01¿Me salvo plenamente de todos modos si tengo fe en el Señor, pero peco constantemente?

El Señor Jesús realizó la obra de redención en la Era de la Gracia y con ella redimió a la humanidad de sus pecados para que ya no la condenaran ni maldijeran en virtud de la ley. Así, muchos creen que hemos sido agraciados con la salvación por creer en el Señor y recibir el perdón de los pecados y que, cuando venga el Señor, nos ascenderá directamente al reino de los cielos. No obstante, ¿es eso realmente cierto? En tanto que nos salvamos por nuestra fe en el Señor, nuestra naturaleza pecaminosa y nuestro carácter satánico perduran en nosotros y no podemos evitar pecar y oponernos a Dios. ¿Significa esto realmente que hay personas como nosotros, que pecamos a cada momento, que se han purificado y salvado plenamente? ¿De verdad podremos entrar en el reino de los cielos?

Versículos bíblicos como referencia

“No todo el que me dice: ‘Señor, Señor’, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21).

“En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre” (Juan 8:34-35).

“Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14).

02¿Qué significa conseguir la salvación plena?

¿Qué es la salvación plena? Esta, en realidad, significa despojarse del pecado y purificarse. Es decir, los que se salvan plenamente no solo se comportan bien en apariencia, sino que todas sus actitudes corruptas, como la arrogancia, la vanidad, la perversidad y la codicia, se han transformado. Son capaces de vivir íntegramente según las palabras de Dios, de someterse a Él y venerarlo sinceramente. Ante cualesquiera pruebas o dificultades, saben mantenerse firmes en el testimonio de Dios y son capaces de amarlo y satisfacerlo. Se vuelven incorruptibles por Satanás. Esta es la única salvación plena.

Versículos bíblicos como referencia

“Estos son los que no se han contaminado con mujeres, pues son castos. Estos son los que siguen al Cordero adondequiera que va. Estos han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero. En su boca no fue hallado engaño; están sin mancha” (Apocalipsis 14:4-5).

“Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas a la ciudad” (Apocalipsis 22:14).

“Ellos lo vencieron por medio de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas, llegando hasta sufrir la muerte” (Apocalipsis 12:11).

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la muerte segunda” (Apocalipsis 2:11).

03¿Cómo se puede alcanzar la salvación plena?

Cristo de los últimos días, Dios Todopoderoso, expresa todas las verdades que purifican y salvan a la humanidad. Está realizando la obra del juicio, que comienza por la casa de Dios, desenmascarando la naturaleza satánica y la esencia corrupta de la humanidad, revelándonos Su carácter, inherentemente justo, y señalándonos la senda que nos lleva a despojarnos del pecado para que podamos purificarnos y salvarnos plenamente. Siempre y cuando vayamos al compás de la obra de Dios, aceptemos y nos sometamos a Su juicio, Su castigo, Sus pruebas y Su refinación, nuestro carácter corrupto puede purificarse y transformarse poco a poco, y al final podemos salvarnos plenamente y entrar en el reino de los cielos.

Versículos bíblicos como referencia

“Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad” (Juan 16:12-13).

“Si alguno oye mis palabras y no las guarda, yo no lo juzgo; porque no vine a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, esa lo juzgará en el día final” (Juan 12:47-48).

“Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios” (1 Pedro 4:17).

“Y ocurrirá que, en toda la tierra —dijo Jehová— dos partes de ella serán separadas y morirán, pero la tercera parte permanecerá. Y haré pasar por el fuego a un tercio para refinarlo como se refina la plata y probarlo como se prueba el oro. Invocará Mi nombre y Yo lo oiré. Diré: ‘Pueblo mío’. Y este dirá: ‘Jehová es nuestro Dios’” (Zacarías 13: 8-9).*

Las citas bíblicas marcadas (*) han sido traducidas de AKJV.

Artículos para referencia

Resulta que ser salvo una vez no es igual a ser salvo para siempre

Resulta que ser salvo una vez no es igual a ser salvo para siempre

¿Qué significa la salvación? ¿Salvarse una vez significa salvarse para  siempre?

¿Qué significa la salvación? ¿Salvarse una vez significa salvarse para siempre?

Más contenidos maravillosos

Más temas

Cómo entrar en el reino de los cielos
Cómo entrar en el reino de los cielos
Proceso completo de la salvación de Dios a la humanidad: las tres etapas de Su obra
Proceso completo de la salvación de Dios a la humanidad: las tres etapas de Su obra
Hace mucho que comenzó el juicio del gran trono blanco
Hace mucho que comenzó el juicio del gran trono blanco
El Salvador ha regresado
El Salvador ha regresado