Práctica (3)

Debéis tener la habilidad para vivir independientemente, poder comer y beber las palabras de Dios por vosotros mismos, experimentarlas por vuestra cuenta y llevar una vida espiritual normal sin el liderazgo de otros. Debéis ser capaces de depender de las palabras que dice Dios hoy para vivir, entrar en la verdadera experiencia y ganar verdaderos conocimientos. Solo al hacer esto, podréis permanecer firmes. Hoy, muchas personas no entienden a fondo las tribulaciones y pruebas futuras. En el futuro, algunas personas experimentarán tribulaciones y algunas experimentarán castigo. Este castigo será más severo; será la llegada de los hechos. Hoy, todo lo que experimentas, practicas, y manifiestas establece los cimientos para las pruebas del futuro y, como mínimo, debes ser capaz de vivir independientemente. Hoy, la situación con respecto a muchos en la iglesia es generalmente la siguiente: si hay líderes y obreros para hacer la obra, están contentos, y si no hay, están tristes. No prestan atención a la obra de la iglesia, ni tampoco a sus vidas espirituales y no tienen la más mínima carga, van confundidos como un pájaro Hanhao.[a] Hablando con franqueza, en muchas personas la obra que he hecho es solamente la obra de conquista porque muchas son en esencia indignas de ser perfeccionadas. Solo una pequeña parte de las personas puede ser perfeccionada. Si, habiendo escuchado estas palabras, piensas: “ya que el único fin de la obra hecha por Dios es conquistar a las personas, solo seré un seguidor desganado”, ¿cómo podría tal actitud ser aceptable? Si verdaderamente tienes conciencia, entonces debes tener una carga y un sentido de responsabilidad. Debes decir: “Independientemente de si voy a ser conquistado o perfeccionado, debo dar correctamente ese paso del testimonio”. Como una criatura de Dios, uno puede ser completamente conquistado por Dios y, en última instancia, uno es capaz de satisfacer a Dios, retribuyendo al amor de Dios con un corazón que lo ame y consagrándose completamente a Él. Esta es la responsabilidad del hombre, es el deber que debe ser desempeñado por el hombre y la carga que debe ser soportada por el hombre y el ese debe completar esta comisión. Solo entonces el hombre cree en Dios verdaderamente. Hoy, ¿lo que haces en la iglesia es el cumplimiento de tu responsabilidad? Esto depende de si estás agobiado y de tu propio conocimiento. Al experimentar esta obra, si el hombre es conquistado y tiene el conocimiento verdadero, entonces será capaz de obedecer independientemente de su propio destino o perspectiva. De esta manera, la gran obra de Dios se llevará a cabo en su totalidad, porque no sois capaces de nada más que esto y sois incapaces de cumplir cualquier mayor. Sin embargo, en el futuro algunas personas serán perfeccionadas. Su calibre mejorará, en sus espíritus tendrán un conocimiento más profundo, y su vida crecerá… Sin embargo, algunas son totalmente incapaces de lograr esto y por lo tanto no pueden ser salvadas. Existe una razón por la que digo que no pueden ser salvadas. En el futuro, algunos serán conquistados, algunos serán eliminados, algunos serán perfeccionados y algunos serán usados y, por lo tanto, algunos experimentarán tribulaciones, otros experimentarán castigo (tanto calamidades naturales como desgracias causadas por el hombre), algunos serán eliminados y otros sobrevivirán. En esto, cada uno será clasificado según su especie, con cada grupo representando a un tipo de persona. No todas las personas serán eliminadas, ni todas serán perfeccionadas. Esto se debe a que el calibre del pueblo chino es demasiado bajo y solo hay un pequeño número entre ellos que posee la clase de autoconciencia que tuvo Pablo. Entre vosotros, pocos tienen la misma determinación para amar a Dios que Pedro, o la misma clase de fe que Job tuvo. Apenas hay alguno entre vosotros que tema y sirva a Jehová como hizo David, que tenga el mismo nivel de lealtad. ¡Qué patéticos sois!

Hoy, hablar de ser perfeccionado es solo un aspecto. Pase lo que pase, debéis llevar correctamente este paso del testimonio. Si se os pidiera servir a Dios en el templo, ¿cómo lo haríais? Si no fueras un sacerdote, y no tuvieras el estatus de hijos primogénitos o de los hijos de Dios, ¿todavía serías capaz de ser leal? ¿Todavía serías capaz de dedicar todos tus esfuerzos a la obra de expandir el reino? ¿Todavía serías capaz de hacer correctamente la obra de la comisión de Dios? Independientemente de cuánto haya crecido tu vida, la obra de hoy te hará estar plenamente convencido por dentro y hacer a un lado todas tus nociones. Ya sea que tengas o no lo que se necesita para buscar la vida, la obra de Dios te convencerá por completo. Algunas personas dicen: “Solo creo en Dios, y no entiendo lo que quiere decir buscar la vida”. Y algunas dicen: “Estoy todo confundido en mi creencia en Dios. Sé que no puedo ser perfeccionado, por lo tanto estoy listo para ser castigado”. Incluso a personas como esta, que están listas para ser castigadas o destruidas, también se les debe hacer que reconozcan que Dios lleva a cabo la obra de hoy. Algunas personas también dicen: “No pido ser perfeccionado, pero hoy estoy dispuesto a aceptar todo el entrenamiento de Dios, y estoy dispuesto a vivir con humanidad normal, mejorar mi calibre y obedecer todos los arreglos de Dios…”. En esto, también han sido conquistadas y han dado testimonio, lo que demuestra que existe algo de conocimiento sobre la obra de Dios dentro de estas personas. Esta etapa de la obra se ha llevado a cabo extremadamente rápido y, en el futuro, se llevará a cabo incluso más rápido en el extranjero. Hoy, las personas en el extranjero apenas si pueden esperar, todas se están apresurando a ir a China, por lo tanto, si no podéis ser completados, estaréis reteniendo a las personas en el extranjero. En ese tiempo, independientemente de lo bien que hayáis entrado o de cómo seáis, cuando llegue el momento, Mi obra se concluirá y completará. No vais a retrasar Mi obra. ¡Yo hago la obra de todos los seres humanos y no hay necesidad de que gaste más tiempo en vosotros! ¡Estáis demasiado desmotivados, demasiado carentes de autoconciencia! No sois dignos de ser perfeccionados, ¡apenas tenéis potencial! En el futuro, incluso si las personas siguen siendo tan laxas y descuidadas, y siguen siendo incapaces de mejorar su calibre, esto no impedirá la obra de todo el universo. Cuando llegue la hora de que la obra de Dios termine, terminará, y cuando llegue el tiempo de que las personas sean eliminadas, serán eliminadas. Por supuesto, aquellos que deban ser perfeccionados, y sean dignos de ser perfeccionados, también serán perfeccionados, pero si vosotros verdaderamente no tenéis ninguna esperanza, ¡entonces la obra de Dios no os esperará! Al fin de cuentas, si eres conquistado, esto también se puede considerar dar testimonio. Hay límites a lo que Dios pide de vosotros, sea cual sea la estatura que el hombre sea capaz de lograr, tal es la altura del testimonio que se exige de él. No es como el hombre imagina que tal testimonio alcanzará los límites más altos y que será rotundo, no hay manera de que esto se pueda lograr en vosotros, pueblo chino. Me he involucrado con vosotros durante todo este tiempo y vosotros mismos habéis visto esto: os he dicho que no os resistáis, que no seáis rebeldes, que no hagáis a Mis espaldas cosas que causen interrupciones o sean perturbadoras. He reprendido directamente a la gente sobre esto muchas veces, pero ni siquiera con eso es suficiente, en cuanto se dan la vuelta cambian, mientras que algunos secretamente se resisten, sin ningún reparo. ¿Crees que no sé nada de esto? ¿Crees que me puedes causar problemas y que nada resultará de ello? ¿Crees que no sé cuándo tratas de destruir Mi obra a Mis espaldas? ¿Crees que tus trucos insignificantes pueden sustituir tu personalidad? Siempre eres aparentemente obediente, pero secretamente eres un traidor, en tu corazón escondes pensamientos siniestros ¡e incluso la muerte no es un castigo suficiente para personas como tú! ¿Crees que alguna pequeña obra que el Espíritu Santo haya hecho en ti puede tomar el lugar de tu reverencia por Mí? ¿Crees que ganaste esclarecimiento por medio de clamar al Cielo? ¡No tienes vergüenza! ¡No vales para nada! ¿Crees que tus “buenas obras” conmovieron al Cielo y que entonces Él hizo una excepción y te concedió una pizca de talento, hizo que tuvieras labia, permitiéndote engañar a otros y engañarme a Mí? ¡Qué irracional eres! ¿Sabes de dónde viene tu esclarecimiento? ¿No sabes de quién eran los alimentos que comías mientras ibas creciendo? ¡Qué inconsciente eres! Algunos entre vosotros ni siquiera habéis cambiado tras haber sido tratados durante cuatro o cinco años, y tenéis claro estos asuntos. Deberíais estar seguros acerca de vuestra naturaleza, por lo tanto, no objetes cuando, un día, seas abandonado. Algunos, que engañan tanto a los que están arriba como debajo de ellos en su servicio, han sido muy tratados; otros, como son codiciosos con el dinero, han sido además bastante tratados; algunos, que no trazan límites claros entre hombres y mujeres, han sido tratados a menudo; otros, porque son vagos, solo conscientes de la carne, y no actúan según los principios cuando visitan las iglesias, han sido sometidos a mucho trato; algunos, porque no dan testimonio dondequiera que van, actúan de manera deliberada, imprudente, e incluso cometen pecados a sabiendas, se les ha advertido muchas veces. Algunos solo hablan de palabras y doctrinas durante las reuniones, actúan con superioridad hacia todos los demás, no tienen la más mínima realidad-verdad, y conspiran y compiten contra los hermanos y las hermanas; a menudo han sido expuestos por esto. Os he hablado estas palabras tantas veces y hoy ya no hablaré más de esto, ¡haced lo que queráis! ¡Tomad vuestras propias decisiones! Muchas personas no solo han sido sometidas a ser tratadas de esta manera, durante uno o dos años, algunas lo han sido tres o cuatro años, mientras que otras han experimentado esto por más de una década, habiendo sido sometidas a ser tratadas cuando se convirtieron en creyentes, pero a la fecha ha habido poco cambio en ellas. ¿Qué dices, no eres como los cerdos? ¿Podría ser que Dios fuera injusto contigo? No creáis que la obra de Dios no terminará si sois incapaces de alcanzar un cierto nivel. ¿Dios todavía os esperará si sois incapaces de cumplir Sus requerimientos? Te lo digo sin rodeos, no es así. ¡No tengas semejante opinión optimista de las cosas! Hay un límite de tiempo para la obra de hoy, ¡y Dios no solo está jugando contigo! Antes, cuando se trataba de experimentar la prueba de los hacedores de servicio, las personas pensaban que, si iban a mantenerse firmes en su testimonio a Dios y ser conquistadas por Él, tenían que alcanzar cierto punto, tenían que ser un hacedor de servicio por propia voluntad y de buena gana y tenían que alabar a Dios todos los días y no ser en lo más mínimo desenfrenados o descuidados. Pensaban que solo entonces serían verdaderamente un hacedor de servicio pero, ¿es realmente ese el caso? En ese tiempo, se revelaron varios tipos de personas que se comportaban de muchas maneras diferentes. Algunos se quejaban, otros difundían nociones, algunos dejaban de acudir a las reuniones y otros incluso se repartían el dinero de la iglesia. Los hermanos y las hermanas conspiraban los unos contra los otros. Verdaderamente fue una gran emancipación, pero hubo una cosa buena en esto: nadie se retiró. Esta era la clave. Dieron un paso de testimonio ante Satanás por esto y después se ganaron la identidad del pueblo de Dios y lo han logrado hasta el día de hoy. La obra de Dios no se lleva a cabo como lo imaginas, en lugar de ello, cuando el tiempo se acabe, la obra terminará, independientemente de qué punto hayas alcanzado. Algunas personas podrían decir: “Actuando de esta manera, Tú no salvas a las personas ni las amas, Tú no eres el Dios justo”. Te lo digo sin rodeos: el corazón de Mi obra hoy es conquistarte y hacer que des testimonio. Salvarte es solo secundario; si puedes o no ser salvado depende de tu propia búsqueda y no tiene que ver conmigo. Sin embargo, Yo te debo conquistar; no trates siempre de hacer conmigo lo que te dé la gana, ¡ahora Yo obro en ti y te salvo, no al revés!

Ahora, habéis llegado a entender más que cualquier persona en la historia que nunca fue perfeccionada. Sea vuestro conocimiento de las pruebas o la creencia en Dios, ambos son más altos que los de cualquier creyente en Dios. Las cosas que entendéis son lo que llegáis a conocer antes de que experimentéis las pruebas de los ambientes, pero vuestra estatura real es completamente incompatible con ellas. Lo que sabéis es más alto que lo que ponéis en práctica. Aunque decís que las personas que creen en Dios deben amarlo, y deben luchar no por las bendiciones sino solo para cumplir la voluntad de Dios, lo que se manifiesta en vuestras vidas es infinitamente diferente a esto y ha sido enormemente contaminado. La mayoría de las personas creen en Dios por buscar la paz y otros beneficios. A menos que sea para tu beneficio, no crees en Dios, y si no puedes recibir las gracias de Dios, te pones de mal humor. ¿Cómo puede esta ser tu verdadera estatura lo que has dicho? Cuando se trata de incidentes familiares inevitables, tales como niños que se enferman, seres queridos hospitalizados, bajo rendimientos de los cultivos, persecución por parte de familiares, hasta estos frecuentes asuntos de la vida cotidiana son demasiado para ti. Cuando tales cosas suceden, entras en pánico, no sabes qué hacer, y la mayor parte del tiempo te quejas de Dios. Te quejas de que las palabras de Dios te engañaron, de que la obra de Dios se burló de ti. ¿No tenéis tales pensamientos? ¿Piensas que tales cosas suceden entre vosotros solo pocas veces? Pasáis todos los días viviendo en medio de tales acontecimientos. No le prestáis atención alguna al éxito de vuestra fe en Dios ni a cómo cumplir la voluntad de Dios. Vuestra verdadera estatura es demasiado baja, incluso más baja que la de un pollito. Cuando el negocio familiar pierde os quejáis de Dios, cuando os encontráis en un ambiente sin la protección de Dios todavía os quejáis de Dios, y os quejáis incluso cuando uno de vuestros pollos muere o una vieja vaca en el corral enferma. Os quejáis cuando es tiempo de que vuestro hijo se case, pero vuestra familia no tiene suficiente dinero; quieres cumplir con el deber de anfitrión, pero no te lo puedes permitir, y entonces también te quejas. No paras de quejarte, y a veces no vas a las reuniones ni comes ni bebes las palabras de Dios a causa de esto; a veces te vuelves negativo durante un largo periodo de tiempo. Nada de lo que te pasa hoy tiene ninguna relación con tus perspectivas o destino; estas cosas sucederían aunque no creyeras en Dios, pero hoy le pasas la responsabilidad de ellas a Dios e insistes en decir que Dios te ha eliminado. ¿Y qué pasa con tu creencia en Dios? ¿Realmente has ofrecido tu vida? Si sufrierais las mismas pruebas que Job, ninguno entre vosotros que seguís a Dios hoy podríais permanecer firmes, todos vosotros caeríais. Y es que hay, sencillamente, una diferencia abismal entre vosotros y Job. Hoy, si la mitad de vuestros bienes fuera incautada os atreveríais a negar la existencia de Dios; si os quitaran a vuestro hijo o hija, correríais por las calles poniendo el grito en el cielo; si tu única manera de ganarte la vida llegara a un callejón sin salida, intentarías polemizar con Dios, preguntarías por qué al principio dije tantas palabras para asustarte. No hay nada que no os atreveríais a hacer en tales momentos. Esto muestra que no habéis obtenido ningún verdadero entendimiento y que no tenéis verdadera estatura. De esta manera, las pruebas en vosotros son demasiado grandes, porque sabéis demasiado, pero lo que verdaderamente entendéis no es ni siquiera una milésima de lo que sois conscientes. No os detengáis en la mera comprensión y conocimiento; mejor deberíais ver cuánto podéis verdaderamente poner en práctica, cuánto del esclarecimiento e iluminación del Espíritu Santo se ganó a través del sudor de vuestro propio arduo trabajo y en cuántas de vuestras prácticas habéis materializado vuestra propia resolución. Debes tomar en serio tu estatura y práctica. En tu creencia en Dios, no deberías tratar de cumplir con formalidades por causa de alguien, el que puedas o no finalmente obtener la verdad y la vida depende de tu propia búsqueda.

Nota al pie:

a. La historia del pájaro Hanhao es muy parecida a la fábula de Esopo de la hormiga y la cigarra. El pájaro Hanhao prefiere dormir en lugar de hacer un nido cuando hace calor, a pesar de las repetidas advertencias de su vecina, la urraca. Cuando llega el invierno, el pájaro muere congelado.

Anterior: ¿Existe la Trinidad?

Siguiente: Práctica (4)

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 103

Una voz estruendosa resuena y sacude todo el universo. Es tan ensordecedora que las personas no pueden esquivarla a tiempo. Algunas mueren,...

Capítulo 32

Cuando las personas se reúnen conmigo, Mi corazón se llena de gozo. De inmediato, Yo concedo las bendiciones de Mi mano entre los hombres,...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp