App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Voz interior de los cristianos: ¿De verdad no les importan sus familias a los creyentes en Dios?

37

Mu Xinping (Esposa de Ministro del Departamento de Trabajo del Frente Unido): Yi, Rui, os quiero hablar de una cosa. También yo sé que es bueno creer en Dios. Eso hace que la gente siga el buen camino. Por tanto, desde que creéis en Dios me siento especialmente aliviada y ya no me preocupa que vayáis por mal camino. Sin embargo, veo que los documentos gubernamentales dicen que, al igual que algunas personas que creen en el Señor Jesús, los que creen en Dios Todopoderoso abandonan a sus familias para predicar el evangelio. Algunos ni siquiera llegan a casarse nunca. Los documentos también afirman que el Gobierno quiere detener a un grupo de personas que creen en Dios Todopoderoso y matar a otro grupo. No le importa nada matarlos. Asimismo, se dice también algo así como que “Las tropas no se retirarán…”, eso, “… hasta culminar la prohibición”. El Partido Comunista de China ha detenido, encarcelado, herido y mutilado a muchos creyentes en Dios Todopoderoso. Algunos han llegado a perder el trabajo y sus familias se han arruinado. Esto ha provocado muchas críticas de que si los creyentes en Dios no quieren a sus familias. Yi, Rui, ¿os parece cierto esto? He de deciros que no podéis abandonar a la familia ni renunciar a casaros. Si esta es en el fondo la manera en que creéis en Dios, os aconsejo que no creáis en Dios Todopoderoso, ¿vale?

Zheng Rui (Cristiana): Mamá, sabes que creer en Dios es el camino que hay que seguir, ¡es estupendo! Si supieras realmente que la aparición y obra de Dios pretenden salvar al hombre, tú también creerías en Dios y lo obedecerías. El Señor Jesús dijo: “En verdad os digo: no hay nadie que haya dejado casa, o mujer, o hermanos, o padres o hijos por la causa del reino de Dios, que no reciba muchas veces más en este tiempo, y en el siglo venidero, la vida eterna” (Lucas 18:29-30).

Zheng Yi (Cristiano): También dijo: “Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que ha hallado su vida, la perderá; y el que ha perdido su vida por mi causa, la hallará” (Mateo 10:38-39).

Zheng Rui (Cristiana): ¡Sí, mamá! Si comprendes estas palabras del Señor Jesús, sabrás qué clase de personas creen verdaderamente en Él. A quienes más odia el Partido Comunista de China es precisamente a esta clase de seguidores del Señor. Mamá, ¿sabes por qué siguen al Señor de este modo?

Lo hacen por la verdad, por la vida y por el Señor. Pueden renunciar a la gloria y la riqueza terrenales, no ambicionan las comodidades físicas ni el placer carnal, están dispuestos a soportar penurias al predicar el evangelio y a sufrir todo tipo de sufrimientos por dar testimonio del Señor. ¡Qué gente más noble! Dios elogia a todas estas personas. No obstante, ¿por qué las odia, difama y condena tanto el Partido Comunista de China? ¿Por qué las detiene y las mata? Incluso amenaza con que “Las tropas no se retirarán hasta culminar la prohibición”. ¿No es este un acto perverso contra el cielo? ¿No es oponerse a Dios? En mi opinión, todo lo que le ha hecho el Partido Comunista de China a esta gente que cree en Dios es un delito y un pecado. Realmente es de lo más reaccionario. Mamá, tienes que distinguir estas cosas.

Zheng Yi: Mamá, quienes creen en Dios predican el evangelio para dar testimonio de Él con el fin de que la gente se acerque a adorarlo y Él la salve. Tú también ves que el mundo es cada vez más oscuro y malvado. La gente es cada vez más corrupta. Defiende el mal y aborrece la verdad. Sigue las tendencias malvadas del mundo y se dedica a beber, comer, jugar y disfrutar del placer carnal, y llega a renegar abiertamente de Dios, a oponerse a Él y a obrar en Su contra. Dime, mamá, este mundo es extremadamente malvado y la gente es absolutamente corrupta; ¿debería haberla destruido Dios hace mucho tiempo? La Biblia profetiza una catástrofe para los últimos días. Si la humanidad no regresa a Dios Todopoderoso ni acepta Su purificación y salvación, la catástrofe la destruirá. La catástrofe ya es inminente y la humanidad afronta la desventura de su destrucción. Dios Todopoderoso encarnado ha expresado la verdad en los últimos días y dado un paso en Su obra de juzgar y purificar a la humanidad para salvarla del pecado y llevarla al reino de Dios. ¿No os parece una buena noticia? Dios ha venido a salvar al hombre. ¿No es ese Su amor? Si la humanidad quiere salvarse, ya no hay más que un camino: aceptar el juicio y castigo de Dios Todopoderoso para que se purifique su carácter corrupto y sobreviva a la catástrofe con la protección de Dios. Quienes creen en Dios Todopoderoso entienden el afán de Dios por salvar al hombre. Están dispuestos a dejar el goce físico, a afrontar la detención y persecución del Partido Comunista de China y a esforzarse por predicar el evangelio del reino de Dios Todopoderoso y dar testimonio del mismo. Lo hacen para que más gente pueda sobrevivir por medio de la salvación de Dios. Esto es cumplir la voluntad de Dios, mamá. Como dijo el Señor Jesús: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15). Dios Todopoderoso dice: “Como miembros de la raza humana y cristianos devotos, es responsabilidad y obligación de todos nosotros ofrecer nuestra mente y nuestro cuerpo para el cumplimiento de la comisión de Dios, porque todo nuestro ser vino de Él y existe gracias a Su soberanía. Si nuestras mentes y nuestros cuerpos no son para la comisión de Dios ni para la causa justa de la humanidad, nuestras almas serán indignas de aquellos que fueron martirizados por causa de aquella, mucho menos dignos de Dios, que nos ha provisto todo”. de “La Palabra manifestada en carne” Papá, mamá, ¿os pensáis que los creyentes en Dios Todopoderoso son unos idiotas que no perciben el peligro de difundir el evangelio? Si lo pensáis, estáis equivocados. Difundir el evangelio obedece las voluntades del cielo y del pueblo. ¡Es un acto de moral y virtud! Sin embargo, el Gobierno del Partido Comunista de China ha traicionado las voluntades del cielo y del pueblo al condenar frenéticamente la caridad de los cristianos y al detenerlos y perseguirlos con brutalidad. Muchos cristianos se han visto desplazados y sin hogar. El Partido Comunista de China ha detenido y encarcelado a muchísimas personas ¡e incluso ha perseguido a algunas para matarlas! El Gobierno del Partido Comunista de China es el culpable de la desgracia de innumerables familias cristianas, pero ha aducido que esas familias han caído en desgracia por creer en Dios. ¿No es esto tergiversar los hechos y llamar a lo negro blanco y a lo blanco, negro? ¿Habrían sufrido las mismas consecuencias de no haber sido por la locura de represión, detenciones y torturas a cristianos por parte del Partido Comunista de China? ¿No es este el pecado que ha cometido el Partido Comunista de China al perseguir a los cristianos? Creer en Dios está plenamente justificado. Un sinfín de personas creen en Dios en países de todo el mundo. ¿A quién le han destrozado la familia? ¿Acaso no es verdad todo esto? Algunos ignorantes siguen engañados por los rumores y sinsentidos del Partido Comunista de China. No sólo no odian al Partido Comunista de China por perseguir a los cristianos, sino que, por el contrario, dicen que los cristianos se equivocan por creer en Dios. ¿No es absurdo y ridículo? Mamá, papá, tenéis que discernir los hechos. No hagáis caso de los rumores y sinsentidos del Partido Comunista de China.

Mu Xinping: Ahora que os escucho hablar, lo entiendo. El Partido Comunista de China ha encarcelado a infinidad de creyentes en Dios, los ha mutilado e incluso matado, y ha desgraciado a muchísimas familias, pero echa la culpa a las víctimas y afirma que ellas son las culpables por creer en Dios. ¿No es una flagrante tergiversación de los hechos? ¡Qué vil y cruel es este Gobierno del Partido Comunista de China! Los creyentes en Dios prefieren padecer la persecución y detención del Gobierno con tal de predicar el evangelio para rescatar a otros. Es realmente admirable. ¡Son personas verdaderamente virtuosas!

del guión de la película de “Reeducación roja en casa”

Contenido relacionado