710 Tu carácter puede cambiar solo al obedecer la obra de Dios

Si puedes seguir

las palabras actuales del Espíritu Santo

y vivir la obra de Dios,

tu carácter podrá cambiar.

Si sigues y buscas lo que dice el Espíritu Santo,

eres de los que lo obedece;

habrá un cambio dentro de ti.

Las palabras del Espíritu te cambiarán;

aferrado al pasado, no cambiarás.

Debes seguir al Espíritu Santo, obedecer lo que diga Dios.

La gente no puede cambiar su propio carácter.

Las palabras de Dios los deben

juzgar, castigar, podar y refinar.

Solo así serán obedientes y fieles a Dios,

y no serán indiferentes ni engañarán a Dios.

Las palabras de Dios refinan y

cambian el carácter de la gente.

Se sosiegan al ser revelados

y juzgados por las palabras de Dios.

Sobre todo, se entregan

a la obra y palabras actuales de Dios,

abandonan las nociones del hombre

y se entregan por su voluntad.

La gente no puede cambiar su propio carácter.

Las palabras de Dios los deben

juzgar, castigar, podar y refinar.

Solo así serán obedientes y fieles a Dios,

y no serán indiferentes ni engañarán a Dios.

Antes, cambiar era renunciar a uno mismo,

sufrir, disciplinar la carne

y renunciar a las preferencias carnales.

Es un tipo de cambio del carácter.

Hoy, todos saben que obedecer

las palabras actuales de Dios

y conocer Su nueva obra

demuestra haber cambiado de verdad.

Se borra lo que el hombre creía sobre Dios

para conocer y obedecer a Dios.

Solo esto demuestra haber cambiado

el carácter de verdad.

La gente no puede cambiar su propio carácter.

Las palabras de Dios los deben

juzgar, castigar, podar y refinar.

Solo así serán obedientes y fieles a Dios,

y no serán indiferentes ni engañarán a Dios.

Adaptado de ‘Aquellos cuyo carácter ha cambiado son los que han entrado a la realidad de las palabras de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 709 Persigue la verdad para lograr cambios en el carácter

Siguiente: 711 El buen comportamiento no equivale al cambio de carácter

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro