App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Capítulo 14

Ahora, el tiempo apremia de verdad. El Espíritu Santo usa muchas formas diferentes para llevarnos a las palabras de Dios, y estar equipados con toda la verdad, ser santificados, tener una verdadera cercanía y asociación conmigo; no se te permite elegir nada. La obra del Espíritu Santo carece de emoción, y no tiene consideración por la clase de persona que eres. Mientras estés dispuesto a buscar y seguir, sin poner excusas ni discutir sobre tus ganancias y pérdidas, sino a buscar con hambre y sed de justicia, entonces te esclareceré. Por muy insensato e ignorante que seas, Yo no veo tales cosas. Yo miro para comprobar cuánto te esfuerzas en el aspecto positivo. Si sigues aferrándote al concepto del “yo”, dando vueltas en tu pequeño mundo, entonces creo que estás en peligro… ¿Qué es el rapto? ¿Qué significa ser abandonado? ¿Cómo deberías vivir hoy ante Dios? ¿Cómo deberías cooperar activamente conmigo? Líbrate de tus nociones, autoexamínate, quítate tus máscaras, considera con claridad cómo eres en realidad, aborrécete, ten un corazón que busca con hambre y sed de justicia, convéncete de que realmente no vales nada, ten disposición a renunciar a ti mismo, sé capaz de detener todas tus formas de hacer las cosas, tranquilízate ante Mí, ofrece más oraciones, apóyate en Mí con sinceridad, mírame, no dejes de acercarte a Mí ni de hablar conmigo; esto es fundamental. Las personas quedan a menudo atrapadas en sí mismas y no ante Dios.

La obra actual del Espíritu Santo es realmente difícil de imaginar para las personas y entra toda ella en la realidad; verdaderamente no te servirá de nada ser irreflexivo. Si tu corazón y tu mente no están en lo correcto, entonces no tendrás salida. De principio a fin debes permanecer vigilante en todo momento y debes asegurarte de protegerte contra la negligencia. ¡Bienaventurados los que están continuamente vigilantes y a la espera, y que están tranquilos ante Mí! ¡Bienaventurados los que me miran de continuo con sus corazones, que se preocupan por escuchar Mi voz con atención, que prestan atención a Mis acciones y ponen en práctica Mis palabras! En verdad el tiempo no puede admitir más retraso. Se desatarán todo tipo de plagas que abrirán sus bocas feroces y sangrientas para devoraros a todos como un torrente. ¡Hijos míos! ¡El momento ha llegado! No queda ya lugar para la reflexión. La única salida que os traerá bajo Mi protección es volver ante Mí. Debéis tener la fuerza de carácter del hijo varón, no seáis débiles ni os desaniméis; debéis mantener os al ritmo de Mis pasos, no rechacéis la nueva luz y, al deciros cómo comer y beber, debéis obedecer y comer y beber de la forma adecuada. ¿Sigue habiendo tiempo ahora para luchar o contender los unos contra los otros de manera arbitraria? ¿Puedes librar una guerra si no comes hasta saciarte y sin estar totalmente equipado con la verdad? Si quieres vencer a la religión, debes estar totalmente provisto de la verdad. Come y bebe más Mis palabras, y medita más en ellas. Debes comer y beber Mis palabras de forma independiente y empezar por acercarte a Dios. ¡Que esto sea una advertencia para ti! ¡Debes prestar atención! ¡Los que son inteligentes deben despertarse rápidamente a la verdad! Renuncia a todas las cosas de las que no estás dispuesto a deshacerte. ¡Te digo, una vez más, que estas cosas son realmente dañinas para tu vida y no son beneficiosas! Espero que puedas confiar en Mí en tus acciones, de lo contrario el único camino por delante será el de la muerte, ¿y dónde irás entonces a buscar el camino de la vida? ¡Retira tu corazón que ama ocuparse con cosas externas! ¡Retira tu corazón que desobedece a otras personas! Si tu vida no puede madurar y te abandonan, ¿no serás entonces tú quien te has hecho tropezar a ti mismo? La obra del Espíritu Santo no es ahora como tú imaginas. Si eres incapaz de renunciar a tus conceptos, entonces sufrirás una gran pérdida. Si la obra era el mantener el paso con los conceptos del hombre, ¿podrían tu vieja naturaleza y tus conceptos salir a la luz? ¿Podrías conocerte a ti mismo? Quizás sigas pensando que no tienes conceptos, pero esta vez todas tus diversas feas facetas saldrán claramente a la luz. Pregúntate con diligencia:

¿Eres alguien que me obedece?

¿Estás dispuesto y listo a renunciar a tu ser y seguirme?

¿Eres alguien que busca Mi rostro con un corazón puro?

¿Sabes cómo acercarte a Mí y comunicarte conmigo?

¿Puedes tranquilizarte ante Mí y buscar Mi voluntad?

¿Pones en práctica las palabras que Yo te revelo?

¿Puedes mantener una condición normal ante Mí?

¿Puedes ver a través de las astutas estratagemas de Satanás? ¿Te atreves a exponerlas?

¿Cómo consideras la carga de Dios?

¿Eres alguien considerado con la carga de Dios?

¿Cómo palpas la obra del Espíritu Santo?

¿Cómo sirves en coordinación en la familia de Dios?

¿Cómo das un fuerte testimonio por Mí?

¿Cómo luchas la buena batalla por la verdad?

Debes tomarte el tiempo para meditar en estas verdades exhaustivamente. Los hechos son suficientes para demostrar que el día está muy cerca. Debes ser hecho completo antes de los desastres; ¡esto es un asunto de gran importancia que debe resolverse urgentemente! Yo deseo haceros completos, pero veo que estáis realmente un tanto desenfrenados. Tenéis entereza, pero no hacéis el mejor uso de ella ni habéis comprendido las cosas más importantes, en su lugar todo lo que comprendéis son asuntos triviales. ¿Qué utilidad hay en deliberar sobre estas cosas? ¿No es esto una pérdida de tiempo? Os muestro bondad de esta forma, pero falláis en demostrar aprecio alguno y sólo peleáis entre vosotros, así que ¿no se ha malgastado todo Mi meticuloso esfuerzo? Si seguís de esta manera, ¡no ocuparé tiempo en convenceros! ¡Os digo que, a no ser que os despertéis a la verdad, la obra del Espíritu Santo se retirará de vosotros! No se os dará más de comer y podréis creer según os parezca. Mis palabras se han dicho exhaustivamente; escucharlas o no es cosa vuestra. Cuando llegue el momento en que estéis confundidos y no tengáis un camino por delante ni podáis ver la verdadera luz, ¿me culparéis? ¡Qué ignorancia! ¿Cuál debería ser la consecuencia si os aferráis fuertemente a vosotros mismos y os negáis a abandonaros? ¿No habrá sido vuestro trabajo un ejercicio inútil? ¡Cuán lamentable es ser echado a un lado cuando sobrevengan los desastres!

Ahora es la fase crucial de la edificación de la iglesia. Si no puedes cooperar conmigo proactivamente y de ofrecerte a Mí de forma incondicional, si no puedes abandonarlo todo, entonces sufrirás pérdida; ¿puedes seguir teniendo otras intenciones? Yo os he mostrado indulgencia de esta manera, esperando a que os arrepintáis y comencéis de nuevo. Pero el tiempo ya no permite esto realmente y debo considerar la imagen general. En aras del propósito del plan de gestión de Dios, todo se está avanzando y Mis pasos avanzan día tras día, hora tras hora, momento tras momento, y los que no puedan mantener el paso serán abandonados. Cada día hay una nueva luz, cada día se realizan nuevas acciones, hay cosas nuevas todos los días y los que no pueden ver la luz ¡están ciegos! Los que no sigan serán eliminados…

Anterior:Capítulo 13

Siguiente:Capítulo 15

Contenido relacionado

  • Conocer la obra de Dios hoy

    Conocer la obra de Dios en estos tiempos es, en su mayor parte, conocer qué es el ministerio principal de Dios encarnado en los últimos días y qué ha …

  • Acerca del destino

    Siempre que se menciona el destino lo tratáis con especial seriedad; todos vosotros sois particularmente sensibles en relación con este asunto. Alguna…

  • Cómo deberías andar la última etapa de la senda

    Estáis ahora en la última etapa de la senda, y esta es una parte crítica de ella. Quizás hayas soportado bastante sufrimiento, realizado mucha obra, v…

  • Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo

    En el principio Dios estaba reposando. No había seres humanos ni nada más sobre la tierra en aquel entonces y Dios no había hecho ninguna obra. Dios s…