Palabras diarias de Dios

Recital-daily-words-of-God
Palabras diarias de Dios

Categorías


Declaraciones de Dios Todopoderoso (El camino para conocer a Dios)
Declaraciones de Dios Todopoderoso (El camino para conocer a Dios)
Recital-the-word-appears-in-the-flesh
Declaraciones de Cristo de los últimos días (Selecciones)
Recital-the-word-appears-in-the-flesh-selections
La Palabra manifestada en carne (Selecciones)

No temer a Dios y no apartarse del mal es oponerse a Dios

Ahora estáis cara a cara con Dios, y con Su palabra. Vuestro conocimiento de Dios es mucho mayor que el de Job. ¿Por qué menciono esto ahora? ¿Por qué hablo así? Me gustaría explicaros un hecho, pero antes quiero haceros una pregunta: Job sabía muy poco de Dios, pero podía temerle y apartarse del mal. ¿Por qué son incapaces de hacerlo las personas de nuestros días? (Profunda corrupción). Profunda corrupción, esa es la superficie de la cuestión, pero Yo nunca lo veré así. Con frecuencia tomáis doctrinas y letras de las que soléis hablar, como “corrupción profunda”, “rebelarse contra Dios”, “deslealtad hacia Dios”, “desobediencia”, “no amar la verdad”, y usáis estas frases para explicar la esencia de cada cuestión. Esta es una forma errónea de practicar. Utilizar la misma respuesta para explicar cuestiones de naturalezas distintas suscita, inevitablemente, sospechas de blasfemia contra la verdad y contra Dios. No me gusta oír este tipo de respuesta. ¡Pensad en ello! Ninguno de vosotros ha pensado en este asunto, pero cada día puedo verlo y sentirlo. Por tanto, vosotros hacéis y Yo observo. Cuando actuáis no podéis percibir la esencia de este asunto. Pero cuando lo veo, sí puedo advertir y sentir su esencia. ¿Cuál es, pues, esta esencia? ¿Por qué no pueden las personas de estos días temer a Dios y apartarse del mal? Vuestras respuestas están bastante lejos de explicar la esencia de esta cuestión, y no pueden resolverla. Esto se debe a que existe una fuente de la que no sabéis nada. ¿Cuál es? Sé que queréis oír sobre ella, así que os hablaré acerca de la fuente de esta cuestión.

Al principio de la obra de Dios, ¿cómo consideraba Él al hombre? Dios lo rescató; lo consideró un miembro de Su familia, el objetivo de Su obra, aquello que quería conquistar, salvar y perfeccionar. Esta era la actitud de Dios hacia el hombre al principio de Su obra. ¿Pero cuál era la actitud del hombre hacia Dios en aquel momento? Dios era extraño para el hombre, que lo consideraba como un desconocido. Podría decirse que la actitud del hombre hacia Dios era incorrecta y que no tenía claro cómo debía tratarle. Lo trataba, por tanto, como le parecía, y actuaba como creía oportuno. ¿Tenía el hombre un punto de vista sobre Dios? Al principio, ninguno. El denominado punto de vista del hombre consistía, sencillamente, de algunos conceptos e imaginaciones respecto a Dios. Aquello que se ajustaba a los conceptos de las personas fue aceptado; lo que no se ajustaba, se obedecía de manera superficial; sin embargo, en sus corazones las personas chocaban fuertemente con ello y se oponían. Así era la relación entre el hombre y Dios al principio: Dios consideraba al ser humano como un miembro de Su familia, pero este le trataba como a un desconocido. Pero después de un período en el que Dios obró, el hombre llegó a entender lo que Él intentaba conseguir. Las personas llegaron a saber que Dios era el Dios verdadero, y lo que el hombre podía obtener de Él. ¿Cómo consideraba el hombre a Dios en aquel momento? Como un salvavidas del que esperaba obtener gracia, bendiciones, promesas. ¿Y cómo veía Dios al hombre en esa coyuntura? Como el objetivo de Su conquista. Dios quería usar palabras para juzgar al hombre, para ponerlo a prueba, para probarlo. Pero en lo que a la humanidad respectaba en aquel punto de la historia, Dios era un objeto al que podían utilizar para conseguir sus metas. Las personas veían que la verdad que Él promulgaba las podía conquistar y salvar, y que tenían la oportunidad de obtener aquello que querían de Dios, el destino deseado. Por esto, en sus corazones se formó una pequeña pizca de sinceridad, y estuvieron dispuestas a seguir a ese Dios. Transcurrió algún tiempo, y las personas adquirieron algún conocimiento superficial y doctrinal de Dios. Podría decirse que se estaban “familiarizando” cada vez más con Él. Por la palabra hablada por Él, Su predicación, la verdad promulgada y Su obra, las personas estaban cada vez más “familiarizadas”. Entonces pensaron erróneamente que Dios había dejado de ser un desconocido, y que ellos caminaban ya por la senda de la compatibilidad con Él. Hasta ahora, las personas han escuchado muchos sermones sobre la verdad, y han experimentado mucho de la obra de Dios. Sin embargo, bajo las interferencias y obstrucciones de muchos factores y circunstancias diferentes, la mayoría de las personas no consigue poner en práctica la verdad ni satisfacer a Dios. Las personas son cada vez más vagas y menos confiadas. Sienten, cada vez más, que su desenlace es desconocido. No se atreven a tener ideas extraordinarias, y no buscan progresar; simplemente siguen avanzando paso a paso, con reticencia. Respecto al estado actual del hombre, ¿cuál es la actitud de Dios hacia este? Su único deseo es entregarle estas verdades, infundirle Su camino y disponer después diversas circunstancias con el fin de ponerle a prueba de diferentes maneras. Su objetivo consiste en tomar estas palabras, estas verdades, y Su obra, y dar lugar a un desenlace en el que el hombre pueda temer a Dios y apartarse del mal. La mayoría de las personas que he visto sólo toman Su palabra y la consideran como doctrinas, letras, reglas a observar. Cuando abordan cosas y hablan, o se enfrentan a pruebas, no consideran que el camino de Dios sea el camino a observar. Esto es especialmente cierto cuando las personas se enfrentan a pruebas importantes; no he visto a nadie que practicara en la dirección de temer a Dios y apartarse del mal. Debido a esto, la actitud de Dios hacia el hombre está llena de un desprecio y una aversión extremos. Después de que Él haya enviado una y otra vez pruebas a las personas, hasta centenares de veces, estas siguen sin tener una actitud clara que demuestre su determinación: ¡quiero temerle a Dios y apartarme del mal! Al no tener ese valor ni hacer este tipo de demostración, la actitud presente de Dios hacia ellas ya no es la misma que en el pasado, cuando Él extendía misericordia, tolerancia, aguante y paciencia. En su lugar, está extremadamente decepcionado con el hombre. ¿Quién provocó esta desilusión? ¿De quién depende el tipo de actitud que Dios tiene hacia el hombre? De cada persona que sigue a Dios. Durante el transcurso de Sus muchos años de obra, Él le ha exigido mucho al hombre, y ha dispuesto muchas circunstancias para él. Pero comoquiera que haya actuado, y cualquiera que sea su actitud hacia Dios, el hombre no puede practicar en claro acuerdo con el objetivo de temer a Dios y apartarse del mal. Lo resumiré, pues, en un dicho, y lo utilizaré para explicar todo aquello de lo que hablamos sobre por qué las personas no pueden andar en el camino de Dios, temerle y apartarse del mal. ¿Cuál es este dicho? Es el siguiente: Dios considera al hombre el objeto de Su salvación, el objeto de Su obra; el hombre considera a Dios su enemigo, su antítesis. ¿Te queda ahora claro este asunto? Cuál es la actitud del hombre; cuál es la de Dios; cuál es la relación entre el hombre y Dios; todo está muy claro. Independientemente de las muchas predicaciones que hayáis escuchado, las cosas que hayáis recapitulado para vosotros —como ser fieles a Dios, obedecerle, buscar el camino de la compatibilidad con Él, querer dedicarle toda una vida, vivir para Él—, para Mí estas cosas no son andar conscientemente en el camino de Dios, que consiste en temerle y apartarse del mal. En su lugar, existen canales a través de los cuales podéis alcanzar ciertas metas. Para ello, observáis con reticencia algunas reglas. Y son precisamente estas las que alejan aún más a las personas del camino del temor a Dios y de apartarse del mal, y vuelven a colocarlo una vez más a Él en la oposición contra el hombre.

La cuestión de la que estamos hablando hoy es un poco densa; sin embargo, de un modo u otro sigo esperando que cuando paséis por las experiencias y los tiempos venideros podáis hacer lo que os acabo de decir. No descuidéis a Dios ni lo consideréis aire, sintiendo que existe en ocasiones, cuando os resulta útil, pero sintiendo que no lo hace cuando no tiene utilidad alguna para vosotros. Cuando, inconscientemente, posees este tipo de entendimiento, ya has enfurecido a Dios. Quizás algunas personas digan: “No considero que Dios sea aire; siempre le oro, le satisfago, y todo lo que hago se encuentra en el ámbito, el estándar y los principios exigidos por Él. Desde luego que no estoy actuando según mis propias ideas”. Sí, la manera en la que estás afrontando las cosas es correcta. ¿Pero cómo piensas cuando afrontas un asunto cara a cara? ¿Cómo practicas cuando te enfrentas a un asunto? Algunas personas sienten que Dios existe cuando oran y apelan a Él. Pero cuando se enfrentan a una situación, se les ocurren sus propias ideas y quieren acatarlas. Esto es considerar a Dios como aire. Este tipo de situación lo vuelve inexistente. Las personas piensan que Él debería existir cuando lo necesitan, y dejar de hacerlo cuando no lo precisan. Piensan que basta con practicar sus propias ideas. Creen ser capaces de hacer las cosas como les agradan. Simplemente piensan que no necesitan buscar el camino de Dios. Las personas que están actualmente en este tipo de condición, este tipo de estado, ¿no se hallan al filo del peligro? Algunos dicen: “Independientemente de si estoy o no al borde del peligro, he creído durante muchos años, y estoy persuadido de que Dios no me abandonará, porque Él no lo soportaría”. Otros afirman: “Incluso desde el vientre de mi madre, yo creía en el Señor, todo el tiempo hasta ahora; cuarenta o cincuenta años en total. En términos de tiempo, soy el más cualificado para ser salvado por Dios, para sobrevivir. A lo largo de este período de cuatro o cinco décadas, abandoné a mi familia y mi trabajo. Entregué todo lo que tenía, como el dinero, el estatus, el disfrute y el tiempo con la familia; no he comido muchos alimentos deliciosos; no he disfrutado de muchas cosas divertidas; no he visitado muchos lugares interesantes; he experimentado sufrimientos que las personas ordinarias no podrían soportar. Si Dios no puede salvarme por todo esto, estoy recibiendo un trato injusto y no puedo creer en un tipo de Dios así”. ¿Existen muchas personas que opinen así? (Sí, son muchas). Entonces, hoy os ayudaré a entender una realidad: todos y cada uno de los que tienen este tipo de opinión cavan su propia fosa sin darse cuenta. Esto se debe a que están usando sus propias imaginaciones para taparse los ojos. Y son precisamente estas y sus propias conclusiones las que reemplazan el estándar de lo que Dios exige del hombre, evitando que acepten Sus verdaderas intenciones, haciéndoles de forma que no puedan sentir Su verdadera existencia, y haciendo que pierdan su oportunidad de ser perfeccionados por Él y no tener parte en Su promesa.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Palabras diarias de Dios

  • Conocer a Dios
  • Una vida cristiana
Dios mismo, el único I (Fragmento XIV) La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III (Fragmento XVII) Dios mismo, el único IX (Fragmento III) Dios mismo, el único III (Fragmento IV) La esencia de Cristo es la obediencia a la voluntad del Padre celestial (Fragmento IV) Conocer la obra de Dios hoy (Fragmento I) Palabras diarias de Dios | Fragmento 1 | "Conocer a Dios es el camino hacia el temer a Dios y apartarse del mal" Palabras diarias de Dios | Fragmento 2 | "Conocer a Dios es el camino hacia el temer a Dios y apartarse del mal" Palabras diarias de Dios | Fragmento 3 | "Conocer a Dios es el camino hacia el temer a Dios y apartarse del mal" Palabras diarias de Dios | Fragmento 4 | "Conocer a Dios es el camino hacia el temer a Dios y apartarse del mal" Palabras diarias de Dios | Fragmento 5 | "Conocer a Dios es el camino hacia el temer a Dios y apartarse del mal" Palabras diarias de Dios | Fragmento 6 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 7 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 8 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 9 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 10 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 11 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 12 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 13 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 14 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 15 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 16 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 17 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 18 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 19 | "Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 20 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 21 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 22 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 23 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 24 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 25 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 26 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 27 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 28 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 29 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 30 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 31 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 32 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 33 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 34 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 35 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 36 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 37 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 38 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 39 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 40 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 41 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 42 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 43 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 44 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 45 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 46 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 47 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 48 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 49 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 50 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 51 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 52 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 53 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 54 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 55 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 56 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 57 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 58 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 59 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 60 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 61 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 62 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 63 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 64 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 65 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 66 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 67 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 68 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 69 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 70 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 71 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 72 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 73 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 74 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 75 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 76 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 77 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 78 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 79 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 80 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 81 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 82 | "La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 83 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 84 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 85 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 86 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 87 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 88 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 89 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 90 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 91 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 92 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 93 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 94 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 95 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 96 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 98 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 99 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 100 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 101 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 102 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 103 | "Dios mismo, el único I" Palabras diarias de Dios | Fragmento 104 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 105 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 106 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 107 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 108 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 109 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 110 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 111 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 112 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 113 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 114 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 115 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 116 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 117 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 118 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 119 | "Dios mismo, el único II" Palabras diarias de Dios | Fragmento 120 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 121 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 122 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 123 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 124 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 125 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 126 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 127 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 128 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 129 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 130 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 131 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 132 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 133 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 134 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 135 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 136 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 137 | "Dios mismo, el único III" Palabras diarias de Dios | Fragmento 138 | "Dios mismo, el único IV" Palabras diarias de Dios | Fragmento 139 | "Dios mismo, el único IV" Palabras diarias de Dios | Fragmento 140 | "Dios mismo, el único IV" Palabras diarias de Dios | Fragmento 141 | "Dios mismo, el único IV" Palabras diarias de Dios | Fragmento 142 | "Dios mismo, el único IV" Palabras diarias de Dios | Fragmento 143 | "Dios mismo, el único IV" Palabras diarias de Dios | Fragmento 144 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 145 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 146 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 147 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 148 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 149 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 150 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 151 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 152 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 153 | "Dios mismo, el único V" Palabras diarias de Dios | Fragmento 154 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 155 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 156 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 157 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 158 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 159 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 160 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 161 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 162 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 163 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 164 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 165 | "Dios mismo, el único VI" Palabras diarias de Dios | Fragmento 166 | "Dios mismo, el único VII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 167 | "Dios mismo, el único VII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 168 | "Dios mismo, el único VII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 169 | "Dios mismo, el único VII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 170 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 171 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 172 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 173 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 174 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 175 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 176 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 177 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 178 | "Dios mismo, el único VIII" Palabras diarias de Dios | Fragmento 179 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 180 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 181 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 182 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 183 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 184 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 185 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 186 | "Dios mismo, el único IX" Palabras diarias de Dios | Fragmento 187 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 188 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 189 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 190 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 191 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 192 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 193 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 195 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 197 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 198 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 199 | "Dios mismo, el único X" Palabras diarias de Dios | Fragmento 200 | "Dios mismo, el único X"
Las tres etapas de la obra La verdadera historia detrás de la obra de la Era de la Redención (Fragmento II) Todo se realiza por la palabra de Dios (Fragmento II) El Salvador ya ha regresado sobre una “nube blanca” (Fragmento II) El Salvador ya ha regresado sobre una “nube blanca” (Fragmento III) La verdadera historia detrás de la obra de la Era de la Redención (Fragmento III) La Era del Reino es la Era de la Palabra (Fragmento I) Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios (Fragmento IV) La visión de la obra de Dios (3) (Fragmento II) La visión de la obra de Dios (3) (Fragmento VIII) Todo se realiza por la palabra de Dios (Fragmento III) Todo se realiza por la palabra de Dios (Fragmento V) El hombre sólo puede salvarse en medio de la gestión de Dios (Fragmento II) El misterio de la encarnación (4) (Fragmento IV) El misterio de la encarnación (4) (Fragmento VIII) La visión de la obra de Dios (3) (Fragmento IV) Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso (Fragmento VII) Palabras diarias de Dios | Fragmento 24 | "Prefacio" Palabras diarias de Dios | Fragmento 1 | "La verdadera historia detrás de la obra de la Era de la Redención" Palabras diarias de Dios | Fragmento 2 | "Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso" Palabras diarias de Dios | Fragmento 3 | "Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso" Palabras diarias de Dios | Fragmento 4 | "Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso" Palabras diarias de Dios | Fragmento 5 | "Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 6 | "Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 7 | "Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 8 | "Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 9 | "Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 10 | "Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 11 | "Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 12 | "El misterio de la encarnación (4)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 14 | "La obra de Dios y la práctica del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 15 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado" Palabras diarias de Dios | Fragmento 16 | "Las dos encarnaciones completan el sentido de la encarnación" Palabras diarias de Dios | Fragmento 17 | "Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy" Palabras diarias de Dios | Fragmento 18 | "La obra en la Era de la Ley" Palabras diarias de Dios | Fragmento 19 | "La obra en la Era de la Ley" Palabras diarias de Dios | Fragmento 20 | "La obra en la Era de la Ley" Palabras diarias de Dios | Fragmento 22 | "La verdadera historia detrás de la obra de la Era de la Redención" Palabras diarias de Dios | Fragmento 32 | "Conocer la obra de Dios hoy" Palabras diarias de Dios | Fragmento 37 | "Todo se realiza por la palabra de Dios" El juicio en los últimos días La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado (Fragmento VI) La visión de la obra de Dios (3) (Fragmento III) Cristo hace la obra de juicio con la verdad (Fragmento I) Palabras diarias de Dios | Fragmento 78 | "Cristo hace la obra de juicio con la verdad" Palabras diarias de Dios | Fragmento 79 | "Cristo hace la obra de juicio con la verdad" Palabras diarias de Dios | Fragmento 80 | "Cristo hace la obra de juicio con la verdad" Palabras diarias de Dios | Fragmento 83 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado" Palabras diarias de Dios | Fragmento 86 | "Sólo aquellos que conocen a Dios pueden dar testimonio de Él" Palabras diarias de Dios | Fragmento 89 | "Sólo los perfeccionados pueden vivir una vida significativa" Palabras diarias de Dios | Fragmento 93 | "Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo" Palabras diarias de Dios | Fragmento 98 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 26" La encarnación La esencia de la carne habitada por Dios (Fragmento I) La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado (Fragmento II) La esencia de la carne habitada por Dios (Fragmento IV) La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado (Fragmento III) Palabras diarias de Dios | Fragmento 121 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado" La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado (Fragmento VIII) La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado (Fragmento IX) La esencia de la carne habitada por Dios (Fragmento V) El misterio de la encarnación (4) (Fragmento V) ¿Sabías que Dios ha hecho algo grande entre los hombres? (Fragmento II) La esencia de Cristo es la obediencia a la voluntad del Padre celestial (Fragmento II) La esencia de Cristo es la obediencia a la voluntad del Padre celestial (Fragmento III) La diferencia esencial entre el Dios encarnado y las personas usadas por Dios (Fragmento I) Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios (Fragmento I) Palabras diarias de Dios | Fragmento 138 | "La diferencia esencial entre el Dios encarnado y las personas usadas por Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 25 | "Prefacio" Palabras diarias de Dios | Fragmento 100 | "La esencia de la carne habitada por Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 101 | "La esencia de la carne habitada por Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 103 | "La esencia de la carne habitada por Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 105 | "La esencia de Cristo es la obediencia a la voluntad del Padre celestial" Palabras diarias de Dios | Fragmento 109 | "La esencia de Cristo es la obediencia a la voluntad del Padre celestial" Palabras diarias de Dios | Fragmento 114 | "El misterio de la encarnación (3)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 115 | "El misterio de la encarnación (3)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 118 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado" Palabras diarias de Dios | Fragmento 122 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado" Palabras diarias de Dios | Fragmento 124 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado" Palabras diarias de Dios | Fragmento 125 | "La humanidad corrupta necesita más que nadie la salvación del Dios encarnado" Palabras diarias de Dios | Fragmento 128 | "Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso" Palabras diarias de Dios | Fragmento 129 | "Las dos encarnaciones completan el sentido de la encarnación" Palabras diarias de Dios | Fragmento 130 | "Las dos encarnaciones completan el sentido de la encarnación" Palabras diarias de Dios | Fragmento 132 | "¿Sabías que Dios ha hecho algo grande entre los hombres?" Palabras diarias de Dios | Fragmento 134 | "Deberías saber que el Dios práctico es Dios mismo" Palabras diarias de Dios | Fragmento 135 | "Deberías saber que el Dios práctico es Dios mismo" Palabras diarias de Dios | Fragmento 139 | "La diferencia esencial entre el Dios encarnado y las personas usadas por Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 140 | "Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna" Los misterios sobre la Biblia Relativo a la Biblia (1) (Fragmento IV) Relativo a la Biblia (1) (Fragmento I) Relativo a la Biblia (1) (Fragmento III) Relativo a la Biblia (2) (Fragmento I) Relativo a la Biblia (3) (Fragmento II) Relativo a la Biblia (3) (Fragmento III) ¿Cómo puede el hombre que ha definido a Dios en sus conceptos recibir Sus revelaciones? (Fragmento II) Relativo a la Biblia (4) (Fragmento II) Palabras diarias de Dios | Fragmento 280 | "Deberías buscar el camino de la compatibilidad con Cristo" Conocer la obra de Dios ¿Es la obra de Dios tan sencilla como el hombre imagina? (Fragmento II) Dios preside el destino de toda la humanidad (Fragmento III) ¿Es la obra de Dios tan sencilla como el hombre imagina? (Fragmento I) La obra de Dios y la obra del hombre (Fragmento VII) La obra de difundir el evangelio es también la obra de salvar al hombre (Fragmento I) La obra de difundir el evangelio es también la obra de salvar al hombre (Fragmento II) La obra de difundir el evangelio es también la obra de salvar al hombre (Fragmento III) Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 10 (Fragmento I) El misterio de la encarnación (4) (Fragmento I) Conocer la obra de Dios hoy (Fragmento I) Conocer la obra de Dios hoy (Fragmento II) Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios (Fragmento III) Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios (Fragmento IV) El misterio de la encarnación (2) (Fragmento I) La diferencia entre el ministerio del Dios encarnado y el deber del hombre (Fragmento I) La obra de Dios y la práctica del hombre (Fragmento I) La obra de Dios y la práctica del hombre (Fragmento III) La obra de Dios y la práctica del hombre (Fragmento IV) Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy (Fragmento I) El misterio de la encarnación (1) (Fragmento IV) La obra de Dios y la obra del hombre (Fragmento I) La obra de Dios y la obra del hombre (Fragmento II) Palabras diarias de Dios | Fragmento 178 | "La obra de Dios y la obra del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 206 | "Dios es el Señor de toda la creación" Palabras diarias de Dios | Fragmento 207 | "Dios es el Señor de toda la creación" Palabras diarias de Dios | Fragmento 213 | "Sólo los perfeccionados pueden vivir una vida significativa" Palabras diarias de Dios | Fragmento 214 | "Sólo aquellos que conocen a Dios pueden dar testimonio de Él" Palabras diarias de Dios | Fragmento 152 | "La obra de Dios y la práctica del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 153 | "La obra de Dios y la práctica del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 154 | "La obra de Dios y la práctica del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 156 | "La obra de Dios y la práctica del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 159 | "La diferencia entre el ministerio del Dios encarnado y el deber del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 162 | "Acerca de los apelativos y la identidad" Palabras diarias de Dios | Fragmento 163 | "Acerca de los apelativos y la identidad" Palabras diarias de Dios | Fragmento 164 | "Acerca de los apelativos y la identidad" Palabras diarias de Dios | Fragmento 165 | "Acerca de los apelativos y la identidad" Palabras diarias de Dios | Fragmento 175 | "La obra de Dios y la obra del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 176 | "La obra de Dios y la obra del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 179 | "La obra de Dios y la obra del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 183 | "Una breve charla sobre 'El Reino Milenario ha llegado'" Palabras diarias de Dios | Fragmento 196 | "Obra y entrada (9)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 197 | "Obra y entrada (10)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 143 | "Conocer la obra de Dios hoy" Palabras diarias de Dios | Fragmento 148 | "Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy" Palabras diarias de Dios | Fragmento 149 | "Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy" Palabras diarias de Dios | Fragmento 150 | "Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy" Palabras diarias de Dios | Fragmento 151 | "Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy" Palabras diarias de Dios | Fragmento 161 | "La diferencia entre el ministerio del Dios encarnado y el deber del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 174 | "La obra de Dios y la obra del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 191 | "Obra y entrada (4)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 192 | "Obra y entrada (4)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 202 | "La verdad interna de la obra de conquista (3)" Palabras diarias de Dios | Fragmento 205 | "Cuando se trata de Dios, ¿cuál es tu entendimiento?" Palabras diarias de Dios | Fragmento 216 | "El hombre sólo puede salvarse en medio de la gestión de Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 221 | "El Reino Milenario ha llegado" La entrada en la vida Contemplando la aparición de Dios en Su juicio y Su castigo (Fragmento II) Palabras diarias de Dios | Fragmento 405 | "Todo se realiza por la palabra de Dios" Palabras diarias de Dios | Fragmento 433 | "Cómo conocer la realidad" Destinos y resultados Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento II) Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento VIII) Deberías preparar suficientes buenas obras para tu destino (Fragmento I) Deberías preparar suficientes buenas obras para tu destino (Fragmento II) Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento I) Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento III) Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento IV) Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento V) Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento VI) Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo (Fragmento VII) Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso (Fragmento I) Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso (Fragmento II) Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso (Fragmento III) Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso (Fragmento IV) Palabras diarias de Dios | Fragmento 587 | "Dios es la fuente de la vida del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 589 | "Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso" Palabras diarias de Dios | Fragmento 593 | "Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso" Palabras diarias de Dios | Fragmento 602 | "La obra de Dios y la práctica del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 612 | "Cristo hace la obra de juicio con la verdad" La aparición y la obra de Dios Los siete truenos retumban: profetizan que el evangelio del reino se extenderá por todo el universo (Fragmento I) El Salvador ya ha regresado sobre una “nube blanca” (Fragmento I) La aparición de Dios ha traído una nueva época (Fragmento I) Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 27 (Fragmento I) Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 29 (Fragmento II) En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra (Fragmento II) Contemplando la aparición de Dios en Su juicio y Su castigo (Fragmento I) Palabras diarias de Dios | Fragmento 61 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 11" Palabras diarias de Dios | Fragmento 60 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 11" Palabras diarias de Dios | Fragmento 62 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 22" Palabras diarias de Dios | Fragmento 63 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 26" Palabras diarias de Dios | Fragmento 65 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 29" Palabras diarias de Dios | Fragmento 69 | "Los siete truenos retumban: profetizan que el evangelio del reino se extenderá por todo el universo" Palabras diarias de Dios | Fragmento 72 | "La aparición de Dios ha traído una nueva época" Palabras diarias de Dios | Fragmento 74 | "Prefacio" Revelación de las nociones religiosas En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra (Fragmento I) Solo pueden servir a Dios los que conocen Su obra de hoy (Fragmento II) Sólo el que experimenta la obra de Dios verdaderamente cree en Dios (Fragmento III) La verdad interna de la obra de conquista (3) (Fragmento II) Nadie que sea de la carne puede escapar del día de la ira (Fragmento I) ¿Existe la Trinidad? (Fragmento I) ¿Existe la Trinidad? (Fragmento II) ¿Existe la Trinidad? (Fragmento III) ¿Existe la Trinidad? (Fragmento IV) Palabras diarias de Dios | Fragmento 281 | "Prefacio" Palabras diarias de Dios | Fragmento 284 | "¿Cómo puede el hombre que ha definido a Dios en sus conceptos recibir Sus revelaciones?" Palabras diarias de Dios | Fragmento 293 | "Todos los que no conocen a Dios son los que se oponen a Él" Palabras diarias de Dios | Fragmento 294 | "Todos los que no conocen a Dios son los que se oponen a Él" Palabras diarias de Dios | Fragmento 295 | "Deberías buscar el camino de la compatibilidad con Cristo" Revelación de la corrupción de la humanidad El hombre sólo puede salvarse en medio de la gestión de Dios (Fragmento IV) Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 10 (Fragmento II) Deberíais considerar vuestros hechos (Fragmento II) Muchos son llamados, pero pocos son escogidos (Fragmento I) Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios (Fragmento II) El suspiro del Todopoderoso (Fragmento I) Palabras diarias de Dios | Fragmento 306 | "Deberías buscar el camino de la compatibilidad con Cristo" Palabras diarias de Dios | Fragmento 319 | "Cómo conocer al Dios en la tierra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 320 | "Cómo conocer al Dios en la tierra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 321 | "Cómo conocer al Dios en la tierra" Palabras diarias de Dios | Fragmento 324 | "¿Eres un verdadero creyente en Dios?" Palabras diarias de Dios | Fragmento 325 | "¿Eres un verdadero creyente en Dios?" El carácter de Dios, lo que Él tiene y es Palabras diarias de Dios | Fragmento 249 | "Deberías preparar suficientes buenas obras para tu destino" Palabras diarias de Dios | Fragmento 255 | "Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna" Palabras diarias de Dios | Fragmento 258 | "Dios es la fuente de la vida del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 259 | "Dios es la fuente de la vida del hombre" Palabras diarias de Dios | Fragmento 262 | "Dios preside el destino de toda la humanidad"

0Resultado(s) de búsqueda

LECTURAS