La Palabra manifestada en carne

Contenido

La vigésima octava declaración

Ves que el tiempo es tan corto y la obra del Espíritu Santo toma rápido la delantera, haciendo que alcances tan grandes bendiciones, recibir al Rey del universo, Dios Todopoderoso, quien es el Sol brillante, el Rey del reino; ésta es toda Mi gracia y misericordia. ¿Qué podría haber que te apartara de Mi amor? Reflexiona con cuidado, no trates de escapar, espera en silencio ante Mí en todo momento y no te entretengas siempre afuera. Tu corazón se debe mantener junto a Mi corazón y no importa qué pueda ocurrir, no hagas las cosas a ciegas o arbitrariamente. Debes esperar Mi voluntad, hacer lo que sea que Yo desee y estar decidido a abandonar lo que Yo no deseo. No debes actuar por tus emociones, sino practicar la justicia como Yo; no es aceptable ser sentimental ni siquiera con tu madre y tu padre. Debes abandonar todo lo que no se conforma a la verdad y debes ofrecerte y dedicarte a Mí con un corazón puro que me ame. No sufras el control de ninguna persona, cuestión u objeto; siempre y cuando se conforme a Mi voluntad, entonces practícalo de acuerdo con Mis palabras. No tengas miedo, ya que Mis manos te sostienen y con toda seguridad te protegeré de todos los malvados. Debes guardar tu corazón, estar dentro de Mí todo el tiempo, porque tu vida se vive en dependencia de Mi vida; si me dejas entonces de inmediato te marchitarás.

Debes saber que ahora son los últimos días. El diablo Satanás, como león rugiente, anda por ahí buscando personas para devorar. Ahora se están propagando toda clase de plagas y hay muchas clases diferentes de espíritus malos. Sólo Yo soy el Dios verdadero; sólo Yo soy tu refugio. Ahora sólo puedes esconderte en Mi lugar secreto, sólo dentro de Mí, y los desastres no te sobrevendrán y ninguna calamidad se acercará a tu tienda. Debes acercarte más a Mí, comunicar conmigo en el lugar secreto; no tengas comunión de una manera arbitraria con otras personas. Debes comprender el significado de Mis palabras; no estoy diciendo que no se te permite comunicar, sólo que ahora todavía no tienes discernimiento. Durante este tiempo, la obra que hacen los espíritus malos está proliferando. Te dan comunión a través de toda clase de personas. Sus palabras suenan muy agradables pero en ellas hay veneno. Son balas recubiertas de azúcar y antes de que te des cuenta, implantarán su veneno dentro de ti. Debes saber que la mayoría de las personas hoy en día son inestables, como si estuvieran borrachas. Cuando tienes dificultades y comunicas con los demás, lo que te dicen sólo son reglas y doctrina y no es tan bueno como tener comunión directamente conmigo. Ven delante de Mí y derrama completamente las cosas viejas que hay dentro de ti, ábreme tu corazón y con toda seguridad Mi corazón se te revelará. Tu corazón debe ser diligente delante de Mí. No seas flojo, sino que debes acercarte a Mí con frecuencia; esta es la manera más rápida para que tu vida crezca. Debes vivir dentro de Mí y Yo viviré dentro de ti y también reinaré como Rey dentro de ti, dirigiéndote en todas las cosas y tú tendrás una parte del reino.

No te subestimes porque eres joven; debes ofrecerte a Mí. No veo lo que las personas son en la superficie o cuántos años tienen. Sólo veo si me aman con sinceridad o no y si siguen Mi camino o no y si practican la verdad ignorando todas las otras cosas. No te preocupes por cómo será el mañana o cómo será tu futuro. En tanto que dependas de Mí para vivir cada día, entonces Yo con toda seguridad te guiaré. No te entretengas con la idea de que “Mi vida es muy inmadura, no entiendo nada”, que es una idea que Satanás envía. Sólo usa tu corazón para acercarte a Mí de una manera constante y seguir en Mis pisadas hasta el final del camino. Cuando escuches Mis palabras de reproche y advertencia y despiertes, debes correr hacia adelante de inmediato; no te detengas para acercarte a Mí, sigue las pisadas del rebaño y continúa viendo hacia delante. Delante de Mí, debes amar a tu Dios con todo tu corazón y tu alma. Trata de comprender más Mis palabras sobre la senda del servicio. Al practicar la verdad no debes ser de corazón débil sino que debes tener un corazón poderoso, tener la resolución y las agallas del varón-niño y tener un corazón capaz de resistir. Si quieres amarme, entonces debes satisfacerme con todas las cosas que quiero lograr en ti. Si quieres seguirme, entonces debes abandonar todo lo que tienes, todo lo que amas, obedecer humildemente delante de Mí, tener una mente sencilla y no ir investigando o considerando las cosas al azar; siempre debes seguir la obra del Espíritu Santo.

Aquí te doy consejo: ¡Debes asirte fuertemente a todo lo que he alumbrado dentro de ti y practicarlo!