App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Cien preguntas y respuestas sobre la investigación del camino verdadero

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

71. En cuanto a Dios aparecerse en la carne, ¿por qué no lo hace como una imagen importante o imponente?

La respuesta de la palabra de Dios:

Él simplemente está obrando en la carne, no pidiendo intencionadamente al hombre que exalte la grandeza y la santidad de Su carne. Él simplemente está mostrando al hombre la sabiduría de Su obra y toda la autoridad que ejerce. Por tanto, aunque tiene una humanidad destacada, no hace anuncios, y sólo se centra en la obra que debe realizar. Debéis saber por qué es que Dios se hizo carne pero no alardea ni da testimonio de Su humanidad normal, y en su lugar sólo lleva a cabo la obra que desea hacer. Esta es la razón por la que sólo veis el ser de divinidad en el Dios hecho carne, simplemente porque nunca proclama Su ser de humanidad para que el hombre lo emule. […] En contraste, Dios conquista al hombre a través de Su obra únicamente (esto es, obra inalcanzable para el hombre). Él no impresiona al hombre ni hace que toda la humanidad lo adore, sino que simplemente le inculca un sentimiento de reverencia a Él o hace que sea consciente de que Él es inescrutable. Dios no tiene necesidad de impresionar al hombre. Todo lo que necesita es que lo veneres una vez hayas sido testigo de Su carácter.

de ‘El misterio de la encarnación (2)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Aunque Cristo en la tierra es capaz de obrar en nombre de Dios mismo, no viene con la intención de mostrarles a todos los hombres Su imagen en la carne. No viene para que todos los hombres lo vean; viene para permitirle al hombre que Su mano lo guíe, entrando así a la nueva era. La función de la carne de Cristo es para la obra de Dios mismo, es decir, para la obra de Dios en la carne y no para permitirle al hombre entender por completo la esencia de Su carne. No importa cómo obre, esto no excede lo que puede alcanzar la carne. No importa cómo obre, lo hace así en la carne con una humanidad normal y no le revela por completo al hombre el verdadero semblante de Dios. Además, Su obra en la carne nunca es tan sobrenatural o inestimable como la concibe el hombre. […] Dios se hace carne sólo para completar la obra de la carne, y no tan sólo para permitirles a todos los hombres verlo. Más bien, deja que Su obra afirme Su identidad y permite que lo que Él revela dé testimonio de Su esencia. […]

[…] Aunque Su imagen no sea agradable a los sentidos, y Su discurso no posea un aire extraordinario, y Su obra no sea tan impactante o trascendental como el hombre se la imagina, Él es en realidad Cristo, aquel que cumple la voluntad del Padre celestial con un corazón sincero, que se somete por completo al Padre celestial, y que es obediente hasta la muerte. Esto se debe a que Su esencia es la esencia de Cristo. Esta verdad es difícil que el hombre la crea, pero en realidad existe.

de ‘La esencia de Cristo es la obediencia a la voluntad del Padre celestial’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:¿Por qué no se hace la obra de Dios en los últimos días a través de personas usadas por Dios? ¿Por qué debe hacerla Él personalmente en la carne?

Siguiente:¿Por qué se ha encarnado Dios como una mujer en los últimos días? ¿Cuál es el significado de esto?

También podría gustarte