Palabras diarias de Dios | Fragmento 144 | "Dios mismo, el único V"

La tentación de Satanás

(Mateo 4:1-4) Entonces Jesús fue transportado en espíritu a un lugar solitario para que el diablo lo tentara. Y cuando había ayunado por cuarenta días y cuarenta noches, estaba agotado y con hambre. Y cuando el tentador vino a Él, le dijo: Si Tú eres el Hijo de Dios, di a estas piedras que se vuelvan pan. Pero Él le contestó y dijo: Está escrito, el hombre no vivirá solo de pan pero de cada palabra que salga de la boca de Dios.

Estas son las palabras con las que el diablo intentó tentar primero al Señor Jesús. ¿Cuál es el contenido de lo que dijo? Sigue adelante y léelo. (“Si Tú eres el Hijo de Dios, di a estas piedras que se vuelvan pan”). El diablo pronunció estas palabras, que eran bastante simples; ¿pero hay algún problema con el contenido esencial de estas palabras? (Sí). ¿Cuál es el problema? El diablo dijo: “Si Tú eres el Hijo de Dios”; ¿sabía él, pues, en su corazón que el Señor Jesús era el Hijo de Dios? ¿Sabía que Él era el Cristo? (Sí). Entonces, ¿por qué dijo “Si eres”? (Estaba intentando tentar a Dios). Por supuesto, estaba intentando tentar a Dios, ¿pero cuál era su propósito al hacerlo? Dijo: “Si Tú eres el Hijo de Dios”. En su corazón, sabía que Jesucristo era el Hijo de Dios; esto estaba muy claro en su corazón, pero a pesar de ello, ¿se sometió a Él o lo adoró? (No). ¿Qué quiso hacer? Quiso hacer esto y decir estas palabras para enojar al Señor Jesús, incitarlo a morder el anzuelo, y embaucar al Señor Jesús para que hiciera las cosas según su manera de pensar y que cediera ante él. ¿No era esto lo que pretendía? En su corazón sabía muy bien que aquel era el Señor Jesucristo, pero aun así dijo aquello. ¿No es esta la naturaleza de Satanás? ¿Cuál es la naturaleza de Satanás? (Ser taimado, malvado, y no reverenciar a Dios). No siente reverencia hacia Dios. ¿Cuál es la acción negativa aquí? ¿Acaso no quería atacar a Dios? Quería usar este método para atacar a Dios, y dijo: “Si Tú eres el Hijo de Dios, di a estas piedras que se vuelvan pan”; ¿no es este, en realidad, el propósito malvado de Satanás? (Sí). ¿Qué estaba intentando hacer realmente? Su propósito es muy claro: estaba intentando usar este método para refutar la posición y la identidad del Señor Jesucristo. Dijo: “Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se vuelvan en pan. Si no lo haces, entonces no eres el Hijo de Dios y simplemente no haces esta obra”. ¿Es esto lo que quiso decir aquí? Quiso usar este método para atacar a Dios, quiso desmantelar y destruir Su obra; esta es la malevolencia y la malicia de Satanás. Su malevolencia es una expresión natural de su naturaleza. Aunque sabía que el Señor Jesucristo era el Hijo de Dios, la propia encarnación de Dios mismo, no podía evitar hacer este tipo de cosa, siguiendo a Dios de cerca, continuando con su ataque y haciendo grandes esfuerzos para obstaculizar y destruir la obra de Dios, y hacer de Él un enemigo.

Ahora, analicemos esta frase que Satanás usó: “di a estas piedras que se vuelvan pan”. Convertir piedras en pan; ¿significa esto algo? No tiene sentido. Si hay comida, ¿por qué no comerla? ¿Por qué es necesario convertir piedras en alimentos? ¿Hay algún sentido aquí? (No). Aunque estaba ayunando en ese momento, ¿seguro que el Señor Jesús tenía alimentos para comer? ¿Tenía comida? (Tenía). Así pues, aquí vemos lo ridículo del uso de esta frase por parte de Satanás. Vemos su ridiculez y absurdez en toda su traición y malicia, ¿verdad? Satanás hace varias cosas. Ves su naturaleza maliciosa y ves que destruye la obra de Dios. Es odioso y exasperante. Pero, por otra parte, ¿percibes una naturaleza infantil y absurda detrás de sus palabras y acciones? (Sí). Esto es una revelación sobre la naturaleza de Satanás; él tiene esta clase de naturaleza y hará este tipo de cosa. Para los hombres, la frase es ridícula e irrisoria. Pero Satanás puede pronunciar de verdad esta clase de palabras. ¿Podemos decir que es ignorante? ¿Absurdo? La maldad de Satanás está en todas partes y se revela constantemente. ¿Y cómo responde a ella el Señor Jesús? (“El hombre no vivirá solo de pan pero de cada palabra que salga de la boca de Dios”). ¿Tienen algún poder estas palabras? (Lo tienen). ¿Por qué decimos que tienen poder? (Son la verdad). Correcto. Estas palabras son la verdad. Ahora bien, ¿vive el hombre sólo de pan? El Señor Jesús ayunó durante cuarenta días y cuarenta noches. ¿Murió de hambre? (No). No murió de hambre, por lo que Satanás se acercó a Él, incitándolo a convertir las piedras en comida diciendo cosas de este tipo: “Si conviertes estas piedras en comida, ¿no tendrás cosas que comer? ¿No evitarás tener que ayunar, y pasar hambre?”. Pero el Señor Jesús dijo: “el hombre no vivirá solo de pan”, que significa que, aunque el hombre vive en un cuerpo físico, lo que le da la vida, lo que permite que su cuerpo físico viva y respire, no es la comida, sino todas las palabras pronunciadas por la boca de Dios. Por un lado, el hombre considera que estas son la verdad. Ellas le proporcionan fe, le hacen sentir que puede depender de Dios, que Él es la verdad. Por otro, ¿hay un aspecto práctico en estas palabras? (Lo hay). ¿Por qué? Porque el Señor Jesús ha ayunado durante cuarenta días y cuarenta noches y sigue estando ahí, sigue vivo. ¿Es esto una ilustración? Aquí, la idea es que Él no ha comido nada, ningún alimento durante cuarenta días y noches. Y sigue vivo. Es una poderosa evidencia que subyace a Su frase. Esta es simple, pero, en lo que respecta al Señor Jesús, ¿se la enseñó alguien, o pensó en ella por lo que Satanás le había dicho? Piensa en ello. Dios es la verdad. Dios es la vida. ¿Fueron la verdad y la vida de Dios un añadido posterior? ¿Nacieron de la experiencia? (No). Son innatas en Dios, lo que significa que la verdad y la vida residen en Su esencia. Sea lo que sea que le sobrevenga, lo que Él revela es la verdad. Esta verdad, esta frase —sea largo o corto su contenido— puede permitirle al hombre vivir, le da vida; puede capacitarlo para encontrar, dentro de sí mismo, la verdad, claridad acerca del camino de la vida, y para tener fe en Dios; esta es la fuente del uso de esta frase por parte de Dios. La fuente es positiva. Por tanto, ¿es santa esta cosa positiva? (Sí). La frase de Satanás procede de su naturaleza. Él revela su naturaleza malvada, maliciosa, en todas partes, constantemente. ¿Pero hace estas revelaciones de manera natural? (Sí). ¿Le incita alguien? ¿Le ayuda alguien? ¿Le obliga alguien? (No). Las emite todas por voluntad propia. Esta es la naturaleza malvada de Satanás. Haga Dios lo que haga, y comoquiera que lo haga, Satanás le pisa los talones. La esencia y los verdaderos rasgos de estas cosas que Satanás dice y hace constituyen su esencia: una esencia malvada, maliciosa.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Las citas de la Biblia en este artículo han sido traducidas de AKJV.

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado