01¿Aceptar el camino del arrepentimiento de la Era de la Gracia supone realmente recibir el camino a la vida eterna?

Al creer en el Señor y confesarle nuestros pecados, nos los perdona y podemos disfrutar de la gracia y las bendiciones de Dios. Esto nos da esperanza de vida eterna y muchos creen que supone recibir el camino a la vida eterna. No obstante, ¿es eso realmente cierto? Todos sabemos que el Señor Jesús realizó la obra de redención en la Era de la Gracia, con la que enseñó a la humanidad a confesarse y arrepentirse ante Dios, a tener humildad y tolerancia en todas las cosas, a cargar la cruz... Todo esto gira en torno a las verdades expresadas durante la obra de redención y estas verdades son el camino del arrepentimiento. Al aceptar el camino del arrepentimiento, se nos absuelven los pecados y apreciamos cambios positivos en nuestra conducta. Sin embargo, aún nos falta comprender realmente nuestra naturaleza pecaminosa, además de la verdad sobre cómo las personas pueden liberarse del pecado y purificarse. Nuestra naturaleza pecaminosa se mantiene arraigada y todavía no podemos dejar de pecar, de oponernos a Dios y de rebelarnos contra Él. ¿Cómo puede ser esto lo mismo que recibir el camino a la vida eterna?

Versículos bíblicos como referencia

“Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 4:17).

“En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre” (Juan 8:34-35).

“Así también Cristo, habiendo sido ofrecido una vez para llevar los pecados de muchos, aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvación de los que ansiosamente le esperan” (Hebreos 9:28).

02¿Qué es el camino a la vida eterna?

El camino a la vida eterna no es tan sencillo como confesarnos y arrepentirnos para después tener una buena conducta externa. Más bien es el camino de la verdad que nos permite vivir eternamente. Eso implica corregir por completo nuestra naturaleza pecaminosa, salvarnos de la influencia de Satanás y despojarnos de nuestro corrupto carácter satánico para que Dios pueda purificarnos y salvarnos plenamente. En ese momento, la verdad se convierte en nuestra propia vida, somos capaces de someternos verdaderamente a Dios, venerarlo y amarlo, nos volvemos compatibles con Él y nos conquista plenamente. Este es el único camino a la vida eterna.

Versículos bíblicos como referencia

“Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir” (Juan 16:12-13).

“El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, esa lo juzgará en el día final” (Juan 12:48).

“Y vi volar en medio del cielo a otro ángel que tenía un evangelio eterno para anunciarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” (Apocalipsis 14:6-7).

“Estos son los que no se han contaminado con mujeres, pues son castos. Estos son los que siguen al Cordero adondequiera que va. Estos han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero. En su boca no fue hallado engaño; están sin mancha” (Apocalipsis 14:4-5).

03¿Cómo podemos recibir el camino a la vida eterna?

Dios tiene un plan y unos pasos al expresar la verdad para salvar a la humanidad. El Señor Jesús realizó la obra de redención en la Era de la Gracia; expresó el camino del arrepentimiento, perdonó los pecados del hombre y nos redimió de las garras de Satanás. La obra de Cristo de los últimos días, Dios Todopoderoso, es la obra del juicio, y las verdades que expresa pueden purificar y salvar definitivamente a la gente. Así podemos escapar de la esclavitud del pecado, purificarnos y ser conquistados por Dios. Estas verdades son el camino a la vida eterna que Dios otorga a la humanidad. Por eso hemos de aceptar todas las verdades expresadas por Dios Todopoderoso en los últimos días para recibir el camino a la vida eterna.

Versículos bíblicos como referencia

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20).

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios” (Apocalipsis 2:7).

“Y el Espíritu y la esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que desea, que tome gratuitamente del agua de la vida” (Apocalipsis 22:17).

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10:27-28).

“Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas a la ciudad” (Apocalipsis 22:14).

Artículos para referencia

¿Cuál es el camino a la vida eterna? ¿Has conseguido el camino a la vida eterna?

¿Cuál es el camino a la vida eterna? ¿Has conseguido el camino a la vida eterna?

Más contenidos maravillosos

Más temas

El Salvador ha regresado
El Salvador ha regresado
Cómo ser una virgen prudente y recibir al novio
Cómo ser una virgen prudente y recibir al novio
Proceso completo de la salvación de Dios a la humanidad: las tres etapas de Su obra
Proceso completo de la salvación de Dios a la humanidad: las tres etapas de Su obra
Cómo ser arrebatado antes de la tribulación
Cómo ser arrebatado antes de la tribulación