Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Cien preguntas y respuestas sobre la investigación del camino verdadero

Índice

11. Yo creo que Dios existe, pero soy joven y me queda mucho por hacer en la vida. ¿Todavía puedo lograr la salvación si espero a estar menos ocupado para creer en Él?

La respuesta de la palabra de Dios:

La vida del hombre no tiene la menor calidez, y está desprovista de cualquier sabor humano o de luz, sin embargo, se ha habituado a sí mismo a ello, obediente a toda una vida carente de valor en la que corre de un lado al otro sin lograr nada. En un abrir y cerrar de ojos, el día de la muerte se acerca, y el hombre muere de una muerte amarga. En este mundo, nunca ha logrado nada, o ganado nada, él sólo llega apresurado, y se va apresurado. Ninguno de los que están bajo Mi mirada ha traído nunca nada, ni se ha llevado nada, de tal manera que el hombre siente que el mundo es injusto. Sin embargo, ninguno está dispuesto a alejarse de ello. Se limita a esperar el día en que Mi promesa del cielo llegue repentinamente entre los hombres, permitiéndoles, cuando se han extraviado, anhelar una vez más el camino de la vida eterna.

de ‘La vigésima declaración’ de las declaraciones de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Las personas tienden siempre al mundo, albergando demasiadas esperanzas, queriendo demasiado para su futuro, y teniendo demasiadas exigencias extravagantes. Siempre están pensando en su carne y planificando para ella, y nunca están interesados en buscar el camino de la creencia en Dios. Satanás ha capturado sus corazones, han perdido su reverencia por Dios, y están dedicando su corazón a Satanás. Pero Dios creó al hombre. Por tanto, este ha perdido el testimonio, lo que significa que ha perdido la gloria de Dios. El propósito de conquistar a la humanidad es tener de nuevo la gloria de la reverencia del hombre a Dios. […] No sientes la preciosidad de la luz cuando estás viviendo en ella, pero serás consciente de la misma cuando lo hagas en la noche oscura. Te arrepentirás entonces. Te sientes bien ahora, pero llegará el día en que te arrepentirás. Cuando llegue ese día y las tinieblas desciendan y la luz no exista más, tus pesares llegarán demasiado tarde. Eres incapaz de apreciar tu tiempo ahora porque sigues sin entender la obra presente. Una vez que comience la obra de todo el universo, es decir cuando todo lo que estoy diciendo hoy se haya hecho realidad, muchas personas se cubrirán la cara de vergüenza y llorarán con amargura. ¿No es esto caer en las tinieblas con lloro y crujir de dientes?

de ‘La verdad interna de la obra de conquista (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Si no buscas las oportunidades de ser perfeccionado por Dios, si no luchas por tu posibilidad de ser perfeccionado, entonces al final te llenarás de remordimiento. Ahora es la mejor oportunidad de ser perfeccionado, este es el mejor momento. Si no buscas seriamente el perfeccionamiento de Dios, después de que Su obra haya concluido será demasiado tarde; habrás perdido esta oportunidad. Cualesquiera que sean tus aspiraciones, si Dios ya no está llevando a cabo obra alguna, independientemente del esfuerzo que hagas, nunca serás capaz de ser perfeccionado. Debes aprovechar esta oportunidad y colaborar por medio de la gran obra del Espíritu Santo. Si pierdes esta oportunidad, no se te dará otra, por mucho que te esfuerces.

de ‘Sé consciente de la voluntad de Dios y alcanza la perfección’ en “La Palabra manifestada en carne”

Ninguno sabe que los recordatorios y las exhortaciones repetidos de Dios son porque Él sostiene en Su mano un desastre sin precedentes que Él ha preparado, uno que será insoportable para la carne y el alma del hombre. Este desastre no es solamente un castigo de la carne sino también del alma. Debes saber esto: cuando el plan de Dios sea invalidado y cuando Sus recordatorios y exhortaciones no produzcan respuesta alguna, ¿qué ira se desatará? Esto será como nada que ninguna creación haya experimentado ni escuchado hasta ahora. Y por eso digo, este desastre no tiene precedentes y nunca se repetirá. Esto será así porque sólo una creación y una salvación están dentro del plan de Dios. Esta es la primera vez y también la última.

de ‘Dios es la fuente de la vida del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

¡Despertad, hermanos! ¡Despertad, hermanas! Mi día no se retrasará; ¡el tiempo es vida y aprovechar el tiempo es salvar la vida! ¡El tiempo no está muy lejos! Si vosotros hacéis exámenes de ingreso para la universidad y no aprobáis, lo podéis intentar otra vez y quemaros las pestañas para la prueba. Sin embargo, Mi día no tendrá tal demora. ¡Recordad! ¡Recordad! Os exhorto con estas buenas palabras. El fin del mundo se desarrolla ante vuestros propios ojos, grandes desastres se acercan rápidamente; ¿Es vuestra vida importante o es importante dormir, comer y vestirse? Ha llegado el momento de que sopeséis estas cosas. ¡No seáis indecisos nunca más y no evitéis ser serios!

de "Declaraciones y testimonios de Cristo en el principio"