INICIO LIBROS
A-
A+

Abrirse camino entre la niebla para ver la luz

Xinxin (China)

Soy un trabajador normal y corriente. A finales de noviembre de 2013 un compañero notó que mi esposa y yo siempre protestábamos mucho por cosas pequeñas, que todos los días estábamos preocupados y angustiados, así que nos comunicó la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días. De la palabra de Dios Todopoderoso hemos aprendido que los cielos y la tierra y todas las cosas fueron creados por Dios y que Dios le ha dado la vida al hombre. También hemos entendido la verdad del misterio del plan de gestión de seis mil años, el misterio de la encarnación, las tres etapas de la obra de Dios para salvar a la humanidad, el significado de la obra de juicio de Dios en los últimos días y otros aspectos. Mi esposa y yo pensamos que encontrarnos con que Dios hubiera venido a salvar a la humanidad durante nuestras vidas era una gran bendición. Aceptamos felizmente la obra de Dios en los últimos días y llevamos una vida de iglesia. Bajo la guía de la palabra de Dios, ambos buscamos la verdad y transformarnos y, cuando ocurría algo y empezábamos a discutir, ya no nos culpábamos uno a otro como solíamos hacer sino que reflexionábamos sobre nosotros mismos e intentábamos conocernos. Después actuábamos de una manera que abandonaba la carne según las exigencias de Dios y nuestras relaciones maritales mejoraron cada vez más y nuestros corazones se volvieron pacíficos y estables. Sentíamos que creer en Dios era realmente bueno. Sin embargo, mientras estábamos felices y contentos de seguir a Dios, disfrutando de una vida bendecida, nos enfrentamos a un violento ataque procedente de nuestras familias… Justo cuando estaba perdiendo el rumbo, fue la palabra de Dios la que me guio para poder reconocer el ardid de Satanás y atravesar la niebla y entrar en el camino radiante y correcto de la vida.

Cuando acababa de jubilarme, en febrero de 2014, siendo ambos ancianos, mi nuera nos hizo viajar a Sichuan para cuidar a nuestro nieto. Le oré a Dios: “¡Dios Todopoderoso! Mi nuera me ha pedido que cuide a nuestro nieto pero no estoy acostumbrado a la vida en ese lugar y no es conveniente creer en Dios ni leer la palabra de Dios allí. Espero que Tú nos abras una salida…”. Poco después, mi nuera volvió a llamarme para decir que nos traería a mi nieto. Al escuchar la noticia, me puse contentísimo y sentí cuán todopoderoso es Dios. Él escuchó mi oración y abrió una salida para mí. Pocos días después, mi nuera y sus padres trajeron a mi nieto. De hecho, al día siguiente yo iba a una congregación y les conté que creía en Dios Todopoderoso. Después de oír esto, descontenta, mi nuera dijo: “Papá, ¿cómo puedes creer en Dios Todopoderoso? Estoy segura de que sabes que el gobierno no permite que la gente crea en Dios Todopoderoso y que en los últimos años ha estado arrestando creyentes en Dios Todopoderoso. No puedes seguir creyendo en Él”. Yo la rebatí diciendo: “Al creer en Dios, no lo hacemos por oposición al gobierno. Simplemente asistimos a congregaciones, leemos la palabra de Dios, buscamos la verdad y seguimos el camino correcto. ¿Cómo pueden no dejarnos creer?”. Mi nuera dijo: “No importa lo que digas, aunque creer en Dios sea el camino correcto, mientras el gobierno se oponga, ¡no puedes creer en Él!”. Pensé para mis adentros: “No importa lo que digas, es el verdadero Dios en quien creo. Aunque el gobierno del PCCh no lo permita, seguiré creyendo”. Más tarde, mi nuera fue a buscar a mi esposa y la instó a que no creyéramos en Dios… Después, mi hijo me llamó desde el lejano Sichuan y me dijo: “Papá, he oído que crees en Dios Todopoderoso. Eso es algo a lo que se opone el PCCh, así que ya no puedes creer en Él”. Cuando escuché a mi hijo decir aquello sentí inquietud en mi corazón: creer en Dios es la ley del cielo para mí, así que ¿por qué todos intentáis impedírmelo una y otra vez? ¡Es tan difícil creer en Dios y seguir el camino correcto! Entonces oré a Dios en silencio para que me protegiera y poder resistir las perturbaciones de mi hijo y mi nuera. Después de orar mi corazón se fue tranquilizando gradualmente. Aunque mi hijo y mi nuera no lo entendieran, yo tenía claro que mi fe en Dios y seguir el camino correcto no era un error y que no podían influenciarme. Mi nuera vino a casa a toda prisa tres días después y reparé en que tenía en las manos dos montones de algo impreso. Me instó a que echase un vistazo a toda prisa y cuando lo hice vi que estaban llenos de rumores y mentiras del gobierno del PCCh, vilipendiando, condenando y difamando a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Durante un momento sentí cierta confusión en mi corazón y pensé: ¡No puede ser, he estado asistiendo a reuniones durante varios meses y nunca he visto a ningún hermano ni hermana a quien le faltaran brazos o piernas! ¿Por qué el gobierno del PCCh quiere difundir rumores y difamaciones sobre la Iglesia de Dios Todopoderoso? ¿Qué está pasando realmente aquí? Aquella noche no pude dormir porque seguía dándole vueltas a esto. “¡Ay! Mi hijo y mi nuera están intentando bloquearme con mucha contundencia y el gobierno del PCCh también intenta perseguirme, así que ¿qué debo hacer?”.

Al día siguiente, salí a pasear por el barrio y también vi aquellos rumores calumniando y condenando a la Iglesia de Dios Todopoderoso publicados en un tablón de anuncios. Pensé: “En lo que creo es en el verdadero Dios, así que, ¿por qué quiere oponerse a ello de esta manera el gobierno del PCCh? Parece que en el estado ateo controlado por el PCCh, ¡desde luego no es nada fácil creer en Dios…!”. Cuando pensé en ello sentí un poco de debilidad en mi corazón y volví a casa abatido y desanimado. Nada más volver a casa, mi nuera volvió a decirme: “Papá, te suplico que renuncies a tu fe. Si el gobierno descubre que crees en Dios no podré mantener mi trabajo y tu hijo, que pronto terminará su doctorado, ni siquiera podrá encontrar trabajo. Incluso tu pequeño nieto podría terminar envuelto en esto y es posible que en el futuro no pueda ir al colegio”. Cuando oí aquello pensé que era un desastre. ¡Creer en Dios incluso puede involucrar el futuro de los hijos de uno! Me asusté cada vez más y sabía que las maneras en que el gobierno del PCCh disciplina y castiga a las personas son extremadamente crueles, tanto que podría decirse que “matan a las personas sin pestañear”. También pensé que no sería fácil para mí hacer que mi hijo se graduara con su doctorado y ¿qué iba a hacer ahora si creer en Dios involucraba incluso a mi hijo? Sería mejor olvidarlo. El precio que pagaría por creer en Dios y por seguir el camino correcto era demasiado alto. Entonces mi nuera me amenazó diciendo: “Mi padre ha dicho que si sigues creyendo, te denunciará a la policía. Sabes que mi padre es secretario del partido y que le ha dedicado más de treinta años de su vida. Escucha y obedece todo lo que quiere el PCCh. Él es fiel a su palabra y no lo dice sólo para asustarte”. Las defensas en mi corazón se derrumbaron por completo y sentí que era demasiado difícil creer en Dios, que era demasiada presión. Con mi hijo y mi nuera atacándome así, si realmente querían denunciarme al gobierno del PCCh para que fuera arrestado y encarcelado, un hombre mayor como yo no podría soportar algo así. Olvídalo, lo mejor es renunciar a mi creencia. Después de aquello dejé de asistir a congregaciones y las hermanas vinieron a mi casa a buscarme varias veces, aunque yo siempre me escondía para que no pudieran encontrarme.

Durante ese tiempo en que no asistí a las reuniones pensé en cómo el inmenso amor de Dios fue lo que me salvó de mi sufrimiento, en la dulzura y felicidad de los hermanos y hermanas, en cuando cantábamos himnos y alabábamos juntos a Dios; lo extrañaba y lo anhelaba mucho pero todavía temía que mi nuera y otros me denunciaran a la policía. Sentía un gran dolor y tormento en mi corazón y no sabía cuál era la mejor manera de actuar. Por aquel entonces vino a mi casa a visitarme un compañero (un hermano que creía en Dios) para ver por qué no había estado asistiendo a las congregaciones recientemente. Le expliqué cómo me había estado acosando mi nuera acerca de creer en Dios. Después de oír aquello, me comunicó: “Cuando estas cosas nos acosan, en realidad se trata de una lucha espiritual. Es como el desastre al que se enfrentó Job en el sentido en que superficialmente parecía haber sido provocado por los ladrones que le robaron, pero en realidad lo que había detrás era el tormento de Satanás a la gente y su lucha con Dios por la humanidad. Debido a que Job reverenciaba a Dios y pudo evitar el mal, al final pudo ser testimonio de Dios mientras que Satanás era humillado en la derrota. Así que, cuando nos acosan estas cosas la intención de Dios es hacer que distingamos la esencia del mal de Satanás. Cuando creemos en Dios, lo único que debemos hacer es confiar en Dios, buscar la verdad e interesarnos espiritualmente, ¡y sólo entonces podremos comprender el ardid de Satanás y ser testimonio! Entonces podemos evitar ser capturados por Satanás. De lo contrario, perderemos la oportunidad de recibir la salvación.

Después de eso, mi compañero me leyó lo siguiente de la palabra de Dios Todopoderoso: “Dios obra, se preocupa por la persona, la considera y Satanás sigue de cerca cada uno de Sus pasos. A cualquiera que Dios favorece, Satanás también le observa y va a la zaga. Si Dios quiere a esa persona, Satanás hará todo lo que pueda para estorbarle usando diversas formas malvadas para tentarle, acosarle, y estropear el trabajo que Dios hace, con tal de lograr su objetivo oculto. ¿Y cuál es ese objetivo? No quiere que Dios tenga a nadie; él quiere a todos los que le interesan a Dios, para poseerlos, controlarlos, ocuparse de ellos para que le adoren a él, y que mientras tanto cometan actos malvados. ¿No es este un motivo siniestro? Normalmente, soléis decir que Satanás es tan malvado, tan malo ¿pero le habéis visto? Sólo podéis ver lo malo que es el hombre, pero no habéis visto en la realidad lo malo que es actualmente Satanás. ¿Pero lo habéis visto en este asunto referente a Job? (Sí.) Esta cuestión ha dejado muy claros el odioso rostro de Satanás y su esencia. Él está en guerra con Dios, rastrea detrás de Él. Su objetivo consiste en demoler toda la obra que Dios quiere hacer, poseer y controlar a aquellos a los que Dios quiere, extinguirlos por completo. Si esto no ocurre, pasan a ser posesión de Satanás para ser usados por él; esta es su meta” (‘Dios mismo, el único IV’ en “La Palabra manifestada en carne (Continuación)”). “Debéis estar despiertos y esperando en cada momento, y debéis venir más delante de Mí. Debéis reconocer las diversas tramas y argucias engañosas de Satanás, conocer el espíritu, conocer a la gente y ser capaz de discernir todo tipo de personas, asuntos y cosas; debéis comer y beber más de Mis palabras y, lo que es más importante, debéis ser capaz de comerlas y beberlas por vosotros mismos. Equipaos con toda la verdad, venid delante de Mí para que Yo pueda abrir vuestros ojos espirituales y permitiros ver todos los misterios que se encuentran dentro del espíritu […]” (‘La decimoséptima declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Cuando terminó de leer de la palabra de Dios, mi compañero me habló de ella, diciendo: “Es una intensa lucha espiritual cuando nos acosan cosas así. En la actualidad, el mundo entero está bajo el dominio de Satanás, el maligno, y Satanás sigue haciendo su trabajo de corromper a la humanidad. Quiere tomar plena posesión de la humanidad que Dios creó y destruirla, ese es el malvado objetivo de Satanás. El plan de gestión de Dios de seis mil años es para salvar a la humanidad de la oscura influencia de Satanás. Especialmente en el presente de los últimos días, al expresar Su palabra, Dios está llevando a cabo la última etapa de la obra de purificar y salvar a la humanidad y Satanás teme que aceptemos la obra de Dios y que entendamos la verdad y recibamos la salvación. Teme que reconozcamos su esencia maligna y reaccionaria, que renunciemos a él y lo abandonemos. Debido a ello está en la agonía de su batalla final desde su lecho de muerte, luchando con Dios por los elegidos de Dios y usando toda estrategia despreciable para impedirnos entrar en la presencia de Dios. Los ardides como la represión y los secuestros llevados a cabo por el PCCh, la alteración y persecución de los miembros de la familia, así como todos los rumores y calumnias difundidos por el círculo religioso en conjunción con el gobierno del PCCh se ponen en práctica para evitar que nos volvamos hacia Dios. Pero la sabiduría de Dios se ejerce sobre la base del ardid de Satanás y Dios está utilizando la alteración de Satanás para hacer servicio para la obra de Dios. Mediante esto Él perfecciona nuestra fe y lealtad. Desde fuera, son tu hijo y tu nuera junto con el gobierno del PCCh los que utilizan todo tipo de trucos y medios para evitar e impedir que creamos en Dios, pero en realidad entre bambalinas es un engaño llevado a cabo por Satanás. Siempre y cuando hagamos más para buscar la verdad y entender la voluntad de Dios, tengamos algún conocimiento de la obra de Dios, podamos discernir todos los trucos y engaños de Satanás y podamos ser testimonios de Dios, Satanás será humillado en la derrota. Mientras no busquemos entender la verdad y no entendamos la lucha espiritual, cuando Satanás nos cause alteraciones estamos expuestos a que nos lleve por el mal camino y a dar lugar a dudas sobre Dios hasta el punto de negar a Dios, traicionarlo y dejarlo atrás. Así sucederá que caerás víctima de los trucos de Satanás y perderás la oportunidad de recibir la salvación. Al final serás devorado por Satanás. Por lo tanto, desde luego que debemos hacer más por orar y acercarnos a Dios, redoblar nuestra lectura de la palabra de Dios y equiparnos con la verdad. Sólo de esta manera podemos entender la voluntad de Dios, comprender los trucos de Satanás y ser testimonio de Dios.

Mediante la lectura de la palabra de Dios y lo que comunicó mi compañero, de repente me di cuenta: esto es de hecho una lucha espiritual. Dios expresa la verdad en los últimos días para salvar a la humanidad, pero Satanás piensa en todas las formas imaginables de utilizar la presión y la persecución de mi hijo, de mi nuera y del gobierno del PCCh para impedirme que crea en Dios y que siga a Dios. Teme que yo acepte la obra de Dios en los últimos días y que entienda la verdad. Así distinguiré su esencia malvada, horrible, satánica y demoníaca, lo traicionaré y lo abandonaré, y obtendré la salvación de Dios. Hoy he visto al fin la despreciable maldad de Satanás y he entendido el cuidado y la intención que Dios puso en salvarme. Después leeré más de la palabra de Dios y me equiparé con la verdad para que Satanás no se aproveche de mí. Las emociones que había reprimido durante tanto tiempo fueron liberadas finalmente en la palabra de Dios y me sentí tan feliz como si volviera a ver de nuevo la luz.

Aunque entendía que el hecho de que mi nuera me acosara por creer en Dios sólo era uno de los trucos de Satanás y que no debía dejarme engañar por Satanás, seguía bastante preocupado de que si el gobierno del PCCh descubría mi fe, afectaría a las carreras de mi hijo y de mi nuera. Tenía aún más miedo del impacto que tendría en que mi nieto fuera al colegio. Así que le hablé a mi compañero sobre mis preocupaciones y él me leyó otro pasaje de la palabra de Dios Todopoderoso: “La autoridad de Dios existe independientemente de las circunstancias; en todas las situaciones, Dios dicta y organiza cada destino humano y todas las cosas de acuerdo con Sus pensamientos, Sus deseos. Esto no cambiará porque los humanos cambien, y es independiente de la voluntad humana, no puede alterarse por ningún cambio en el tiempo, el espacio y la geografía, porque la autoridad de Dios es Su propia esencia […]. A todas horas Dios ejerce Su autoridad, muestra Su poder, continúa Su obra de gestión como siempre; a todas horas gobierna todas las cosas, provee para todas las cosas, orquesta todas las cosas, justo como siempre lo hizo. Nadie puede cambiar esto. Es un hecho; ¡ha sido la verdad inmutable desde tiempo inmemorial!” (‘Dios mismo, el único III’ en “La Palabra manifestada en carne (Continuación)”). Después de haber leído la palabra de Dios, mi compañero pasó a hablar de ella: “Dios es el Creador y es el Soberano de los cielos, la tierra y todo lo que hay en ella. También controla el destino de todas las personas y cualquier obra o futuro que tiene cada uno de nosotros fue decidido hace mucho tiempo por Dios. Esto es algo que nadie puede decidir o cambiar por sí mismo. Las carreras y el futuro de tu hijo y de tu nuera están controlados por Dios. No importa si creen en Dios o no; su destino está dictado y dispuesto por Dios. No hace falta que nos preocupemos de esto o aquello. Job nunca estuvo preocupado por ello, porque para él estaba claro que todo lo que tenía se lo había dado Dios y que todo lo que se le otorgara o se le quitara lo hacía Dios. Así que sólo debemos preocuparnos de orar a Dios, encomendar el futuro de nuestros hijos e hijas en manos de Dios y tener fe en que Dios tiene un plan adecuado…”. Mediante estas palabras que me fueron comunicadas acerca de conocer la autoridad de Dios, llegué a tener fe en Él y permanecí estable y en paz en mi corazón. Ya no me preocuparía por el futuro de mi hijo y de mi nuera.

Después, leyendo la palabra de Dios, progresé en conocer la esencia malvada de la hostilidad del gobierno del PCCh hacia Dios. La palabra de Dios Todopoderoso dice: “El diablo ata firmemente todo el cuerpo del hombre, le tapa el cielo con un harnero y sella sus labios bien apretados. El rey de los diablos se ha desbocado durante varios miles de años, hasta el día de hoy, cuando sigue custodiando de cerca la ciudad fantasma, como si fuera un ‘palacio de demonios’ impenetrable. Esta manada de perros guardianes mira, mientras tanto, fijamente con ojos resplandecientes, profundamente temerosa de que Dios la pille desprevenida, los aniquile a todos, y los deje sin un lugar de paz y felicidad. ¿Cómo podría la gente de una ciudad fantasma como esta haber visto alguna vez a Dios?” (‘La obra y la entrada (8)’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida” también dice: “El gran dragón rojo piensa en el fondo que Dios ha venido a quitarle a todas las personas que le pertenecen y que Dios está haciendo de él un enemigo. ¡Este gran dragón rojo es una cosa dictatorial e irrazonable! La humanidad fue creada por Dios y Él tiene la autoridad para salvar a la humanidad. Originalmente la humanidad pertenece a Dios y es el gran dragón rojo el que ha usurpado a los elegidos de Dios, corrompiéndolos y pisoteándolos a voluntad para al final devorarlos a todos. Sin embargo, cuando Dios viene para salvar a la humanidad el dragón se opone a Él. De esto podemos ver que la naturaleza esencial del gran dragón rojo es opuesta al cielo, reaccionaria, irracional y absurda en extremo. Es una bestia salvaje y un demonio” (‘El verdadero significado de abandonar al gran dragón rojo para recibir la salvación’ en “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (III)”). Ahora entiendo que en este país ateo la autoridad del PCCh es la autoridad de Satanás. No permite que Dios venga a esta tierra y lleve a cabo la obra de salvar a las personas ni permite que se liberen de su oscura influencia y sean ganadas por Dios para ser guiadas por Él a un hermoso destino. Así que hace todo lo posible para resistirse y condenar a Dios Todopoderoso y Su obra, perturbándonos e impidiéndonos frenéticamente seguir a Dios Todopoderoso. Si no tenemos la verdad, no conocemos los ardides del PCCh ni vemos su esencia, será fácil que todas las mentiras que difunde nos lleven por el mal camino o que su represión y persecución nos haga someternos a causa del miedo. No nos atreveremos a acudir en presencia de Dios y esto significa que ha conseguido su objetivo de devorar a las personas y destruir la obra de Dios de salvar a las personas. Pero no hay nadie que pueda comprender la sabiduría de Dios. Él utiliza perfectamente la persecución del PCCh para hacer servicio, para perfeccionar a Sus elegidos, para permitirnos entender la verdad y entender completamente que el gobierno del PCCh es un demonio satánico lleno de enemistad hacia la verdad y que considera a Dios como su enemigo, para que podamos abandonarlo y volvernos por entero a Dios. Es como cuando yo experimenté esta persecución, ya que las mentiras del gobierno del PCCh los llevaron a todos por el mal camino, tanto a mi hijo y mi nuera como a los padres de mi nuera. Bajo la coacción del PCCh que abusa de su poder, me obligaron a renunciar a Dios Todopoderoso y me hicieron perderme recibir la salvación de Dios Todopoderoso. Pero ahora, leyendo la palabra de Dios, he visto claramente que el gobierno del PCCh utiliza sus mentiras para llevar a las personas por el mal camino y utiliza métodos extremadamente violentos para limitar a las personas e impedirles creer en Dios. He visto que su objetivo es traernos a todos bajo su control para al final ser dañados y devorados por él. Cuanto más pienso en ello, más odio a este demonio satánico, a este gran dragón rojo que es el PCCh. Es tiránico, trata a las personas a patadas, oprime y persigue a las que creen en Dios. ¡Sus malvados crímenes realmente desbordan los cielos e inevitablemente se enfrentará al castigo de Dios! Me siento agradecido a la guía de la palabra de Dios, que me permitió distinguir la esencia diabólica de la resistencia del PCCh a Dios y no volver a estar limitado por sus amenazas. También estoy agradecido de que Dios hiciera que mi compañero viniera a mi casa y me ayudara en un momento en que yo estaba negativo y débil, cuando me había caído y me había perdido. Él usó Su palabra para guiarme y me salvó de ser tentado por Satanás, hizo que rompiera la red de Satanás, que volviera a la presencia de Dios y que tuviera la oportunidad de recibir la salvación. He resuelto que no importa cuántas dificultades haya por delante en el camino, ¡seguiré a Dios Todopoderoso hasta el final del camino!