Las tres etapas de la obra de Dios La encarnación de Dios El juicio de los últimos días Sobre los nombres de Dios La Era de la Gracia y la Era del Reino Salvación y salvación completa El camino de la vida eterna La obra de Dios y la obra del hombre Conocer a Cristo Conocer a Dios La Biblia y Dios Conocer la voz de Dios Dios ha venido a China La Iglesia de Dios y la religión Cómo distinguir a los fariseos Interpretación de la Trinidad Verdad y doctrinas Hacer la Voluntad de Dios El camino verdadero siempre ha sido perseguido El verdadero significado del arrebatamiento
  • 20 tipos de verdades del Evangelio
    • Las tres etapas de la obra de Dios
    • La encarnación de Dios
    • El juicio de los últimos días
    • Sobre los nombres de Dios
    • La Era de la Gracia y la Era del Reino
    • Salvación y salvación completa
    • El camino de la vida eterna
    • La obra de Dios y la obra del hombre
    • Conocer a Cristo
    • Conocer a Dios
    • La Biblia y Dios
    • Conocer la voz de Dios
    • Dios ha venido a China
    • La Iglesia de Dios y la religión
    • Cómo distinguir a los fariseos
    • Interpretación de la Trinidad
    • Verdad y doctrinas
    • Hacer la Voluntad de Dios
    • El camino verdadero siempre ha sido perseguido
    • El verdadero significado del arrebatamiento
La Biblia y Dios

La Biblia sólo es un registro de las dos etapas de la obra de Dios en la Era de la Ley y la Era de la Gracia; no es un registro de la totalidad de la obra de Dios.

...que no es nada más que un registro histórico de la obra de Dios, y un testamento de las dos etapas anteriores de la misma, y no te ofrece un entendimiento de los objetivos de la obra de Dios. Todo aquel que ha leído la Biblia sabe que documenta las dos etapas de la obra de Dios durante la Era de la Ley y la de la Gracia.

El mundo religioso cree que toda la sagrada Escritura se da por la inspiración de Dios y que toda es las palabras de Dios; ¿cómo se debe tener discernimiento hacia esta declaración?

No todo en la Biblia es un registro de las palabras habladas personalmente por Dios. La Biblia simplemente documenta las dos etapas anteriores de la obra de Dios, de las que una parte es un registro de las predicciones de los profetas, y otra las experiencias y el conocimiento escrito por personas usadas por Dios a lo largo de los tiempos.

La Biblia fue compilada por el hombre, no por Dios; la Biblia no puede representar a Dios.

Antes, el pueblo de Israel solo leía el Antiguo Testamento. Es decir, en la Era de la Gracia las personas leían el Antiguo Testamento. El Nuevo solo apareció durante la Era de la Gracia. No existía cuando Jesús obraba; las personas registraron Su obra después de que resucitara y ascendiera. Solo entonces se materializaron los Cuatro Evangelios y, además de estos, las epístolas de Pablo y Pedro, así como el libro de Apocalipsis.

No hay camino de vida eterna dentro de la Biblia; si el hombre es fiel a la Biblia y la adora, entonces no obtendrá la vida eterna

Muchas personas creen que entender y ser capaz de interpretar la Biblia es lo mismo que encontrar el camino verdadero; pero en realidad, ¿son las cosas tan simples? Nadie conoce la realidad de la Biblia: que no es nada más que un registro histórico de la obra de Dios, y un testamento de las dos etapas anteriores de la misma, y no te ofrece un entendimiento de los objetivos de la obra de Dios.

¿Qué es la verdadera creencia en Dios? ¿Cómo se debe creer en Dios con el fin de obtener Su alabanza?

“La creencia en Dios” significa creer que hay un Dios; este es el concepto más simple de la fe en Él. Aún más, creer que hay un Dios no es lo mismo que creer verdaderamente en Él; más bien es una especie de fe simple con fuertes matices religiosos. La fe verdadera en Dios significa que la gente experimenta Sus palabras y Su obra en base a la creencia de que Él tiene soberanía sobre todas las cosas.

¿Cómo debe la persona abordar la Biblia y usarla de una forma que se conforme a la voluntad de Dios? ¿Cuál es el valor inherente de la Biblia?

La explicación de Dios sobre la esencia, la construcción y los defectos de la Biblia, bajo ningún concepto está negando la existencia de la misma, ni tampoco está condenándola. Más bien, su objetivo es brindar una explicación razonable y apropiada, restaurar la imagen original de la Biblia y corregir los malentendidos que la gente tiene sobre la Biblia, para que todas las personas tengan una visión correcta de ella, dejen de adorarla y dejen de estar perdidas por más tiempo.