01¿Sabes? Hace mucho que comenzó el juicio del gran trono blanco

Muchos creen que el juicio del gran trono blanco profetizado en el Libro del Apocalipsis significa que, cuando el Señor regrese en los últimos días, instalará un atril en el cielo, ante el cual se sentará, desplegará el pergamino y juzgará a cada persona para decidir si va al cielo o al infierno en función de su conducta. Parece bastante sensato imaginar todo esto, pero ¿de verdad Dios llevará a cabo todas las cosas como las imaginamos nosotros? Lo cierto es que el juicio del gran trono blanco profetizado en el Libro del Apocalipsis fue solo una visión que tuvo Juan, no una realidad. Entonces, cuando el Señor regrese, ¿cómo llevará a cabo exactamente el juicio del gran trono blanco?

Versículos bíblicos como referencia

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de cuya presencia huyeron la tierra y el cielo, y no se halló lugar para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono, y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, que es el libro de la vida, y los muertos fueron juzgados por lo que estaba escrito en los libros, según sus obras” (Apocalipsis 20:11-12).

“Y vi volar en medio del cielo a otro ángel que tenía un evangelio eterno para anunciarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” (Apocalipsis 14:6-7).

“Si alguno oye mis palabras y no las guarda, yo no lo juzgo; porque no vine a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, esa lo juzgará en el día final” (Juan 12:47-48).

“Porque ni aun el Padre juzga a nadie, sino que todo juicio se lo ha confiado al Hijo” (Juan 5:22).

“Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios” (1 Pedro 4:17).

02¿Por qué tiene que realizar Dios otra etapa de Su obra, la obra del juicio, en los últimos días?

La obra de redención del Señor Jesús en la Era de la Gracia solamente perdonó los pecados de la humanidad. No absolvió a la gente de sus actitudes corruptas; se mantuvieron su arrogancia, su engreimiento, su egoísmo, su avaricia, su perversidad, su falsedad y otras actitudes satánicas. Hasta que no corrija estas actitudes corruptas, la gente pecará, se opondrá a Dios y lo traicionará constantemente, atrapada en un círculo de pecado y posterior confesión, incapaz de despojarse de las ataduras de su naturaleza pecaminosa y de ser salvada plenamente por Dios. Dios ha regresado en la carne en los últimos días para salvarnos plenamente. Ha expresado todas las verdades que purifican y salvan a la humanidad y está realizando la obra del juicio, que comienza por Su casa, para corregir la naturaleza pecaminosa y las actitudes satánicas de las personas, de modo que podamos rechazar el pecado, purificarnos y ser salvados por Él.

Versículos bíblicos como referencia

“Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados, sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de un fuego que ha de consumir a los adversarios” (Hebreos 10:26-27).

“En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre” (Juan 8:34-35).

“Que sois protegidos por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación que está preparada para ser revelada en el último tiempo” (1 Pedro 1:5).

“Así también Cristo, habiendo sido ofrecido una vez para llevar los pecados de muchos, aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvación de los que ansiosamente le esperan” (Hebreos 9:28).

“Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas a la ciudad” (Apocalipsis 22:14).

03Cómo realiza Dios la obra del juicio en los últimos días para purificar y salvar plenamente a la humanidad

En los últimos días, Dios expresa la verdad para juzgar y desenmascarar la naturaleza satánica de la humanidad, de pecado y oposición a Dios, y revela Su carácter justo y santo, que no tolera ofensa. Con el juicio, el castigo, las pruebas y la refinación de las palabras de Dios, la gente ve de forma clara la verdad y la esencia de su corrupción satánica. Es capaz de detestarse, abandonarse y arrepentirse verdaderamente ante Dios. Comienza a buscar la verdad, la pone en práctica, vive de acuerdo con las palabras de Dios y poco a poco se despoja de las ataduras de su naturaleza satánica, se purifica y se transforma para someterse sinceramente a Dios y adorarlo.

Versículos bíblicos como referencia

“Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad” (Juan 16:12-13).

“Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad” (Juan 17:17).

“Y ocurrirá que, en toda la tierra —dijo Jehová— dos partes de ella serán separadas y morirán, pero la tercera parte permanecerá. Y haré pasar por el fuego a un tercio para refinarlo como se refina la plata y probarlo como se prueba el oro. Invocará Mi nombre y Yo lo oiré. Diré: ‘Pueblo mío’. Y este dirá: ‘Jehová es nuestro Dios’” (Zacarías 13:8-9).*

Las citas bíblicas marcadas (*) han sido traducidas de AKJV.

“Anda, Daniel, porque estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán purificados, emblanquecidos y refinados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos comprenderá, pero los entendidos comprenderán” (Daniel 12:9-10).

04Consecuencias de negarse a aceptar el juicio de Dios de los últimos días

Cuando Dios imparte Su juicio del gran trono blanco en los últimos días, primero se hace carne, expresa la verdad y realiza la obra del juicio, que comienza por Su casa, formando un grupo de vencedores antes de la llegada de los desastres. Una vez que la obra del juicio de Dios llegue a su fin, hará caer grandes desastres y comenzará a premiar a los buenos y castigar a los malvados. Aquellos que esperen como necios a que el Señor venga en una nube, se nieguen a aceptar Su obra del juicio de los últimos días y no se purifiquen y salven serán barridos por los desastres, entre el llanto y el crujir de dientes.

Versículos bíblicos como referencia

“Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?’. Y entonces les declararé: ‘Jamás os conocí; apartaos de mí, los que practicáis la iniquidad’” (Mateo 7:22-23).

“He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él; sí. Amén” (Apocalipsis 1:7).

“Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8).

“Que el injusto siga haciendo injusticias, que el impuro siga siendo impuro, que el justo siga practicando la justicia, y que el que es santo siga guardándose santo. He aquí, yo vengo pronto, y mi recompensa está conmigo para recompensar a cada uno según sea su obra” (Apocalipsis 22:11-12).

Hace mucho que comenzó el juicio del gran trono blanco

Sitio web oficial