¿Quieres ser arrebatado antes del desastre y asistir al banquete con el Señor?