868 Dios encarnado obra en silencio para salvar a la humanidad

Dios se hizo carne, y se ocultó entre los hombres,

para hacer la nueva obra, salvarnos de la corrupción.

No da explicaciones.

Según los planes que Él ha hecho,

hace Su obra paso a paso.

Día tras día, Sus palabras aumentan,

consuelan, recuerdan, reprueban y advierten.

Son gentiles y amables, temibles y majestuosas;

Sus palabras muestran misericordia,

nos hacen temblar de miedo.

Lo que Él dice revela nuestros profundos secretos.

Sus palabras pueden herirnos y avergonzarnos.

Su provisión de agua viva es infinita.

Y gracias a Él, vivimos con Dios cara a cara.

Dios se hizo carne, y se ocultó entre los hombres,

para hacer la nueva obra, salvarnos de la corrupción.

No da explicaciones.

Según los planes que Él ha hecho, hace Su obra…

Dios se hizo carne, y se ocultó entre los hombres,

para hacer la nueva obra, salvarnos de la corrupción.

No da explicaciones.

Según los planes que Él ha hecho,

hace Su obra paso a paso.

Agradecemos la gracia de Jesús en el cielo,

pero no consideramos los sentimientos de este hombre,

que aun siendo tan ordinario, posee divinidad.

Nunca hemos pensado en ello.

Obra encarnado con humildad,

expresando Su corazón, ignorando el rechazo del hombre.

Parece que siempre perdonará su ignorancia,

siempre tolerante de su irreverencia.

Dios se hizo carne, y se ocultó entre los hombres,

para hacer la nueva obra, salvarnos de la corrupción.

No da explicaciones.

Según los planes que Él ha hecho, hace Su obra…

Dios se hizo carne, y se ocultó entre los hombres,

para hacer la nueva obra, salvarnos de la corrupción.

No da explicaciones.

Según los planes que Él ha hecho,

hace Su obra paso a paso.

Sus palabras tienen la energía de la vida,

y muestran el camino que hay que andar,

nos permiten entender la verdad.

Atraídos por Su palabra,

acatamos el tono y la voz del corazón

de esta persona sin nada especial.

Él se esfuerza al máximo y entrega Su corazón.

Por nosotros llora de dolor,

y soporta la humillación por nuestro futuro y salvación.

Su corazón sangra y llora por nuestra rebeldía.

Nadie puede lograr tal ser y posesiones.

Nadie puede igualar Su tolerancia.

Ninguna creación podría tener

el amor y la paciencia que tiene Él.

Dios se hizo carne, y se ocultó entre los hombres,

para hacer la nueva obra, salvarnos de la corrupción.

No da explicaciones.

Según los planes que Él ha hecho, hace Su obra…

Dios se hizo carne, y se ocultó entre los hombres,

para hacer la nueva obra, salvarnos de la corrupción.

No da explicaciones.

Según los planes que Él ha hecho,

hace Su obra paso a paso,

paso a paso, paso a paso.

Adaptado de ‘Contemplando la aparición de Dios en Su juicio y Su castigo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 867 Dios es el apoyo eterno del hombre

Siguiente: 869 Dios sufre enormemente para salvar al hombre

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro