La Palabra manifestada en carne

Contenido

Interpretación de la cuadragésima declaración

Para Dios el hombre es como un juguete en Su poder, como un fideo estirado a mano en Sus manos, uno que puede ser tan delgado o grueso como Dios quiera, para hacer con él como Él quiera. Es justo decir que el hombre realmente es un juguete en las manos de Dios, como un gato persa que una dama ha comprado en el mercado. Sin duda, él es un juguete en las manos de Dios, por lo que no hubo nada falso sobre el conocimiento de Pedro. De esto se puede ver que las palabras y acciones de Dios en el hombre se cumplen informalmente, con facilidad. Él no se rompe la cabeza o hace planes, como imaginan las personas; la obra que Él hace en el hombre es muy normal, como lo son las palabras que Él pronuncia al hombre. Cuando Dios habla, parece que Él deja escapar Su lengua con Él; Él dice lo que sea que se le venga a Su mente, sin restricción. Sin embargo, después de leer las palabras de Dios, las personas están completamente convencidas, se quedan sin palabras, con los ojos muy abiertos y boquiabiertas. ¿Qué está pasando aquí? Esto bien muestra qué tan grande es la sabiduría de Dios. Si, como imaginan las personas, la obra de Dios en el hombre tuviera que ser meticulosamente planeada para ser exacta y correcta, entonces, para tomar estas imaginaciones un paso más allá, la sabiduría, portento e inconmensurabilidad de Dios serían cuantificables, lo que muestra que la valoración de Dios por parte de las personas es muy baja. Ya que siempre hay estupidez en las acciones de las personas, miden a Dios de la misma manera. Dios no hace cálculos o arreglos para Su obra; en cambio, esta se lleva a cabo directamente por el Espíritu de Dios, y los principios por los cuales el Espíritu de Dios obra son libres y sin trabas. Es como si Dios no prestara atención a los estados del hombre y hablara como Él quiere; aún así, el hombre apenas puede zafarse de las palabras de Dios, que es por la sabiduría de Dios. Los hechos, después de todo, son los hechos. Ya que la obra del Espíritu de Dios en todas las personas es tan evidente, esto es suficiente para mostrar los preceptos de la obra de Dios. Si Dios tuviera que pagar un precio tan grande por Su obra de los seres creados, ¿no sería eso un caso de darle un uso insignificante a un trozo de madera fina? ¿Debe Dios actuar en persona? ¿Valdría la pena? Porque el Espíritu de Dios ha estado obrando por tanto tiempo y, sin embargo, a través de las eras el Espíritu de Dios nunca ha obrado de esta manera, nunca nadie ha conocido los medios y principios por los cuales Dios obra, los hombres nunca han sido claros. Hoy son claros porque el Espíritu de Dios los ha revelado personalmente y esto sin lugar a dudas; se muestra directamente por el Espíritu de Dios, no resumido por el hombre. Por qué no tomáis un viaje al tercer cielo y veis si esto es realmente lo que está pasando; ved si después de hacer toda esta obra, las labores de Dios lo han dejado exhausto, con dolor de espalda y Sus piernas adoloridas, o bien lo han dejado incapaz de comer o dormir. ¿Tuvo Dios que leer cuidadosamente un gran número de materiales de referencia para hablar todas estas palabras, los borradores de las declaraciones de Dios están esparcidos en toda la mesa o tiene Él la boca seca después de hablar tanto? Los hechos son precisamente lo contrario: Las palabras anteriores no tienen nada en común con el lugar donde Dios reside. Dios dice: “He gastado mucho tiempo y pagado un gran precio por el bien del hombre, pero en este momento, por una razón desconocida, las conciencias de las personas siempre permanecen incapaces de cumplir su función original”. Independientemente de si las personas tienen algún sentido común de la tristeza de Dios, si pudieran abordar el amor de Dios sin ir contra su conciencia, esto se consideraría racional y razonable. El único temor es que están renuentes a hacer valer la función original de la conciencia. ¿Qué dices, es correcto esto? ¿Te ayuda esto? Mi esperanza es que pertenezcáis al tipo de cosas que poseen conciencia, en vez de ser basura sin conciencia. ¿Qué pensáis de estas palabras? ¿Alguien tiene algún sentido común al respecto? ¿No duele tener una aguja clavada en tu corazón? ¿Clava Dios la aguja en un cadáver insensato? ¿Está equivocado Dios, la vejez ha apagado Su vista? ¡Digo que eso es imposible! De cualquier manera, esto debe ser la culpa del hombre. ¿Por qué no ir al hospital y echar un vistazo? Sin duda hay un problema con el corazón del hombre, necesita ser equipado con “piezas” nuevas, ¿qué te parece? ¿Harías eso?

Dios dice: “Miro sus horribles rostros y rarezas y una vez más me aparto del hombre. Bajo tales circunstancias, las personas siguen sin comprender y, una vez más, vuelven a tomar las cosas que les he negado, esperando Mi regreso” ¿Por qué, durante esta “nueva era tecnológica” Dios todavía está hablando acerca de un buey y una carreta? ¿Por qué es esto? ¿Es porque a Dios le gusta fastidiar? ¿Dios está pasando el rato porque no tiene nada mejor que hacer? ¿Dios es como el hombre, desperdiciando el tiempo después de llenarse de comida? ¿Hay alguna utilidad en repetir estas palabras una y otra vez? He dicho que las personas son unas desgraciadas, que siempre se tienen que agarrar de las orejas para lograr comunicarte con ellas. Después de que las palabras se les han hablado hoy, de inmediato las olvidarán mañana; es como si estuvieran sufriendo de amnesia. Por lo tanto, no es el caso que algunas palabras no se hayan hablado, sino que no han sido cumplidas por las personas. Si algo se dice sólo una o dos veces, las personas siguen ignorantes; se debe repetir tres veces, este es el número mínimo. Incluso hay algunos “ancianos” a los que se les deben repetir diez o veinte veces. De esta manera, la misma cosa se dice una y otra vez de diferentes maneras para ver si las personas han cambiado o no. ¿Realmente habéis trabajado de esta manera? No quiero regañar a las personas, pero todas ellas están jugando con Dios; todas saben tomar más suplementos alimenticios, pero no se sienten ansiosas por causa de Dios; y ¿esto es servir a Dios? ¿Esto es amar a Dios? No es extraño que pasen todo el día sin preocupación en el mundo, ociosas e inactivas. Pero aun así, algunas personas todavía no están satisfechas y crean su propia pena. ¡Tal vez estoy siendo un poco duro, pero esto es lo que se conoce como ser auto sentimental! ¿Es Dios quien te hace sentir triste? ¿No es este un caso de provocarte sufrimiento a ti mismo? ¿Ninguna de las gracias de Dios está calificada para ser la fuente de tu felicidad? De principio a fin, no has sido consciente de la voluntad de Dios y has sido negativo, enfermizo y has estado angustiado, ¿por qué esto es así? ¿Es la voluntad de Dios hacerte vivir en la carne? Eres ignorante de la voluntad de Dios, estás inquieto dentro de tu propio corazón, refunfuñas y te quejas y pasas todo el día deprimido y tu carne sufre dolor y tortura, ¡eso es lo que mereces! Pides que los demás alaben a Dios en medio del castigo, que emerjan del castigo y que no sean limitados por este; sin embargo, tú has caído en él y no puedes escapar. Toma años emular este “espíritu de auto-sacrifico” de Dong Cunrui. Cuando predicas palabras y doctrinas, ¿no te sientes avergonzado? ¿Te conoces a ti mismo? ¿Te has apartado? ¿Amas verdaderamente a Dios? ¿Has desechado tus perspectivas y destino? No es extraño que Dios diga que las personas sean las que son maravillosas e insondables. ¿Quién hubiera pensado que había tantos “tesoros” dentro del hombre que todavía se tienen que excavar? Hoy, la vista de ello es suficiente para “abrir los propios ojos”, ¡las personas son tan “fantásticas”! Es como si Yo fuera un niño que no puede contar. Hasta hoy no he calculado cuántas personas aman verdaderamente a Dios. Nunca puedo recordar el número; por lo que, debido a Mi “deslealtad”, cuando llegue el momento de rendir cuentas ante Dios, siempre tengo las manos vacías, incapaz de hacer como hubiera querido, siempre estoy en deuda con Dios. Como resultado, cuando rindo cuentas, siempre soy reprendido por Dios. No sé por qué las personas son tan crueles, siempre haciéndome sufrir por esto. Las personas usan esta oportunidad para golpear sus pechos y reír, realmente no son Mis amigos. Cuando estoy en problemas, no me brindan ninguna ayuda, sino que deliberadamente se burlan de Mí, ¡realmente no tienen conciencia!