Descubro las mentiras del Gobierno del PCCh y el amor de Dios me trae de vuelta a Él

12 Dic 2019

Por Kemu, Corea del Sur

“Te lo vuelvo a repetir, no me sigas hablando de cosas de Dios, y ya no se te permite tener nada que ver con esos creyentes en Dios. Si me entero de que has tenido otra vez contacto con ellos, te romperé el teléfono en pedazos”.

“¿Por qué? ¿Por qué te interpones en el camino de mi fe?”, me preguntó mi esposa, con el rostro lleno de confusión.

“¿Que por qué? Por tu propio bien y por el bien de nuestra familia. ¿No sabes que el Gobierno del PCCh está tomando medidas enérgicas y reprimiendo a la Iglesia de Dios Todopoderoso? ¿No sabes del caso Zhaoyuan del 28 de mayo de 2014? Dice en internet que Zhang Lidong, el principal agresor del caso era miembro de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Si te reúnes con esa gente, te estarás exponiendo a un peligro extremo”.

Ella respondió con decisión: “Zhang Lidong y los demás no pertenecían a la Iglesia de Dios Todopoderoso, no puedes creerte todo lo que dicen en internet. Llevo dos o tres meses en contacto con hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso y lo que he visto es que son todas personas honradas, amables y sinceras con los demás. Se ayudan mutuamente cuando alguien tiene un problema, y no tiene nada que ver con lo que dicen en internet”.

Estaba indignado y seguía sin convencerme. “Conéctate y compruébalo tú mismo, entonces verás si tengo razón o no.”

Descubro las mentiras del Gobierno del PCCh y el amor de Dios me trae de vuelta a Él

Entonces, mi esposa me hizo sentarme y me dijo: “Eres una persona que piensa bien las cosas. Tienes que aproximarte a esto desde la razón y ceñirte a los hechos: ¡no puedes escuchar solo un lado de la historia! Los principales medios de comunicación de China son meros portavoces del Gobierno del PCCh; son solo herramientas para engañar al pueblo. ¿Qué grado de credibilidad tienen sus informaciones? ¿No recuerdas las protestas en la Plaza de Tiananmen de 1989? Los estudiantes de la Plaza de Tiananmen protestaban contra la corrupción y defendían las libertades democráticas, pero el Gobierno del PCCh infiltró entre las filas de los estudiantes a gente desconocida y los hizo empezar a golpear, aplastar, robar, quemar y volcar vehículos militares. Esas personas crearon un enorme caos, y luego el Gobierno del PCCh incriminó a los estudiantes por sus delitos. Después de aquello, el Gobierno del PCCh utilizó los medios, la televisión y la radio, para inundar las ondas con sus informaciones calumniando al movimiento estudiantil al definirlo como una revuelta contrarrevolucionaria, y luego inició una sangrienta represión contra ellos que resultó en varios miles de estudiantes muertos a tiros o aplastados por los tanques. Cualquiera que conozca la historia del Gobierno del PCCh sabe que siempre se ha opuesto a la justicia y simplemente no tolera la existencia de ningún grupo o individuo que tenga opiniones políticas diferentes. Para mantener la dictadura, el Gobierno del PCCh siempre ha atacado y condenado a tales grupos o personas, llegando incluso a reprimirlos o prohibirlos por completo. Cada vez que el Gobierno del PCCh ha reprimido violentamente a una fe religiosa, un movimiento por los derechos democráticos o las protestas de las minorías étnicas, primero empieza inventando casos falsos para crear un gran revuelo público que agite a la gente, y luego los reprime con violencia. Eso es un hecho. Respecto al caso Zhaoyuan del 28 de mayo, el Gobierno del PCCh incriminó a la Iglesia de Dios Todopoderoso; preparó con sumo cuidado otro caso falso más”.

No podía refutar lo que me había dicho mi esposa y pensé: “Ella conoce a algunos familiares de las víctimas de las protestas de la Plaza de Tiananmen y sabe la historia que hay detrás. Todo lo que ha dicho es cierto. Aun así, aunque el incidente de Zhaoyuan no tenga nada que ver con la Iglesia de Dios Todopoderoso, nunca he estado en contacto con sus miembros y no sé qué clase de iglesia es. Ahora vivimos en un mundo muy turbulento, ¿y si la estafan?”. Así que le repetí que no le permitía tener contacto con nadie de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Cuando me fui, di un portazo y la dejé allí llorando.

Era una noche particularmente oscura, sin luz de luna ni estrellas. Me sentía muy mal mientras caminaba por la carretera. Pensé en nuestros diez años de matrimonio, desde nuestra primera cita hasta el enamoramiento, para luego casarnos; habíamos pasado por mucho, pero daba igual a lo que nos enfrentáramos, siempre habíamos hablado las cosas y nos habíamos apoyado el uno al otro. Nunca habíamos tenido grandes peleas. Sin embargo, me había dejado llevar por el tema de su fe, y me parecía que no debería haberla tratado de esa manera. Por otro lado, en internet decían que la Iglesia de Dios Todopoderoso no era buena, así que le estaba haciendo un favor al no dejarla practicar su fe. ¿Por qué no me entendía? En ese momento, me sentí increíblemente cansado y molesto. Saqué el teléfono y una maravillosa foto de nuestra familia feliz apareció ante mis ojos: la dulce sonrisa de nuestra hija disipó momentáneamente mi fatiga. Yo era el cabeza de familia, pensé, e impedir que mi esposa practicara su fe era por su propia protección y por el bien de nuestra familia, así que decidí que tenía que mantenerme firme.

En el período de tiempo que siguió, por miedo a dañar los sentimientos que mi esposa tenía hacia mí, no me atrevía a empezar ninguna pelea importante, así que le dije que no me hablara de nada que tuviera que ver con Dios. Aunque desde fuera parecía que nos llevábamos bien, ya había un abismo que se abría entre nosotros.

Un día, apenas crucé la puerta tras terminar mi turno matutino en el trabajo, oí una música alegre que venía del dormitorio, acompañada de las risas felices de mi esposa e hija. Curioso, pensé: “¿Eh? No he oído un sonido tan alegre en casa en mucho tiempo. Desde que mi esposa llegó a Corea del Sur, nunca se ha acostumbrado al ambiente de aquí, por el diferente estilo de vida, el idioma y la cultura. En concreto, dejó atrás a su anciana madre y un trabajo que le encantaba, y no tiene parientes ni amigos a su lado; a menudo se sienta sola y llora. La he visto afligida y disgustada, pero nunca he sabido cómo consolarla, entonces, ¿qué clase de canción le trae ahora tanta felicidad?”. En silencio, abrí la puerta y vi que en la pantalla del ordenador se mostraba un vídeo de danzas y cánticos producido por la Iglesia de Dios Todopoderoso, “El verdadero amor de Dios”. Seis mujeres jóvenes bailaban y cantaban alegremente con mucho sentimiento pero, en concreto, lo que me conmovió el corazón al instante fueron sus rostros, resplandecientes con alegres sonrisas. Estaba lleno de curiosidad, pensando: “¿Qué clase de iglesia y qué clase de grupo son estos? ¿Por qué sus canciones y bailes son tan contagiosos y relajantes? Si realmente eran malas personas, ¿cómo podían tener una sonrisa tan amable y auténtica?”

Al verme, mi hija me dijo, feliz: “Papá, ¿no es bonita la canción? A mamá y a mí nos gusta mucho. ¡Canta y baila con nosotros!”. La levanté en brazos, besé su carita y le dije, indulgente: “Cariño, me gustan las canciones y bailes enérgicos y poderosos”. Meneó la cabeza y pensó durante un momento. “Papá, te gusta el claqué, ¿verdad? Mamá, pon ese vídeo tan bueno de baile”. No podía soportar interrumpirla y pensé que vería un poco, aunque fuera de la Iglesia de Dios Todopoderoso; aquellos días era complicado tener un ambiente de armonía en nuestra casa. Sosteniendo a mi hija, me senté al lado de mi esposa y empecé a ver el vídeo. Los cánticos y bailes de “Dios ha traído Su gloria al Este” eran poderosos y enérgicos, tenían un ritmo delicioso. Bailaban con heroico vigor, al estilo del claqué; siempre me ha encantado cantar y bailar, así que me atrajo mucho lo que vi. Al notarme tan ensimismado, mi esposa dijo con entusiasmo: “Estas canciones y bailes han sido arreglados y grabados por hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Ninguno de ellos es profesional”. No pude evitar reflexionar seriamente sobre aquello. “¿Cómo puede gente sin formación profesional bailar tan bien?”, pensé. Sonriendo, mi esposa me dijo, “Es asombroso, ¿verdad? ¿Bailaría así alguien no profesional si no fuera por la obra y guía de Dios? Te sorprenderías aún más si vieras las películas que han hecho. La iglesia de Dios Todopoderoso tiene la obra del Espíritu Santo; tiene la bendición de Dios. Por eso sus canciones, bailes y películas están tan bien hechos y, además, todas las verdades comunicadas en sus películas benefician mucho a la gente. Toda esa propaganda negativa en internet es obra del Gobierno del PCCh, que difunde mentiras sobre la Iglesia de Dios Todopoderoso. No son ciertas en absoluto. Cuando el Gobierno del PCCh difunde esas mentiras su intención es que todo el mundo se vuelva hostil contra la Iglesia de Dios Todopoderoso y no se atrevan a estudiar la obra de Dios de los últimos días, y por tanto se pierdan Su salvación”.

Al oír lo que decía y ver la mirada resplandeciente en su rostro, sentí aún más curiosidad. Pensé que desde que había empezado a creer en Dios Todopoderoso, se había recuperado de la depresión causada por la nostalgia de su país y tanto extrañar a su madre. Además, noté que se había vuelto más paciente con nuestra hija y ya no perdía los estribos; y también había empezado a cuidarme increíblemente bien. ¿Podría ser que Dios Todopoderoso hubiera cambiado a mi esposa? ¿Era la Iglesia de Dios Todopoderoso tan maravillosa como ella decía? Mientras pensaba todo aquello, me sentía maniatado; no sabía si debía dejarla seguir practicando su fe. Después de una lucha interna, decidí ir a la Iglesia de Dios Todopoderoso y comprobarlo por mí mismo. Si no era como decían en internet, entonces no me interpondría más en su camino.

El fin de semana, libre del trabajo, me acerqué a mi esposa y le dije que quería ir a echar un vistazo a la Iglesia de Dios Todopoderoso; ella se quedó tan sorprendida como complacida. En cuanto llegamos allí, los hermanos y hermanas nos recibieron calurosamente, y sentí en sus expresiones, acciones y en su modo de interactuar con los demás que eran amables y sinceros. Mi nerviosismo y cautela se fueron aliviando poco a poco. Luego, una hermana les dijo a todos con entusiasmo: “Hermanos y hermanas, ¡el musical La historia de Xiaozhen ha ganado un premio internacional!”. Pregunté por curiosidad: “¿Puedo verlo?”. Todos se mostraron de acuerdo al unísono y reprodujeron el musical. Los altibajos de Xiaozhen en la historia me llegaron de verdad al corazón y pensé que yo mismo era otro Xiaozhen. Cuando era más joven, vagaba por la sociedad a causa de una desgracia familiar. Sufría todo tipo de intimidaciones y humillaciones solo para sobrevivir y todo el mundo me daba la espalda. Ahora me esforzaba y trabajaba duro para ganarme la vida y había pasado por todo tipo de cosas, dulces y amargas. Había sufrido muchos altibajos a lo largo de los años, y me sentía cansado y triste, pero siempre me hacía el fuerte delante de mi esposa y amigos. ¿Quién podría haber imaginado el dolor en mi corazón? Casi al final del musical, sonó esta cántico: “El Todopoderoso tiene misericordia de estas personas que sufren profundamente. Al mismo tiempo, está harto de estas personas que no tienen conciencia, porque tiene que esperar demasiado para obtener la respuesta por parte de los humanos. Él desea buscar, buscar tu corazón y tu espíritu. Él quiere traerte alimento y agua y despertarte, de modo que ya no tengas sed ni hambre. Cuando estés cansado y cuando comiences a sentir la desolación de este mundo, no te quedes perplejo, no llores. Dios Todopoderoso, el Vigilante, acogerá tu llegada en cualquier momento” (‘Dios está buscando tu corazón y tu espíritu’ en “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”). Cada verso de la canción reconfortaba mi alma perdida y angustiada, y sentía cada nota cantada como si fuera una madre que extendía sus manos a su hijo perdido hace mucho tiempo. Lo que sentí fue la llamada del amor, me conmovió increíblemente. No pude evitar que las lágrimas cayeran por mi cara al final del musical. Era la primera vez que lloraba delante de tanta gente y me sentí un poco avergonzado y, rápidamente y en silencio, volví la cabeza para secarme las lágrimas. Exclamé con sinceridad: “¡Es un musical maravilloso!”. Entonces le di un aplauso a La historia de Xiaozhen.

Mi esposa me miró y me dijo con alegría y gran emoción: “Que La historia de Xiaozhen haya sacudido tu corazón se debe a que Dios te ha conmovido. Sé que el caso Zhaoyuan del 28 de mayo te impactó y has tenido muchos malentendidos respecto a la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días. También sé que estás preocupado por mi seguridad y la de nuestra hija, así que ahora vamos a ver qué pasó en realidad con ese caso”.

Los hermanos y hermanas reprodujeron entonces un vídeo, La verdad del caso del 28 de mayo en Zhaoyuan, al descubierto. Revelaba varios aspectos sospechosos importantes sobre el caso y luego los diseccionaba capa por capa. Me mantuve realmente absorto con el vídeo e hice mi propio análisis del caso mientras lo veía, para así averiguar la verdad. A medida que avanzaba el vídeo, poco a poco me fui relajando y, al ver cómo se exponían las mentiras capa por capa, dejé escapar un largo suspiro. Me di cuenta de que el caso Zhaoyuan del 28 de mayo fue un invento ideado por el Gobierno del PCCh para sofocar las creencias religiosas y erradicar a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Los agresores del caso, Zhang Lidong, Zhang Fan y los demás, negaron por su propia boca que fueran miembros de la Iglesia de Dios Todopoderoso, y dijeron que no estaban relacionados con la iglesia. Pero el Gobierno del PCCh hizo caso omiso de los testimonios de los sospechosos y contradijo de manera flagrante los hechos, insistiendo en que el crimen lo habían cometido personas de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Aún más descabellado fue que, incluso sin juicio ni veredicto, el Gobierno del PCCh se precipitó a adjudicarle el caso públicamente y de forma concluyente a la Iglesia de Dios Todopoderoso a través de la televisión y los medios de comunicación de Internet, todo con el fin de crear un alboroto público para reprimir a la iglesia y eliminarla. El Gobierno del PCCh incriminó a la iglesia y creó un caso falso para poder comenzar a reprimir y arrestar frenéticamente a los cristianos de la iglesia sin ningún problema. Fue igual que cuando reprimieron el movimiento estudiantil del 4 de junio de 1989: primero inventaron rumores para presentar al movimiento patriótico estudiantil como una revuelta contrarrevolucionaria, y luego empezaron a hacer arrestos y a asesinar a gente. Enfrentado a los hechos, al fin vi con total claridad que la primera táctica del Gobierno del PCCh para erradicar a los disidentes siempre ha sido inventar rumores y distorsionar los hechos, para luego incriminarlos y reprimirlos con violencia. Al retorcer la verdad en las cabezas de la gente, distorsionar la realidad e incriminar a la Iglesia de Dios Todopoderoso, el Gobierno del PCCh engaña con sus mentiras a la gente que no conoce la verdad y hace que malinterpreten a la iglesia: ¡el Gobierno del PCCh es tan detestable! Pero algo que seguía sin entender era que si los hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso eran personas rectas que no se parecían en nada a lo que se dice de ellos en internet, ¿por qué el Gobierno del PCCh perseguía tan frenéticamente a la iglesia y se esforzaba tanto en atribuirle ese caso de asesinato a la Iglesia de Dios Todopoderoso y arrestar a sus miembros? ¿Qué estaba pasando realmente?

Expresé mi confusión y una hermana me respondió: “Leamos primero dos pasajes de la palabra de Dios: ‘Satanás se gana su fama engañando al público. A menudo se establece como una vanguardia y un modelo de justicia. Bajo la bandera de salvaguarda de la justicia, lastima al hombre, devora su alma, y emplea toda clase de medios para paralizar, engañar y provocar al hombre. Su objetivo es que el hombre apruebe y siga con su conducta malvada, hacer que el hombre se una a él en oposición a la autoridad y la soberanía de Dios. Sin embargo, cuando uno se vuelve más sabio ante sus artimañas, conspiraciones y rasgos viles y no desea continuar siendo pisoteado y engañado por él o seguir esclavizado por él o ser castigado y destruido junto a él, Satanás cambia sus rasgos previamente santos y se quita su falsa máscara para revelar su verdadera maldad, su rostro malvado, despiadado, feo y salvaje. No querría nada más que exterminar a todos aquellos que se niegan a seguirle y a aquellos que se oponen a sus fuerzas malvadas’ (‘Dios mismo, el único II’ en “La Palabra manifestada en carne”). ‘La razón por la que Satanás está exasperado y furioso es esta: sus artimañas indecibles han quedado expuestas; sus conspiraciones no se saldrán fácilmente con la suya; su ambición y deseo salvaje de reemplazar a Dios y actuar como si Dios hubiese sido herido y bloqueado; su objetivo de controlar a toda la humanidad ha quedado en nada y nunca se podrá conseguir’ (‘Dios mismo, el único II’ en “La Palabra manifestada en carne”)”.

Después de leer las palabras de Dios, la hermana comunicó con nosotros lo siguiente: “Las palabras de Dios exponen la causa primera de que Satanás se oponga a Dios y dañe a la humanidad. Si usamos las palabras de Dios para considerar los actos del Gobierno del PCCh en oposición a Dios y su persecución a los cristianos, podemos ver claramente que es la encarnación de Satanás, el diablo, y es el régimen satánico que más odia la verdad y se opone a Dios. No permitirá en ningún caso que la gente crea en Dios ni tome el camino correcto, para así establecer a China como una zona de ateísmo; quiere erradicar todas las creencias religiosas. Esto es particularmente cierto en los últimos días: Dios Todopoderoso encarnado ha aparecido y obrado en China, expresando verdades para traer luz a la humanidad. Personas de todas las religiones y denominaciones que genuinamente creen en Dios y aman la verdad, después de leer las palabras de Dios Todopoderoso, llegan a estar seguros de que son la verdad y, uno a uno, están aceptando Su obra de los últimos días. Muchas personas han llegado a entender la verdad leyendo las palabras de Dios y han aprendido a discernir entre el bien y el mal. Llegan de este modo a ver claramente la esencia malvada del Gobierno del PCCh, están dispuestos a rechazarla y comienzan a buscar la verdad y a tomar el camino correcto en la vida. A medida que ve cada vez más gente ganando la fe en Dios y siguiéndolo, sus ojos arden de rabia. Espera en vano arrastrar a la gente de vuelta a su bando para que puedan continuar siendo sus esclavos y seguir oprimidos. Con este fin, el Gobierno del PCCh persigue y reprime frenéticamente a la Iglesia de Dios Todopoderoso, no solo inventando todo tipo de mentiras para incriminarla y calumniarla, sino también empleando toda clase de tácticas despreciables. En múltiples ocasiones han emitido documentos confidenciales para movilizar a un gran número de policías armados y tropas militares con el fin de arrestar y perseguir frenéticamente a los cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso a escala nacional, en un intento ilusorio de detener la difusión de la obra evangélica de Dios y erradicar completamente a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Más concretamente, en los últimos años se ha subido a internet todo tipo de películas y vídeos evangélicos producidos por la Iglesia de Dios Todopoderoso y el evangelio del reino de Dios se ha extendido por todo el mundo como un reguero de pólvora. El Gobierno del PCCh es consciente de su culpa, sabe que desde que llegó al poder ha cometido innumerables asesinatos y todo tipo de maldades; su deuda de sangre por perseguir a los cristianos es muy grande. Teme que la gente de todo el mundo acepte la obra de Dios, entienda la verdad, vea claramente su rostro maligno y luego lo rechace, lo cual lo dejaría sin ninguna base en el mundo. Entonces se haría añicos su salvaje ambición de controlar a toda la humanidad y ser como un dios. A causa de esto, se ha intensificado la persecución del Gobierno del PCCh contra la Iglesia de Dios Todopoderoso. Se preparó meticulosamente el caso Zhaoyuan del 28 de mayo para incriminar a la iglesia; fue un intento por enfurecer y confundir a aquellos que desconocen la verdad con el fin de que odien a Dios y a la Iglesia de Dios Todopoderoso, y de paso hacer el mal. En esto podemos ver que el Gobierno del PCCh es perverso y va en contra del Cielo, que detesta absolutamente a Dios y odia la verdad. Es el enemigo de Dios, un demonio que se opone a Él. Sin embargo, Dios es todopoderoso y Su sabiduría se impone a los engaños de Satanás. El feo semblante del Gobierno del PCCh queda expuesto a causa de su propia loca oposición y opresión, y el pueblo elegido de Dios puede percibir su naturaleza malvada y reaccionaria con aún mayor claridad. La gente desarrolla discernimiento respecto a su naturaleza despreciable y malvada, y entonces su voluntad de seguir a Dios se vuelve aún más firme y prefieren renunciar a sus propias vidas que dejar de seguir a Dios. Esto demuestra que no importa cuán salvaje sea el Gobierno del PCCh, no puede impedir que los verdaderos creyentes sigan a Dios y mucho menos es capaz de detener Su obra”.

Después de escuchar las palabras de Dios Todopoderoso y la comunicación de esta hermana, comprendí que el Gobierno del PCCh persigue a la Iglesia de Dios Todopoderoso porque su esencia misma es la del odio a la verdad y es enemiga de Dios. Quiere controlar a la gente, tenerla firmemente agarrada, pero las verdades expresadas por Dios Todopoderoso se arraigan profundamente en los corazones de las personas. Sin duda, el Gobierno del PCCh no quiere que la gente camine con Dios, así que hace todo lo que puede para inventar rumores con el fin de engañar al público y tramar casos falsos, fomentando la indignación pública para así perseguir a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Así fue como surgió el caso Zhaoyuan del 28 de mayo. Mis dudas respecto a la Iglesia de Dios Todopoderoso se disiparon una vez que entendí la verdad. Sin embargo, todavía tenía una preocupación: Ya que el Gobierno del PCCh es tan opresivo con la iglesia, ¿sería seguro para mi esposa creer en Dios?

Descubro las mentiras del Gobierno del PCCh y el amor de Dios me trae de vuelta a Él

Entonces, los hermanos y hermanas me pusieron una película llamada Las mentiras del comunismo. En ella había un pasaje de las palabras de Dios que me conmovió verdaderamente el corazón: “Confiamos en que ningún país o poder pueda interponerse en el camino de lo que Dios quiere lograr. Aquellos que obstruyen Su obra, se resisten a Su palabra, interrumpen y perjudican Su plan serán castigados por Él en última instancia. Quien resiste la obra de Dios será enviado al infierno; cualquier país que lo haga, será destruido; cualquier nación que se levante para oponerse a la obra de Dios será barrida de esta tierra, y dejará de existir” (‘Dios preside el destino de toda la humanidad’ en “La Palabra manifestada en carne”). Podía sentir la autoridad y majestad de Dios en Sus palabras. Ninguna fuerza maligna de Satanás ni ser humano pueden impedir la obra de Dios. Aunque los miembros del Gobierno del PCCh se están devanando los sesos para desacreditar y condenar a la Iglesia de Dios Todopoderoso, incluso arrestando y persiguiendo diabólicamente a los hermanos y hermanas de la iglesia, estos siguen persistiendo en su fe en Dios y en seguirlo. Además, las películas evangélicas, las obras corales y los vídeos de canciones y bailes que producen se publican constantemente en internet, sin ningún tipo de impedimento por parte del Gobierno del PCCh. Por fin, me di cuenta de cuán todopoderoso es Dios y de que ninguna fuerza puede detener Su obra. En su fe en Dios, mi esposa lo tiene a Él como respaldo, así que no tengo nada de qué preocuparme. Tras entender todo aquello, las preocupaciones y recelos desaparecieron de mi corazón. Sonriendo, le dije a mi esposa: “Está bien que creas en Dios Todopoderoso. Estaba muy ciego: creí erróneamente todo lo que había oído y te hice sufrir mucho. Estaba muy equivocado. De ahora en adelante, te apoyaré plenamente en tu fe”. Sus ojos se llenaron de lágrimas y dijo con emoción: “Gracias a Dios has podido descubrir las mentiras del Gobierno del PCCh y salir de la niebla de la confusión. ¡Esta es la guía y el liderazgo de Dios!”.

A partir de ese momento, empecé a ver de vez en cuando vídeos realizados por la Iglesia de Dios Todopoderoso con mi esposa y a escucharla hablar de su fe. Sin embargo, todavía me parecía que la fe en Dios era un tipo de creencia simplista. Claro, podía creer en Dios en mi corazón, pero debía continuar ganándome la vida y criando a mi familia, proveyendo lo suficiente para que pudiéramos vivir una buena vida. Fue más tarde, tras sufrir una racha de mala salud, que obtuve una comprensión completamente nueva sobre la fe en Dios.

Una tarde, ya anocheciendo, mientras cenábamos en familia, comencé a experimentar terribles dolores de estómago y grandes gotas de sudor frío corrieron por mi cara. Mi esposa me llevó rápidamente al hospital, donde me diagnosticaron la rotura del apéndice. Se trataba de una situación crítica que requería cirugía inmediata. Sentí una sensación de impotencia y miedo que nunca había experimentado; si no sobrevivía, ¿cómo se las arreglarían mi esposa y mi hija pequeña en un país extranjero? ¿Quién estaría ahí para ellos? Al darse cuenta de lo que estaba pensando, mi esposa me tomó de la mano y me dijo: “Sé lo que te preocupa. Dios es todopoderoso, y todas las cosas están en Sus manos. Además, Él tiene la última palabra sobre si la cirugía saldrá bien. Tenemos que apoyarnos en Dios y, salga como salga la operación, no podemos culparlo, sino que debemos someternos a Su gobierno y arreglos”. Asentí con la cabeza después de oír lo que tenía que decirme. Cuando se cerró la puerta de la sala de operaciones, cerré los ojos y le oré a Dios. “¡Oh, Dios Todopoderoso! Estoy aterrorizado. Por favor, dame fe para no tener miedo. Estoy dispuesto a apoyarme en Ti”. Después de orar, sentí menos miedo, y me sobrevino un extracto de las palabras de Dios que había visto en un vídeo: “Todo lo que el hombre tiene —paz, gozo, bendiciones y seguridad personal— está, en realidad, bajo el control de Dios y Él guía y decide el destino de cada individuo” (‘Dios mismo, el único VI’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Es verdad”, pensé. “Dios es todopoderoso y mi vida está en Sus manos. El éxito de mi cirugía de hoy depende del gobierno y arreglos de Dios, así que al dejárselo todo a Él, no tengo nada de qué preocuparme”. Las palabras de Dios me dieron fe; mi corazón inquieto se calmó y ya no estaba tan preocupado por el posible fracaso de la cirugía. Poco a poco, perdí el conocimiento bajo los efectos de la anestesia. Cuando desperté, el médico me dijo que la cirugía había sido un éxito, y yo sabía que Dios me había protegido. Ofrecí mi alabanza y agradecimiento a Dios una y otra vez.

Luego, vi estas palabras de Dios: “Lo primero que uno debe comprender, cuando uno pone el pie en esta tierra, es de dónde vienen los seres humanos, por qué están vivas las personas, quién dicta el destino humano, quién provee para la existencia humana y tiene soberanía sobre ella. Estos son los verdaderos activos en la vida, la base esencial para la supervivencia humana, no aprender cómo proveer para la familia propia o cómo lograr fama y riqueza, no aprender cómo destacarse de la multitud o cómo vivir una vida más próspera, mucho menos aprender cómo sobresalir y competir con éxito contra los demás. Aunque las diversas habilidades de supervivencia en cuya maestría las personas malgastan sus vidas pueden ofrecer abundantes comodidades materiales, nunca traen al corazón de uno verdadera paz y consuelo, sino que en su lugar hacen que las personas pierdan constantemente su rumbo, tengan dificultades para controlarse, se pierdan cada oportunidad de conocer el sentido de la vida; y crean un trasfondo de problemas acerca de cómo afrontar apropiadamente la muerte. De esta forma, las vidas de las personas se arruinan. El Creador trata a todo el mundo de forma justa, da a cada uno toda una vida de oportunidades para experimentar y conocer Su soberanía, pero es sólo cuando la muerte se acerca y el espectro de esta cuelga sobre uno, que uno comienza a ver la luz, y entonces es demasiado tarde” (‘Dios mismo, el único III’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Mi corazón se iluminó después de leer las palabras de Dios y comprendí que no solo vivimos en esta tierra para poder llevar vidas mediocres, con el fin de alimentar a nuestras familias y ser prósperos, o para ser envidiados y admirados por otros, buscando fama y beneficio. Nosotros, los seres humanos, somos creaciones de Dios y solo creyendo y adorando a Dios, buscando y entendiendo la verdad, logrando el conocimiento de Dios y entendiendo claramente que Él gobierna sobre todas las cosas en nuestras vidas y que nuestro destino está en Sus manos, podemos de verdad obedecer Su gobierno y arreglos y comportarnos y conducirnos según Sus palabras. Esa es la única manera de vivir con sentido y valor; es la única manera de no vivir esta vida en vano. Pensé en lo que me parecía antes, que la fe en Dios era una creencia simplista y que ganar dinero para mi familia era lo que debía hacer con mi vida. Solo desperté al fin cuando sufrí aquella enfermedad que amenazó mi vida. No importa cuánto dinero ganemos o cuán alto sea nuestro estatus, cuando enfermamos, esas cosas no pueden aliviar nuestro sufrimiento ni el miedo y la impotencia que existen en lo más profundo de nuestros corazones. Al borde de la muerte, el dinero, la fama y la fortuna no pueden devolvernos nuestras vidas ni aumentar nuestra longevidad. Doy gracias a Dios; fue Él quien me dio fe y fuerza a través de Sus palabras cuando me enfrenté a la enfermedad y me sentí tan temeroso e indefenso. Me dio algo en lo que apoyarme para poder enfrentarme con calma a todo lo que venía. En concreto, fue solo el cuidado y la protección de Dios lo que me permitió superar mi cirugía sin problemas. Mediante esa experiencia, realmente llegué a sentir que Dios es real y está vivo, que Él puede ser nuestra ayuda y apoyo en cualquier momento, y que Él es también nuestro fuerte respaldo. Lo que nosotros como seres humanos debemos buscar más a lo largo de nuestras vidas es la fe en Dios, adorarlo, y debemos entender y someternos a Su gobierno. Esa es la mayor necesidad de nuestro espíritu, y es la vida más significativa que debemos buscar. Esa experiencia también cambió mi impresión equivocada de que la fe en Dios era un tipo de creencia simplista y decidí practicarla con mi esposa, leer Sus palabras y tomar el camino de buscar la verdad y conocer a Dios.

Los hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso oyeron que había caído enfermo, así que vinieron a visitarme al hospital. Cuando se enteraron de que no podría trabajar durante algún tiempo y que nuestra familia no tendría ninguna fuente de ingresos, me ayudaron a solicitar un subsidio por dificultades económicas y a solicitar el reembolso de la mayor parte de mis gastos médicos. En una sociedad tan fría e indiferente, la ayuda sincera de los hermanos y hermanas me aportó un sentimiento real de calidez, como si todos formáramos parte de la misma familia. Después de mantener contacto con ellos durante algún tiempo, me di cuenta de que todos eran personas profundamente amables que confiaban en las palabras de Dios en sus interacciones con los demás, que trataban a a la gente con sinceridad, que eran rectos y dignos en sus palabras y acciones, y que su humanidad y la forma en que vivían sus vidas era exactamente cómo debía vivir un cristiano. Eran completamente diferentes de la gente con la que trabajaba; apenas quedaban personas como ellos en el mundo. Sentí que las palabras de Dios Todopoderoso podían cambiar de verdad a la gente y guiarnos por el camino correcto, y me pareció que esta iglesia estaba llena de amor y le proporcionaba a la gente un gran sentimiento de calidez.

Recuerdo tiempos pasados, cuando estaba cegado por las mentiras del Gobierno del PCCh, y me negaba una y otra vez a buscar o estudiar la obra de Dios de los últimos días e incluso me interpuse en el camino de la fe de mi esposa. Sin embargo, Dios nunca dejó de intentar salvarme. Mediante el uso de Sus palabras, las que me leyeron los hermanos y hermanas, y los vídeos que me mostraron, Dios me permitió descubrir las mentiras del Gobierno del PCCh y ver claramente la siniestra verdad detrás de ellos. Cuando me preocupaba el resultado de mi cirugía y vivía con miedo, las palabras de Dios me esclarecieron y guiaron, me dieron fe y fuerza, y corrigieron mis puntos de vista equivocados. Cuando no pude trabajar después de la cirugía, Dios me ayudó y apoyó a través de los hermanos y hermanas. Experimenté el amor y la misericordia de Dios hacia mí, así como la autoridad y la preciosidad de Sus palabras, y acepté con mucho gusto la obra de Dios de los últimos días. Ahora asisto con frecuencia a reuniones junto a mi esposa, leo las palabras de Dios y mi corazón está lleno de alegría. ¡Le doy gracias a Dios por salvarme!

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado