3. El Origen y el Desarrollo de la Iglesia de Dios Todopoderoso

En la Era de la Gracia, el Señor Jesús les prometió a Sus seguidores: “Y si Yo voy a preparar un lugar para vosotros, también vendré después, y os recibiré para que donde Yo esté también estéis vosotros” (Juan 14:3). Él también profetizó: “Porque el relámpago sale por el este y brilla aún en el oeste, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27). En los últimos días, como prometió y predijo Él mismo, Dios nuevamente se convierte en carne y desciende al Este del mundo, China, para llevar a cabo la obra de juicio, de castigo, de conquista y de salvación, utilizando la palabra, sobre la base de la obra de redención del Señor Jesús. En esto, las profecías de la Biblia de que “El juicio comienza por la casa de Dios” y “El que puede oír, que oiga lo que el Espíritu dijo a las iglesias” también han sido cumplidas. La obra de Dios de los últimos días le ha dado fin a la Era de la Gracia y ha iniciado la Era del Reino. Como el evangelio del reino de Dios Todopoderoso se esparcía rápidamente por China continental, la Iglesia de Dios Todopoderoso surgió. Como ha sido comprobado por hechos, la Iglesia de Dios Todopoderoso llegó a existir totalmente como resultado de la obra de Dios de los últimos días y no fue establecida por ningún hombre. Ésta es la razón por la cual el pueblo escogido en la Iglesia de Dios Todopoderoso ora en nombre de Dios Todopoderoso, obedece Su obra y acepta todas las verdades expresadas por Él. Por lo tanto, es evidente que este pueblo elegido cree en Cristo, quien encarna en los últimos días, el Dios práctico, quien es el Espíritu materializado en la carne, en vez de creer en un hombre. Externamente, Dios Todopoderoso no es nada más que un Hijo ordinario del Hombre, pero en esencia, Él es la personificación del Espíritu de Dios y es la verdad, el camino y la vida. Su obra y Su palabra son la expresión directa del Espíritu de Dios y son la aparición de Dios en persona. Por lo tanto, Él es el Dios práctico quien ha encarnado.

En 1991, Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días, comenzó a desarrollar oficialmente Su ministerio en China. Entonces, Él expresó millones de palabras y empezó la obra de juicio del gran trono blanco en los últimos días. Justamente como lo dice Dios Todopoderoso: “La obra del juicio es la obra propia de Dios, así que naturalmente la debe hacer Dios mismo; el hombre no la puede hacer en Su lugar. Ya que el juicio es la conquista del hombre por medio de la verdad, es incuestionable que Dios todavía aparezca en la imagen encarnada para hacer esta obra entre los hombres. Es decir, en los últimos días, Cristo usará la verdad para enseñarles a los hombres de todo el mundo y para hacer que ellos conozcan todas las verdades. Esta es la obra del juicio de Dios” (de ‘Cristo realiza la obra de juicio con la verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Dios realiza la obra de la palabra en los últimos días, y tales palabras son las del Espíritu Santo, porque Dios es el Espíritu Santo y también puede hacerse carne; por tanto, las palabras del Espíritu Santo, tal como se hablaron en el pasado, son las palabras del Dios encarnado hoy […]. Para que Dios haga declaraciones para llevar a cabo la obra, debe hacerse carne, o de lo contrario Su obra no conseguirá Su objetivo” (de ‘¿Cómo puede el hombre que ha definido a Dios en sus conceptos recibir Sus revelaciones?’ en “La Palabra manifestada en carne”). Debido a la aparición y a las declaraciones de Cristo de los últimos días, cada vez más personas sedientas de la verdad y que la buscan, han sido conquistadas y purificadas por la palabra de Dios Todopoderoso y han visto en el juicio y castigo de Dios, la aparición de Dios y el regreso del Redentor.

La Iglesia de Dios Todopoderoso nació debido a la aparición y a la obra de Dios Todopoderoso, el retorno del Señor Jesús, Cristo de los últimos días, y también bajó Su juicio y castigo justos. La iglesia está compuesta por todos aquellos que verdaderamente aceptan la obra de los últimos días de Dios Todopoderoso y que son conquistados y salvados por la palabra de Dios. Fue completamente fundada por Dios Todopoderoso personalmente y Él personalmente la orienta y la pastorea; de ninguna manera fue establecida por ningún hombre. Éste es un hecho reconocido por todo el pueblo escogido en la Iglesia de Dios Todopoderoso. Quienquiera que sea utilizado por Dios encarnado, está predestinado por Dios y personalmente es elegido y testificado por Dios, así como Jesús personalmente escogió y designó a los doce discípulos. Aquellos que son utilizados por Dios, sólo cooperan con Su obra y no pueden ejecutar Su obra en Su lugar. La iglesia no fue fundada por aquellos que son usados por Dios, ni tampoco el pueblo escogido por Dios creen en ellos o los siguen. Las iglesias de la Era de la Gracia no fueron establecidas por Pablo y otros apóstoles, sino que fueron el producto de la obra del Señor Jesús y fue fundada por el mismo Señor Jesús. Igualmente, la Iglesia de Dios Todopoderoso en los últimos días, no ha sido establecida por aquellos que son usados por Dios, sino que es el producto de la obra de Dios Todopoderoso. La gente que es usada por Dios sólo riega, suple y guía a las iglesias, desempeñando el deber del hombre. Aunque el pueblo escogido de Dios es guiado, regado y abastecido por aquellas personas utilizadas por Dios, éste cree y sigue a nadie más que a Dios Todopoderoso y acepta y obedece Sus palabras y Su obra. Éste es un hecho que nadie puede negar. Por la aparición y la obra de Dios encarnado, muchos creyentes verdaderos del Señor dentro de todas las denominaciones religiosas y sectas, al fin han oído la voz de Dios, han visto que el Señor Jesús ya ha venido y ha llevado a cabo la obra de juicio en los últimos días y todos ellos han confirmado que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús retornado y, como resultado, han aceptado Su obra de los últimos días. Todos aquellos quienes son conquistados por la palabra de Dios Todopoderoso, se someten a Su nombre. Por consiguiente, todo el pueblo escogido de la Iglesia de Dios Todopoderoso, oran a Dios Todopoderoso y lo siguen, lo obedecen y lo adoran a Él. Habiendo experimentado la obra de juicio y castigo de Dios, el pueblo escogido en China ha llegado a comprender Su carácter justo y ha visto Su magnificencia e ira; por ende, ha sido completamente conquistado por la palabra de Dios, se ha postrado ante Dios Todopoderoso y está dispuesto a obedecer y aceptar el juicio y castigo de la palabra de Dios. De este modo, ha obtenido la salvación de Dios.

Precisamente debido a que las palabras expresadas por Dios Todopoderoso revelan los misterios del plan de gestión de Dios para salvar a la humanidad, el pueblo escogido por Dios, en la revelación de las palabras de Dios, llegan a entender que Dios tiene un nombre nuevo en cada era y que Su nombre nuevo simboliza que Dios está llevando a cabo obras nuevas y, además, que Dios está terminando una era vieja e iniciando una nueva era. ¡El significado del nombre de Dios es tan grande y profundo! El significado de la obra de Dios está contenido en él. Dios utiliza nombres para cambiar la era y representar Su obra de esa era. En la Era de la Ley, Él utilizó el nombre de Jehová para emitir leyes y mandamientos y guiar la vida de la humanidad sobre la tierra. En la Era de la Gracia, Él utilizó el nombre de Jesús para llevar a cabo la obra de la redención de la humanidad. Con la llegada de la Era del Reino, Él ha utilizado el nombre de Dios Todopoderoso para llevar a cabo la obra de juicio, comenzando por la casa de Dios, para purificar al hombre, cambiarlo y salvarlo. El nombre nuevo de Dios no es algo por el que el hombre arbitrariamente pueda llamarlo a Él, sino que fue tomado por Dios mismo debido a las necesidades de Su obra. El nombre que Dios ha tomado en cada etapa de la obra tiene sus raíces en la Biblia y el nombre que el Señor Jesús tomaría cuando Él regresara en los últimos días, fue profetizado hace mucho tiempo en el Libro del Apocalipsis: “Aquel que venza lo haré un pilar en el templo de Mi Dios, y ya no saldrá; y Yo escribiré sobre él el nombre de Mi Dios y el nombre de la ciudad de Mi Dios, que es la nueva Jerusalén, que baja del cielo de Mi Dios; y escribiré en él Mi nuevo nombre” (Apocalipsis 3:12). “Yo soy el Alfa y el Omega, el principio y el fin, dijo el Señor, quien es, y quien fue, y quien será, el Todopoderoso” (Apocalipsis 1:8). “Y escuché como la voz de una gran multitud, y como la voz de muchas aguas, y como la voz del poderoso trueno, que decía, Aleluya: El Señor omnipotente reina” (Apocalipsis 19:6). El nombre de Dios Todopoderoso en la Era del Reino cumple con exactitud con las profecías del Libro del Apocalipsis. Dios es todopoderoso, Él creó y gobierna sobre todas las cosas y Él es el primero y el último; es más apropiado que nosotros lo llamemos ‘Dios Todopoderoso’. Desde allí, la gente ha llamado al Dios encarnado ‘Dios Todopoderoso’ y también han llamado al Cristo encarnado ‘Dios Práctico’. Y la Iglesia de Dios Todopoderoso, por ende, es así llamada.

Cuando el evangelio del reino se esparció en China continental, Dios recuperó toda la obra del Espíritu por todo el universo y la concentró sobre este grupo de personas, quienes aceptaron la obra de Dios de los últimos días y sobre las que estaban predestinadas y escogidas por Dios y que sinceramente buscaban el camino verdadero. Debido a que la obra del Espíritu Santo fue transferida, todas las denominaciones y sectas perdieron la obra del Espíritu Santo y se convirtieron en yermo, dejando a la gente sin otra elección que buscar el camino verdadero. Esto ha cumplido exactamente la profecía en la Biblia: “Mirad, los días vienen […], cuando mandaré hambruna a la tierra, no un hambre de pan ni el deseo de beber agua, sino de escuchar las palabras de Jehová” (Amós 8:11). Bajo la orientación del Espíritu Santo, aquellos de varias denominaciones y sectas que buscaban la verdad y creían verdaderamente en Dios, se abrieron camino a través de las restricciones y obstáculos de los anticristos y los servidores malvados, y finalmente oyeron y reconocieron la voz de Dios y cada vez más personas regresaron ante el trono de Dios. Por todos lados aparecían escenas agradables de todas las denominaciones convirtiéndose en una y todas las naciones fluyendo hacia esta montaña. Mientras un gran número de todas las denominaciones y sectas que creían verdaderamente en Dios regresaban, la mayoría de las denominaciones y sectas colapsaron y han existido por muchos años sólo en nombre. ¿Quién pudiese detener los pasos de la obra de Dios? ¿Quién pudiese impedir al pueblo escogido de Dios regresar a Dios? Fue como si la comunidad religiosa por completo hubiera sido corregida. El flujo del regreso fue como oleadas surgiendo poderosamente. ¡Ninguna fuerza podía interponerse en el camino de la obra de Dios! Desde que Dios Todopoderoso apareció y Su labor comenzó, el gobierno del PCCh, no ha parado en la persecución de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Ha estado buscando a Cristo y a los servidores de Dios fervientemente y ha perseguido cruelmente al pueblo escogido de Dios, intentando eliminar la obra de Dios de los últimos días. Ha convocado numerosas reuniones de emergencia para planear la manera de eliminar la Iglesia de Dios Todopoderoso. Ha preparado y emitido muchos documentos secretos y ha llevado a cabo diversas maneras bajas y diabólicas como: colocar anuncios en todos lados, emitir anuncios públicos, utilizar la televisión, la radio, el periódico, la internet y otros medios de comunicación para inventar rumores , difamar y tender trampas deliberadamente en contra de la Iglesia de Dios Todopoderoso; adoctrinamiento forzoso de la gente con enseñanzas malignas y falacias y realizando lavado de cerebro y asimilación; utilización de las Iglesias de las Tres Autonomías para vigilar y controlar, enviando espías para investigar abiertamente e indagar secretamente, aplicando control comunitario, ordenando la vigilancia de vecinos y animando a la gente a denunciar prometiéndoles una gran recompensa; llevan a cabo allanamientos arbitrarios en los hogares de las personas saqueando sus casas y confiscando sus propiedades, extorsionándolas con dinero por medio de multas y acumulando riquezas por medios injustos; efectúan arrestos secretos de los elegidos de Dios deteniéndolos y encarcelándolos en campamentos de trabajo forzado a su antojo, extrayéndoles confesiones por medio de tortura, asolando sus cuerpos y mentes y golpeando a la gente hasta morir impunemente; hasta ha utilizado a la policía armada y tropas para reprimir la Iglesia de Dios Todopoderoso; y así sucesivamente. El gobierno del PCCh ha arrestado inhumanamente y ha perseguido a los cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso, el pueblo escogido de Dios, ocasionándoles sufrimiento por el robo inescrupuloso de sus propiedades y por el tormento y padecimiento físico y espiritual, y hasta ha ocasionado muchas muertes. Las acciones del gobierno han sido espantosas. Como se ha documentado, al menos diez cristianos han sido perseguidos hasta la muerte. Por ejemplo: Xie Yongjiang (hombre, 43 años de edad), un cristiano en el Pueblo Wugou del Condado de Suixi, Provincia de Anhui, fue secretamente arrestado por la policía local en las tempranas horas del 30 de abril de 1997 y fue abusado mortalmente. El 10 de mayo, cuando la familia de Xie vio su cuerpo en el crematorio, estaba negro y morado por todos lados y manchado de sangre, y había sufrido varias heridas mortales en la cabeza. Ye Aizhong (hombre, 42 años de edad), un cristiano del Condado de Shuyang, Provincia de Jiangsu, fue arrestado por la policía del PCCh el 26 de marzo de 2012, mientras compraba mercancía para la Iglesia. Al tercer día, lo golpearon hasta morir. Jiang Guizhi, una cristiana del Distrito Qinghe del Condado de Pingyu, Provincia de Henan (mujer, 46 años de edad, una líder principal de la Iglesia de Dios Todopoderoso para el momento), fue secretamente arrestada y encarcelada por la policía del PCCh el 4 de enero de 2013 en la Ciudad de Xinmi, Provincia de Henan. Los funcionarios policiales instalaron una corte ilegal y utilizaron la tortura para sacarle una confesión. Temprano en la mañana del 12 de febrero, Jiang murió como resultado del abuso físico causado por la policía… Más allá de eso, decenas de miles de otros cristianos también han sido arrestados y encarcelados por la policía del PCCh. A algunos los inyectaron drogas y posteriormente desarrollaron esquizofrenia; muchos fueron tan terriblemente mutilados por la tortura, que quedaron incapacitados para cuidarse ellos mismos; algunos fueron encarcelados en campamentos de trabajo forzado y tras su liberación, fueron vigilados por el gobierno del PCCh y despojados de su libertad personal. De acuerdo a estadísticas aproximadas, en sólo 2 años desde el 2011 hasta el 2013, 380.380 personas del pueblo escogido de Dios, fueron arrestadas y detenidas por el gobierno del PCCh en China continental. Entre estas personas, 43.640 sufrieron todo tipo de tortura mientras estaban bajo interrogación ilegal; a 111.740 les impusieron varios cargos y las multaron descaradamente o las extorsionaron con más de 243.613.000 RMB; a 35.330 les saquearon sus hogares y al menos 1.000.000.000 RMB (incluyendo las ofrendas a la iglesia y propiedades privadas) fueron forzosamente e injustamente confiscados por los organismos de seguridad pública y sus subordinados o embolsillados por oficiales malvados de la policía. Cuando hablamos del arresto y persecución de los cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso por el gobierno del PCCh, éstas son estadísticas aproximadas y cuando hablamos de todos los cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso, son sólo la punta del iceberg. De hecho, desde que Dios Todopoderoso comenzó Su obra, incontables cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso han sido arrestados, oprimidos, seguidos o vigilados por el gobierno del PCCh. Éste ha utilizado cada medio cruel para reprimir sangrientamente a la Iglesia de Dios Todopoderoso, convirtiendo a China continental en un mundo de terror. Además de eso, la iglesia también fue difamada, condenada y atacada por todas las denominaciones y sectas. Esto llevó instantáneamente a la difusión de rumores y de una tormenta de toda forma de difamación, abuso y maldiciones. La sociedad entera y la comunidad religiosa ha sido llenada con todo tipo de publicidad negativa. La resistencia de la humanidad corrupta hacia el verdadero Dios y a la persecución del camino verdadero, había alcanzado su cúspide.

Desde la humanidad ha sido corrompida por Satanás, Dios nunca ha detenido Su plan de gestión para salvar a la humanidad. Sin embargo, la humanidad no conoce la verdad, mucho menos conoce a Dios. Como resultado, cada vez que Dios se encarna para comenzar una nueva obra, Él es rechazado y perseguido por aquellos en el poder y por grupos religiosos. Hace dos mil años, cuando el Señor Jesús se hizo carne, Él fue perseguido y arrestado por el gobierno romano y la comunidad religiosa judía y al final fue crucificado. En los últimos días, desde que Dios regresó en la carne en China para realizar Su obra de juicio, Él ha sido cruelmente perseguido y buscado por el gobierno del PCCh y también ha sido maldecido, difamado, condenado y rechazado por todas las denominaciones y sectas cristianas. Es una indicación evidente de la corrupción y la maldad del hombre. Podemos imaginarnos cuán difícil es para Dios llevar a cabo Su obra en tal fortaleza de demonios, donde las nubes negras pesan enormemente y los diablos ejercen el poder. Sin embargo, Dios es todopoderoso y Él tiene suprema autoridad y poder. No importa cuán desenfrenadas sean las fuerzas de Satanás, no importa cuánto se resistan y lancen ataques, es todo en vano. En sólo más o menos 20 años, el evangelio del reino de Dios Todopoderoso, se ha difundido a través de toda China continental, bajo una opresión severa. Varios cientos de miles de iglesias han emergido por todo el país y millones de personas se han entregado al nombre de Dios Todopoderoso. Casi instantáneamente, todas las denominaciones y sectas se tornaron desoladas, porque las ovejas de Dios oyeron la voz de Dios y ya han regresado siguiendo la voz, se han postrado ante Dios y han sido personalmente regadas y pastoreadas por Dios. Esto ha completado la profecía en la Biblia de que “todas las naciones irán a él”. Es inevitable que todos los creyentes verdaderos de Dios se dirigirán a Dios Todopoderoso al final, porque esto ha sido planeado hace mucho tiempo y ha sido predestinado por Dios. ¡Nadie lo puede cambiar! Aquellos creyentes falsos cuya fe en Dios es solamente para que puedan saciarse de pan y los diversos enemigos que hacen el mal, se resisten y condenan a Dios Todopoderoso, han sido eliminados por la obra de Dios. La comunidad religiosa por completo ha sido totalmente destruida y desintegrada por la obra de Dios. La obra de Dios Todopoderoso finalmente ha terminado en la gloria. Durante este período, a pesar de la resistencia desenfrenada y la represión sangrienta del gobierno del PCCh, el evangelio de Dios del reino, aún se ha esparcido con la velocidad de un rayo. La conspiración del PCCh para eliminar y suprimir la obra de Dios ha terminado en fracaso. Todas las fuerzas malignas que se resisten a Dios han sido completamente destruidas y derrocadas en medio del juicio majestuoso e iracundo de Dios. Justo como Dios Todopoderoso dice: “Todos los que amo vivirán sin duda eternamente, y los que están contra Mí serán con seguridad castigados eternamente. Porque Yo soy un Dios celoso, no salvaré a la ligera a los hombres por todo lo que han hecho. ¡Vigilaré toda la tierra y, apareciendo en el Este del mundo con justicia, majestad, ira, y castigo, me revelaré a las innumerables huestes de la humanidad!” (de ‘La vigésima sexta declaración’ de las declaraciones de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”). “Mi reino se está formando sobre todo el universo y Mi trono se está apoderando de los corazones de trillones de personas. Con la ayuda de los ángeles, Mi gran logro pronto se llevará a un término exitoso. Todas las multitudes de Mis hijos y Mi pueblo esperan ansiosamente Mi regreso, anticipando Mi reunión con ellos, para nunca más volver a separarnos. ¿Cómo podría todo el pueblo de Mi reino no correr de un lado a otro celebrando los unos con los otros que esté junto a ellos? ¿A quién se le ocurriría ahorrar costos en esta reunión? Soy honorable a los ojos de todos; soy proclamado en las bocas de todos. Cuando regrese, voy a conquistar a todas las fuerzas enemigas aún más. ¡El momento ha llegado! ¡Pondré Mi obra en marcha; reinaré supremo entre los hombres! ¡Estoy regresando! ¡Me estoy yendo! Esto es lo que todos están anticipando, lo que están esperando. ¡Quiero dejar que todos vean la llegada de Mi día y que gozosamente le den la bienvenida al arribo de Mi día!” (de ‘La vigésima séptima declaración’ de las declaraciones de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”). Mientras el evangelio se esparce, la Iglesia de Dios Todopoderoso crece cada vez más y la cantidad de creyentes aumenta sin cesar. Hoy día, está prosperando como nunca antes lo había hecho. La palabra manifestada por Dios Todopoderoso, el Cristo de los últimos días, desde hace mucho tiempo se ha esparcido a miles de hogares y está siendo aceptada por cada vez más personas. La palabra de Dios ha demostrado su suprema autoridad y poder. Este hecho indiscutible comprueba totalmente que “¡Todo se realiza por la palabra de Dios!”.

En el comienzo existía el Verbo y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). En el principio, Dios creó los cielos y la tierra y todo dentro de ellos con la palabra y guio a la humanidad con la palabra. En los últimos días Dios también realiza todo con la palabra. La perfección del pueblo escogido de Dios y el cumplimiento del reino de Cristo serán ambas logradas por la palabra de Dios. Como tal, no existe nada extraordinario sobre la manera como se originó la Iglesia de Dios Todopoderoso de la obra de la palabra de Dios, se ha desarrollado bajo la orientación de la palabra de Dios Todopoderoso y, además, está creciendo a pesar de la brutal represión y persecución del gobierno del PCCh y de la condena y oposición frenética de las fuerzas de los anticristos en los grupos religiosos. Esto demuestra completamente la autoridad y el poder de la palabra de Dios. Se puede decir que sin la aparición y la obra de Dios Todopoderoso, no existiría la Iglesia de Dios Todopoderoso y que sin las palabras expresadas por Dios, tampoco existiría la Iglesia de Dios Todopoderoso. Actualmente, Él está regando y alimentando a Su pueblo escogido con las millones de palabras que Él expresa y todos aquellos que han aceptado Su obra están disfrutando del pastoreo de Sus palabras y están experimentando Su obra de salvación del hombre. Dios Todopoderoso dice: “Por todo el universo estoy haciendo Mi trabajo, y en el Este, estallidos atronadores sucederán en una secuencia sin fin, sacudiendo a todas las denominaciones y sectas. Es Mi voz que ha traído a todos los hombres al presente. Dejo que sea Mi voz la que conquiste al hombre; todos caen dentro de esta corriente y todos se someten ante Mí, porque hace mucho tiempo he reclamado Mi gloria de toda la tierra y la he enviado de nuevo en el Este. ¿Quién no anhela ver Mi gloria? ¿Quién no espera ansiosamente Mi regreso? ¿Quién no tiene sed de Mi reaparición? ¿Quién no añora Mi belleza? ¿Quién no vendrá a la luz? ¿Quién no verá la riqueza de Canaán? ¿Quién no anhela el regreso del Redentor? ¿Quién no adora al Gran Todopoderoso? Mi voz debe difundirse sobre toda la tierra; deseo hablar más a Mi pueblo elegido. Las palabras que pronuncio agitan las montañas y los ríos como poderosos truenos; hablo a todo el universo y a la humanidad. De ahí que Mis palabras se conviertan en un tesoro para el hombre, y todos los hombres las estiman. Los relámpagos alumbran desde el Oriente hasta el Occidente. Mis palabras son tales que el hombre detesta renunciar a ellas y las encuentra insondables, pero lo que es más, el hombre se regocija en ellas. Como un bebé recién nacido, todos los hombres están contentos y alegres, celebrando Mi venida. A causa de Mi voz, traeré a todos los hombres ante Mí. A partir de ese instante, entraré formalmente entre los hombres para que ellos vengan a adorarme. La gloria que emano y Mis palabras causan que todos los hombres comparezcan ante Mí y vean que los relámpagos alumbran desde el Oriente, y que también he descendido sobre el ‘monte de los Olivos’ del Oriente. Verán que por largo tiempo ya he estado en la tierra, ya no como el Hijo de los judíos, sino como el Rayo del Oriente. Porque hace ya mucho que he resucitado, que he desaparecido de entre los hombres, y luego reaparecido entre los hombres con gloria. Yo soy aquél que ha sido adorado antes de todos los siglos, y el ‘niño’ abandonado por los israelitas antes de todos los siglos. Más aún, ¡Yo soy el todo glorioso Dios Todopoderoso de la era presente! Que todos vengan ante Mi trono para ver Mi rostro glorioso, escuchar Mi voz, y ver Mis obras. Esto es la totalidad de Mi voluntad; es el fin y el clímax de Mi plan, y también el propósito de Mi gestión. ¡Que cada nación me adore, toda lengua me reconozca, cada hombre confíe en Mí, y toda la gente se someta a Mí!” (de ‘El repique de los siete truenos: profetizando que el evangelio del reino se extenderá por todo el universo’ en “La Palabra manifestada en carne”). El pueblo escogido de Dios ha recibido la gran salvación a causa de la palabra de Dios Todopoderoso. La obra de Dios en China continental finalmente ha terminado gloriosamente. Ahora, el pueblo escogido de Dios está esparciendo Su palabra y testificando Sus obras a cada país y lugar. La palabra de Dios se esparcirá por el mundo entero y Él pronto aparecerá públicamente a todas las naciones y a todas las personas. Las personas de cada país y lugar que anhelan la aparición de Dios nunca hubiesen soñado que el Dios al que anhelan que aparezca públicamente, ya ha descendido en secreto en China y ha llevado a cabo una etapa de la obra de conquista y salvación.

En los últimos días, cuando la era está por terminar, Dios encarna y desciende en secreto a la morada del gran dragón rojo, la gran agrupación de gobernantes dictatoriales: China, el acérrimo bastión del ateísmo. Por Su múltiple sabiduría y poder, Dios lucha contra Satanás y lleva a cabo la obra central de Su plan de gestión: la derrota completa de Satanás y la salvación de toda la humanidad. Pero, a causa de los descabellados alegatos, condenas, rumores y difamación del PCCh en el poder, muchos de los que no están al tanto de los hechos, realmente creen en los rumores del PCCh. Los grupos religiosos, particularmente, continúan condenando y blasfemando la venida de Dios hasta la fecha y están totalmente del lado del gobierno del PCCh ateísta, para resistirse a la obra de Dios. ¡Que trágico es eso! Estas personas nunca esperan que Dios Todopoderoso, el único a quien se resisten, sea exactamente el Señor Jesús que ha regresado. Cuando Dios aparezca públicamente, ellas sólo llorarán mientras rechinan sus dientes y se golpean sobre sus pechos. Esto cumple por completo las palabras del Libro del Apocalipsis: “Mirad, Él viene en nubes; y todos los ojos lo verán, aún aquellos que lo laceraron; y todas las razas de la tierra se lamentarán por Él. Así sea, Amén” (Apocalipsis 1:7). ¡El juicio del gran trono blanco al fin comienza! Dios Todopoderoso dice: “En el reino, las innumerables cosas de la creación comienzan a revivir y a obtener de nuevo su fuerza vital. Debido a los cambios en el estado de la tierra, los límites entre una tierra y otra también empiezan a cambiar. Antiguamente, Yo había profetizado: cuando la tierra se divida de la tierra, y la tierra se una a la tierra, este será el tiempo en que Yo haré pedazos a las naciones reduciéndolas a escombros. En ese momento, renovaré toda la creación y la repartición de todo el universo, poniéndolo así en orden, transformando su viejo estado en uno nuevo. Este es Mi plan. Estas son Mis obras. Cuando las naciones y los pueblos del mundo regresen todos delante de Mi trono, tomaré de inmediato toda la abundancia del cielo y la concederé al mundo humano, de manera que, gracias a Mí, rebosará de una abundancia sin igual. No obstante, mientras el viejo mundo continúe existiendo, lanzaré Mi furia sobre sus naciones, promulgando abiertamente Mis decretos administrativos por todo el universo, y enviaré castigo a quien los viole: Cuando vuelvo Mi rostro al universo para hablar, toda la humanidad oye Mi voz, y ve inmediatamente todas las obras que en todo el universo Yo he forjado. Los que van en contra de Mi voluntad, es decir, los que se oponen a Mí con los hechos del hombre, caerán bajo Mi castigo. Yo tomaré las numerosísimas estrellas de los cielos y las haré de nuevo; gracias a Mí el sol y la luna serán renovados, los cielos ya no serán más como eran; las innumerables cosas sobre la tierra serán renovadas. Todas serán completadas por medio de Mis palabras. Las muchas naciones del universo serán divididas de nuevo y sustituidas por la mía, de forma que las naciones sobre la tierra desaparecerán para siempre y serán una sola que me adore; todas las naciones de la tierra serán destruidas, y dejarán de existir. De los seres humanos del universo, todos los pertenecientes al diablo serán exterminados; Mi fuego ardiente abatirá a todos los que adoran a Satanás, es decir que, excepto los que están ahora dentro de la corriente, el resto quedará reducido a cenizas. Cuando Yo castigue a los muchos pueblos, los del mundo religioso regresarán en grados diferentes a Mi reino, conquistados por Mis obras, porque habrán visto la llegada del ‘Santo cabalgando sobre una nube blanca’. Toda la humanidad seguirá a su propia especie, y recibirá castigos que variarán según lo que hayan hecho. Todos los que se han levantado contra Mí perecerán; en cuanto a aquellos cuyos hechos sobre la tierra no me han involucrado, seguirán existiendo en la tierra bajo el gobierno de Mis hijos y Mi pueblo gracias a cómo se han absuelto ellos mismos. Yo me revelaré a las innumerables personas y naciones, resonando con Mi propia voz sobre la tierra para proclamar la terminación de Mi gran obra, para que toda la humanidad la vea con sus propios ojos” (de ‘La vigésima sexta declaración’ de las declaraciones de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”). En la historia de la humanidad, vemos como todas las fuerzas malignas que flagrantemente se oponen a Dios y frenéticamente se resisten a Dios, son destruidas por Dios. Hace tres mil años, como resultado de sus graves pecados, las ciudades de Sodoma y Gomorra fueron quemadas con fuego y azufre que Dios envió desde el cielo. De la misma manera, el imperio romano fue destruido por los desastres enviados por Dios debido a su resistencia y condena del Señor Jesús y a la persecución de los cristianos. En los últimos días, cualquier fuerza maligna que condene o se resista a Dios será maldecida por Dios y, sin duda, destruida por Él. ¡Éste es precisamente el carácter justo de Dios!

Dios Todopoderoso Dice: “El reino se está expandiendo entre la humanidad, se está formando entre la humanidad, se está erigiendo entre la humanidad; no hay fuerza que pueda destruir Mi reino […]. Con toda seguridad, bajo la guía de Mi luz, atravesaréis por los dominios de las fuerzas de la oscuridad. Con seguridad, en medio de la oscuridad, no perderéis la luz que os guía. Con seguridad seréis el maestro de toda la creación. Con seguridad seréis un vencedor ante Satanás. Con seguridad, a la caída del reino del gran dragón rojo, os erguiréis en medio de la infinidad de multitudes para ser testigo de Mi victoria. Con seguridad estaréis resueltos y firmes en la tierra de Sinim. A través de los sufrimientos que soportéis, heredaréis la bendición que proviene de Mí, y con seguridad irradiaréis todos los rincones del universo con Mi gloria” (de ‘La decimonovena declaración’ de las declaraciones de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”). “Cuando las tres etapas de la obra lleguen a su fin, habrá un grupo de personas que dará testimonio de Dios, que lo conocerá. Todas estas personas conocerán a Dios y serán capaces de poner en práctica la verdad. Poseerán humanidad y sentido, y todas conocerán las tres etapas de la obra de salvación de Dios. Esta es la obra que se cumplirá al final, y estas personas son la cristalización de la obra de 6.000 años de gestión, y son el testimonio más poderoso de la derrota definitiva de Satanás. Los que pueden dar testimonio de Dios podrán recibir Su promesa y Su bendición, y será el grupo que permanezca al final, que posea la autoridad de Dios y dé testimonio de Él. Quizás todos vosotros podáis convertiros en miembros de este grupo, o quizás la mitad de vosotros, o quizás solo unos pocos, depende de vuestra voluntad y vuestra búsqueda” (de ‘Conocer las tres etapas de la obra de Dios es la senda para conocer a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”). La palabra de Dios será cumplida y aquello que sea cumplido durará para siempre. ¡El futuro del reino es prometedor y esplendido! Dios Todopoderoso ya ha formado un grupo de vencedores en China continental. ¡La obra de Dios de los últimos días ya se ha cumplido! Ahora bien, la obra piloto realizada por Dios durante Su advenimiento oculto en China ha terminado gloriosamente y Él pronto aparecerá públicamente a todas las naciones y lugares. El pueblo escogido de la Iglesia de Dios Todopoderoso es un grupo de vencedores a quienes Dios ha formado en China. Respaldando la misión santa, ellos están dando testimonio de la obra de Dios y proclamando el nombre santo de Dios a todas las naciones y lugares. El evangelio del reino de Dios Todopoderoso se está esparciendo rápidamente por todo el mundo. “La Palabra manifestada en carne” está disponible gratuitamente en internet para que todas las naciones y lugares busquen e investiguen. Nadie se atreve a negar que ellas son las palabras de Dios y nadie se atreve a negar que son la verdad. Cada vez más personas sedientas por la verdad y que anhelan la luz están buscando e investigando la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días. Ramificaciones de la Iglesia de Dios Todopoderoso se han establecido en docenas de los países y regiones principales por todas partes del mundo, mientras cada vez más personas regresan a Dios Todopoderoso. La humanidad poco a poco está despertando en medio de la palabra de Dios y ha comenzado a aceptar y conocer la verdad. La palabra de Dios guiará a toda la humanidad y cumplirá con todo. Todas las personas que creen verdaderamente en Dios y buscan el camino verdadero, con toda seguridad regresarán a Dios y se volverán obedientes ante Su trono y la humanidad entera sabrá que Dios ha venido y ha aparecido y que Su nombre sin duda será grande en toda la humanidad.