Capítulo 24

El momento se acerca cada vez más. ¡Despertad! ¡Todos los santos! Yo os hablaré, y todos los que escuchen despertarán. Yo soy el Dios en el que habéis tenido fe durante todos estos años. Hoy me he hecho carne y vengo ante vuestros ojos, y así se revela quién me quiere de verdad, quién está dispuesto a pagar cualquier precio por Mí, quién escucha sinceramente Mi palabra y quién está listo para poner en práctica la verdad. Porque Yo soy el Dios todopoderoso; Yo puedo ver todos los secretos del hombre escondidos en la oscuridad, Yo sé quién me quiere realmente y quién se resiste a Mí. Yo observo todas las cosas.

Ahora deseo, tan pronto como sea posible, formar un grupo de personas que sean conforme a Mi corazón; un grupo de personas que sean capaces de ser consideradas con Mis cargas. Sin embargo, no puedo abstenerme de limpiar y purificar Mi iglesia; la iglesia es Mi corazón. Yo desprecio a todas las personas malvadas que evitan que comáis y bebáis de Mi palabra. Esto se debe a que hay algunas otras personas que no me quieren de verdad. Estas personas están llenas de engaño, no se acercan a Mí con un corazón sincero; son malvadas, y obstaculizan la realización de Mi voluntad; no son personas que pongan en práctica la verdad. Estas personas están llenas de santurronería y arrogancia; son extremadamente ambiciosas; aman ser condescendientes, y, aunque es agradable escuchar lo que dicen, cuando nadie las ve, no practican la verdad. Todas estas personas malvadas serán apartadas y arrasadas; languidecerán en medio del desastre. Estas palabras son para recordaros y advertiros que mantengáis los pies en la senda que es conforme a Mi corazón. Retornad siempre a vuestro espíritu, porque Yo amo a los que me aman con todo su corazón. Porque os acercáis a Mí, Yo os protegeré y mantendré lejos de esos malvados; haré que os mantengáis firmes en Mi casa y os protegeré hasta el fin.

Anterior: Capítulo 23

Siguiente: Capítulo 25

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 27

El comportamiento del hombre nunca ha tocado Mi corazón ni tampoco me ha parecido precioso. A los ojos del hombre siempre estoy tratándole...

Dios mismo, el único V

La santidad de Dios (II)Hoy, hermanos y hermanas, cantemos un himno. Encontrad uno que os guste y cantáis habitualmente. (Nos gustaría...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro