367 Dios quiere salvar al hombre de una vida en el infierno

1 Durante miles de años, el pueblo chino ha llevado una vida de esclavo, y esto ha restringido sus pensamientos, sus conceptos, su vida, su lenguaje, su conducta y sus acciones hasta el punto de quedar sin la más mínima libertad. Varios miles de años de historia han convertido a un pueblo vital, poseedor de un espíritu, en algo parecido a cadáveres despojados del espíritu. Son muchos los que viven bajo el cuchillo de carnicero de Satanás, muchos los que viven en casas como guaridas de animales, muchos los que comen lo mismo que los bueyes o los caballos, muchos los que se encuentran en una situación caótica en el “inframundo” y son totalmente inconscientes. En apariencia, las personas no son distintas del hombre primitivo, su lugar de descanso es como un infierno y por todas partes las rodean, en compañía, toda suerte de demonios inmundos y espíritus malignos.

2 Por fuera, los seres humanos parecen ser “animales” altamente evolucionados; en realidad, viven y residen con demonios inmundos. Sin nadie que los asista, viven dentro de la emboscada de Satanás, atrapados en sus lazos sin manera de escapar. En lugar de afirmar que se reúnen con sus seres queridos en casas acogedoras y viven una vida feliz y satisfactoria, se debería decir que moran en el Hades, tratan con demonios y se juntan con diablos. De hecho, las personas siguen atadas por Satanás, viven donde se reúnen los demonios inmundos; y son manipuladas por ellos. El hombre ha estado viviendo en este inframundo durante varias décadas, o varios siglos, o incluso varios milenios. Dios desea cambiar a las personas, salvarlas, rescatarlas de la tumba de la muerte, para que puedan escapar de la vida que llevan en el Hades y el infierno.

Adaptado de ‘La obra y la entrada (5)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 366 Quienes no pueden mantenerse a la altura de la obra de Dios serán eliminados

Siguiente: 368 ¿El odio de las eras ha sido olvidado?

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro