Palabras diarias de Dios | Fragmento 175 | "La obra de Dios y la obra del hombre"

Las experiencias de los diferentes tipos de personas representan las cosas que hay dentro de ellas. Todos los que no tienen una experiencia espiritual no pueden hablar del conocimiento de la verdad, o del conocimiento correcto acerca de las diferentes clases de cosas espirituales. Lo que el hombre expresa es lo que es por dentro, esto es seguro. Si alguien quiere tener conocimiento de las cosas espirituales y de la verdad, debe tener una experiencia real. Si no puedes hablar con claridad acerca del sentido común en relación con la vida humana, ¿cuánto menos serás capaz de hablar de las cosas espirituales? Los que pueden liderar iglesias, proveer vida a las personas, y ser un apóstol para las personas, deben tener experiencias actuales, deben tener un entendimiento correcto de las cosas espirituales, una apreciación correcta y una experiencia de la verdad. Sólo esos hombres están calificados para ser obreros o apóstoles que lideran las iglesias. De otro modo, sólo podrán seguir como el más pequeño, pero no podrán liderar y mucho menos ser un apóstol capaz de proveerles vida a las personas. Esto porque la función de los apóstoles no es correr o pelear; es ministrar vida y liderar los cambios en el carácter humano. Es una función que llevan a cabo los que son comisionados para cargar una responsabilidad pesada, y no es algo que cualquier persona pueda hacer. Esta clase de obra sólo la pueden emprender los que tienen un ser con vida, es decir, los que tienen experiencia de la verdad. No la puede emprender cualquiera que pueda rendirse, que pueda correr o que pueda gastarse; las personas que no tienen experiencia de la verdad, que no han sido podadas o juzgadas, no son capaces de hacer este tipo de obra. Las personas sin experiencia, es decir, personas que no tienen la realidad, no son capaces de ver la realidad con claridad porque ellas mismas no poseen el ser en este aspecto. Así, este tipo de persona no sólo no es capaz de hacer la obra de liderazgo, sino que será el objeto de eliminación si no tiene la verdad por un largo periodo de tiempo. La visión de la que hablas puede ser prueba de las dificultades que has experimentado en la vida, por qué asuntos has sido castigado, y en qué cuestiones has sido juzgado. Esto también es cierto en las pruebas: las cosas en las que uno es refinado, las cosas en las que uno es débil, estas son las cosas en las que uno tiene experiencia, las cosas en las que uno tiene estrategias. Por ejemplo, si alguien sufre frustraciones en el matrimonio, la mayor parte del tiempo podrá compartir diciendo, “Gracias a Dios, alabado sea Dios, debo satisfacer el deseo del corazón de Dios y ofrecerle toda mi vida, poner mi matrimonio por completo en las manos de Dios. Estoy dispuesto a entregarle toda mi vida a Dios”. A través del compartir, todo lo que está dentro del hombre, lo que él es, se puede representar. El ritmo de la voz de una persona, si habla fuerte o en voz baja, y cuestiones similares que no son asuntos de experiencia, no pueden representar lo que él tiene o es. Sólo pueden decir si su carácter es bueno o malo o si su naturaleza es buena o mala, pero no se pueden equiparar a si tiene experiencias. La habilidad para expresarse cuando se habla, o la destreza o la velocidad del habla, son sólo un asunto de práctica y no pueden reemplazar su experiencia. Cuando hablas acerca de tus experiencias individuales, compartes eso a lo que le das importancia y todas las cosas que están dentro de ti. Mi habla representa Mi ser, pero lo que Yo digo está más allá del alcance del hombre. Lo que digo no es lo que el hombre experimenta, y no es algo que el hombre pueda ver ni tampoco es algo que el hombre pueda tocar, sino que es lo que Yo soy. Algunas personas sólo reconocen que lo que comparto es lo que he experimentado, pero no reconocen que es la expresión directa del Espíritu. Por supuesto, lo que digo es lo que he experimentado. Soy Yo el que ha hecho la obra de gestión durante seis mil años. He experimentado todo desde el principio de la creación de la humanidad hasta ahora; ¿cómo no podría hablar acerca de eso? Cuando se trata de la naturaleza del hombre, la he visto con claridad y la he observado por mucho tiempo; ¿cómo no podría hablar de ella con claridad? Ya que he visto la esencia del hombre con claridad, estoy calificado para castigar al hombre y juzgarlo porque todo el hombre procede de Mí, pero Satanás lo ha corrompido. Por supuesto, también estoy calificado para evaluar la obra que he hecho. Aunque Mi carne no hace esta obra, es la expresión directa del Espíritu y esto es lo que tengo y lo que soy. Por lo tanto, estoy calificado para expresarlo y para hacer la obra que debo hacer. Lo que el hombre dice es lo que ha experimentado. Es lo que ha visto, lo que su mente puede alcanzar, y lo que sus sentidos pueden sentir. Eso es lo que pueden compartir. Las palabras que habló Dios encarnado son la expresión directa del Espíritu, y expresan la obra que ha hecho el Espíritu. La carne no lo ha experimentado ni lo ha visto, pero aun así expresa Su ser porque la esencia de la carne es el Espíritu, y Él expresa la obra del Espíritu. Aunque la carne no es capaz de alcanzarla, es la obra que ya ha hecho el Espíritu. Después de la encarnación, por medio de la expresión de la carne, Él capacita a las personas para que conozcan el ser de Dios y les permite ver el carácter de Dios y la obra que Él ha hecho. La obra del hombre capacita a las personas para que tengan más claridad en cuanto a qué deben entrar y qué deben entender; implica liderar a las personas para que entiendan y experimenten la verdad. La obra del hombre es sustentar a las personas; la obra de Dios es abrir nuevos caminos y abrir nuevas eras para la humanidad y revelarles a las personas lo que los mortales no conocen, capacitándolas para que conozcan Su carácter. La obra de Dios es guiar a toda la humanidad.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado