App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

El entorno básico de vida que Dios crea para la humanidad: La temperatura

164

una chica feliz, está disfrutando la luz entre las flores abriendo los brazos

La segunda cosa es la temperatura. Todo el mundo sabe qué es. La temperatura es algo con lo que debe estar equipado un entorno adecuado para la supervivencia humana. Si la misma es demasiado elevada, digamos que sea superior a 40 grados centígrados, entonces ¿no sería muy agotadora la vida para los humanos? ¿No sería agotador para ellos vivir? ¿Y si la temperatura es demasiado baja, y alcanza los 40 grados centígrados bajo cero? Los seres humanos tampoco podrán soportarla. Por tanto, Dios fue realmente muy particular al establecer este abanico de temperaturas. La gama de temperaturas a la que puede adaptarse el cuerpo humano es básicamente desde menos 30 grados hasta 40 grados centígrados. Este es el abanico de temperaturas básico de norte a sur. En las regiones frías, las temperaturas pueden ser que caigan a menos 50 a 60 grados centígrados. Una región así no es un lugar en el que Dios permita vivir al hombre. ¿Por qué existen tales regiones frías? En esto residen la sabiduría y los propósitos de Dios. Él no te permite acercarte a esos lugares. Dios protege sitios que son demasiado calientes y demasiado fríos, lo que significa que Él no está preparado para permitir que el hombre viva allí. No son para los humanos. ¿Por qué permitiría que tales lugares existieran sobre la tierra? Si Dios no consintiera que el hombre viviera o existiera allí, ¿por qué los crearía? La sabiduría de Dios reside en eso. Es decir, Él también ha ajustado razonablemente la temperatura básica del entorno para la supervivencia humana; también hay una ley aquí. Dios creó algunas cosas para ayudar a mantener y controlar la temperatura. ¿Qué cosas se usan para mantener esta temperatura? Ante todo, el sol puede dar calidez a las personas, ¿pero podrían ellas soportarlo si hace demasiado calor? ¿Hay alguien que se atreva a acercarse al sol? ¿Existe algún instrumento sobre la tierra que pueda acercarse al sol? (No). ¿Por qué no? Porque es demasiado caliente. Se derretiría cuando se acercara al sol. Por tanto, Dios ha establecido una medida específica de la distancia entre el sol y la humanidad; Él ha realizado una obra particular. Él tiene un estándar para esta distancia. También están el Polo Sur y el Polo Norte de la tierra los cuales son glaciares. ¿Puede vivir la humanidad en glaciares? ¿Son adecuados para la vida humana? (No). No lo son; por tanto, las personas no irán allí. Como no van a los Polos Sur y Norte, los glaciares se conservarán y podrán desempeñar su papel, que es controlar la temperatura. ¿Lo entiendes? Si los Polos Sur y Norte no existieran y el sol siempre brillara sobre la tierra, todas las personas morirían del calor. ¿Usa Dios simplemente estas dos cosas para controlar una temperatura que sea adecuada para la supervivencia humana? No, también existen toda clase de cosas vivientes, como la hierba en los campos, los diversos tipos de árboles y toda clase de plantas en los bosques. Estos absorben el calor del sol y sintetizan su energía térmica para regular la temperatura en la que viven los seres humanos. También hay fuentes de agua como los ríos y los lagos. La superficie que estos ocupan no es algo que nadie pueda decidir. Nadie puede controlar cuánta agua hay en la tierra, dónde fluye la misma, la dirección en la que lo hace, su volumen o su velocidad de fluido. Sólo Dios lo sabe. Estas diversas fuentes de agua, incluida la subterránea y los ríos y lagos por encima de la tierra que las personas pueden ver, también pueden regular la temperatura en la que viven los seres humanos. Además de eso, existen toda clase de formaciones geográficas como montañas, llanuras, cañones y pantanos; estas diversas formaciones geográficas y todas sus superficies y tamaños juegan un papel en la regulación de la temperatura. Por ejemplo, si esta montaña tiene un radio de 100 kilómetros, estos 100 kilómetros tendrán un efecto de 100 kilómetros. Respecto a cuántas cadenas montañosas y cañones de este tipo ha creado Dios en la tierra, esto es algo que Él ha meditado. En otras palabras, detrás de la existencia de cada cosa creada por Dios hay una historia que también contiene la sabiduría y los planes de Dios. Pongamos como ejemplo los bosques y todas las clases de vegetación: ningún ser humano puede controlar la superficie y el tamaño del espacio en el que estos crecen ni tiene la última palabra al respecto. Tampoco puede ningún ser humano controlar cuánta agua absorben ni cuánta energía térmica absorben del sol. Todas estas cosas se encuentran en el ámbito de lo que Dios planeó cuando creó todas las cosas.

El hombre puede vivir en un entorno con una temperatura tan adecuada sólo gracias a la planificación, la consideración y las disposiciones cuidadosas de Dios en todos los aspectos. Por tanto, cada cosa que el hombre ve con sus ojos, como el sol, los Polos Sur y Norte de los que las personas oyen con frecuencia, así como las diversas cosas vivientes sobre la tierra, bajo ella y en el agua, las superficies de los bosques y otros tipos de vegetación, las fuentes de agua y las diversas masas de agua, la cantidad de agua de mar y agua fresca que existe más los distintos entornos geográficos, todas ellas son cosas que Dios usa con el fin de mantener las temperaturas normales para la supervivencia del hombre. Esto es incuestionable. El hombre puede vivir en un entorno con temperaturas adecuadas sólo porque Dios tiene tales consideraciones. Este no puede ser demasiado frío ni demasiado caliente. No hay duda de que Dios no ha preparado para ti lugares demasiado calientes en los que las temperaturas excedan aquellas a las que el cuerpo humano se pueda adaptar. Lugares que son demasiado fríos y en los que las temperaturas son demasiado bajas; lugares en los que un ser humano se congelaría en pocos minutos tan pronto como llegue a ellos, al punto de que en pocos minutos no podría hablar, su cerebro se congelaría, no podría pensar y se sofocaría en corto tiempo, tales lugares tampoco los ha preparado Dios para la humanidad. Independientemente de la clase de investigación que quieran llevar a cabo los seres humanos, de que quieran innovar o abrirse paso a través de tales limitaciones; independientemente de lo que conciban las personas, nunca podrán sobrepasar los límites de aquello a lo que el cuerpo humano puede adaptarse. No podrán librarse de estas limitaciones que Dios creó para el hombre. Como fue Dios quien creó a los seres humanos, Él es quien sabe mejor que nadie a qué temperatura puede adaptarse el cuerpo humano. Pero los propios seres humanos no lo saben. ¿Por qué digo que los humanos no lo saben? ¿Qué clase de cosas insensatas han hecho los seres humanos? ¿No ha habido unas cuantas personas que continuamente han querido desafiar a los Polos Norte y Sur? Siempre quieren ir allí a ocupar la tierra para arraigarse y desarrollarla. ¿No es esto un acto de autodestrucción? Digamos que tú has investigado minuciosamente los Polos Sur y Norte. Pero aunque puedas adaptarte a tales temperaturas, puedas vivir allí y “mejorar” el ambiente de vida de los Polos Norte y Sur, ¿beneficiará eso de alguna forma a la humanidad? ¿Te sentirías contento si todo el hielo de los Polos Sur y Norte se derritiera? Esto es increíble. Es un acto absurdo. El ser humano tiene un entorno en el que puede sobrevivir, pero no puede permanecer en él tranquila y diligentemente, y tiene que ir adónde no puede sobrevivir. ¿Por qué lo hace? Está aburrido de vivir en esta temperatura adecuada; ha disfrutado de demasiadas bendiciones. Además, la humanidad ya ha destruido bastante este entorno normal de vida, por lo que podría irse también a los Polos Sur y Norte a provocar más daño o involucrarse en alguna “causa” para poder ser una especie de “pionero”. ¿No es esto necio? Es decir, bajo el liderazgo de su antepasado Satanás, esta humanidad sigue haciendo una cosa absurda tras otra, destruyendo imprudentemente y deliberadamente el bello hogar que Dios creó para ella. Esto es lo que Satanás hizo. Además, viendo que la supervivencia de la humanidad sobre la tierra está un tanto en peligro, bastantes personas quieren encontrar formas de quedarse en la luna, de buscar una salida viendo si pueden vivir allí. Al final, el oxígeno falta allí. ¿Pueden sobrevivir los seres humanos sin oxígeno? Como la luna carece de oxígeno, no es un lugar en el que el hombre pueda quedarse, pero aun así él sigue queriendo irse para allá. ¿Qué es esto? Es autodestrucción, ¿verdad? Es un lugar sin aire, y la temperatura no es adecuada para la supervivencia humana; por lo tanto, Dios no lo ha preparado para el hombre.

La temperatura de la que acabamos de hablar es algo con lo que las personas pueden entrar en contacto en sus vidas cotidianas. “El clima está bastante bien hoy, 23 grados centígrados; el clima es agradable, el cielo está despejado y el aire es refrescante. Inhalo el aire fresco, el sol brilla, me voy a echar bajo la luz del sol. ¡Estoy de buen humor!” u “Hoy el clima está muy frío. Si sacas las manos se te congelarán inmediatamente. Hace muchísimo frío, así que no te quedes mucho tiempo fuera. Date prisa y vuelve, ¡no sea que te congeles!”. La temperatura es algo que los cuerpos humanos pueden sentir, pero nadie piensa en cómo llegó a existir o en quién es el encargado y quién controla esta temperatura, la cual es la apropiada para la vida humana. Esto es lo que estamos llegando a conocer ahora. ¿Está la sabiduría de Dios en esto? ¿Está la acción de Dios en esto? (Sí). Considerando que Él creó un entorno con una temperatura adecuada para la vida humana, ¿es esta una de las formas en las que Dios provee para todas las cosas? (Sí). Sí lo es.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Contenido relacionado