Capítulo 75

Todo se cumplirá tan pronto como Mis palabras sean habladas, sin la menor desviación. A partir de ahora, ningún misterio oculto será escondido ni secreto en absoluto, y todos ellos os serán revelados a vosotros —Mis hijos amados—. Yo haré que tú veas señales y maravillas aún más grandes en Mí y que veas misterios aún mayores. Estas cosas os asombrarán sin duda, os darán un mejor entendimiento de Mí, el Dios todopoderoso, y os permitirán apreciar Mi sabiduría en ellas. Hoy sois llevados cara a cara con el único Dios verdadero que los humanos nunca han visto desde la creación, y no hay nada especial en Mí. Como, vivo, hablo y río con vosotros, y siempre vivo dentro de vosotros, mientras que, al mismo tiempo, también me estoy moviendo entre vosotros. Para aquellos que no creen o que tienen sus propias nociones graves, esto es una piedra de tropiezo. Esta es Mi sabiduría. Yo revelaré también a algunas personas cosas que Mi humanidad normal no conoce, pero esto no significa que Yo no sea Dios mismo. Al contrario, este punto es suficiente para demostrar que Yo soy el Dios todopoderoso. Para las personas que creen, este punto tiene un efecto decisivo, y, simplemente a causa del mismo, tienen un cien por ciento de certeza en Mí. No estéis ansiosos en exceso; Yo os revelaré las cosas una por una.

Para vosotros, estoy abierto y no oculto. Sin embargo, para los incrédulos —los que son traicioneros, que han sido corrompidos por Satanás hasta cierto grado— permaneceré oculto. Sin embargo, cuando hablé antes de revelarme a Mí mismo a todos los pueblos, estaba refiriéndome a Mi justicia, juicio y majestad, de forma que ellos sepan a partir del resultado que reciban que Yo estoy a cargo del universo y todas las cosas. ¡Actuad valientemente! ¡Solo mantened vuestras cabezas en alto! No tengáis miedo: Yo, vuestro Padre, estoy aquí para apoyaros, y no sufriréis. Mientras que oréis y supliquéis ante Mí frecuentemente, os otorgaré toda fe sobre vosotros. Aquellos en el poder pueden parecer despiadados desde afuera, pero no tengáis miedo, ya que esto es porque tenéis poca fe. Siempre y cuando vuestra fe crezca, nada será demasiado difícil. ¡Aclamad y saltad todo lo que queráis! Todo está bajo vuestros pies y a Mi alcance. ¿No se decide el logro o la destrucción por una palabra mía?

Todas las personas que estoy usando ahora fueron aprobadas por Mí hace mucho tiempo, una por una. Es decir, esas personas en el grupo de los hijos primogénitos ya han sido determinadas, y lo han sido desde que Yo creé el mundo. Nadie puede cambiar esto, y todo debe ser a Mi mandato. Ningún humano puede hacerlo; estas son todas Mis disposiciones. Conmigo, todo será estable y seguro; conmigo, todo se hará de manera apropiada y adecuada, sin consumir el más mínimo esfuerzo. Yo hablo y se establece; Yo hablo y se hace. Con la situación internacional agitada, ¿por qué no os habéis apresurado a empezar vuestro entrenamiento? ¿Hasta cuándo esperaréis? ¿Esperaréis hasta el día en que los extranjeros lleguen masivamente a China para encontrarse con vosotros? Puede que hayáis sido un poco lentos antes, pero ¡no podéis permitíroslo! ¡Hijos míos! ¡Sed considerados con Mis meticulosas intenciones! Los que acerquen a Mí más a menudo lo obtendrán todo. ¿Desconfiáis de Mí?

El ritmo de Mi obra es un relámpago, pero, sin duda, no el sonido estruendoso de un trueno. ¿Entendéis el verdadero significado de estas palabras? Debéis ser capaces de coordinaros mejor conmigo y ser considerados con Mis intenciones. Queréis recibir bendiciones, pero también teméis el sufrimiento; ¿no es esta vuestra ambivalencia? ¡Déjame decirte! Si una persona desea recibir bendiciones hoy, pero no hace todos los sacrificios para conseguirlo, entonces todo lo que recibirá será castigo y Mi juicio. Sin embargo, quienes hagan todos los sacrificios experimentarán paz en todas las cosas, lo tendrán todo en abundancia y todo lo que recibirán serán Mis bendiciones. Lo que se necesita urgentemente hoy es vuestra fe y que paguéis un precio. No malinterpretéis Mis intenciones. Todo sucederá, lo veréis con vuestros propios ojos y lo experimentaréis personalmente. Conmigo, no hay ni una sola palabra falsa ni mentira; todo lo que Yo digo es completamente cierto, pero no carece de sabiduría. No creáis a medias ni dudéis a medias. Yo soy quien lo cumple todo entre vosotros y Yo soy también quien juzga y pone en orden a los que hacen el mal. Yo os amo y os hago perfectos. Para ellos, sin embargo, soy todo lo contrario: odio y destrucción, sin ningún margen y sin dejar huella. Mi abundancia es inherente en todo lo que digo y hago. ¿Los habéis examinado poco a poco? He dicho algunas palabras muchas veces, ¿por qué no entendéis, entonces, lo que quiero decir? Después de que leáis Mis palabras, ¿será todo simplemente como debe ser? ¿Se cumplirá todo, entonces? No tenéis ninguna intención de ser considerados con Mi corazón. ¿Por qué digo que Yo soy el único Dios verdadero, omnisciente, con autoridad plena y que mira en lo profundo del corazón de las personas? ¿Sigues sin entender el significado de estas palabras? ¿Has memorizado cada una de las palabras en las que he hecho hincapié? ¿Se han convertido realmente en los principios según los cuales actúas?

Yo estoy por encima de todas las cosas, observando todo el universo. Yo demostraré Mi gran poder y toda Mi sabiduría a cada nación y a cada pueblo. No hagáis simplemente todo lo que podáis para buscar el disfrute ahora mismo. Cuando todas las naciones del mundo se unan, ¿qué no será vuestro? Sin embargo, no dejaré que os haga falta ahora ni permitiré que sufráis. ¡Creed que Yo soy el Dios todopoderoso! ¡Todo se cumplirá y mejorará cada vez más! ¡Mis hijos primogénitos! ¡Todas las bendiciones vendrán a vosotros! ¡Serán disfrutadas por vosotros perpetuamente, inagotables en provisión, ricas y en abundancia, y en dotación completa!

Anterior: Capítulo 74

Siguiente: Capítulo 76

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Acerca del destino

Siempre que se menciona el destino, lo tratáis con especial seriedad; es, además, algo en lo que todos sois particularmente sensibles....

Dios mismo, el único VI

La santidad de Dios (III)El tema que compartimos la última vez fue la santidad de Dios. ¿A qué aspecto de Dios mismo corresponde Su...

Capítulo 20

Las riquezas de Mi casa son innumerables e inconmensurables; sin embargo, el hombre nunca ha venido a Mí para disfrutar de ellas. Él es...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro