La Palabra manifestada en carne

Contenido

La décima declaración

No debes tener miedo de esto o aquello. No importa cuántas dificultades y peligros enfrentes, permanecerás firme delante de Mí; que nada te estorbe, para que Mi voluntad se pueda llevar a cabo. Éste será tu deber, de lo contrario enfrentarás Mi ira y Mi mano... y tendrás un sufrimiento mental interminable. Debes soportar todo, debes renunciar a todo lo que tienes y hacer todo lo que puedas para seguirme, pagar lo que cueste por Mí. Éste es el tiempo en que te probaré, ¿Me ofrecerás tu lealtad? ¿Me seguirás hasta el final del camino con lealtad? No tengas miedo; con Mi apoyo, ¿quién podría bloquear el camino? ¡Recuerda esto! ¡Recuerda! Todo lo que ocurre es por Mi buena intención y todo está bajo Mi observación. ¿Puede cada palabra y cada acción tuya seguir Mi palabra? Cuando las pruebas de fuego vengan sobre ti, ¿te arrodillarás y clamarás? ¿O te acobardarás, incapaz de seguir adelante?

Debes tener Mi valentía dentro de ti y debes tener principios cuando enfrentes a parientes que no creen. Pero por amor a Mí, tampoco debes ceder a ninguna de las fuerzas oscuras. Confía en Mi sabiduría para caminar el camino perfecto; no permitas que las conspiraciones de Satanás se apoderen de ti [a]. Pon todos tus esfuerzos en poner tu corazón delante de Mí y Yo te consolaré y pondré paz y felicidad en tu corazón. No buscarás la aprobación de los hombres; ¿no es más valioso y más importante satisfacerme? Al satisfacerme, ¿no tendrás aún más paz y felicidad eterna y duradera? El sufrimiento que tengas significa cuán grandes serán tus futuras bendiciones; es indescriptible. No sabes cuántas bendiciones tendrás, ni siquiera puedes imaginarlas. ¡Hoy se hacen reales, tan reales! Esto no está muy lejos, ¿puedes verlo? ¡Cada último pedacito de esto está dentro de Mí y qué brillante es el futuro! Limpia tus lágrimas, no sientas tristeza ni dolor, todo está en Mis manos y Mi meta es haceros vencedores pronto y traeros a la gloria conmigo. Estarás agradecido y alabarás por todo lo que te sucede, y eso satisfará Mi corazón.

La vida trascendente de Cristo ya ha aparecido, no hay nada de qué temer. Satanás está bajo nuestros pies y su tiempo es limitado. ¡Despierta! ¡Aléjate del mundo de libertinaje, libérate del abismo de la muerte! Sé leal a Mí sobre todo lo demás, avanza con valentía; ¡Yo soy tu roca fuerte, confía en Mí!

Notas a pie de página:

a. El texto original omite “de ti”.