01¿Cómo podemos presenciar la aparición de Dios y recibir el regreso del Señor?

A la hora de recibir al Señor, muchos esperan verlo aparecerse en Espíritu a la humanidad. Ahora bien, ¿es esta la senda correcta para llegar a recibir al Señor? Todos sabemos que Job dijo “He sabido de Ti solo de oídas, pero ahora mis ojos te ven” porque oyó la voz de Jehová en la tempestad. Pedro también oyó la voz del Señor Jesús y, de ese modo, lo reconoció como Cristo. Aquí se evidencia que, sin importar cómo se aparezca Dios a la gente, esta solo puede comprobar que, efectivamente, es la aparición de Dios al oír Su voz. Está claro que ser capaz de oír la voz de Dios es la única manera de presenciar Su aparición y recibir el regreso del Señor.

Versículos bíblicos como referencia

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20).

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen” (Juan 10:27).

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 2:7).

02¿Qué es la voz de Dios? ¿Cómo podemos estar seguros de que las palabras de Dios Todopoderoso son la voz de Dios?

La voz de Dios se refiere a Sus declaraciones, a la verdad. Tanto si Dios habla en forma encarnada como si lo hace en forma de Espíritu, habla a toda la humanidad desde lo alto. Estos son el tono y el sello de las palabras de Dios y la peculiar manera de hablar del Señor de la creación. Cualquiera que tenga corazón y espíritu percibirá que las palabras de Dios son la verdad, que tienen autoridad y poder, nada más oírlas. ¡Sabrá que son la voz de Dios! El Señor Jesús ya ha regresado: es Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días. Está expresando verdades y realizando la obra del juicio, que comienza por la casa de Dios. Entonces, ¿cómo podemos confirmar que las declaraciones de Dios Todopoderoso son la voz de Dios?

Versículos bíblicos como referencia

“En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1).

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6).

“El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63).

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12).

“Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad” (Juan 17:17).

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32).

1)Las palabras de Dios son el camino, la verdad y la vida.

2)Las palabras de Dios son expresión de Su carácter. Tienen poder y autoridad.

3)Dios expresa la verdad y trae Su obra de juicio y purificación en los últimos días.

03¿Qué consecuencias tiene guiarnos únicamente por lo que vemos a la hora de recibir al Señor?

Las verdades expresadas por Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días, llevan un tiempo disponibles al público en internet para que personas de todo el mundo las busquen y estudien. Muchos auténticos creyentes que anhelan la aparición de Dios han comprobado que todas las palabras expresadas por Dios Todopoderoso son la verdad, que tienen autoridad y poder. Las han reconocido como la voz de Dios y, uno a uno, se han convertido a Dios Todopoderoso. Sin embargo, hay quienes insisten en que el Señor vendrá sobre una nube y se niegan a escuchar la voz de Dios. Algunos la han llegado a oír, pero no reconocen que esta es Su aparición, y condenan y se oponen al regreso del Señor. ¿Qué consecuencias tendrá esto?

Versículos bíblicos como referencia

“El que es de Dios escucha las palabras de Dios; por eso vosotros no escucháis, porque no sois de Dios” (Juan 8:47).

“¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron” (Juan 20:29).

“He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él; sí. Amén” (Apocalipsis 1:7).

¿Has oído la voz de Dios?

Sitio web oficial