App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Capítulo 48

Estoy ansioso, pero ¿cuántos de vosotros podéis ser de una sola mente y un pensamiento conmigo? Simplemente no prestáis atención a Mis palabras, las ignoráis completamente y falláis en centraros en ellas, más bien sólo os centráis en vuestras propias cosas superficiales. Consideráis Mi minucioso cuidado y esfuerzo como un desperdicio; ¿no está vuestra conciencia condenada? Sois ignorantes y faltos de razón; sois necios y no podéis satisfacerme en absoluto. Estoy totalmente a favor de vosotros, ¿cuánto podéis vosotros estar para mí? Habéis malentendido Mi intención, y esto es realmente vuestra ceguera e incapacidad para ver las cosas, siempre haciendo que me preocupe por vosotros y que pase tiempo con vosotros. Ahora, ¿cuánto de vuestro tiempo podéis gastar para Mí y dedicarme? Vosotros debéis haceros más esta pregunta.

Mi intención es toda acerca de vosotros, ¿Entendéis realmente esto? Si realmente lo comprendierais, hubierais entendido Mi intención hace mucho tiempo y seríais considerados con Mi carga. No volváis a ser descuidados o no tendréis al Espíritu Santo obrando en vosotros, lo que hará que vuestro espíritu muera y caiga en el Hades. ¿No es eso demasiado terrible para ti? No hay necesidad de que Yo os lo recuerde de nuevo. Debéis buscar en vuestras conciencias y preguntaros: ¿Es que tengo mucha pena de vosotros o es que me debéis demasiado? ¡No confundáis lo correcto con lo incorrecto ni seáis faltos de cordura! Este no es el momento de luchar por el poder ni por beneficios ni de participar en intrigas, sino de dejar de lado estas cosas que son tan perjudiciales para la vida y de tratar de entrar en la realidad. ¡Sois tan descuidados! Vosotros no podéis entender Mi corazón ni daros cuenta de Mi intención. Hay muchas cosas que Yo no habría tenido que decir, pero sois personas tan confundidas que no entienden, he tenido que decir estas cosas una y otra vez y, aun así, todavía no habéis satisfecho Mi corazón.

Contándoos uno por uno, ¿cuántos podéis ser verdaderamente considerados con Mi corazón?

Anterior:Capítulo 47

Siguiente:Capítulo 49

Contenido relacionado

  • ¿Eres un verdadero creyente en Dios?

    Tal vez tu camino de fe en Dios ha sido por más de uno o dos años, y tal vez en tu vida durante estos años has sufrido muchas dificultades; o quizá no…

  • Dios mismo, el único VII

    Un resumen de la autoridad, el carácter justo y la santidad de Dios Cuando habéis terminado vuestras oraciones, ¿se sienten tranquilos vuestros corazo…

  • La forma religiosa de servicio debe prohibirse

    Desde el comienzo de Su obra en todo el universo, Dios ha predestinado a muchas personas para que lo sirvan a Él, incluyendo personas de toda condició…

  • Capítulo 20

    Las riquezas de Mi familia son innumerables e inconmensurables, sin embargo, el hombre no ha venido a Mí para disfrutar de ellas. Él es incapaz de dis…