Las veinte verdades de dar testimonio de Dios

Contenido

XI. Se debe comunicar claramente el aspecto de la verdad relacionado con la relación entre Dios y la Biblia

6. ¿Cómo exactamente debe la persona abordar la Biblia y usarla de una forma que se conforme a la voluntad de Dios? ¿Cuál es el valor original de la Biblia?

Palabras relevantes de Dios:

Hoy, estoy diseccionando la Biblia de esta forma y eso no significa que la aborrezca, o que niegue su valor como referencia. Te estoy explicando el valor inherente y los orígenes de la Biblia para que no sigas atrapado en las tinieblas. Porque las personas tienen muchas opiniones sobre ella, y la mayoría de ellas son equivocadas; leer la Biblia de esta forma no solo evita que obtengan lo que deberían, sino, más importante, obstaculiza la obra que pretendo hacer. Es una tremenda molestia para la obra del futuro, y solo ofrece inconvenientes, no ventajas. Por tanto, lo que te estoy enseñando es simplemente la esencia y la historia interna de la Biblia. No te estoy pidiendo que no la leas, o que vayas por ahí proclamando que está totalmente desprovista de valor, sino que tengas el conocimiento y la opinión correctos de ella. ¡No seas demasiado parcial! Aunque la Biblia es un libro de historia escrito por los hombres, también documenta muchos de los principios por los cuales los antiguos santos y profetas servían a Dios, así como las experiencias de los apóstoles recientes en su servicio a Él; todo lo cual fue verdaderamente visto y conocido por estas personas, y puede servir de referencia para las personas de esta era en su búsqueda del camino verdadero. Por tanto, al leer la Biblia, las personas también pueden aprender muchas formas de vida que no pueden encontrarse en otros libros. Estas formas son las formas de vida de la obra del Espíritu Santo, experimentadas por profetas y apóstoles en eras pasadas; muchas de las palabras son valiosas y pueden proveer lo que las personas necesitan. Por tanto, a todas las personas les gusta leer la Biblia. Como hay tanto escondido en ella, las opiniones de las personas sobre ella son diferentes de las que tienen sobre los escritos de grandes figuras espirituales. La Biblia es un registro y una colección de las experiencias y el conocimiento de personas que sirvieron a Jehová y Jesús en la antigua era y en la nueva; así, generaciones posteriores han sido capaces de obtener de ella mucho esclarecimiento, iluminación y sendas para practicar. La razón por la que la Biblia es más elevada que los escritos de cualquier gran figura espiritual es que sus escritos se sacan de la Biblia, sus experiencias proceden todas de ella, y todos la explican. Así pues, aunque las personas pueden obtener provisión de los libros de cualquier gran figura espiritual, siguen adorando a la Biblia, ¡porque parece muy elevada y profunda para ellos! Aunque la Biblia reúne algunos de los libros de las palabras de vida, como las epístolas de Pablo y las de Pedro, y aunque estos libros pueden proveer para las personas y ayudarles, los mismos siguen siendo obsoletos, siguen perteneciendo a la era antigua, y por muy buenos que sean, solo son apropiados para un período, y no son eternos. Y es que la obra de Dios siempre está desarrollándose, y no puede simplemente detenerse en la época de Pablo y Pedro, o permanecer siempre en la Era de la Gracia en la que Jesús fue crucificado. Por tanto, estos libros solo son apropiados para la Era de la Gracia, no para la del Reino de los últimos días. Solo pueden proveer para los creyentes de la Era de la Gracia, no para los santos de la Era del Reino; y por muy buenos que sean, siguen siendo obsoletos. Ocurre lo mismo con la obra de creación de Jehová o Su obra en Israel: por muy grande que fuera, seguía siendo obsoleta, y llegaría el tiempo en el que pasaría. La obra de Dios también es igual: es grande, pero llegará un momento en el que termine; no siempre puede permanecer en medio de la obra de la creación ni entre la de la crucifixión. No importa cuán convincente fue la obra de la crucifixión ni lo efectiva que fue en la derrota de Satanás; la obra sigue siendo, después de todo, obra, y las eras siguen siendo eras. La obra no siempre puede permanecer sobre el mismo fundamento ni los tiempos pueden permanecer inmutables, porque existió la creación y también existirán los últimos días. ¡Es inevitable!

de ‘Relativo a la Biblia (4)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Esto se debe a que la Biblia va a la par con varios miles de años de historia humana y toda la gente la trata como a Dios, hasta el punto de que en los últimos días las personas reemplazan a Dios con la Biblia. Esto es algo que Dios de verdad detesta. Así que en Su tiempo libre, Él tuvo que aclarar la verdad interna y el origen de la Biblia. De lo contrario, la Biblia todavía sería capaz de apoderarse del lugar de Dios en el corazón de las personas y ellas podrían condenar y medir las acciones de Dios basadas en las palabras de la Biblia. La explicación de Dios sobre la esencia, la construcción y los defectos de la Biblia, bajo ningún concepto está negando la existencia de la misma, ni tampoco está condenándola. Más bien, su objetivo es brindar una explicación razonable y apropiada, restaurar la imagen original de la Biblia y corregir los malentendidos que la gente tiene sobre la Biblia, para que todas las personas tengan una visión correcta de ella, dejen de adorarla y dejen de estar perdidas por más tiempo. Ellas tienen una fe ciega en la Biblia y erróneamente la acogen como creencia en Dios y adoración a Dios, sin siquiera atreverse a confrontar su verdadero trasfondo y sus puntos débiles. Después de que todas las personas tengan un entendimiento puro de la Biblia, serán capaces de desecharla sin vacilación y aceptar valientemente las nuevas palabras de Dios... La verdad que Dios quiere decir a la gente aquí es que ninguna teoría o hecho puede reemplazar la obra o las palabras actuales de Dios, y que no hay nada que pueda reemplazar la posición de Dios. Si las personas no son capaces de deshacerse de la red de la Biblia, nunca podrán presentarse ante Dios. Si quieren presentarse ante Dios, primero deben limpiar sus corazones de cualquier cosa que pueda reemplazarlo a Él; de esta manera Dios estará satisfecho.

de ‘Prefacio’ de parte dos en “La Palabra manifestada en carne”

...si deseas caminar la nueva senda de hoy, debes salir de la Biblia, ir más allá de los libros de profecía o historia en ella. Solo entonces serás capaz de caminar la nueva senda apropiadamente, y solo entonces serás capaz de entrar en la nueva esfera y la nueva obra. Debes entender por qué hoy se te pide que no leas la Biblia, por qué hay otra obra independiente de ella, por qué Dios no busca una práctica más nueva y detallada en ella, por qué hay en su lugar una obra más poderosa fuera de ella. Esto es todo lo que deberíais entender todos. Debes conocer la diferencia entre la obra antigua y la nueva, y aunque no la leas, tienes que ser capaz de diseccionarla; si no, seguirás adorándola, y será difícil para ti entrar en la nueva obra y pasar por nuevos cambios. Si hay un camino más elevado, ¿por qué estudiar ese más bajo y obsoleto? Si hay declaraciones y una obra más nuevas, ¿por qué vivir entre relatos históricos? Las nuevas declaraciones pueden proveer para ti, lo que demuestra que esta es la nueva obra; los viejos relatos no pueden saciarte ni satisfacer tus necesidades actuales, y esto significa que son historia, y no la obra del aquí y ahora. El camino más elevado es la obra más nueva, y con ella, por muy alto que fuera el camino del pasado, sigue siendo la historia de las reflexiones de las personas; independientemente de su valor como referencia, sigue siendo el camino antiguo. Aunque se registra en el “libro sagrado”, el camino antiguo es historia; aunque no hay constancia del mismo en el “libro sagrado”, el nuevo camino es del aquí y el ahora. Este puede salvarte y cambiarte, porque es la obra del Espíritu Santo.

de ‘Relativo a la Biblia (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”