Israel puede ser la base para Su obra en la tierra; de igual forma, China puede también serlo para Su obra entre las naciones gentiles. ¿No ha cumplido ahora la profecía de que “el nombre de Jehová será grande en las naciones gentiles”?

de ‘Dios es el Señor de toda la creación’ en “La Palabra manifestada en carne”

Durante los últimos días, Dios se hace carne en la nación gentil del gran dragón rojo; Él ha cumplido Su obra como el Dios de toda la creación; ha completado toda Su obra de gestión, y acabará la parte central de Su obra en la nación del gran dragón rojo.

de ‘Dios es el Señor de toda la creación’ en “La Palabra manifestada en carne”

Sólo cuando Yo pase al nuevo cielo y la nueva tierra, revelaré la otra parte de Mi gloria, primero en la tierra de Canaán, permitiendo que un rayo de luz brille en toda la tierra sumida en una oscuridad tan negra como la noche, y así toda la tierra vendrá a esa luz. Que todas las personas por todo el mundo sean atraídas por el poder de la luz, permitiendo que Mi gloria aumente y se presente nuevamente ante todas las naciones. Que todas las personas se den cuenta de que hace mucho tiempo que he venido a la tierra y hace tiempo he traído Mi gloria desde Israel hacia el Este; porque Mi gloria brilla desde el Este, a donde fue traída desde la Era de la Gracia hasta este día. Pero fue desde Israel de donde partí y de allí llegué al Este. Sólo cuando la luz del Este se vuelva progresivamente blanca, será cuando la oscuridad a través de la tierra comience a convertirse en luz, y sólo entonces será cuando el hombre se dé cuenta de que hace mucho tiempo Yo me fui de Israel y que estoy ascendiendo de nuevo en el Este. Una vez descendí a Israel y luego partí de allí. Por tal razón, no puedo nacer allí una vez más, porque Mi obra lidera a todo el universo y los relámpagos alumbran desde el Oriente al Occidente. Ésta es la razón por la que he descendido en el Este y por la que he traído a Canaán a el pueblo del Oriente. Deseo traer a la gente de todo el mundo a la tierra de Canaán, por tanto, sigo profiriendo Mi voz en la tierra de Canaán con el fin de controlar al universo entero. En este momento, no hay luz en toda la tierra, aparte de Canaán, y todos los hombres están en peligro de pasar hambre y frío. Di Mi gloria a Israel y luego la saqué de allí, trayendo a los israelitas al Este, y trayendo a todas las personas al Este. Las he guiado a todas hacia la luz, para que puedan reunirse de nuevo y tengan asociación con ella, y ya no tengan que buscarla. Permitiré que todos los que están buscando vean la luz de nuevo y la gloria que tuve en Israel; les permitiré ver que hace mucho tiempo descendí sobre una nube blanca entre los hombres, que vean las incontables nubes blancas y los abundantes racimos de frutas y, más aún, les permitiré ver a Jehová, Dios de Israel. Voy a permitir que vean al Maestro de los judíos, al tan esperado Mesías, y toda apariencia entera de Mí, quien he sido perseguido por los reyes a lo largo de los siglos. Llevaré a cabo la obra de todo el universo y realizaré una gran obra, revelando toda Mi gloria y todas Mis obras al hombre en los últimos días. Mostraré todo Mi rostro lleno de gloria a los que me han esperado por tantos años, a los que han anhelado verme venir sobre una nube blanca, a Israel que ha anhelado que Yo aparezca una vez más, y a toda la humanidad que me persigue, para que todos sepan que hace mucho tiempo Yo he quitado Mi gloria y la he llevado hacia el Este, para que ya no esté en Judea. ¡Porque los últimos días ya han llegado!

Por todo el universo estoy llevando a cabo Mi obra, y en el Este, estallidos atronadores sucederán en una secuencia sin fin, sacudiendo a todas las denominaciones y sectas. Es Mi voz que ha traído a todos los hombres al presente. Provocaré que todas las personas sean conquistadas por Mi voz, que caigan dentro de esta corriente y que se sometan ante Mí, porque hace mucho tiempo he retirado Mi gloria de toda la tierra y la he enviado de nuevo en el Este. ¿Quién no anhela ver Mi gloria? ¿Quién no espera ansiosamente Mi regreso? ¿Quién no tiene sed de Mi reaparición? ¿Quién no añora Mi belleza? ¿Quién no vendrá a la luz? ¿Quién no verá la riqueza de Canaán? ¿Quién no anhela el regreso del Redentor? ¿Quién no adora al Gran Todopoderoso? Mi voz debe difundirse sobre toda la tierra; deseo hablar más a Mi pueblo elegido. Como los truenos poderosos que hacen temblar las montañas y los ríos, Yo hablo a todo el universo y a la humanidad. De ahí que Mis palabras se conviertan en un tesoro para el hombre, y todas las personas las estimen. Los relámpagos alumbran desde el Oriente hasta el Occidente. Mis palabras son tales que el hombre detesta renunciar a ellas y las encuentra insondables, pero lo que es más, el hombre se regocija en ellas. Como un bebé recién nacido, todas las personas están contentas y alegres, celebrando Mi venida. A causa de Mi voz, traeré a todas las personas ante Mí. A partir de ese instante, entraré formalmente entre las personas para que ellas vengan a adorarme. La gloria que emano y Mis palabras causan que todas las personas comparezcan ante Mí y vean que los relámpagos alumbran desde el Oriente, y que también he descendido sobre el “monte de los Olivos” del Oriente. Verán que por largo tiempo ya he estado en la tierra, ya no como el Hijo de los judíos, sino como el Relámpago del Oriente. Porque hace ya mucho que he resucitado, que he desaparecido de entre las personas y luego reaparecido entre los hombres con gloria. Yo soy aquel que ha sido adorado por eras innumerables antes que ahora, y también soy el “niño” abandonado por los israelitas por eras innumerables antes que ahora. Más aún, ¡Yo soy el todo glorioso Dios Todopoderoso de la era presente! Que todos vengan ante Mi trono para ver Mi rostro glorioso, escuchar Mi voz y ver Mis obras. Esto es la totalidad de Mi voluntad; es el fin y el clímax de Mi plan y también el propósito de Mi gestión. ¡Que cada nación me adore, toda lengua me reconozca, cada hombre confíe en Mí y toda la gente se someta a Mí!

de ‘El repique de los siete truenos: profetizando que el evangelio del reino se extenderá por todo el universo’ en “La Palabra manifestada en carne”

"Scripture taken from LA BIBLIA DE LAS AMERICAS®,

© Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation Used by permission." (www.LBLA.com)