Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Cien preguntas y respuestas sobre la investigación del camino verdadero

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

87. Si Satanás y los espíritus malignos han corrompido a la humanidad en demonios vivientes, inmundos, ¿por qué no los destruyó Dios antes?

La respuesta de la palabra de Dios:

Algunas personas opinan que, aunque creen en Dios Todopoderoso, no tienen entendimiento alguno respecto a la omnipotencia de Dios. Están continuamente en dificultades, y piensan: “Dios es todopoderoso, Él tiene la autoridad y puede dominarlo todo, ¿por qué creó, pues, a Satanás y le permitió corromper a la humanidad durante seis mil años? ¿Por qué permitirle convertir el mundo en un miasma de caos y confusión? ¿Por qué no destruirlo? ¿Acaso no estaría bien la humanidad si Satanás fuera destruido?”. ¿Podéis explicar ahora esta pregunta? Esto requiere visión. […] ¿Qué clase de personas son aquellas que han nacido en los últimos días? Son las que han pasado por la corrupción de Satanás durante varios miles de años, las que han sido corrompidas hasta tal punto que ya no parecen humanas, que han pasado finalmente por el juicio, el castigo y la revelación de la palabra de Dios, que han sido conquistadas y han alcanzado la verdad desde el interior de las palabras de Dios; son aquéllas que han sido sinceramente convencidas por Dios, que han alcanzado un entendimiento de Él, que pueden obedecer a Dios absolutamente y satisfacer Su voluntad. El fin del plan de gestión de Dios es obtener un grupo de personas como éste. Dime, ¿acaso son aquellas personas que no han pasado por la corrupción de Satanás las que pueden satisfacer la voluntad de Dios? ¿O más bien lo harán aquellas que serán salvadas al final? Los seres humanos que se obtendrán por medio de todo el plan de gestión son un grupo que puede entender la voluntad de Dios, que alcanza Su verdad, que posee la vida y la semejanza humana que Dios requiere. En el principio, cuando el hombre fue creado meramente parecía humano y tenía vida, pero no albergaba en su interior la semejanza humana que Dios exigía o esperaba que alcanzara. El grupo de personas que se conseguirá al final estará formado por las que permanecerán al final, y ese grupo es también el de aquellas personas que Dios requiere, a las que Él ama y de las que se agrada. Dentro del plan de gestión de varios miles de años, estas personas han obtenido más cosas procedentes del riego de Dios y que se le han provisto al hombre por medio de Su guerra con Satanás. Las personas de este grupo son mejores que las que fueron creadas por Dios en el principio; aunque han pasado por la corrupción, esto es inevitable, y es un asunto que pertenece al ámbito del plan de gestión de Dios que revela de una forma amplia Su omnipotencia y Su sabiduría, y ha revelado también que todo lo que Dios ha dispuesto, planeado y conseguido es lo más grande.

de ‘Sólo al conocer la omnipotencia de Dios pueden tener una creencia verdadera’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Todo Mi plan de gestión, que se extiende por seis mil años, consta de tres etapas, o tres eras: en primer lugar, la Era de la Ley; en segundo lugar, la Era de la Gracia (que es también la Era de la Redención); y, finalmente, la Era del Reino. Mi obra en estas tres eras difiere según la naturaleza de cada era, pero en cada etapa se ajusta a las necesidades del hombre, o para ser más precisos, se hace en función de los trucos empleados por Satanás en Mi guerra contra él. El objetivo de Mi obra es derrotar a Satanás, para manifestar Mi sabiduría y Mi omnipotencia, develar todos los trucos de Satanás y, por ende, salvar a toda la humanidad que vive bajo su dominio. Tiene el objeto de mostrar Mi sabiduría y Mi omnipotencia, mientras que al mismo tiempo revele lo horrendo de Satanás. Aún más, está orientada a enseñar a Mis creaciones a discriminar entre el bien y el mal, a reconocer que Yo soy el Gobernador de todas las cosas, para que se vea claramente que Satanás es el enemigo de la humanidad, el más bajo de lo bajo, el maligno, y para aclarar la diferencia entre el bien y el mal, la verdad y la falsedad, la santidad y la suciedad, la grandeza y la bajeza; que todo quede tan claro como el día. De esta manera, la humanidad ignorante puede dar testimonio de Mí, de que no soy Yo quien corrompe a la humanidad, y que sólo Yo, el Creador puede salvar a la humanidad, y que puede conceder a las personas cosas para el disfrute; y que ellas lleguen a saber que Yo soy el Gobernador de todas las cosas, y que Satanás no es más que una de Mis creaciones, que posteriormente se volvió contra Mí.

de ‘La verdad interna sobre la obra en la Era de la Redención’ en “La Palabra manifestada en carne”

Ahora bien, deberías observar que Dios no elimina a Satanás de inmediato, para que el hombre sea capaz de ver cómo éste ha corrompido a las personas y cómo Dios las ha salvado. Sólo cuando el hombre sea capaz de ver el grado en que Satanás ha corrompido al hombre, y cómo su lista de crímenes llega hasta el cielo, Dios eliminará finalmente a Satanás para que las personas puedan ver que en ello están la justicia y el carácter de Dios. Todo lo que Dios hace es justo. Aunque seas incapaz de descubrirlo, no deberías hacer juicios como te plazca. Si te parece irracional o si tienes algún concepto al respecto y después afirmas que Dios no es justo, esto es lo más irrazonable.

de ‘Cómo entender el justo carácter de Dios’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Anterior:¿Por qué sólo salva a personas buenas y no a las malas la obra de Dios?

Siguiente:La obra de Dios en la Era de la Gracia duró 2,000 años, ¿y cuánto tardará la obra de Dios de los últimos días en poner fin a la vieja era y establecer un nuevo cielo y una nueva tierra?

También podría gustarte