App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Cien preguntas y respuestas sobre la investigación del camino verdadero

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

15. Si Dios es justo, ¿por qué prosperan los malos en bienestar, mientras los buenos son acosados y oprimidos y sufren dificultades?

Versículos bíblicos como referencia:

Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino, celebrando cada día fiestas con esplendidez. Y un pobre llamado Lázaro yacía a su puerta cubierto de llagas, ansiando saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; además, hasta los perros venían y le lamían las llagas. Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. Y gritando, dijo: “Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.” Pero Abraham le dijo: “Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía. “Y además de todo esto, hay un gran abismo puesto entre nosotros y vosotros, de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, y tampoco nadie pueda cruzar de allá a nosotros.” Entonces él dijo: “Te ruego, pues, padre, que lo envíes a la casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos, de modo que él los prevenga, para que ellos no vengan también a este lugar de tormento” (Lucas 16:19-28).

La respuesta de la palabra de Dios:

¿Cómo se debería entender, cómo se debería comprender el carácter justo de Dios? ¿Cómo se llega a conocer esta justicia? El hombre justo recibe la bendición de Dios y la persona malvada se encuentra con las maldiciones de Dios. Tal es la justicia de Dios, ¿verdad? ¿Acaso es así? Os pregunto: Si una persona justa no ha recibido la bendición de Dios y no la puede obtener, si Dios no la bendice, y si, por el contrario, una persona malvada es rica en propiedad familiar, tiene numerosos hijos, todo le va bien y tiene éxito, ¿es ésta la justicia de Dios? ¡Sí! ¿Cómo explicamos esto? Existe un dicho en el sentido de que Dios recompensa a los buenos y castiga a los malos, y que cada persona recibe retribución según sus actos. ¿Es este dicho correcto? Ahora bien, existe algo como esto: Dios mata o maldice a una persona que lo adora, o no la bendice nunca ni le presta atención, y además ignora más adoración. También hay una persona malvada a quien Dios no ha bendecido ni castigado, pero es rica en propiedades familiares, tiene numerosos hijos, todo le va bien y tiene éxito. Algunas personas afirman: «Dios no es justo. Lo adoramos, pero no hemos recibido aún Su bendición. Sin embargo, la persona malvada que no lo ha adorado, sino que se resiste a Él, es mejor que nosotros en todo, más alta que nosotros. ¡Dios no es justo!». ¿Qué os permite ver esto? De los dos ejemplos que acabo de poner, ¿cuál ilustra la justicia de Dios? Algunas personas dicen: «¡Ambas son la justicia de Dios!». ¿Por qué dirían esto? La comprensión que las personas tienen del carácter de Dios es errónea. Todo lo que el hombre sabe está dentro de su pensamiento y de su punto de vista, procede de un punto de vista comercial, de un punto de vista del bien y del mal o de lo correcto y lo incorrecto, o de un punto de vista de la lógica. Si te ocupas de conocer a Dios mientras sostienes estos puntos de vista, no habrá forma de ser compatible con Él y seguirás resistiéndote a Dios y haciendo reclamaciones. Hubo una vez un mendigo que parecía estar loco. Sólo sabía adorar a Dios, pero Él se limitaba a ignorarlo y no lo bendijo. Quizás estéis pensando: «Aunque Dios no lo bendiga en el mundo venidero, ciertamente lo hará en la eternidad y le compensará diez mil veces más. ¿No hace esto justo a Dios? Ese hombre rico, que disfruta de céntuplas bendiciones y se extingue en la eternidad. ¿No es ésta también la justicia de Dios?». […] De acuerdo con los conceptos humanos, los buenos son recompensados y los malvados son castigados, las personas malvadas no deben recibir recompensa y todos los que no hacen el mal deberían recibir recompensa y ser bendecidos, porque Dios es justo. Al parecer, las personas deberían recibir lo que merecen, y se dice que Dios es justo sólo cuando las personas reciben lo que se les debe. ¿Y si alguien no recibe su parte? ¿Deberías decir entonces que Dios no es justo? […] Conocer a Dios es no decir esto ni aquello sobre Él basándose en cómo ven las cosas los seres humanos. No hay verdad en la forma en que los hombres ven las cosas. Debes ver cuál es la esencia de Dios, cuál es Su carácter. Las personas no deberían ver la esencia de Dios basándose en los fenómenos externos de lo que Dios ha hecho o con lo que Él ha tratado. La raza humana misma ha sido corrompida por Satanás. Básicamente no sabe cuál es su naturaleza ni qué es la raza humana corrupta delante de Dios, ni cómo se debería tratar con ella. Considera a Job, un hombre justo bendecido por Dios. Esta es la justicia de Dios. Job atraviesa pruebas y Satanás hace una apuesta con Jehová: “¿Por qué te adora Job? Es porque Tú le das tan gran recompensa. Si le quitas todo lo que tiene, ¿seguirá adorándote?”. Jehová Dios respondió: “Mientras no le quites la vida, puedes hacer lo que quieras”. Satanás fue a Job y, más tarde, éste se enfrentó a pruebas. Fue despojado de todo lo que tenía, y sus hijos murieron. ¿Contienen las pruebas de Job el carácter justo de Dios? ¡Sí! ¿Dónde? No puedes explicarlo, ¿verdad? Aunque seas una persona justa, Dios sigue teniendo derecho de probarte y permitir que te conviertas en un testigo para Él. El carácter de Dios es justo. Trata a todos por igual, pero esto no significa que porque la persona justa pueda soportar las pruebas no tenga que pasar por ellas, que la persona justa necesite ser protegida. Las cosas no son así. Él tiene derecho a probarte. Esto es una expresión de Su carácter justo. Finalmente, después de que Job fuera sometido a pruebas y diera testimonio de Jehová, Él lo bendijo incluso más que antes, con doble y mejor bendición. Además, Jehová se apareció delante de él y le habló desde el viento, como si Job lo viera cara a cara. Es una bendición que se le dio, ¿verdad? Es la justicia de Dios. ¿Y si fuera lo contrario? Jehová vio a Job aceptar estas pruebas, dar testimonio de Él en presencia de Satanás y avergonzó a éste. Sin embargo, Jehová se dio la vuelta y se marchó, ignorándolo. Job no alcanzó bendición después. ¿Está la justicia de Dios en esto? Independientemente de que Job fuera bendecido después de las pruebas o no, o de si Jehová se apareció ante él o no, todo esto contiene el beneplácito de Dios. Que se apareciera delante de él es la justicia de Dios, y que no lo hiciera también es la justicia de Dios. Como parte de la creación, ¿en qué te basas para exigirle a Dios? El hombre no está cualificado para tener exigencias con Dios. Exigirle algo a Dios es lo más irrazonable. Dios hará lo que Él quiera y tiene derecho a no hacerlo así. Tiene derecho a gestionar estas cosas solo. Su propio carácter es justo. La justicia no es, en modo alguno, imparcial y razonable, no corta algo por la mitad ni te da tanta obra como puedas hacer, ni te paga según la cantidad de obra que hayas hecho. Esto no es la justicia de Dios. Crees que cada persona hace su parte, que la distribución es según la obra realizada y que cada persona recibe lo que debe de acuerdo con lo que hace; sólo esto es justicia. […] La esencia de Dios es justicia. Aunque no es fácil entender lo que Dios hace, todo lo que Él lleva a cabo es justo. Sencillamente es que las personas no entienden; sobre esto no hay equivocación alguna. ¿Sabes? Cuando Dios entregó a Pedro a Satanás, ¿cómo respondió Pedro? «El hombre es incapaz de trascender lo que Tú haces, pero todo lo que Tú llevas a cabo contiene Tu beneplácito. Hay justicia en todo ello. ¿Cómo podría no alabarte por tus sabios hechos?». […] Todo lo que Dios hace es justo. Aunque seas incapaz de descubrirlo, no deberías hacer juicios como te plazca. Si te parece irracional o si tienes algún concepto al respecto y después afirmas que Dios no es justo, esto es lo más irrazonable. Justo ahora he puesto unos cuantos ejemplos negativos para que podáis diferenciar y no os atreváis a hablar. Ves que algunas cosas le parecieron incomprensibles a Pedro, aunque estaba seguro de que la sabiduría de Dios estaba presente en aquello, que el beneplácito de Dios estaba en todo aquello.

de ‘Cómo entender el justo carácter de Dios’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Anterior:Los que han creído en el Señor Jesús durante muchos años y se han erogado fervientemente y trabajado sin descanso, han sufrido mucho por el Señor. ¿Podría ser que se les negara la salvación y la entrada en el reino de los cielos por no aceptar la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días?

Siguiente:¿Permitirá a alguien no perecer y tener vida eterna el hecho de creer en Dios Todopoderoso?

También podría gustarte