Fe y vida

16 artículos

Vida cristiana: ¡Hay esperanza en la educación de hijos!

“¡Tú no me quieres y no eres mi mami!” “Mami te quiere. ¿Por qué no lo entiendes?” Durante el proceso de educación de sus hijos, los padres suelen tener este tipo de conversación con ellos. Con este diálogo, nos damos cuenta de que la relación del niño con su progenitor es increíblemente incómoda, que no se llevan bien. Entonces, ¿cómo deben los padres educar a sus hijos para lograr llevarse bien con ellos y ser padres felices?

¿Qué me permite recuperar una vida feliz?

Este es un tiempo en el que las personas se preocupan mucho por el atractivo físico y por un cuerpo bonito. Con una cara bonita y una figura esbelta, yo hacía que la gente volteara a verme independientemente del tipo de ropa que vistiera. Las personas de mi alrededor me alababan con frecuencia y envidiaban que tuviera una gran figura y un bello rostro. Mi marido también era muy atento conmigo. Gracias a ello, me sentía muy segura. Fuera a donde fuera, siempre caminaba con la cabeza alta y la espalda recta. Me exhibía para recibir las alabanzas de los demás. En mi corazón, creía: si una mujer tiene una figura agraciada y una cara bonita, podría reescribir su propia vida.

¿Quién fue el que rescató su matrimonio?

Debido a que había sido inculcada con las ideas de Satanás y sus puntos de vista sobre el matrimonio estaban distorsionados, no sabía qué tipo de matrimonio necesitaba, por lo que no pudo aceptar a Jun y lo ignoró y descuidó por completo, lo que causó que ella y Jun ambos vivieran en sufrimiento. Fue por esta razón que su matrimonio estaba descendiendo por una senda inestable.

La experiencia de metamorfosis de una doctora

Dios había usado Sus palabras para juzgarme, proveer para mí, dirigirme y guiarme, y trajo lentamente de vuelta a la vida a mi conciencia desaparecida de forma que yo pudiera vivir un poco como un ser humano verdadero.

El consejo secreto para resolver el odio

Yo supe en ese momento que la razón por la que podríamos poner remedio a nuestro odio fue el efecto logrado por la palabra de Dios. De lo contrario, el odio entre nosotras sólo podía volverse cada vez más profundo.

Educación de hijos: El amor de mamá (Parte 2)

Dios fue quien nos salvó a mi hija y a mí a tiempo, e hizo que ella tomara la senda correcta en la vida. Después de esta experiencia, entendí de verdad que la mejor educación para los niños y el amor más auténtico que podemos darles es traerlos a Dios y para que reciba la salvación de Dios. ¡Porque sólo Dios puede darnos vida verdadera!

Educación de hijos: El amor de mamá (Parte 1)

Ahora entiendo, finalmente, que todo este sufrimiento fue causado por la corrupción de Satanás y que, al vivir yo bajo su pensamiento, punto de vista y las leyes de supervivencia de Satanás, había traído a mi hija y a mí muchísimo dolor y sufrimiento.