App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

La cuadragésima segunda declaración

¡Qué grandes son las obras de Dios Todopoderoso! ¡Qué admirables! ¡Qué maravillosas! Suenan siete trompetas, se envían siete truenos, se derraman siete copas, esto de inmediato se manifestará abiertamente y no puede haber duda. El amor de Dios viene sobre nosotros cada día y sólo Dios Todopoderoso nos puede salvar; ya sea que encontremos desgracias o recibamos bendiciones depende por completo de Él y nosotros, los hombres, no tenemos forma de decidir esto. Aquellos que se dedican a Dios totalmente, con toda certeza se les otorgará grandes bendiciones, mientras que los que buscan preservar sus vidas sufrirán la pérdida de sus vidas; todas las cosas y todos los eventos están en las manos de Dios Todopoderoso. Ya no detengas tus pasos. Un enorme cambio viene al cielo y a la tierra; el hombre no tiene manera de esconderse y sólo hay un gemido amargo, no hay otra opción. Sigue la obra actual del Espíritu Santo, cada hombre debe tener claro dentro de él mismo el paso al que Su obra ha progresado, sin que necesite más ser recordado por los demás. Ahora ve con frecuencia ante Dios Todopoderoso y pídele todo. Seguramente Él te esclarecerá por dentro y en momentos cruciales te protegerá. ¡No tengas miedo! Él ya posee todo tu ser y con Su protección y Su cuidado, ¿qué tienes que temer? Hoy el logro de la voluntad de Dios está cerca, cualquiera que esté temeroso tendrá las de perder. No te estoy diciendo tonterías. Abre tus ojos espirituales y el cielo cambiará en un instante. ¿Qué hay que temer? Con un suave movimiento de Su mano el cielo y la tierra son destruidos de inmediato. ¿De qué sirve que el hombre se preocupe? ¿No están todas las cosas en las manos de Dios? Si Él dice que el cielo y la tierra van a cambiar, entonces cambiarán. Si Él dice que seremos hechos completos, entonces seremos hechos completos. No hay necesidad de que el hombre esté ansioso, debe avanzar con calma. Sin embargo, debe prestar atención y estar muy alerta. ¡El cielo puede cambiar en un instante! Los ojos humanos pueden estar abiertos de par en par y sin embargo ser incapaces de ver algo. Rápidamente está alerta, la voluntad de Dios se ha cumplido, Su proyecto se ha completado, Su plan ha triunfado, todos Sus hijos han llegado a Su trono y juzgan a todas las naciones y a todos los pueblos con Dios Todopoderoso. Aquellos que han estado persiguiendo a la iglesia e hiriendo cruelmente a los hijos de Dios, serán severamente castigados, ¡eso es seguro! ¡Aquellos que verdaderamente se entregan a Dios y lo defienden todo, Dios sin duda los amará por toda la eternidad, sin cambiar jamás!

Anterior:La cuadragésima declaración

Siguiente:La cuadragésima tercera declaración

También podría gustarte