App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Sermones y comunión: La obra de juicio de Dios de los últimos días hace un grupo de vencedores

51

Los verdaderos vencedores sólo serán hechos a través de experimentar la obra de juicio de Dios. En los últimos días, el Dios Todopoderoso encarnado desciende en China secretamente, y hace la obra de juicio comenzando en la casa de Dios. Dios Todopoderoso ha expresado toda la verdad que nos purifica y nos salva para juzgar y revelar la naturaleza satánica del hombre que resiste a Dios y su propia verdad. Él ha revelado al hombre la virtud de Dios y el Santo carácter y Su omnipotencia y sabiduría. Después de experimentar el juicio, poda y ensayos de la palabra de Dios, el hombre seguramente ha sido testigo de la verdad de su fealdad y la perversión de Satanás, el verdadero ser del hombre, arrogante, engreído, lleno de ambición, prejuicioso, egoísta e inmoral, torcido y astuto, que elude la verdad, lleno de ideas falsas acerca de Dios y propenso a la resistencia y traicionándolo a Él en cualquier momento. Definitivamente ellos son descendientes de Satanás que se rebelan contra Dios. Ellos son simplemente indignos de estar ante Él o ser salvados por Él. Pero ellos también han considerado que la palabra de Dios es la verdad, cayendo en convicción. Ellos valoran la santidad de Dios y Su carácter, el cual no será profanado u ofendido. Ellos han aprendido esto a través de la experiencia. Esta gente tiene una verdadera reverencia para Dios. Ellos son capaces de obedecerle a Él y vivir por Su palabra. En medio del castigo y juicio de Dios, ellos llevan diversos testimonios para superar a Satanás y la influencia de las tinieblas del gran dragón rojo. Especialmente algunos que superan la persecución cruel del gran dragón rojo. Todos estos vencedores benditos son los frutos del juicio de Dios Todopoderoso en los últimos días. En la tierra firme de China, hay un grupo de vencedores de Dios. ¡Esta es la prueba irrefutable!

del guion de la película de Ser arrebatados en el peligro

Durante la Era de la Gracia, la gente pensaba que “Si llevamos una copia de la Biblia y aceptamos la redención del Señor Jesús, seremos completamente purificados”. ¿Fueron de verdad purificados? No, en absoluto. Simplemente se les perdonaron los pecados; la desobediencia y el desafío en el fondo de sus almas y su naturaleza satánica no fueron limpiados. La obra de la Era de la Gracia no era más que la obra de redención, no tuvo ningún efecto en salvar a la gente o perfeccionarla, y así Dios llevó a cabo la obra de los últimos días: hizo la obra de juicio y castigo. Ninguna obra que no sea esa puede salvar a las personas y perfeccionarlas. Sin experimentar el juicio y el castigo de Dios, ¿estaríamos hoy aquí? ¿Estaríamos sentados aquí ahora? Sin el juicio y el castigo de Dios, la mayoría de nosotros todavía estaríamos en el mundo religioso o vagando por el mundo de los incrédulos. ¿No es así? Entonces, es el juicio y el castigo de Dios de los últimos días lo que nos ha traído hasta hoy y nos ha permitido la buena fortuna de vivir hoy ante Dios, de cumplir con nuestro deber en la casa de Dios y ser capaces de mantenernos firmes. En particular durante los últimos días, ante la persecución del gran dragón rojo, esa bestia, nadie del pueblo escogido de Dios podría prevalecer sin la obra de Dios, hace mucho que habrían sido devorados y derribados por el gran dragón rojo. Pero el Dios en el que creemos es verdaderamente el Dios todopoderoso que gobierna todas las cosas y maneja a cada persona, objeto y materia con el fin de perfeccionar a Sus elegidos, lo cual vemos claramente mediante nuestras experiencias. Por lo tanto, resulta que en China, este país gobernado por el gran dragón rojo, en este ambiente oscuro y aterrador, los elegidos de Dios pueden ser de un solo corazón, permanecer unidos en sus esfuerzos y mantenerse firmes en su seguimiento de Dios. ¿No es este el efecto de la obra de Dios? Se puede decir que hoy los elegidos de Dios son de un solo corazón y que tienen una gran fe. La fe de cada uno de ellos se eleva más que nunca, dejan sus vidas enteramente en manos de Dios, se entregan a Su misericordia y siguen a Dios hasta el final; ¡la mayoría lo siguen con un corazón de hierro y sin pensar en sus propias vidas! Tales personas son claramente los vencedores que Dios ha hecho en los últimos días, lo cual cumple la profecía del Libro de Apocalipsis de los 144.000 hijos varones victoriosos. Los 144.000 hijos varones victoriosos están compuestos por este grupo. ¿No es ese el gran poder de Dios? A los ojos del gran dragón rojo, ese grupo ha sido derribado, ellos han desaparecido, ya no existen, pero en realidad se esconden bajo tierra, invisibles, más fuertes que nunca, se están dedicando a Dios y son fieles a Dios, lo cual es inimaginable para el gran dragón rojo. Hace tiempo, uno de los “milagros” más grandes del mundo fue descubierto en China con el desenterramiento del ejército enterrado del emperador Qin Shi Huang. Se denominó la “octava maravilla del mundo”. ¿Qué era ese ejército enterrado? Nada más que arcilla y tallas de madera. Eran personas muertas y se les llamó milagro. Hoy, los elegidos de Dios han sido completados, son seres vivos reales, son verdadero testimonio, y han sido perfeccionados por Dios. El Partido Comunista de China, como dice el gran dragón rojo, está hecho de acero, pero nosotros estamos hechos de diamantes. Hoy, los elegidos de Dios han sido completados y han obtenido la verdadera vida. ¿De qué está hecha esta vida? Está hecha de las palabras de Dios. Todas las verdades expresadas en las palabras de Dios se han convertido en nuestra fe, en nuestro amor, en nuestra realidad; y así, durante los últimos días, Dios ha formado finalmente a un grupo de personas, ha perfeccionado a un grupo de personas que son de un mismo corazón y mente con Él.

de ‘Sermones y comunión sobre la palabra de Dios “Conocer a Dios es el camino para temer a Dios y evitar el mal” (II)’ en “Sermones y comunión sobre la entrada en la vida (X)”

Contenido relacionado