App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Sermones y comunión: Asistir verdaderamente al banquete es experimentar el juicio de Dios de los últimos días y ser purificado

65

El juicio de Dios es juicio a través de la verdad y sólo se puede experimentar y disfrutar dentro de la casa de Dios. No se puede obtener en el mundo. ¿No es este un encumbramiento excepcional por parte de Dios? (Sí). Dios nos está permitiendo asistir al banquete, ¿qué banquete es este? Es ser purificado a través del juicio y finalmente obtener la verdad a través de comer y beber las palabras de Cristo. El valor de este banquete es enorme. ¿Qué palabras se cumplen al hacer que las personas obtengan la verdad? Dios usa la verdad para perfeccionar a las personas, para ser la vida de las personas para que puedan vivir una imagen de la verdad; este es el resultado que se obtiene al asistir al banquete y esta es la voluntad de Dios. Desde afuera las palabras de juicio parecen condenación, pero en realidad son purificadoras y perfeccionadoras. Sólo mencionar el juicio hace que aquellos que no aman la verdad corran por las colinas mientras que quienes buscan la verdad son obedientes. “Si soy juzgado, es lo que es, y también obedeceré si soy podado y tratado. Sin importar cómo sea tratado, estará bien; me someteré a lo que sea que Dios arregle”. Al principio es muy difícil, pero después de un período de sufrimiento las personas dicen: “¿Por qué tengo un sentimiento tan maravilloso? ¿Cómo es que realmente he experimentado un pequeño cambio? ¿Cómo es que mi perspectiva de las cosas también ha cambiado y tengo una relación más cercana con Dios? ¿Cómo es que ahora entiendo bastantes verdades? Oh, así que de eso se trata asistir al banquete. Por medio de lo amargo viene lo dulce, y he probado la dulzura. Resulta que asistir al banquete realmente no es malo. Ahora sé que la maravillosa intención de Dios es perfeccionar a las personas. Desde afuera es la condenación, el juicio y castigo de las palabras de Dios, y es el carácter justo de Dios que viene sobre nosotros, pero el resultado al final es todo purificación y perfección”. Ahora entiendes lo que es el juicio, lo que es la verdad y lo que es asistir al banquete, ¿no?

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (serie 103)”

Hay algunas personas que llevan asistiendo a este banquete durante veinte o treinta años, y otras que llevan asistiendo a él durante algunos años. ¿No han cosechado mucho? La cosecha ha sido inmensa; ¡han obtenido tanto! Una cosa es que el juicio y el castigo de Dios han permitido que las personas entiendan muchas verdades y misterios, y otra es que las palabras de juicio y castigo de Dios realmente han dado el fruto de purificación en ellas, así como el fruto de ser perfeccionadas gradualmente. ¿A qué se refiere “el fruto de purificación”? Las filosofías, las leyes, la lógica y todo tipo de venenos satánicos que existen dentro de los seres humanos se limpian primero y estos llegan a conocer la verdad de la corrupción de la humanidad, así como su naturaleza y esencia satánicas. Esto es muy efectivo para la entrada en la vida de las personas y la transformación de su carácter. Y lo que es más precioso es que desarrollan corazones de reverencia a Dios en diferentes grados porque han probado la justicia de Dios revelada a través del juicio llevado a cabo por Él. Debido a que tienen verdadera reverencia a Dios, son capaces de mantenerse alejadas de todo tipo de mal y no se atreven a pecar de palabra ni a llevar a cabo más violencia. Incluso sus pensamientos e intenciones han sido limpiados considerablemente. En el pasado era muy común para ellas resistirse a Dios y emitir juicios sobre Él, pero ahora no se atreven a emitir juicios ni a hablar por los codos cuando no entienden algo por completo. Además de esto, no se atreven a pensar en deseos lujosos como las bendiciones, el reino de los cielos, el ser coronadas o las recompensas. No se atreven a buscar estas cosas, y sienten que el obtenerlas no es significativo. Todas comienzan a enfocarse en buscar la verdad, en crecer en sus vidas, en conocer a Dios y en cambiar su carácter. Se enfocan en llevar a cabo su deber de manera aceptable para retribuir al amor de Dios. ¿No es este el proceso de ser purificado? Este es también el resultado que se logra al ser purificado. ¿Tener este tipo de entrada en la vida y estos tipos de cambios genuinos no son el fruto de la obra de juicio de Dios? Cuanto más del juicio de Dios experimentes, más obtendrás. Cuanto más claramente entiendas la verdad, más cambiarás. Si experimentas poco del juicio y castigo de Dios, también cosecharás poco y te transformarás poco; las verdades que entiendas ciertamente serán superficiales. Esto es un hecho. Entre el pueblo escogido de Dios, todos aquellos que entienden la verdad y entran en la realidad, y cuyo carácter corrupto ha sido en gran medida purificado en general, rara vez se resisten a Dios o lo juzgan. Incluso si su obediencia y amor a Dios son inadecuados, en lo profundo de sus corazones ya sienten la hermosura de Dios y han visto lo que es la verdadera obediencia a Dios. Por esta razón su entrada en la vida se profundiza continuamente. Se vuelven cada vez menos corruptos, obedecen a Dios cada vez más y su amor por Dios crece cada vez más a causa del juicio y castigo de Dios. ¿Acaso las personas así no han obtenido la purificación? (La han obtenido). Son personas que tienen un lugar en el reino de los cielos.

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (serie 103)”

Contenido relacionado