Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

Pregunta 7: Las dos encarnaciones de Dios dieron testimonio de que Cristo es la verdad, el camino y la vida. ¿Cómo debemos entender que Cristo es la verdad, el camino y la vida?

Respuesta:

Si la gente que cree en Dios realmente puede entender que Cristo es la verdad, el camino y la vida, entonces esto es valioso y demuestra que la gente tiene un verdadero entendimiento de la esencia de Cristo. Se puede decir que sólo esas personas conocen verdaderamente a Dios. Cristo es el Dios práctico encarnado. Todos aquellos que conocen a Cristo y pueden obedecerlo, conocen realmente a Dios. Porque toda la verdad, el camino y la vida provienen de Dios y de la expresión de Cristo encarnado. Aparte de Cristo, nadie más es la verdad, el camino y la vida. Muy pocos pueden entender esta verdad. El estándar por el que Dios examina a todas las personas que creen en Él es en función de si ellas pueden o no conocer Su encarnación. Este es el único estándar por el que la gente puede recibir la aprobación de Dios por creer en Él. Todos los que pueden recibir y obedecer la encarnación de Dios son los vencedores llevados ante Dios y los primeros en ser perfeccionados, mientras que aquellos que no reciban ni obedezcan a Cristo serán puestos en los desastres para su refinamiento, ya que no conocen la encarnación de Dios y se les califica de vírgenes insensatas. Es exactamente igual que cuando vino el Señor Jesús y llevó a la montaña a aquellos que amaban la verdad, aceptaban Sus palabras y lo seguían de verdad, y les enseñó y preparó personalmente e ignoró a las personas religiosas y a aquellas que sólo creían en el Señor por el pan, porque sólo creían en un Dios vago y no aceptaban a Dios encarnado. Todas ellas eran personas ciegas que no creían en Dios. Así pues, Dios sólo aprueba y perfecciona a aquellas que creen en Él y son capaces de aceptar y obedecer a Cristo encarnado. ¿Por qué decimos que sólo Cristo es la verdad, el camino y la vida? Echemos un vistazo a la palabra de Dios Todopoderoso. Dios Todopoderoso dijo: “El camino de la vida no es algo que cualquiera pueda tener ni tampoco todos lo pueden conseguir con facilidad. Esto se debe a que la vida sólo puede proceder de Dios, es decir, sólo Dios mismo posee la esencia de la vida; no hay camino de vida sin Dios mismo y por eso sólo Dios es la fuente de la vida y el manantial del agua viva de la vida que siempre fluye. Desde que Él creó el mundo, Dios ha hecho mucha obra que implica la vitalidad de la vida, ha hecho mucha obra que le da vida al hombre y ha pagado un gran precio para que el hombre pueda alcanzar la vida, porque Dios mismo es la vida eterna y Dios mismo es el camino por el cual el hombre resucita. …

… sólo Dios posee el camino de la vida. Ya que Su vida es inmutable, por eso es eterna; ya que sólo Dios es el camino de la vida, por eso Dios mismo es el camino de la vida eterna” (‘Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna’ en “La Palabra manifestada en carne”). En la palabra de Dios Todopoderoso vemos que la verdad, el camino y la vida provienen de Dios y que sólo Dios mismo tiene el camino de la vida. La Biblia dice: “En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). El "Verbo" es Dios, el "Verbo" es la Palabra y el “Verbo” es la verdad, el camino y la vida. El "Verbo" que se hace "carne" es la encarnación del Espíritu de Dios en la carne, que también son la verdad, el camino y la vida que juntos se vuelven carne, tal como dijo Dios Todopoderoso: “La Palabra se ha hecho carne y que el Espíritu de la verdad se ha hecho realidad en la carne; que toda la verdad, la vida y el camino ha llegado en carne y que el Espíritu realmente ha llegado a la tierra y en carne” (‘Práctica (4)’ en “La Palabra manifestada en carne”). El testimonio de las dos encarnaciones de Dios es que Él es la verdad, el camino y la vida. Esto le ha aportado una gran revelación a la humanidad, la cual es que sólo Cristo es la verdad, el camino y la vida, y que la obra y las palabras de Cristo y todo lo que Él tiene y es, son la verdad, el camino y la vida. Esta es la esencia de Cristo. Al expresar la palabra de Dios, Cristo lleva a cabo la propia obra de Dios con la identidad de Dios: es para iniciar una era y concluir otra; es la obra de toda una era que se dirige a toda la humanidad. Las palabras de Dios expresadas por Cristo son la totalidad de las palabras de una etapa de la obra de Dios y pueden expresar plenamente el carácter de Dios, todo lo que Dios tiene y es, los misterios de Su plan de gestión y Sus exigencias e intenciones para la humanidad. Estas palabras son toda la verdad y no sólo actúan como vida de la gente, sino que proveen vida a la gente. Es como cuando vino el Señor Jesús y expresó toda la verdad que necesitaba la gente en la Era de la Gracia e hizo que la humanidad fuera capaz de confesarse, arrepentirse y regresar a Dios, que tuviera derecho a orarle a Dios, presentarse ante Él, disfrutar de Su gracia y ver Su misericordia y amor. Este es el resultado de la obra de redención. La obra del Señor Jesús perdonó y redimió a la gente de sus pecados. El Señor Jesús realizó una etapa de la obra de redención de la humanidad, inició la Era de la Gracia y concluyó la Era de la Ley. Dios Todopoderoso, Dios encarnado de los últimos días, ha venido y expresado toda la verdad para purificar y salvar a la gente; ha realizado la obra de juicio que comenzó por la casa de Dios; ha permitido que la gente vea el carácter justo de Dios, y Su omnipotencia y sabiduría; ha purificado y transformado el carácter de vida de la gente y ha hecho posible que las personas teman a Dios, eviten el mal, se liberen completamente de la influencia de Satanás, regresen de verdad a Dios y sean ganadas por Él. La obra de Dios Todopoderoso abrió la Era del Reino y concluyó la Era de la Gracia. Con esto vemos que lo revelado por todo lo que Cristo ha dicho, hecho y expresado es la verdad y que ninguna humanidad posee ni puede expresar el camino que Cristo le ha señalado, la provisión de vida y la gracia que Él le ha traído. Cristo es el origen de la vida de la humanidad, la aparición de Dios, la verdad, el camino y la vida, además de la única redención y salvación de la humanidad; y, aparte de Cristo, nadie más puede poseer la verdad, el camino y la vida. ¡Este es un hecho perfectamente obvio para todos!

de “Preguntas y respuestas clásicas sobre el evangelio del reino”

También podría gustarte