App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra manifestada en carne

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Capítulo 24

El momento se acerca cada vez. ¡Despertad! ¡Todos los santos! Os haré una declaración. Todos los que oigan se despertarán. Yo soy el Dios en el que habéis tenido fe durante todos estos años. Hoy me he hecho carne y me presento ante vuestros ojos, y esto revela quién me quiere de verdad, quién está dispuesto a pagar cualquier precio por Mí, quién escucha sinceramente Mi palabra y quién está listo para poner en práctica la verdad. Porque Yo soy el Dios todopoderoso; Yo puedo ver todos los secretos del hombre escondidos en la oscuridad, Yo sé quién me quiere realmente y quién se resiste a Mí; Yo puedo observar todas las cosas.

Ahora deseo, tan pronto como sea posible, formar un grupo de personas según Mi corazón, que sean capaces de ser considerados con Mis cargas. Sin embargo, no puedo abstenerme de limpiar y purificar Mi iglesia; la iglesia es Mi corazón. Yo desprecio a todas las personas malvadas que evitan que comáis y bebáis de Mi palabra. Esto se debe a que hay algunas personas que no me quieren realmente. Estas personas están llenas de engaño, no se acercan a Mí con un corazón sincero, son malvadas, y obstaculizan la realización de Mi voluntad; no son personas que ponen en práctica la verdad. Estas personas están llenas de santurronería y arrogancia, son extremadamente ambiciosas, aman ser condescendientes, y las palabras que hablan son agradables de oír, pero en secreto no practican la verdad. Todas estas personas malvadas deben ser cortadas y barridas; languidecerán en los desastres. Estas palabras son para recordaros y amonestaros, de forma que mantengáis vuestros pies en la senda que es conforme a Mi corazón. Retornad siempre a vuestro espíritu, porque Yo amo a los que me aman con todo su corazón. Porque os acercáis a Mí, Yo os protegeré y mantendré lejos de esos malvados, haré que os mantengáis firmes en Mi casa y os protegeré hasta el fin.

Anterior:Capítulo 23

Siguiente:Capítulo 27

Contenido relacionado