150 La esencia de Cristo es Dios

Hecho carne, Dios se llama Cristo,

Él da a las personas la verdad y se llama Dios.

Nada excesivo hay en eso.

Él posee la esencia, el carácter de Dios, y en Su obra la sabiduría,

que el hombre no puede alcanzar.

Algunos se hacen llamar Cristo,

pero no pueden hacer la obra de Dios y son fraudes.

Tarde o temprano caerán los que afirman ser Cristo,

porque ellos no poseen la esencia de Cristo.

Cristo es la manifestación de Dios en la tierra

y la carne asumida por Dios,

cumple y completa entre los hombres Su obra, Su obra.

Ningún hombre puede reemplazar esta carne,

pues lleva la obra de Dios en la tierra,

expresa el carácter de Dios,

lo representa y provee al hombre con la vida.

El hombre no puede definir la autenticidad de Cristo,

sólo la contesta y la decide Dios.

Si realmente buscas el camino de la vida,

reconoce que Él viene a la tierra en los últimos días

y otorga ese camino a los hombres.

Esto no es el pasado, está pasando hoy.

Adaptado de ‘Solo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 149 El significado de la encarnación

Siguiente: 151 La obra de la carne y la del Espíritu tienen la misma esencia

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro