Testimonios de vivencias

Más

Practica la verdad para vivir una semejanza humana

Habitualmente, durante las reuniones o cuando hacía mis devociones espirituales, aunque a menudo solía leer las palabras de Dios que se relacionaban con exponer la superficialidad de las personas, no prestaba mucha atención a mi propia entrada; en mi corazón, yo no creía que fuera un problema serio en mí, así que rara vez buscaba la verdad para remediar el problema de realizar mi deber de forma superficial.

Lo que se obtiene al hacer una denuncia con honestidad

En abril de 2011, necesitaba tomar el lugar de una líder llamada Yao Lan en una iglesia en otra parte del país. Durante la entrega, mientras Yao Lan me daba un resumen de la situación en la iglesia, mencionó que su hija Xiaomin era diácono de riego y que me ayudaría a familiarizarme con la obra de la iglesia.

Dios es bastante justo

En septiembre de 2012, estaba a cargo del trabajo en la iglesia cuando conocí a la líder, Yan Zhuo. Descubrí que había pedido a hermanos y hermanas predicar el evangelio de puerta en puerta. Era una grave infracción de los principios.

¿Quién dice que un carácter arrogante no puede cambiar?

Recuerdo que, en 2015, me eligieron para servir como líder de la iglesia. Me sentí muy feliz en ese momento. Pensé: “El que muchos miembros de la iglesia voten por mí significa que soy la mejor de aquí. Tendré que esforzarme para cumplir con mi deber para que los hermanos y hermanas vean que no eligieron a la persona incorrecta”.

Ver más

Testimonios de los vencedores

Más

El amor de Dios no conoce límites

He sufrido al máximo las miserias de la vida. Llevaba pocos años casada cuando falleció mi esposo y, a partir de ese momento, la pesada carga de cuidar de la familia cayó directamente sobre mis hombros. Vivía una vida difícil al tener un hijo pequeño.

La luz de Dios me guía a través de la adversidad

De niña vivía en las montañas. No había visto mucho mundo y no tenía grandes aspiraciones. Me casé y tuve hijos, dos chicos que crecieron sensatos y obedientes, y mi esposo era muy trabajador. Aunque nunca tuvimos mucho dinero, vivíamos juntos en armonía como una familia y me sentía muy feliz y contenta.

El amor de Dios ha fortalecido mi corazón

En mi familia, todo el mundo se ha llevado siempre muy bien. Mi esposo es un hombre muy considerado y cariñoso, y mi hijo es muy sensato y siempre es respetuoso con sus mayores. Es más, hemos sido bastante adinerados.

Tras soportar las dificultades, mi amor por Dios es aún más fuerte

Me llamo Zhou Rui y soy cristiano de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Desde que tuve conciencia, vi a mis padres trabajar duro en el campo de la mañana a la noche para ganarse la vida. A pesar de sus grandes esfuerzos, apenas ganaban dinero al año, por lo que nuestra familia siempre vivía en una pobreza considerable.

Ver más

La maravillosa protección de Dios

Más

El poder de Dios | Volviendo a la vida desde el borde de la muerte

En 2007 de repente enfermé de insuficiencia renal crónica. Al decirme la noticia, mi madre y mi cuñada cristianas y algunos amigos católicos todos vinieron a visitarme para predicarme el evangelio. Todos me dijeron que sólo tenía que ir a Dios y que mi enfermedad se curaría.

El amor de Dios me guió a través de la prueba de la enfermedad

Tengo 78 años este año y siempre he sufrido dolores de cabeza y diabetes. Después de que comencé a creer en el Señor en 2005 las enfermedades que me habían atacado durante años se aliviaron; percibí el amor de Dios y agradecí al Señor desde el fondo de mi corazón.

Ver más