La Palabra manifestada en carne

Contenido

La senda… (6)

Es por la obra de Dios que hemos sido traídos al día presente. Así que, todos somos los sobrevivientes en el plan de gestión de Dios y que podamos ser retenidos hasta el día presente es una gran exaltación de Dios. De acuerdo con el plan de Dios, el país del gran dragón rojo debe ser destruido, pero Yo creo que tal vez Él ha establecido otro plan o quiere llevar a cabo otra parte de Su obra. Así que hasta el día de hoy no he podido explicarlo con claridad, es como si fuera un enigma inexplicable. Pero en general, este grupo nuestro ha sido predestinado por Dios y Yo sigo creyendo que Dios tiene otra obra en nosotros. Que todos supliquemos al Cielo así: “Que Tu voluntad se cumpla y que Tú otra vez te nos aparezcas y no te escondas para que podamos ver Tu gloria y Tu semblante con mayor claridad”. Siempre tengo la sensación de que la senda por la que Dios nos guía no va hacia arriba, sino que es un camino sinuoso que está lleno de baches y Dios dice que cuanto más rocosa sea la senda más puede revelar nuestros corazones de amor, pero ninguno de nosotros puede abrir esta clase de senda. En Mi experiencia, he caminado muchas sendas rocosas y traicioneras y he soportado gran sufrimiento; a veces, incluso, he estado totalmente acongojado al punto de que aparentemente quería gritar, pero he caminado esta senda hasta este día. Creo que ésta es la senda guiada por Dios, así que soporto el tormento de todo el sufrimiento y prosigo porque esto es lo que Dios ha decretado, así que, ¿quién puede escapar de ella? No pido para recibir algunas bendiciones; todo lo que pido es que sea capaz de caminar la senda que debo caminar de acuerdo a la voluntad de Dios. No busco imitar a otros o caminar la senda que caminan, todo lo que busco es que pueda cumplir Mi devoción de caminar Mi senda designada hasta el final. No pido la ayuda de los demás; para ser sincero, tampoco puedo ayudar a nadie más. Parece que soy terriblemente sensible en este asunto. No sé lo que las otras personas piensen. Esto porque siempre he creído que por mucho que un individuo deba sufrir y sin importar lo lejos que deba caminar en su senda es decretado por Dios y que nadie puede realmente ayudar a alguna otra persona. Tal vez una parte de nuestros entusiastas hermanos y hermanas puedan decir que carezco de amor. Pero esto es sólo lo que Yo creo. Las personas caminan sus sendas confiando en la guía de Dios y creo que la mayoría de Mis hermanos y hermanas entenderán Mi corazón. También espero que Dios nos provea con un esclarecimiento mucho mayor en este aspecto para que nuestro amor pueda llegar a ser más puro y nuestra amistad pueda llegar a ser más preciosa. Que no nos confundamos en este tema, sino que sólo llegue a ser más claro para que las relaciones entre las personas se puedan establecer sobre la base del liderazgo de Dios.

Dios ha obrado en China continental por varios años y ha pagado un precio significativo en todas las personas para finalmente llevarnos a donde estamos hoy. Creo que con el fin de guiar a todos a la senda correcta, esta obra debe comenzar donde todo el mundo es más débil, sólo de esta manera se puede superar el primer obstáculo para que siga avanzando. ¿No es mejor eso? La nación china que ha sido corrompida por miles de años ha continuado hasta el día de hoy. Todo tipo de virus continúan expandiéndose y se están esparciendo en todas partes como la plaga; sólo ver las relaciones de las personas es suficiente para ver cuántos virus están en las personas. Es extremadamente difícil para Dios desarrollar Su obra en un área tan herméticamente cerrada e infectada por los virus. Las personalidades de las personas, los hábitos, la manera en la que hacen las cosas, todo lo que expresan en sus vidas y sus relaciones interpersonales, todo está roto más allá de lo concebible e incluso su conocimiento y sus culturas, todo ha sido condenado a muerte por Dios. Por no mencionar las distintas experiencias que aprendieron de sus familias y sociedad, todo esto ha sido juzgado a los ojos de Dios. Esto se debe a que los que viven en esta tierra han comido demasiados virus. Parece ser costumbre para las personas y no piensan nada al respecto. Por lo tanto, cuanto mayor la corrupción de las personas en un lugar, más anormales serán sus relaciones interpersonales. Hay una lucha interna en las relaciones humanas, conspiran y se matan entre sí como si ese lugar fuera una ciudad de demonios donde el hombre se come al hombre. Es increíblemente difícil llevar a cabo la obra de Dios en esta clase de lugar que es tan aterrador, donde proliferan los fantasmas. Cuando trato con las personas, siempre le suplico a Dios sin cesar. Esto porque siempre tengo miedo de tratar con las personas y profundamente temo que ofenderé la “dignidad” de los demás con Mi carácter. En Mi corazón siempre temo que estos espíritus inmundos actuarán imprudentemente, así que siempre imploro a Dios para que me proteja. Toda clase de relaciones anormales se pueden ver entre estas personas entre nosotros. Veo todas estas cosas y hay odio en Mi corazón. Esto se debe a que las personas siempre están haciendo el negocio de los humanos entre ellas y nunca tienen respeto por Dios. Odio las acciones de estas personas profundamente en Mis huesos. Lo que se puede ver en las personas en China continental no es otra cosa sino caracteres satánicos corruptos, así que en la obra de Dios en estas personas es casi imposible encontrar alguna parte deseable en ellas; todas ellas son las partes en las que el Espíritu Santo obra, y sólo es que el Espíritu Santo conmueve más a las personas y obra en ellas. Es casi imposible utilizar a esas personas, es decir, la obra de ser conmovido por el Espíritu Santo junto con la cooperación de las personas no se puede hacer. El Espíritu Santo sólo trabaja duro para conmover a las personas, pero aun así las personas sólo son insensibles e insensatas y no tienen ni idea de qué es lo que Dios está haciendo. Así que, la obra de Dios en China continental es comparable a Su obra de crear el mundo. Él hace que todos los hombres nazcan de nuevo y hace cambios en todo lo de ellos porque no hay ninguna parte deseable en estas personas. Es tan desgarrador. A menudo hago una oración triste por estas personas: ¡Dios, que Tu gran poder se revele en estas personas para que Tu Espíritu las puede conmover grandemente y para que estas víctimas insensibles y torpes puedan despertar, ya no dormir, y ver el día de Tu gloria!”. Que todos oremos frente a Dios y digamos: ¡Oh Dios! Que Tú una vez más tengas misericordia de nosotros y nos cuides para que nuestros corazones se puedan volver a Ti por completo y podamos escapar de esta asquerosa tierra, ponernos de pie y completar lo que nos has confiado. Espero que Dios pueda conmovernos una vez más para que podamos obtener Su esclarecimiento y que Él pueda tener misericordia de nosotros para que nuestros corazones puedan poco a poco volverse a Él y Él nos pueda ganar. Éste es el deseo que todos nosotros compartimos.

La senda que tomamos está completamente decretada por Dios. En general, creo que ciertamente soy capaz de caminar esta senda hasta el final y esto porque Dios siempre me sonríe y es como si la mano de Dios siempre me estuviera guiando. Así que, no es diluido por ninguna otra cosa en Mi corazón, siempre estoy preocupado con la obra de Dios. Hago Mi mejor esfuerzo por completar todo lo que Dios me ha confiado con devoción y en lo absoluto interfiero con las tareas que Él no me ha asignado, ni tampoco interfiero con la obra que alguien más está haciendo. Esto porque creo que cada persona debe caminar su propia senda sin interferir la una con la otra. Así es como lo veo. Tal vez esto se deba a Mi propia personalidad, pero espero que Mis hermanos y hermanas me entiendan y me perdonen porque nunca me atrevo a ir contra los decretos de Mi Padre. No me atrevo a desafiar la voluntad del Cielo. ¿Podrías haber olvidado que “la voluntad del Cielo no se puede desafiar”? Tal vez algunas personas piensen que soy demasiado egoísta, pero creo que he venido particularmente a hacer una parte de la obra de gestión de Dios. No he venido para las relaciones interpersonales. Simplemente no puedo aprender cómo tener buenas relaciones con otras personas. Pero tengo la guía de Dios en lo que Él me ha confiado y tengo la confianza y la perseverancia para hacer bien esta obra. Es posible que sea demasiado egoísta. Deseo que todos puedan tomar la iniciativa de sentir el amor desinteresado de Dios y de cooperar con Él. No esperes la llegada de la segunda majestad de Dios, eso no es bueno para nadie. Siempre pienso que debo hacer todo lo posible para hacer lo que debo con el fin de satisfacer a Dios. Dios le ha confiado algo diferente a cada individuo y debemos considerar cómo lograrlo. Debes estar consciente de cuál es la senda que realmente tomas, es imperativo que seas claro en eso. Ya que todos vosotros estáis dispuestos a satisfacer a Dios, ¿por qué no te entregas primero a Él? La primera vez que oré a Dios, le entregué completamente Mi corazón a Él. Las personas a Mi alrededor —padres, hermanas, hermanos o colegas— fueron empujadas hasta el fondo de Mi mente por Mi determinación y fue como si no existieran en absoluto para Mí. Esto se debió a que Mi mente siempre estaba en Dios, Sus palabras o su sabiduría, estas cosas siempre estaban al frente y en el centro de Mi corazón y se convirtieron en lo más precioso en Mi corazón. Así que para las personas que están llenas de las filosofías de vida, soy una criatura impasible, de sangre fría. Cómo me conduzco, cómo hago las cosas, cada movimiento mío, todo esto atraviesa sus corazones. Me echan miradas extrañas como si personalmente me hubiera convertido en un enigma irresoluble. Las personas secretamente me están escudriñando en sus corazones, no saben qué voy a hacer. ¿Cómo podría dejar de avanzar por cada movimiento de esas personas? Tal vez son envidiosas o están indignadas o se están burlando, todavía oro ávidamente delante de Dios como si sólo Él y Yo estuviéramos en el mismo mundo y no hubiera nadie más. Fuerzas externas siempre me están oprimiendo de cerca, pero el sentimiento de ser conmovido por Dios también aumenta en Mí. En este dilema, me incliné ante Dios: “¡Oh Dios! Nunca estoy poco dispuesto a trabajar por Tu voluntad. A Tus ojos soy honorable y considerado como oro fino, pero no puedo escapar de las fuerzas de la oscuridad. Estoy dispuesto a sufrir por Ti por toda una vida. Estoy dispuesto a hacer de Tu obra la obra de Mi propia vida; te ruego que me des un lugar de reposo adecuado para dedicarme a Ti. ¡Oh Dios! Estoy dispuesto a ofrecerme por Ti. Conoces bien la debilidad del hombre así que, ¿por qué te escondes de Mí?” En ese mismo momento sentí como si fuera un lirio de la montaña liberando su fragancia en una suave brisa, pero nadie lo sabía. El Cielo estaba llorando y Mi corazón siguió llorando como si tuviera aún más dolor en Mi corazón. Todas las fuerzas y el asedio de la humanidad fueron como un rayo en un día claro. ¿Quién podía entender Mi corazón? Así que otra vez vine delante de Dios y dije: “¡Oh Dios! ¿Acaso no hay manera de llevar a cabo Tu obra en esta tierra de inmundicia? ¿Por qué es que los demás están a gusto en un ambiente solidario y libre de persecución, pero no pueden ser considerados con Tu corazón? Incluso si fuera a extender Mis alas, ¿por qué es que no puedo alzar el vuelo? ¿No lo apruebas?” Pasé varios días llorando por esto, pero siempre creí que Dios consolaría Mi afligido corazón. De principio a fin, nadie podía entender Mi estado de ánimo ansioso. Tal vez era una percepción directa de Dios—siempre, debajo de Mí, tengo un fuego por Su obra y apenas tengo tiempo para tomar un respiro. Hasta este día todavía oro: “¡Oh Dios! Si es Tu voluntad, que me guíes a llevar a cabo una obra tuya aún mayor para que se pueda expandir por todo el universo, abrirse a cada nación, cada denominación en el mundo, para que Mi corazón pueda obtener un poco de paz, para que pueda vivir en el lugar de reposo para Ti y para que pueda trabajar para Ti sin interferencia y pueda acallar Mi corazón para servirte por toda Mi vida”. Éste es el deseo de Mi corazón. Tal vez Mis hermanos y hermanas dirán que soy arrogante, que soy altivo. Reconozco eso porque es un hecho, lo que los jóvenes poseen es simplemente “arrogancia”. Así que hablo la verdad sin contravenir los hechos. En Mí puedes ver todas las personalidades de un joven, pero también puedes ver dónde soy diferente de otros jóvenes, ésa es Mi tranquilidad y Mi calma. No estoy haciendo un tema de esto: creo que Dios me conoce mejor de lo que Yo mismo me conozco. Éstas son palabras desde Mi corazón y espero que Mis hermanos y hermanas no se ofendan. Que expresemos públicamente las palabras en nuestros corazones, consideremos cada uno de nuestros objetos de búsqueda, comparemos nuestros corazones de amor por Dios, escuchemos las palabras que susurramos a Dios, cantemos las más hermosas canciones en nuestros corazones y expresemos nuestros sentimientos de orgullo para que nuestras vidas se vuelvan más hermosas. ¡Olvida el pasado, mira hacia nuestro futuro y Dios abrirá una senda para nosotros!