Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Provisión para la vida: Recopilación de sermones

15. Sólo alentando y usando a las personas que buscan la verdad y que tienen gran capacidad para trabajar podemos coincidir con la voluntad de Dios

Podrías decir que hoy en día la obra de la casa de Dios ya ha comenzado a entrar completamente en la senda correcta. Nota: Cuanto mayor la obra, "captando desde la raíz y enfatizando el centro", más importante parecerá. La obra de Dios es la obra de salvar personas, cambiar personas y perfeccionar personas. Si la mayoría de los creyentes en la casa de Dios son básicamente incapaces de tener un conocimiento verdadero de Dios y de obtener la verdad, si no pueden alcanzar la verdadera obediencia y la verdadera adoración, entonces alcanzar la salvación y ser perfeccionado es imposible. Esto sería no cumplir con nuestros deberes. Esta es una responsabilidad ineludible. Desilusionaríamos a Dios y decepcionaríamos a nuestros hermanos y hermanas. Así que, incluso si significa arriesgar nuestras vidas, no debemos deshonrar nuestra misión. Debemos estar sobremanera dispuestos a hacer esto incluso si estamos exhaustos hasta el punto de muerte. Si así es como tratamos lo que Dios nos ha confiado, entonces nuestro corazón estará libre de preocupaciones y hasta podríamos morir sin pesar. Las personas que sirven a Dios deben estar equipadas con esta clase de razón con respecto a la sublimidad de Dios. No sé cuántos entre aquellos que sirven como líderes y obreros en la casa de Dios son capaces de tener esta clase de resolución: Con el fin de completar lo que Dios te ha confiado, ofrecer tu vida y dedicarte completamente a la voluntad de Dios, preferirías ser fiel hasta la muerte para satisfacer a Dios; con el fin de obtener la verdad, estarías dispuesto a pagar cualquier precio, incluso tu vida. Las personas que sirven a Dios en la casa de Dios, si realmente están dispuestas a dedicar su vida así como toda su existencia a Dios, entonces pueden jurar este juramento: Serviré a Dios no importa cuáles sean Sus arreglos, independientemente de cómo Él me trate, y aunque no pueda obtener nada, no me arrepentiré ni me quejaré. ¡Incluso si eso significa mi muerte, no me arrepentiré, estaré eternamente agradecido a Dios por haberme levantado! Si aquellos que sirven a Dios son capaces de jurar esta clase de juramento, la casa de Dios puede considerar asignarles deberes importantes. Cada vez que la casa de Dios planea una obra importante, aquellos a quienes se les confía deben jurar este juramento y luego continuar con su obra. Las personas sin determinación, que no se atreven a jurar este juramento, no deberían ser obligadas a encargarse de una obra importante. Se les puede asignar algún otro deber. Para las personas que no tienen la determinación de ser leales a Dios, la casa de Dios no las obliga a esto. Tales personas sólo pueden servir como seguidores. Aquellas que están decididas y dispuestas a jurar este juramento, incluso si por el momento no son aptas para llevar a cabo los tres niveles de la obra de liderazgo en la iglesia, deben ser alentadas si son dignas de aliento. En primer lugar, deben servir como obreros y llevar a cabo cualquier tarea que sean capaces de llevar a cabo. Para las personas que son incapaces de jurar sinceramente este juramento, no serán usadas aunque su calibre y humanidad sean buenos, porque esta clase de persona no aprecia la bondad. Si tu calibre es bueno, si buscas la verdad, si tienes una gran capacidad para llevar a cabo la obra pero estás reticente a asumir la obra de la casa de Dios, entonces eres un cobarde, eres un traidor a Dios y, en el futuro, cuando estés en buenas circunstancias y quieras llevar a cabo la obra, ¡no tendremos necesidad de ti! Esta clase de personas son oportunistas, ¡no tienen conciencia!

A medida que la obra de la casa de Dios comienza a entrar completamente en el camino correcto, Satanás no sufrirá la derrota con mucho gusto. Toda clase de anticristos y falsos Cristos harán disturbios cada vez más graves. La batalla entre Dios y Satanás se vuelve más intensa con cada día que pasa. Así que, elegir a aquellos con buena humanidad, con buen calibre, que rápidamente aceptan la verdad y que tienen la determinación para servir como líderes en los diferentes niveles de la iglesia, es absolutamente una tarea importante. Para aquellos que tienen un calibre pobre y no tienen grandes capacidades de trabajo, incluso si su humanidad es buena, no deben ser alentados a servir como un líder en uno de los diferentes niveles en la casa de Dios, porque alentar a esta clase de persona retrasa demasiado la obra, realmente no vale la pena. ¿No podéis ver este punto claramente? Si sólo es vuestra humanidad la que es buena, entonces sólo sois aptos para recibir personas o salvaguardar dinero en la casa de Dios. Este es el papel más adecuado para esta clase de persona. La responsabilidad principal para los tres niveles de liderazgo en la casa de Dios es guiar a las personas hacia la entrada en la realidad de la verdad y en la realidad de la palabra de Dios, mientras que al mismo tiempo se libran batallas con los diferentes falsos Cristos y anticristos que pertenecen a Satanás. Esta es la obra más fundamental y más crucial a llevarse a cabo por la casa de Dios. Si tu calibre no es tan bueno y eres incapaz de equiparte con la verdad entonces, ¿cómo podrías vencer a Satanás? Si alguien puede discernir cosas en su corazón pero no puede explicar claramente la verdad, entonces no será capaz de refutar a Satanás así que, ¿cómo podría salvar a otros? Por lo que, las personas con buen calibre que rápidamente aceptan la verdad y tienen una gran capacidad para trabajar deben ser escogidas para servir en los diferentes niveles de liderazgo y como los obreros para la iglesia. Incluso si estas personas tienen un carácter arrogante, están sumamente ansiosas por el estatus y tienen una humanidad promedio, siempre y cuando puedan buscar la verdad, siempre y cuando puedan aceptar el trato y la poda de la casa de Dios y siempre que sean capaces de arrepentirse verdaderamente de sus transgresiones, entonces son absolutamente capaces de ser alentadas y gradualmente promovidas a posiciones importantes. Si los tres niveles de liderazgo de la iglesia se escogen apropiadamente, entonces las personas podrán ser introducidas a la verdad de la palabra de Dios dentro de un breve período de tiempo y esos falsos Cristos y anticristos no serán capaces de engañar a tantas personas. La mayoría de las personas serán capaces de obedecer incondicionalmente a Dios y adorar a Dios. Este será un tiempo de gran gloria para Dios, este será un tiempo en que la voluntad de Dios será satisfecha. Que las iglesias permitan que los engañadores se salgan con la suya prueba que esas iglesias tienen problemas con su liderazgo. Es cierto que los líderes en esas iglesias no conocen lo más mínimo acerca de la verdad o acerca de la realidad, que son cobardes sin carácter y que deben ser despedidos y reemplazados. En el pasado, debido a que los nuevos creyentes tenían relativamente poca experiencia, todavía no eran aptos para hacer la obra en el equipo de toma de decisiones pastoral o regional, por lo que no había opción sino escoger a los viejos creyentes que tenían un calibre inferior pero que eran relativamente más confiables para convertirse en miembros del equipo de toma de decisiones pastoral o regional. Pero hoy en día hay muchos nuevos creyentes que tienen 7 o más años de experiencia, por lo que ya son comparativamente maduros y experimentados y son totalmente capaces de ser promovidos a posiciones importantes. Estos nuevos creyentes no sólo pueden llevar a cabo la obra en un equipo regional de toma de decisiones, son absolutamente capaces de llevar a cabo la obra en un equipo pastoral de toma de decisiones. Así que, con respecto a aquellos que no están bien calificados para trabajar en el equipo de toma de decisiones pastoral o regional, no importa si son creyentes viejos o nuevos, deben tener otra obra organizada para ellos y ser reemplazados por alguien con una gran capacidad de trabajo y que pueda sobresalir por completo en su papel. Esta es una gran prioridad. Permíteme hablar sobre otro tema importante: no hay límite de edad para llevar a cabo la obra de cualquier nivel de liderazgo dentro de la casa de Dios. Considerar la edad y establecer límites de edad sería un gran error. Eso se debe a que sólo las personas que están equipadas con la verdad y tienen una gran capacidad para llevar a cabo la obra son aptas para llevar a cabo la obra importante en cualquier nivel de liderazgo en la casa de Dios. Sin embargo, generalmente, es cuando eres adulto que verdaderamente has experimentado y entendido la verdad. Se puede decir que la edad para los adultos comienza por lo menos después de los treinta, es decir, un rango de treinta a setenta o incluso ochenta. Si estás en este grupo de edad, siempre y cuando poseas la verdad, seas capaz de discernir entre verdadero y falso y correcto e incorrecto y siempre y cuando seas capaz de hablar palabras y organizar la obra, entonces estás absolutamente calificado. No fue hasta que Moisés tuvo ochenta años que Dios comenzó a usarlo. De esto puedes ver que las condiciones físicas no son lo más importantes cuando se trata de servir a Dios. Los requisitos principales son posesión de la verdad y una gran capacidad para llevar a cabo la obra. Las condiciones físicas son que seas capaz de hablar palabras, hacer arreglos, no estar confundido y no dificultar las cosas. Si este es el caso, entonces estás absolutamente bien. Ya que la obra en la casa de Dios supone principalmente usar la verdad para resolver problemas, que no es lo mismo que hacer trabajo físico, no debe haber un límite de edad basado en sus condiciones de trabajo. Este es un tema muy importante. Aquellos en la casa de Dios que son mayores de edad y tienen buen calibre, que poseen la verdad, que tienen una gran capacidad para trabajar, a quienes se les presentó su renuncia en el pasado sólo por su edad, estas personas deben ser promovidas a empleos más elevados de inmediato. ¡No podemos excluir a una sola persona! Además, debemos examinar a los que están por debajo de los treinta que están trabajando en posiciones de liderazgo importantes. Si su edad es demasiado joven, si son inmaduros, entonces deben ser asignados a otro empleo. Por cierto, para decirlo con precisión, la mayoría de las personas alcanzan un nivel de madurez comparativa en sus cuarentas. Las personas en sus treintas aún carecen de discernimiento, todavía parecen ingenuas. La naturaleza de la obra en la casa de Dios es especialmente única, aquellos que son más maduros son algo más confiables en la obra que asumen, miran las cosas con mayor precisión y no tienen tantos problemas. Las personas mayores han experimentado más fracasos, por lo que son comparativamente más cautas y experimentadas, llevan a cabo la obra de una manera más pragmática y confiable, son menos imprudentes y no se apresuran por las cosas que hacen. Los jóvenes son comparativamente mucho peores en esto. Esto es algo que creo que todos pueden reconocer. No necesito decir nada más sobre esto, todos vosotros ya entendéis. Los tres niveles de liderazgo en la iglesia de los que hablo con frecuencia se refieren a los miembros del equipo regional de toma de decisiones, los líderes del distrito y los líderes de la iglesia. Los coordinadores, los que dan los sermones y los diáconos de la iglesia están todos clasificados como obreros en la casa de Dios. Los diferentes niveles de líderes en la casa de Dios incluyen miembros del equipo regional de toma de decisiones, todos los cuales están a cargo de la obra importante y es mejor si el requisito de edad es relativamente mayor para estas posiciones. Para los diferentes niveles de obreros en las casas de Dios, su edad debe ser relativamente más joven. Estas posiciones pueden ser ocupadas por jóvenes que son dignos de educación. Los diferentes niveles de líderes deben elegirse de los obreros de diferentes niveles en la casa de Dios, esto es lo razonable y justo a hacer. De ninguna manera la casa de Dios puede estar sin principios al usar personas. Independientemente de si son personas siendo cultivadas o personas siendo usadas no hay límite de edad, uno sólo debe hacer una consideración amplia basada en sus cualificaciones como: una humanidad madura, estar equipada con la verdad, tener gran una capacidad para trabajar, etc. Si buscan la verdad a pesar de todo, y todos tienen una gran capacidad para trabajar, entonces sólo echa un vistazo a si su humanidad es madura o no. Aquellos cuya humanidad ha madurado son comparativamente más aptos para papeles de liderazgo principalmente. Aquellos cuya humanidad aún no ha madurado ni experimentado sólo son aptos para servir como obreros. A estos últimos se les deben dar oportunidades de ser cultivados y templados y, luego, una vez que son relativamente maduros, pueden seguir llevando a cabo la obra de liderazgo. Si alguien busca la verdad y tiene gran capacidad para trabajar, con una humanidad relativamente madura, entonces debe ser más merecedor de ser cultivado y seleccionado para promoción. Si alguien ha sido cultivado durante muchos años pero todavía no puede asumir su obra, esto significa que es de muy bajo calibre y que no nació con la capacidad para hacer ese tipo de obra. La bondad de su humanidad no es un factor importante aquí. Las condiciones para escoger a los líderes en los diferentes niveles de la casa de Dios son: Primero, si poseen la verdad o no; segundo, si tienen o no una gran capacidad para trabajar; y, tercero, cómo es la calidad de su humanidad y carácter. Este es un orden lógico. Si alguien dice que una persona no es digna de ser cultivada debido a su vejez, esta es una concepción del hombre y es un grave error. Las personas que son cultivadas por la casa de Dios pueden conocer su suerte incluso después de sólo tres o cinco años. Esto de ninguna manera es lo mismo que ser culto e instruido, lo que lleva diez a veinte años y que requiere juventud. Ya que la naturaleza de la obra dentro de la casa de Dios es diferente, aquellos que son cultivados y usados por la casa de Dios no son escogidos por edad. La única excepción es si alguien está en los setenta años o más y no tiene energía, o si comienza a confundirse, pero aparte de esto, cualquiera que sea de excelente calibre, que busque la verdad, que tenga gran capacidad para trabajar y que tenga humanidad promedio puede ser cultivado y usado. Esta es la manera correcta de llevar a cabo las cosas, esto se conforma totalmente a la voluntad de Dios.

Las personas seleccionadas por la casa de Dios para la cultura deben ser de buen calibre, buscar la verdad y tener una gran capacidad para trabajar, y también deben tener buena humanidad (o por lo menos, humanidad promedio). Sólo si se adecúan a estas condiciones pueden ser nutridas. Poseer una gran capacidad para trabajar, esta es una habilidad innata, no es algo que se pueda adquirir a través de la cultura. La búsqueda de la verdad se puede lograr completamente a través de la confianza en las propias búsquedas, la obra del Espíritu Santo y la provisión y el riego proporcionados por el hombre. Pero poseer una gran capacidad para trabajar, eso es talento de liderazgo, esto es otorgado por Dios, de ninguna manera es algo que se pueda adquirir a través de la cultura. Este es un punto que debes entender. En el pasado, algunas personas que sirvieron como líderes no progresaron después de varios años y, más tarde, su carga de trabajo creció hasta ser bastante grande, lo que les dificultaba lidiar con ella. Ninguna de las guías que se les dieron funcionó, así que no había nada que se pudiera hacer sino eliminarlas. Originalmente, cuando estas personas eran usadas era porque los nuevos creyentes todavía no eran maduros, así que no había mejor opción sino usarlas por el momento y esperar hasta que los nuevos creyentes tuvieran siete años de experiencia, hasta que tuvieran un fundamento y fueran comparativamente estables y tuvieran un entendimiento de algunas verdades. Entonces, estas nuevas personas podrían ser promovidas a empleos más elevados; entonces podrían reemplazar a los mayores que ya no son útiles. Esto es razonable y justo y todo lo demás encajará en su lugar. Durante los tres períodos pico en 1997, 1998 y 1999, hubo muchos nuevos creyentes talentosos que entraron. A estas fechas, han experimentado lo suficiente y un gran número de ellos son absolutamente capaces de ser utilizados y promovidos a empleos más elevados. Ya que se ha construido un fundamento básico después de pasar por 7 años de experiencia, si son alguien que busca la verdad, después de siete años de buscarla, definitivamente entenderán algunas verdades. Tendrán algún conocimiento de Dios, poseerán alguna realidad y serán absolutamente capaces de ser entrenados para servir como un líder. Los requisitos para ser miembro del equipo de toma de decisiones pastoral o regional son: Debes tener 7 o más años de experiencia en la obra de Dios, tu grado de cultura debe al menos estar en un nivel escolar medio, debes ser de buen calibre, debes buscar la verdad y debes estar equipado con grandes capacidades de trabajo innatas. Sólo después de todo esto puedes ser escogido para ser promovido a un empleo superior. ¡Esta es una regla especial y de ninguna manera puede ser alterada! Si alguien no tiene una gran capacidad para guiar, entonces de ninguna manera se le puede permitir ser promovido a un empleo como miembro del equipo de toma de decisiones pastoral o regional. Las personas cuyas habilidades de trabajo son un poco más pobres sólo son aptas para servir en uno de los diferentes niveles de obreros. No pueden asumir responsabilidades de liderazgo. En el pasado, las personas frecuentemente han sido parciales contra aquellas que son de buen calibre y tienen gran capacidad para trabajar, porque creen que estas personas son arrogantes y presumidas, que aman el estatus y usan esto como una excusa para excluirlos y atacarlos. Pero esto es cometer un grave error. Me gusta cultivar personas que tienen una gran capacidad para trabajar, que son competentes. Incluso si estas personas son arrogantes y presumidas y se enfocan en su estado, siempre que busquen la verdad y sean personas que respeten los hechos y hablen con razón, entonces pueden ser cultivadas sin miedo. Ya que toda la humanidad corrupta es arrogante y presumida, ya que todos se enfocan en su estado sin una sola excepción, lo único que es diferente de persona a persona es la forma en que expresan y revelan estas cosas. Cuando se trata del asunto de cultivar y usar personas, uno debe estar consciente de la voluntad de Dios. Echemos un vistazo a Pedro, quien fue perfeccionado por Dios. Pedro nació una persona de alto calibre y capacidad y, lo que es más, era un hombre recto que buscaba la verdad y hablaba honradamente. Él siempre siguió a Jesús para buscar la verdad y Jesús lo consideró muy bien. Debemos estar conscientes de a qué personas Dios ama y perfecciona. Es muy ignorante ser incapaz de ver qué personas Dios perfecciona y usa, porque personas así sólo interrumpirán la obra de Dios, resistirán lo que Dios hace. Entonces, ¿cómo podrían ser aptas para ser usadas por Dios?

Interrumpir la obra de Dios al cultivar y usar a las personas es cometer un error muy serio en el propio servicio a Dios. Quién será cultivado y quién será usado es el asunto más importante en la casa de Dios, es un requisito previo para toda la obra que se llevará a cabo en la casa de Dios. Sólo después de que las personas correctas han sido ordenadas podemos hablar de obra. Antes de que Dios llevara a cabo Su obra en China continental, primero dio testimonio del hombre usado por el Espíritu Santo; después, sólo después de que Él vio que él ha comenzado su obra, comenzó Él a hablar y, sólo cuando Sus declaraciones alcanzaron el máximo, el Espíritu Santo dio testimonio de Dios encarnado. Considerad esta secuencia de desarrollo. Es absolutamente razonable y justa. Primero, Él determinó quién era el líder y después llevó a cabo la obra paso a paso. Las personas inevitablemente llevan a cabo la obra basadas en este principio. Si no hay un líder adecuado, entonces no hay manera de desarrollar la obra de la casa de Dios. Si se usa un falso Cristo o un anticristo, entonces las personas huirán. ¿Qué obra habría para discutir? Así que, los miembros de los equipos de toma de decisiones pastorales y regionales deben ajustarse a la persona más adecuada para el empleo. Esta tarea es de mayor importancia en la casa de Dios. Inmediatamente después de esto en importancia está ajustar adecuadamente los liderazgos del distrito y de la iglesia y tomar las decisiones correctas para los tres niveles de liderazgo de la iglesia y, una vez hecho esto, entonces ajustar correctamente a todos los obreros en la casa de Dios. De esta manera, la obra en la casa de Dios naturalmente entrará en el camino correcto y la vida de la iglesia naturalmente se volverá normal. Si a las personas que no son adecuadas o que no son aptas para guiar se les permite servir como líderes, entonces nunca habrá mejoras en la vida de la iglesia. ¡Esto es irrefutable! A las personas buenas para nada, las que complacen a la multitud y las personas sin un sentido de justicia no se les debe permitir servir como líderes en la casa de Dios. ¡Deben ser despedidas y reemplazadas! ¡No deben ser perdonadas todas! Aquellas que tienen un sentido de justicia, que buscan la verdad y que soportan la carga de la obra en la iglesia deben ser promovidas, incluso si su carácter es arrogante y presumido y aman el estatus, no importa. Siempre y cuando busquen la verdad y tengan una gran capacidad para trabajar, y siempre y cuando sin duda no sean una persona malvada, entonces pueden ser cultivadas y promovidas a un empleo superior. Sólo llevando a cabo las cosas de esta manera estaremos en armonía con la voluntad de Dios, sólo de esta manera estaremos llevando a cabo la voluntad de Dios.