Música cristiana 2020 | Las tres etapas de obra reflejan la gestión del hombre por parte de Dios

Música cristiana 2020 | Las tres etapas de obra reflejan la gestión del hombre por parte de Dios

0 |11 Sep 2020

I

La obra de gestionar a la humanidad se divide en tres etapas,

lo que significa que la obra de salvar a la humanidad

se divide en tres etapas.

Estas tres etapas no incluyen la obra de crear el mundo,

sino que son las tres fases de la obra de la Era de la Ley,

la Era de la Gracia y la Era del Reino.

La obra de crear el mundo fue la de producir a toda la humanidad.

No fue la de salvarla

ni tiene relación con ella,

ni tiene relación con ella;

y es que, cuando el mundo fue creado,

la humanidad no había sido corrompida por Satanás

y, por tanto, no había necesidad de llevar a cabo

la obra de salvación de la humanidad.

II

La gestión del hombre por parte de Dios empezó

como un resultado de la obra de salvar a la humanidad,

y no surgió de la obra de crear el mundo.

Sin el carácter corrupto de esta,

no podría haber obra de gestión de la humanidad,

y por tanto dicha obra incluye tres partes,

en lugar de cuatro etapas, o cuatro eras.

Sólo esta es la forma correcta

de referirse a la gestión de la humanidad por parte de Dios.

Cuando la era definitiva llegue a su fin,

la obra de gestión de la humanidad habrá llegado a un final completo.

La conclusión de la misma significa

que la obra de salvar a toda la humanidad se habrá completado totalmente,

y que esta habrá alcanzado el final de su viaje.

III

Como criaturas de Dios, deberíais reconocer que Él creó al hombre,

y deberíais reconocer la fuente de la corrupción de la humanidad,

además el proceso de la salvación del hombre.

Las tres etapas de la obra son la historia interior

de gestión del hombre por parte de Dios,

la llegada del evangelio de todo el universo,

el misterio más grande en medio de toda la humanidad,

y también el fundamento de la difusión del evangelio.

Si sólo te centras en entender verdades simples relacionadas con tu vida,

y no sabes nada de esto, el más grande de todos los misterios y visiones,

¿no parece, pues, tu vida un producto defectuoso,

bueno para nada excepto para mirarlo?

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Mostrar más
Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Compartir

Cancelar