298 La verdad de las secuelas de la corrupción del hombre por Satanás

Por tantos años, los pensamientos que la gente

usaba para sobrevivir les dañaron el corazón,

los hicieron cobardes, traicioneros y despreciables.

Carecen de voluntad o decisión,

son avaros, arrogantes y obstinados,

muy débiles para trascender el ego

o librarse de la influencia oscura, librarse del poder oscuro.

Sus pensamientos y vidas están podridos.

Sus ideas sobre creer en Dios son tan feas, difíciles de soportar.

Oírlas es tan insufrible.

Carecen de voluntad o decisión,

son avaros, arrogantes y obstinados,

muy débiles para trascender el ego

o librarse de la influencia oscura, librarse del poder oscuro.

El hombre es cobarde, despreciable y débil.

No odia las fuerzas de la oscuridad.

No siente amor por la luz y la verdad,

sino que las expulsa en todo lo que hace.

Carecen de voluntad o decisión,

son avaros, arrogantes y obstinados,

muy débiles para trascender el ego

o librarse de la influencia oscura,

librarse del poder, librarse del poder,

librarse del poder oscuro.

Adaptado de ‘¿Por qué no estás dispuesto a ser un contraste?’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 297 La humanidad ha dejado de ser la que quiere Dios

Siguiente: 299 El carácter del hombre se ha vuelto extremadamente cruel

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro