Registros de las Pláticas de Cristo

Contenido

Capítulo 20: Un entendimiento teórico nunca podrá reemplazar a un entendimiento de la verdad

Dios ha dicho que la demanda del hombre es al cien por ciento, pero el resultado alcanzado en última instancia será del 0,1%. ¿Qué es este 0,1%? Es el conocimiento de la persona de su propia naturaleza. Una vez que el hombre haya llegado a conocerse a sí mismo la obra de Dios concluirá. Algunos podrían decir: “Llegué a conocerme hace mucho tiempo”. Entonces, ¿qué eres tú? Continúan diciendo: “Soy un ser humano”. En ese caso, todavía no te conoces a ti mismo, debes ser forzado a verte a ti mismo como Satanás. Muchos dichos, como: “Satanás puso pensamientos en mi mente”, deberían ser abolidos actualmente. La gente suele decir: “Estaba haciendo algo el otro día y entonces Satanás puso un pensamiento en mi mente”. ¿Es este dicho correcto? No. ¿Por qué es incorrecto? Salvo cuando una persona es poseída por un espíritu maligno, o es trabajada por un espíritu maligno, todo lo que ella piensa, bien sea rebeldía o resistencia, o cualquier cosa que no esté en consonancia con la verdad, son sus propios pensamientos. Algunos podrían decir: “Si estos son los pensamientos del hombre, entonces ¿por qué no sigue pensando de esta manera? ¿Por qué pasan esos pensamientos en un abrir y cerrar de ojos? ¿Acaso no son esos pensamientos enviados por Satanás?”. ¿Quién dice que fueron enviados por Satanás? El hombre es el mismo Satanás; no hay necesidad de que tales pensamientos se envíen; están disponibles de inmediato, sólo permanecen dentro de la gente. La cabeza del hombre está llena de estos pensamientos. Algunos podrían decir: “Yo no acepto estas cosas”. Independientemente de que aceptes o no estas cosas, tales pensamientos siempre existen dentro de ti. No puedes decir: “Oh, debo evitar estos pensamientos enviados por Satanás. Si el Espíritu Santo obra en mí, entonces Satanás ya no pondrá tales pensamientos en mi cabeza y estaré bien”. Esta forma de pensar es insostenible. Si no se ha tomado la iniciativa de buscar la verdad activamente, de buscar conocerse a sí mismo, de conocer la propia naturaleza y de entender la voluntad de Dios, y posteriormente cumplir con la voluntad de Dios de acuerdo a ello, si una persona no posee este estado mental positivo y proactivo, entonces sus intenciones y pensamientos internos nunca cambiarán. Si tú no manifiestas tales esfuerzos proactivos, entonces estás en una espera reactiva, estás flaqueando pasivamente y siempre estás resistiéndote. No importa lo que hagas, si no tienes conocimiento y si no tomas la iniciativa de entender activamente la verdad en estos asuntos, entonces te estás resistiendo y rebelando, incluso mientras realizas la obra.

Como veis, durante este tiempo vosotros habéis puesto un poco de esfuerzo en vuestra obra, habéis tomado muchos caminos y habéis sufrido un poco. Al final, tu juicio es este: Has estado dando vueltas a ciegas durante estos últimos años, no has ganado nada y has sido totalmente rebelde. ¿No te hace eso un anticristo viviente? Luego te pones a reflexionar sobre este asunto y crees que esto no es así y que has adquirido algo de conocimiento. ¿Y cuál es este pedacito de conocimiento? ¡Es pura teoría! Si tuvieras que presentar este conocimiento ante Dios, meramente sumarían unos cuantos cumplidos; estarías expresando palabras bonitas y diciendo cosas evasivas para aparentar, pero lo que está dentro de ti aún no ha cambiado. Estás lleno de demasiadas impurezas y engaños. De este modo, la gente hoy en día se ha vuelto cada vez más hábil para resistirse a Dios, rebelarse contra Dios y engañar a Dios. Han adquirido un poco de base teórica, algunos conocimientos teóricos y un poco de entendimiento de ciertas cosas superficiales y externas. Y algunas personas, habiendo comprendido ciertas reglas, sienten aún más que están en posesión de un caudal, creyendo que tales cosas no pueden ser consideradas como resistirse a Dios. Cuanto más se encuentran esas personas en este estado, más se ponen en peligro. Cuanto más una persona entiende la verdad, más profunda es su comprensión de sus verdaderas condiciones internas y más es capaz de crecer en humildad y someterse; como tal, ella deja de necesitar ser tratada y podada por otras personas. Como puedes ver, después de desempeñar obra por un período de tiempo, la persona ha captado algunas teorías y entonces ha aprendido cuáles teorías son necesarias para manejar cuáles estados, y llega a saber bajo qué circunstancias necesita usar tales teorías para tratar y podar a los demás, así como para reprimirlos, disuadirlos y etiquetarlos. Cuanto más se haga experta una persona en realizar tal obra, más arrogante se vuelve. ¿Qué prueba esto? Las personas se han extraviado y el camino que están recorriendo no es el camino correcto; no es un camino que busca la verdad. A pesar de que tú estés realizando una obra y corriendo de un lado al otro mientras mantienes la vida de iglesia en niveles inferiores, todo lo que estás haciendo es en realidad resistiéndote a la verdad. Todo va en contra de la verdad, pero ¡estás totalmente despistado! Si echas un vistazo a algunas de las cosas que los nuevos creyentes están haciendo, se hace evidente que se están resistiendo. Algunas de las cosas que dicen son dichas imprudentemente y sin comprensión, hacen juicios ciegos sobre cosas que no entienden y descuidadamente hablan sobre asuntos de los que no tienen conocimiento alguno. Esta es una resistencia evidente. Una vez que las personas han comprendido algunas teorías, no pueden ser conscientes de esas resistencias ocultas, de los engaños ocultos, de las violaciones ocultas de la verdad, los conflictos y las traiciones. Suponen que estas cosas son naturales, que así es como ellas deben actuar, que actuar de esta manera es suficiente y que son dignas de Dios. Están satisfechas con ellas mismas y, en definitiva, están caminando por el sendero que Pablo caminó y están lejos del sendero de Pedro. ¿No es así?

Muchos de vosotros, después de haber desempeñado labores durante algún tiempo sin ser tratados y sin asistir a reuniones, seréis incapaces de controlaros a vosotros mismos en los niveles inferiores. Entonces vosotros diréis: “¡Dios mío! El hombre es realmente difícil de manejar. En verdad no consigo controlar mi propia naturaleza; Yo sé lo que soy, pero en algún momento haría tales cosas…” ¡Fíjate con cuánta desvergüenza habla la gente! “¡En algún momento haría tales cosas!”. ¿Por qué harías tales cosas? Tú no estás equipado con verdades en estas áreas, por lo que es inevitable que hagas tales cosas. Algunas personas dicen: “Yo sé que todo lo que Dios hace tiene sentido. Sin embargo, cuando algo sucede, aunque soy capaz de entenderlo en teoría, soy incapaz de aceptarlo en la realidad”.[a] ¿Por qué no puedes aceptarlo? Nunca tuviste esta verdad, nunca has entrado en contacto con ella, nunca le has dado ninguna consideración, no sabes que es la verdad y eres incapaz de entender que esta es la verdad; como resultado, te resistes. Por lo tanto, un mero entendimiento de la teoría no equivale a un entendimiento de la verdad; la teoría no puede reemplazar a la verdad. Por el contrario, cuanta más teoría entiendas, más te resistirás. Es como una bandita elástica que no se romperá cuando se estira, pero que tampoco se puede estirar más. Ahora bien, están aquellos de abajo que pueden hablar teorías mejor que vosotros, sin importar si son nuevos creyentes o si han creído por mucho tiempo. Esta es la situación general de las personas que están en los niveles inferiores. Incluso los nuevos creyentes pueden entender la poca teoría de la que habláis y pueden hablar de eso en términos generales. “Pobre calibre”, “mala humanidad”, “mal carácter”; “no seas negativo, mira la época en la que estamos”; “el día de Dios ya casi llega, pero vosotros aún os atrevéis a ser negativos”; “Dios ya ha llegado, pero todavía te atreves a ser negativo”; “Cuán ardua es la obra de salvación de Dios, pero aún no amas a Dios”; “La voluntad de Dios ya ha sido expuesta, pero no te esfuerzas por buscar, no eres persona que buscas la verdad”; “los humanos verdaderamente no aman la verdad”; y así sucesivamente. Estas frases sencillas que siempre están en tus labios se han convertido en lemas. ¿Acaso no es esta una condición peligrosa? Creo que todos vosotros estáis en peligro. Una vez que comience el próximo paso de la obra y nadie os preste atención, todos vosotros os quedaréis a medio camino; si cada uno de vosotros tuvierais que liderar una región o un área, os convertiríais en rey de la colina. [b] Cada región haría las cosas de acuerdo a vuestros propios métodos. En la superficie, os comunicaríais y os consultaríais los unos con los otros sobre algunos problemas, pero por debajo, cada uno de vosotros actuaría de acuerdo con vuestras propias intenciones y después de un tiempo terminaríais siguiendo ese camino. Esto es inevitable, porque la meta que estás buscando es incorrecta y te estás dirigiendo en la dirección equivocada. Cuando crees en Dios y sigues a Dios, si no buscas la verdad, aun cuando Yo continúe hablando contigo todos los días, aunque sigas tomando notas diarias sobre teorías e incluso si sigues memorizándolas todos los días y trabajando sobre tus bases teóricas, si nunca te has enfocado en los aspectos prácticos y nunca has entrado en ellos, entonces todo lo que hagas será meramente una pérdida de tiempo. Muchas personas siguieron a Jesús, pero ¿cuántas se quedaron con Él? ¿Cuántas entendieron Su voluntad? ¿Acaso, al final, no se quedaron a medio camino? ¿Cuántas entendieron? ¡Cuanto más “entienden”las personas, más confundidas se vuelven!

Notas al pie:

a. El texto original omite “en la realidad”.

b. Dicho chino, cuyo significado literal es: “un bandido que ocupa las montañas y se declara rey”.