Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Cien preguntas y respuestas sobre la investigación del camino verdadero

Índice

51. ¿Por qué molestarán Satanás y los espíritus malignos a algunas personas que acaban de aceptar la obra de Dios de los últimos días?

La respuesta de la palabra de Dios:

Como Dios se ha hecho carne, Satanás ha empleado toda clase de métodos de acusación y quiere atacar a Dios de esta manera. Sin embargo, Él no se retira por esto, sino que se limita a hablar y a obrar en medio de la humanidad, y permite que las personas lo conozcan a través de Su carne encarnada. Satanás tiene los ojos rojos de ira y ha puesto un gran esfuerzo sobre el pueblo de Dios para hacer que se vuelva negativo, se retire e incluso pierda el camino.

de ‘Interpretación de la decimotercera declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”

Lo que Dios quiere hacer en el hombre es justo lo que Satanás quiere destruir y lo que Satanás quiere destruir se expresa a través del hombre sin estar oculto en lo absoluto. Lo que Dios hace en las personas tiene claras demostraciones, sus condiciones están mejorando cada vez más. La destrucción de Satanás en la humanidad también se representa claramente, cada vez son más depravados y sus condiciones se están hundiendo cada vez más bajo. Si es lo suficientemente grave podrían ser capturados por Satanás.

de ‘Interpretación de la Decimoquinta Declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”

Satanás viene a la carne del hombre para provocar disturbios y usa la carne del hombre para perturbar la obra de Dios y perjudicar el plan de Dios y de esta manera el hombre se ha vuelto Satanás y el enemigo de Dios.

de ‘La humanidad corrupta está más necesitada de la salvación del Dios hecho carne’ en “La Palabra manifestada en carne”

En cada paso de la obra que Dios hace en el interior de las personas, externamente parece que se producen interacciones entre las personas, como nacidas de disposiciones humanas, o de la interferencia humana. Sin embargo, entre bambalinas, cada etapa de la obra, y todo lo que acontece, es una apuesta hecha por Satanás delante de Dios, y exige que las personas se mantengan firmes en su testimonio de Dios. Mira cuando Job fue probado, por ejemplo: detrás de la escena, Satanás estaba haciendo una apuesta con Dios, y lo que aconteció a Job fue obra de los hombres, y la interferencia de estos. Detrás de cada paso que Dios da en vosotros está la apuesta de Satanás con Él, detrás de todo ello hay una batalla. […] Cuando Él y Satanás luchan en el ámbito espiritual, ¿cómo deberías satisfacer a Dios? ¿Y cómo deberías mantenerte firme en tu testimonio de Él?

de ‘Sólo amar a Dios es realmente creer en Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”