App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Capítulo 8

Desde que Dios Todopoderoso —el Rey del reino— ha sido testimoniado, el alcance de la gestión de Dios se ha revelado por completo por todo el universo. No sólo se ha dado testimonio de la aparición de Dios en China, sino que se ha testimoniado el nombre de Dios Todopoderoso en todas las naciones y tierras. Todas ellas están clamando este santo nombre, buscando hablar con Dios por todos los medios posibles, comprendiendo la voluntad de Dios Todopoderoso y sirviendo en coordinación en la iglesia. El Espíritu Santo obra de esta forma maravillosa.

Los idiomas de las diversas naciones difieren entre sí, pero hay un único Espíritu. Este Espíritu aúna a las iglesias por todo el universo y es uno con Dios, sin la menor diferencia, y esto es algo que está fuera de duda. El Espíritu Santo las llama ahora y Su voz las despierta. Es la voz de la misericordia de Dios. ¡Todas están clamando el santo nombre de Dios Todopoderoso! También alaban y cantan. En la obra del Espíritu Santo no puede haber jamás desviación alguna y estas personas hacen cualquier cosa por avanzar por la senda correcta; no se echan atrás y las maravillas se amontonan unas sobre otras. Es algo que a las personas les resulta difícil imaginar e imposible de especular.

¡Dios Todopoderoso es el Rey de la vida en el universo! Está sentado en el trono glorioso y juzga al mundo, lo domina todo, gobierna a todas las naciones; todas las personas doblan sus rodillas ante Él, oran a Él, se acercan a Él y se comunican con Él. Independientemente del tiempo en que se haya creído en Dios, de lo elevado que sea el estatus o de lo grande que sea la antigüedad, si se contradice a Dios en el corazón, entonces se debe ser juzgado, hay que postrarse ante Él, y expresar mediante sonidos una súplica dolorosa; de hecho, esto es cosechar los frutos de los actos propios. Este sonido de lamento es el que se produce al ser atormentado en el lago de fuego y azufre, y es el clamor de estar siendo castigado con la vara de hierro de Dios; este es el juicio ante el trono de Cristo.

Algunas personas temen, algunas son tímidas, algunas despiertan, algunas prestan atención a escuchar atentamente, algunas sienten un máximo remordimiento, se arrepienten y comienzan de nuevo; algunas lloran amargamente con dolor, algunas renuncian a todas las cosas y buscan con desesperación, algunas personas se autoexaminan y no se atreven a actuar nunca más de forma violenta, algunas buscan con urgencia acercarse a Dios, algunas examinan su propia conciencia y preguntan por qué no puede progresar su vida. Algunas siguen confundidas, algunas liberan sus pies y avanzan con valentía, comprendiendo lo fundamental y no perdiendo tiempo para tomar su vida en cuenta; algunas siguen dudando y sin tener claras las visiones, y la carga que soportan y llevan en sus corazones es realmente pesada.

Si tu mente no está clara, el Espíritu Santo no tiene forma de obrar en ti. ¡Todo aquello en lo que te centras, el camino por el que andas y todo lo que tu corazón anhela, están llenos de tus conceptos y tu santurronería! Ardo de impaciencia; ¡cómo desearía poder haceros a todos completos ahora mismo para que pronto pudierais ser útiles para Mí y que Mi pesada carga pudiera aligerarse! Pero cuando os miro, veo que es inviable sentirme ansioso por los resultados. Sólo puedo esperar con paciencia, caminar despacio, apoyaros y guiaros lentamente. ¡Ah, deberíais despejar vuestras mentes! Qué debería abandonarse, cuáles son tus tesoros, cuáles tus debilidades fatales, tus obstáculos; descífralo más en tu espíritu y ten mayor comunión conmigo. Lo que quiero es que vuestros corazones me miren en silencio, no vuestro servicio de labios. A ti que buscas sinceramente ante Mí, Yo te lo revelaré todo. Mi paso se acelera; mientras que tu corazón me mire y tú me sigas en todo momento, entonces Mi voluntad se te podrá ser dada por inspiración y se te revelará en cualquier momento. Los que se preocupan por esperar obtendrán nutrición y tendrán un camino a seguir. A los irreflexivos les resultará difícil entender Mi corazón y llegarán a un callejón sin salida.

Deseo que todos vosotros os levantéis rápidamente y cooperéis conmigo, y os acerquéis a Mí en todo momento, no sólo durante un día y una noche. ¡Mi mano debe halaros siempre y espolearos, empujaros, persuadiros a seguir adelante y llamaros a avanzar! Vosotros sencillamente no entendéis Mi voluntad. Los obstáculos de vuestros propios conceptos y los conflictos del mundo son demasiado graves, y sois incapaces de tener una cercanía más profunda conmigo. Para ser franco, venís a Mí cuando tenéis un problema, pero cuando no tenéis ningún problema vuestro corazón se agita. Vuestro corazón se vuelve como un mercado libre y se llena de un carácter satánico; se ocupa de cosas mundanas y no sabéis cómo comunicaros conmigo. ¿Cómo podría Yo no preocuparme por vosotros? Pero de nada servirá preocuparse. El tiempo apremia demasiado y la tarea es demasiado ardua. Mis pasos vuelan hacia delante; debéis aferraros a todo lo que tenéis, mirarme en todo momento, hablar íntimamente conmigo y Mi voluntad se os revelará sin duda en todo momento. Cuando entendáis Mi corazón, entonces tendréis un camino por delante. No debéis dudar más. Mantened una comunión verdadera conmigo y no recurráis al engaño ni tratéis de ser astutos; eso sólo sería engañaros a vosotros mismos y se revelaría en cualquier momento ante el trono de Cristo. El oro verdadero no teme al fuego; ¡esa es la verdad! No tengas escrúpulos, no te desanimes ni seas débil. Habla más conmigo directamente, en tu espíritu, espera pacientemente y Yo me revelaré sin duda a ti conforme a Mi tiempo. En verdad debes tener cuidado de una manera absoluta, no permitir que Mi esfuerzo se malgaste en ti ni perder un momento. Cuando tu corazón está en comunión continua conmigo, cuando tu corazón vive continuamente ante Mí, nada ni nadie, ni marido, ni hijo o hija pueden perturbar tu comunión conmigo en tu corazón. Cuando tu corazón esté continuamente limitado por el Espíritu Santo, y estés hablando conmigo en todo momento, Mi voluntad se te revelará sin duda. Cuando te estés acercando continuamente a Mí de esta forma, independientemente de tus entornos o de las circunstancias en los que estés, no caerás en la confusión estés con quien estés, te encuentres con lo que te encuentres, y tendrás un camino a seguir.

Si, por lo general, no dejas que nada se deslice en los asuntos, grandes o pequeños, si tu corazón y tu mente están purificados, y si estás tranquilo en tu espíritu, entonces siempre que te encuentres con algún problema Mis palabras se inspirarán de inmediato dentro de ti, como espejo brillante para que puedas examinarte ante él, y entonces tendrás un camino a seguir. ¡A esto se le llama tener la medicina correcta para la enfermedad correcta! Y cualquier enfermedad se curará sin duda: Dios es así de todopoderoso. Yo iluminaré y esclareceré, sin la menor duda, a todos los que tienen hambre y sed de justicia y buscan con sinceridad. Yo os mostraré todos los misterios del mundo espiritual y os mostraré el camino a seguir, haré que os despojéis de vuestro viejo carácter corrupto tan pronto como sea posible para que consigáis la madurez vital, seáis útiles para Mí y que la obra del evangelio pronto transcurra sin obstáculos. Sólo entonces será satisfecha Mi voluntad; sólo entonces se cumplirá tan pronto como sea posible el plan de gestión de seis mil años de Dios. ¡Dios ganará el reino y este descenderá a la tierra, y juntos entraremos en la gloria!

Anterior:Capítulo 7

Siguiente:Capítulo 9

Contenido relacionado