App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Cómo contraatacan los cristianos el lavado de cerebro ateo del PCCh

87

Yuan Hua (Presidente del Centro de Educación Legal): Tranquila, Xiao Jiang, no estamos aquí para interrogarla. Sólo queremos charlar con usted. Por supuesto, cuénteme cualquier dificultad que tenga. Haré todo lo posible por ayudarla.

Profesora Chen (Profesor del Centro de Educación Legal): Sí, diga lo que tenga que decir. El presidente Yuan es una persona generosa.

Jiang Xinyi (Cristiana): No tengo nada que decir. Ustedes son ateos y no hablan el mismo idioma que nosotros, los creyentes en Dios. Me temo que no podríamos mantener una conversación.

Presidente Yuan: Xiao Jiang, no diga eso. Usted es periodista y yo presido una escuela. Ambos somos intelectuales. En cierto modo, siempre podremos hablar. De todo corazón, usted me inspira simpatía. Es una persona muy formada que, además, se dedicaba a una profesión tan respetada como la de periodista. ¡Qué envidia! A los periodistas se les denomina reyes sin corona que pueden ejercer gran influencia. Su pluma puede hacer que se conozca a un líder o a una empresa. Puede hacer a alguien famoso de un día para otro. Los periodistas cuentan con el favor de los líderes de todos los niveles, ¿no es verdad? Un periodista está en una posición muy visible, en contacto habitual con líderes de todos los niveles y con grandes oportunidades de progreso profesional. Es lo que denominamos “posición estratégica”. Si un periodista apoya al Partido Comunista, no encontrará limitaciones. Está mucho mejor posicionado que nosotros. Xiao Jiang, usted es una persona instruida e inteligente. Lo que no entiendo es por qué dejó una profesión tan buena y decidió creer en Dios. Mírese ahora: en lugar de ser una periodista respetable, está presa por creer en Dios. ¿No es denigrante? Es una pena que la encarcelen y eche a perder su futuro por creer en Dios, ¿no le parece? Hoy estoy aquí para ayudarla. Ahora sólo tiene que explicarnos claramente su fe en Dios, firmar una carta de arrepentimiento y garantizarnos que no volverá a creer; dejaremos que se vaya a casa inmediatamente. Será libre. Además, asumiré la responsabilidad de hablar con su departamento para que la readmita como reportera y siga preparándola para un futuro prometedor. ¿Qué opina?

Profesora Chen: Profesora Chen: Xiao Jiang, el presidente Yuan goza de la predilección de los líderes del gobierno provincial. Usted tiene la ventaja de que el presidente Yuan está dispuesto a ayudarla. Debe aprovechar la oportunidad.

Jiang Xinyi: Presidente Yuan, usted es funcionario público y yo fui reportera de un periódico del partido. Ambos tenemos experiencia en la vida. En esta era oscura y malvada, ¿dónde está la luz? ¿Dónde está la justicia? ¿Cómo se vive con sentido? Suelo pensar en estas cuestiones. Ingenuamente creía que, por ser reportera, podía trabajar para el pueblo y hablar en su nombre haciendo cosas prácticas y reflejando problemas sociales reales. Sin embargo, tras mi contacto con ese sector, vi claramente que, en un país gobernado por el Partido Comunista de China, los medios informativos, sobre todo los medios de comunicación del partido, no son más que portavoces del mismo, que no hablan en nombre del pueblo ni trabajan por él. Los reporteros sólo pueden inventarse mentiras contra su propia conciencia, cantar alabanzas al Partido Comunista y engañar al público. Si un reportero se atreve a contrariar los deseos del partido e informa de la situación real hablando claro en nombre del pueblo, se le sanciona. En el mejor de los casos, perderá el empleo; en el peor, irá a la cárcel o incluso perderá la vida. Este es un secreto a voces en el ámbito periodístico. Los reporteros con conciencia están indignados, pero no se atreven a decir lo que piensan. La realidad pura y dura me hacía sentir dolor y confusión. Como dice el refrán, “Se cosecha lo que se siembra”. Tiene que haber un castigo divino para aquellos que obedecen al Partido Comunista de China en sus mentiras y maldades. Desde que leo la palabra de Dios Todopoderoso he descubierto que esta es la verdad. Sé que la encarnación de Dios en los últimos días pretende purificar y salvar a la humanidad para liberarla del pecado. Esta es una excelente oportunidad de que la humanidad se salve. Si el hombre no acepta la verdad y sigue las modas mundanas del pecado, simplemente terminará destruido en la catástrofe. Cuando era reportera hacía cosas sin escrúpulos en pos de la fama y el estatus y me ganaba la vida incriminando y engañando a la gente. Me remordía la conciencia. El corazón me dolía de forma especial y no estaba en paz. Si seguía obedeciendo al Partido Comunista, sin duda me esperaba un futuro de castigo en el infierno. Por tanto, decidí aceptar la obra de Dios y dejar aquel empleo. Opté por creer en Dios y seguir el camino adecuado en la vida. Presidente Yuan, si no conoce la existencia de Dios ni entiende el sentido de la fe en Él, puede leer la palabra de Dios Todopoderoso y reconocerá la existencia de Dios y la verdad. Entenderá de dónde viene y adónde va el hombre. Sabrá vivir de modo que Dios lo elogie y alcance un buen destino.

Cómo contraatacan los cristianos el lavado de cerebro ateo del PCCh

Presidente Yuan: Xiao Jiang, solamente lleva algo más de una década creyendo en Dios. Todavía es novata. Yo ya he vivido más de media vida y estudié las religiones durante décadas. Con responsabilidad puedo decirle que no hay ningún Dios en este mundo ni ha habido nunca un Salvador. Todo eso de creer en Dios es demasiado confuso, muy poco práctico. Ambos somos personas instruidas y debemos examinar los asuntos en función de los hechos y la ciencia. Debemos creer en teorías científicas como el materialismo y el darwinismo, ¿no le parece? ¿Por qué hay que creer en Dios? Los comunistas sólo creemos en el ateísmo y la teoría de la evolución. Debe saber que la evolución de Darwin es una de las teorías más importantes para la humanidad de toda la historia de la ciencia. Según dicha teoría, podemos estar seguros de que todo fue creado por obra de la naturaleza. El hombre es resultado accidental del proceso biológico de evolución de la naturaleza. El hombre evolucionó a partir del simio. Esto tiene una base teórica suficiente. Demuestra que el hombre no fue creado por Dios. Las palabras de la Biblia son mitos y leyendas que no se pueden tomar en serio. Xiao Jiang, le aconsejo que se informe más sobre el materialismo y el darwinismo. Son unas teorías muy prácticas que pueden resolver dudas. Creo que, cuando lo vea claro, entenderá las creencias religiosas de forma correcta y dejará su fe ilusoria. Sólo tendrá futuro si obedece al Partido Comunista de China.

Jiang Xinyi: El Partido Comunista de China es un partido ateo que, naturalmente, cree en el materialismo y el darwinismo. ¿Y con qué resultado? La mayoría de la gente ha renegado del materialismo y el darwinismo y los ha rechazado. Cada vez más gente acepta a Dios y vuelve a Él. Cada vez más gente cree que la palabra de Dios es la verdad. El mundo ya ha llegado al final de los últimos días. La obra de Dios ha llegado a su última etapa. Dios mostrará todas Sus obras, para que, en los últimos días, la gente vea que Él creó todas las cosas del cielo y la tierra y que lo gobierna todo. Como dice Dios Todopoderoso: “Cuántas criaturas existen viviendo y reproduciéndose en la vasta expansión del universo, siguiendo la ley de la vida una y otra vez, ciñéndose a una norma continua. Los que mueren se llevan con ellos las historias de los vivos, y estos repiten la misma trágica historia de los que han muerto. Y así, la humanidad no puede evitar preguntarse: ¿por qué vivimos? ¿Y por qué tenemos que morir? ¿Quién domina este mundo? ¿Y quién creó a esta humanidad? ¿Fue la humanidad realmente creada por la Madre Naturaleza? ¿Controla realmente la humanidad su propio destino?… Durante miles de años, la humanidad ha hecho estas preguntas, una y otra vez. Desgraciadamente, cuanto más se ha obsesionado con ellas, más se ha desarrollado una sed por la ciencia. Esta ofrece una breve gratificación y un disfrute temporal de la carne, pero está lejos de ser suficiente para liberar a la humanidad de la soledad, el aislamiento, el terror y el desamparo apenas encubiertos en lo profundo de su alma. La humanidad usa simplemente el conocimiento científico que el ojo humano puede ver y el cerebro comprender para anestesiar su corazón. No obstante, ese conocimiento científico no puede hacer que la humanidad deje de explorar misterios. La humanidad no sabe quién es el Soberano de todas las cosas en el universo, y mucho menos el principio y el futuro de sí misma. Simplemente vive, forzosamente, en medio de esta ley. Nadie puede escapar de ello y nadie puede cambiarlo, porque entre todas las cosas y en los cielos sólo hay uno desde la eternidad hasta la eternidad que tiene la soberanía sobre todas las cosas. Él es Aquel que el hombre nunca ha visto, que la humanidad nunca ha conocido, en cuya existencia nunca ha creído, pero que sopló aliento en sus ancestros y dio vida a la humanidad. Él es Aquel que provee y alimenta a la humanidad para su existencia, y la guía hasta el día presente. Además, Él y sólo Él es de quien depende la humanidad para su supervivencia. Tiene la soberanía sobre todas las cosas y domina a todos los seres vivos debajo del universo. Domina las cuatro estaciones, y es quien convoca al viento, la escarcha, la nieve y la lluvia. Él da el sol a la humanidad y trae la venida de la noche. Él fue quien estableció los cielos y la tierra, proveyendo al hombre montañas, lagos y ríos, así como todas las cosas vivientes en ellos. Sus hechos están en todas partes, Su poder está en todas partes, Su sabiduría está en todas partes y Su autoridad está en todas partes. Cada una de estas leyes y normas es la representación de Sus hechos, y cada una de ellas revela Su sabiduría y autoridad. ¿Quién puede eximirse de Su soberanía? ¿Y quién puede liberarse de Sus designios? Todas las cosas existen bajo Su mirada, y además todas viven bajo Su soberanía. Sus hechos y Su poder dejan a la humanidad con la única elección de reconocer el hecho de que Él existe realmente y tiene soberanía sobre todas las cosas”. de “La Palabra manifestada en carne”

Xiao He (Profesora asistente del Centro de Educación Legal): Jiang Xinyi, incluso aquí das testimonio de la palabra de Dios Todopoderoso. ¿Quieres aprovechar para predicarnos el evangelio? No te das cuenta de qué clase de lugar es este.

Jiang Xinyi: El presidente Yuan acaba de decir que no está aquí para interrogarme, sino para que tengamos una conversación sincera. Por eso les he comunicado la palabra de Dios, porque quería decir lo que pienso. Los he considerado amigos y les he dicho lo que pienso. ¿Les disgusta eso?

Xiao He: Tú…

Presidente Yuan: Xiao Jiang, me alegro mucho de que nos considere amigos suyos. Continúe, por favor.

Jiang Xinyi: Desde la creación del mundo, Dios ha llevado a cabo tres etapas de Su obra. En cada una de ellas, Dios ha expresado muchas verdades. Toda la Biblia es la historia de la obra de Dios en la Era de la Ley y la Era de la Gracia. Luego ha venido Dios Todopoderoso y ha realizado la obra del juicio en los últimos días, expresando todas las verdades para purificar y salvar a la humanidad, la mayoría de ellas recogidas en el libro “La Palabra manifestada en carne”. Aunque no veamos el cuerpo espiritual de Dios, podemos ver todas las palabras que expresa en cada una de las eras cuando Él se aparece para obrar. Se cumplen las palabras de la Biblia: “En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). Dios lleva hablando y obrando para salvar a la humanidad desde que Satanás la corrompió. En la Era de la Ley, Dios obró en Israel y promulgó la ley y los mandamientos para guiar la vida de la humanidad en la tierra. En la Era de la Gracia, Dios se encarnó en el Señor Jesús y realizó Su obra de redención en Judea. En los últimos días, Dios Todopoderoso se aparece encarnado y realiza Su obra en China. La palabra de Dios recogida en la Biblia y la que Él expresa en “La Palabra manifestada en carne” en los últimos días son la evidencia de que Dios habla y obra en el mundo para guiar y salvar al hombre. Si no fuera por el Espíritu de Dios, ¿quién podría decir unas palabras con tanto poder y tanta autoridad? El hombre no ve el Espíritu de Dios, pero puede oír la palabra que expresa el Espíritu de Dios. Esto basta para demostrar que el Espíritu de Dios habla y obra para guiar y salvar a la humanidad. El hombre sólo puede creer en Dios según la palabra de Dios. Cuando ora a Dios de corazón puede percibir la obra del Espíritu Santo y la existencia de Dios. Ustedes no creen en Dios, no leen la Biblia ni la palabra de Dios ni le oran, así que no perciben Su existencia. En los últimos días, Dios se ha encarnado en el Hijo del Hombre para hablar y obrar entre la gente. Todas las palabras expresadas por Dios Todopoderoso son la verdad, tienen autoridad y poder y nadie más puede declararlas. Esto demuestra que es el Espíritu de Dios el que habla y se materializa en la carne para aparecerse y realizar Su obra. Tras leer “La Palabra manifestada en carne”, expresada por Dios Todopoderoso, percibí claramente que esas palabras provenían de Dios, que era Dios el que hablaba a la humanidad. Por eso acepté a Dios Todopoderoso. Tras experimentar la obra de Dios durante más de una década, he percibido la autoridad y el poder de la palabra de Dios y experimentado el esclarecimiento del Espíritu Santo. He visto las maravillas de Dios. ¡Mi corazón siente de verdad la autoridad, el poder, la omnipotencia y el dominio de Dios! Puede decirse que todos aquellos que tienen corazón y alma ven la verdadera existencia de Dios y Su dominio sobre todas las cosas en todo lo que Él ha creado y en todas las verdades que ha expresado. El Señor Jesús dijo: “El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán” (Mateo 24:35). Dios Todopoderoso dice: “El cielo y la tierra pueden pasar pero ni una letra ni una tilde de lo que digo nunca pasará”. de “La Palabra manifestada en carne” A partir del hecho de que se están cumpliendo y alcanzando todas las profecías y palabras de Dios, vemos que sólo la palabra de Dios es la verdad. El conjunto de la humanidad debe ver la omnipotencia y el dominio de Dios.

Presidente Yuan: Xiao Jiang, lo que ha dicho está muy bien y, de hecho, es muy razonable. No obstante, yo no he visto a Dios ni cómo obra ni cómo domina el mundo. Me cuesta reconocer y aceptar a Dios. Por mis muchos años de estudio de las creencias religiosas, creo que estas son un mero sustento espiritual y una manera de llenar el vacío espiritual de la humanidad. ¿No han acabado muriendo todos aquellos que han creído en Dios? Nadie ha visto quién ha ido al cielo ni al infierno. Considero que todas las creencias religiosas son muy confusas y poco realistas. Con el desarrollo científico y el progreso humano, es probable que se abandonen y eliminen las creencias religiosas. Seguimos necesitando creer en la ciencia. Sólo la ciencia es la verdad y la realidad, eso es innegable. Aunque la ciencia no haya negado a Dios, tampoco ha atestiguado Su existencia. Si la ciencia puede realmente determinar que Dios existe y atestiguar que lo domina todo, también nosotros creeremos en Él. Los comunistas sólo creemos en la ciencia. Las sociedades humanas seguirán progresando solamente si creen en la ciencia y la potencian. La ciencia puede resolver muchos problemas reales de las sociedades humanas. ¿Qué puede aportar la fe en Dios a la gente? Aparte de un consuelo espiritual temporal, ¿qué más le aporta? No resuelve ningún problema práctico. Por tanto, creer en la ciencia es más realista que creer en Dios, mucho más realista. Hemos de creer en la ciencia.

Jiang Xinyi: Presidente Yuan, el ateísmo defiende la ciencia por encima de todo, hasta el punto de considerarla la verdad y un credo. Si la ciencia fuera la verdad, ¿por qué se han refutado y desmentido tantas teorías científicas al poco tiempo de nacer? Esto demuestra que la ciencia no es la verdad en absoluto. ¿Puede resolver la ciencia los problemas más realistas de las sociedades humanas? ¿Puede resolver la ciencia la corrupción humana? ¿Puede resolver la ciencia las tinieblas y la maldad del mundo? ¿Puede la ciencia hacer que la gente conozca a Dios? ¿Puede la ciencia traer la felicidad y la paz a la humanidad? Ahora que la ciencia se ha desarrollado al máximo, ¿cuáles son las consecuencias? La ciencia no le ha traído la felicidad ni la paz a la humanidad. En cambio, le ha traído guerras y desastres que amenazan con destruirla. Se ha destruido la ecología. La comida ecológica y orgánica han desaparecido, ¿no es cierto? Con el desarrollo de la ciencia, los seres humanos creen en ella, niegan a Dios y se oponen a Él cada vez más, lo que conduce a la creciente catástrofe de la humanidad. Como dice Dios Todopoderoso: “Desde que el hombre tuvo ciencias sociales por primera vez, la ciencia y el conocimiento ocuparon su mente. Después, estos pasaron a ser herramientas para gobernar a la humanidad, y ya no hubo espacio suficiente para que el hombre adorara a Dios ni más condiciones favorables para Su adoración. La posición de Dios se hundió aún más abajo en el corazón del hombre. El mundo dentro de este, sin lugar para Dios, es oscuro, vacío sin esperanza. […] Ciencia, conocimiento, libertad, democracia, ocio, comodidad, todas estas cosas no son sino un consuelo temporal. Incluso teniendo esto, el hombre pecará inevitablemente y se quejará de las injusticias de la sociedad. Estas cosas no pueden aliviar el anhelo y el deseo del hombre por explorar. Porque la humanidad fue creada por Dios, y sus sacrificios y sus exploraciones sin sentido sólo pueden llevarla a una angustia mayor. El hombre existirá en un estado constante de miedo, no sabrá cómo afrontar el futuro de la humanidad ni cómo hacer frente a la senda que tiene por delante. El hombre incluso llegará a temer a la ciencia y al conocimiento, y más aún al sentimiento de vacío dentro de sí. […] Si las personas de un país o nación son incapaces de recibir la salvación y el cuidado de Dios, ese país o nación pisará el camino de la ruina hacia las tinieblas, y Dios lo aniquilará”. de “La Palabra manifestada en carne”

Jiang Xinyi: Si el hombre cree en la ciencia y la defiende, es natural que reniegue de la verdad y de Dios. ¿Qué resultado le acarrea eso? Si el hombre cree en la ciencia, es natural que rehúse aceptar la obra y la salvación de Dios y hasta puede llegar a oponerse a Él. Cuando el hombre ha abandonado a Dios, ya no tiene sitio para Él en su corazón, por lo que ya no recibirá Su bendición. Ahora que la humanidad defiende la ciencia y el mal y sigue las modas mundanas, se abre una brecha cada vez mayor entre ella y Dios. El mundo entero es cada vez más oscuro, malvado y contrario a Dios. La creciente sucesión de luchas y guerras humanas le ha acarreado diversos desastres a la humanidad. Presidente Yuan, ¿le parece que la ciencia puede salvar a la humanidad del mal y el pecado? ¿Puede la ciencia hacer que el hombre escape a la catástrofe en los últimos días? ¿Puede la ciencia llevar a la humanidad a un buen destino? Estas son unas cuestiones importantes para el desenlace y el destino de la humanidad que la ciencia no puede resolver. Son suficientes para demostrar que la ciencia no es la verdad; no puede salvar al hombre. Dios Todopoderoso expresa la verdad en los últimos días para salvar a la humanidad. Si la humanidad es capaz de recibir el juicio y la purificación de Dios Todopoderoso, podrá recibir la protección de Dios en la catástrofe y sobrevivir para ser llevada al reino de Dios. Esta es la promesa de Dios. Tanto si el hombre cree en la palabra de Dios y la acepta como si no, al final de la catástrofe comprobará que la palabra de Dios se habrá cumplido. Entonces será demasiado tarde para lamentarse.

del guión de la película de “La disputa: historia de un interrogatorio”

Contenido relacionado