App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

La trigésima novena declaración

¡Abre tus ojos, mira y puedes ver Mi gran poder en todas partes! Puedes estar seguro de Mí en todas partes. El universo y la expansión están difundiendo Mi gran poder. Todas las palabras que Yo he hablado se han hecho realidad en el calentamiento del clima, el cambio climático, las anomalías de las personas, el desorden de la dinámica social y el engaño del corazón de las personas. El sol se blanquea y la luna enrojece; todo está es desorden. ¿Seguís sin verlo?

El gran poder de Dios es revelado en esto. ¡No hay duda de que Él es el único Dios verdadero —el Todopoderoso— que las personas han buscado durante muchos años! ¿Quién puede hablar primero y que las cosas ocurran después? Sólo nuestro Dios Todopoderoso. La verdad aparece inmediatamente tan pronto como Él ha hablado. ¿Cómo no ibas a poder decir que Él es el Dios verdadero?

Yo sé en el fondo que todos vosotros estáis dispuestos a cooperar conmigo y creo que Mis escogidos, Mis amados hermanos y hermanas, tienen todos esta clase de aspiración, pero simplemente no podéis entrar ni practicar realmente, no podéis manteneros calmados y tranquilos cuando os enfrentáis al suceso de las realidades. Nunca tenéis consideración alguna con las intenciones de Dios y ponéis primero vuestros propios intereses personales y dais un paso al frente primero. Dejadme deciros, ¡esta forma nunca satisfará Mis intenciones! ¡Niño! Sólo dame tu corazón completamente. ¡Tenlo claro! Yo no quiero tu dinero ni tus cosas ni que vengas ante Mí a servir con celo, engaño o estrechez de miras. Permanece tranquilo y sé de corazón puro, espera y busca cuando surjan los problemas y Yo te daré una respuesta. ¡No estés en duda! ¿Por qué no crees nunca que Mis palabras son ciertas? ¿Por qué no puedes creer en Mis palabras? Terco hasta cierto punto y aún así en este momento, ¡eres demasiado ignorante y no estás en absoluto esclarecido! ¿Cuánto de la verdad fundamental recordáis? ¿La habéis experimentado realmente? ¡Os volvéis confundidos y actuáis imprudentemente cuando os enfrentáis a los problemas! Lo principal hoy es que entréis en el espíritu y os comuniquéis más conmigo, como si vuestro propio corazón pensara en un problema de cuando en cuando. ¿Entendéis? ¡Esto es fundamental! La práctica retrasada es realmente un problema. ¡Daos prisa, no os demoréis! ¡Las personas que oyen Mis palabras y no se demoran sino que las practican inmediatamente serán bendecidas en gran manera! ¡Os lo conferiré doblemente! ¡No os preocupéis! ¡Actuad como Yo digo, sin un solo segundo de retraso! Vuestros conceptos humanos son así a menudo y postergáis las cosas, retrasando siempre a mañana lo que debe hacerse hoy. Sois perezosos y tan torpes. ¡Las palabras no pueden describirlo! No es exageración Mía sino un hecho. ¡Si no lo crees, entonces examínate cuidadosamente a ti mismo, comprueba tu situación y descubrirás que eso es realmente así!

Anterior:La trigésima octava declaración

Siguiente:La cuadragésima declaración

También podría gustarte