App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

¿Cómo puedes buscar la verdad de forma que no seas engañado por las mentiras? ¿Cuáles son los principios de la práctica? (2)

108

¿Cómo puedes buscar la verdad de forma que no seas engañado por las mentiras? ¿Cuáles son los principios de la práctica? (2)

La comunicación del hombre:

Algunas personas escuchan muchísimas palabras de Dios, pero cuando escuchan una frase de la propaganda negativa del gran dragón rojo, de repente empiezan a sospechar. Es como si las palabras de Dios no fueran ciertas y la obra que Dios lleva a cabo fuera falsa. ¿Tienen fe en Dios estas personas? Esto no es fe. Fíjate en la fe de Abraham y Job. Esa es una fe genuina. ¡No tenían ninguna noción sin importar lo que dijera Dios! ¿Cuáles son las palabras más importantes que dijo Pedro? “Incluso si Dios estuviera jugando con los humanos como si fueran juguetes, ¿cómo podrían los humanos quejarse?” (de ‘Interpretación de la trigésima quinta declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”). ¿Crees que estas son palabras de fe? No importa lo que hiciera Dios, él obedecía. ¿Qué gran problema hay con que el gran dragón rojo haga correr rumores? “Aunque todas las cosas que dicen todo el mundo religioso y el gran dragón rojo fueran ciertas, yo seguiría creyendo en Dios Todopoderoso”. ¿Es esta una fe genuina? Así es una fe genuina. ¿Por qué tienes que creer de esta manera? Ya ves que Dios es real. Ya ves que las cosas que dice Dios son ciertas. Ya ves a Dios llevando a cabo la obra de perfeccionar al hombre. Por eso, aunque lo que diga el gran dragón rojo fuera cierto, Dios seguiría siendo Dios. ¡Dios siempre será Dios! Alguien preguntó: “Ahora bien, ¿es cierto que Dios sigue siendo Dios sin importar lo que haga?”. Correcto. Así es. Si arroja a tu hijo a un pozo, ¿sigue siendo Dios? ¿Aún crees? Digamos que tienes dos hijos. Con una palabra, Dios deja que tus dos hijos mueran. ¿Seguirías creyendo? Si Dios dejase que toda tu familia pereciera en un terremoto, ¿seguirías creyendo? Todos decís que seguiríais creyendo. ¿Por qué seguiríais creyendo? ¿No se debe a que esto no afecta la esencia y la realidad de que Dios sigue siendo Dios? Dios es Dios. No importa cuántas cosas buenas haga Satanás, sigue siendo Satanás. No importa cuántas cosas haga Dios que no estén de acuerdo con las nociones del hombre y no importa cuántas veces destruya a la humanidad, Él sigue siendo Dios. ¿No es este un auténtico conocimiento de Dios? Alguien preguntó: “Entonces, ¿cómo distingues lo positivo de lo negativo?”. ¿Qué son las cosas positivas y qué son las cosas negativas? ¿Qué es correcto y qué es incorrecto? ¿Qué es verdadero y qué es falso? ¿Cómo diferenciamos estas cosas? Lo que dice Dios es la verdad. Dios es la verdad. Todas las cosas que dice y hace Satanás son malas. Por eso, todo lo que hace y dice Satanás es mentira. Todo es negativo. Está bien si defines así estas cosas. No importa cuántas cosas haga Satanás que las personas crean que son buenas, sigue siendo Satanás. No importa cuántas cosas haga Dios que destruyan y castiguen a la humanidad, Él sigue siendo Dios. ¿No es un hecho objetivo? Es un hecho objetivo. Te pondré un ejemplo. Independientemente de por qué te castigue tu padre, sigue siendo tu padre. No importa cómo te regañe, sigue siendo tu padre. No importa cómo te trate, sigue siendo tu padre. Si te trata bien, sigue siendo tu padre. Si no te trata bien, sigue siendo tu padre. Si te da dinero para que lo gastes, sigue siendo tu padre. Si no te da dinero para que lo gastes, sigue siendo tu padre. ¿No es así? ¿Por qué digo esto? Es un hecho que él es tu padre. Si realmente es tu padre, entonces lo que hace no está relacionado en absoluto con este hecho. Nada de lo que haga puede hacer que este hecho sea falso. Esta es la manera correcta de ver las cosas. Alguien dijo: “De las cosas que hace Dios, hay algunas cuestiones en las que no veo cómo podría ser la verdad ni cómo podrían ser beneficiosas para la humanidad”. En ese caso, debes buscar la verdad, escuchar sermones, leer y reflexionar más sobre la palabra de Dios. En cuanto a algunos aspectos clave que el hombre no explica claramente, ora a Dios sobre ellos y quizás el Espíritu Santo te esclarezca para que puedas entender un poco más. Algún día sabrás que todo lo que viene de Dios, todo lo que hace o dice Él es la verdad. Todo es positivo. ¿Es bueno experimentar la obra de Dios de esta forma? Todos dicen que es bueno. Si siempre intentas definir a Dios, nunca podrás conocer a Dios. Cuando aprendas a obedecer a Dios, podrás conocer a Dios. ¡Este es el secreto para alcanzar la verdad!

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida, Volumen 142”

Algunas personas preguntan: “¿Cuántos años tengo que buscar la verdad para alcanzar un entendimiento de Dios? Todavía tengo que alcanzar la verdad. Si me topo con los trucos y rumores de Satanás, ¿qué debo hacer?”. ¿Es fácil abordar este problema? Deja que te diga la verdad. Si crees firmemente que Dios Todopoderoso es el Dios encarnado y que Él ha empezado a hablar y aparecer en la obra, no importa lo que diga Satanás; primero, no escuches. Di no a Satanás. Segundo, dices: “Aunque todo lo que decís sea verdad, no puedo negar a Dios. Aun así acepto la obra de Dios”. ¿Es esta la verdadera fe? ¿Por qué es así? No consideres esta afirmación como muy corriente. ¡El significado que encierra es profundo! Retrocede mil pasos y di: “Aunque lo que Satanás diga sea cierto, Dios Todopoderoso es Dios. Sigue siendo Dios que aparece en la obra. ¿Por qué no lo acepto? Aunque lo que diga el diablo Satanás sea cierto, no se puede negar que Él es el Dios encarnado, que esta es la obra de juicio de Dios en los últimos días”. ¿Es correcto decir esto? (Sí). […] No puedes dudar de Dios independientemente de lo que diga Satanás. ¿La encarnación de Dios fue un rumor para ti? ¿La verdad expresada por Dios fue una mentira para ti? Todas estas son verdaderas. ¿Puedes explicar al detalle la verdad expresada por Dios? ¿Quién puede explicarla? Nadie en el círculo religioso. Olvídate del gran dragón rojo. La encarnación de Dios es real. La palabra que aparece en carne es real. La verdad expresada por Dios es real. La obra de juicio de Dios en los últimos días es real. Millones de personas la están experimentando. Aunque los rumores inventados por Satanás fueran ciertos, ¿podrías seguir negando el hecho de la obra de Dios o la verdad expresada por Dios encarnado? No podrías. Lo que dijo Satanás no tiene nada que ver con Dios. Tampoco tiene nada que ver con la obra de Dios. No tienen ninguna relación. Como dice un modismo chino, “no le pondría atención ni por casualidad”.

Supongamos que hay alguien que realmente reconoce que Dios Todopoderoso es el segundo advenimiento del Señor Jesús y la aparición de Dios en la obra en los últimos días, y que Satanás le dice: “La Iglesia de Dios Todopoderoso es una empresa criminal que ha sido condenada como un culto por el Partido Comunista”. Esta persona replicará: “Oh, ¿qué tiene que ver la convicción de un culto con mi creencia en Dios Todopoderoso? No te atreverías a decir que Dios Todopoderoso no es Dios, ¿verdad? Desafío al Partido Comunista a que me lo diga, ¿acaso Dios Todopoderoso no es Dios encarnado? ¿Te atreverías a negarlo? ¿Te atreverías a decir que la verdad expresada por Dios Todopoderoso no es la verdad? Si te atreverías, ¿por qué no intentas expresar algo sobre la verdad? Pastores y ancianos del círculo religioso, seguís negando a Dios Todopoderoso. ¿Podéis expresar algo sobre la verdad? ¿Qué masculláis cuando no podéis expresar nada acerca de la verdad?”. Algunas personas inventaron muchos rumores sobre Cristo. También inventaron muchos rumores sobre mí. Hay quienes están confundidos: “¿Son estos ciertos?”. En aras del debate, ¿seguirías creyendo en Dios Todopoderoso si los rumores fueran ciertos? Por favor, levantad la mano aquellos de vosotros que decís: “Si los rumores fueran ciertos, seguiría creyendo”. Todo el mundo la ha levantado. ¿Qué hay de aquellos que no creerían más si los rumores fueran ciertos? Nadie ha levantado la mano. ¿Por qué levantaríais vuestras manos si creyerais que los rumores eran ciertos? Alguien dice que no tiene nada que ver con Dios. Es correcto. Estos rumores no tienen nada que ver con Dios ni con Su obra. […]

¿Cómo debe enfrentarse el hombre a las falacias, disparates y mentiras de Satanás? Primero, niégalas, recházalas. Di no a Satanás. Segundo, tanto si sus mentiras concuerdan con tus nociones como si no, estas no tienen nada que ver con la aparición, la obra y la encarnación de Dios. No hay contradicción en absoluto. ¿No se trata de esto? Entonces, ¿por qué dijeron algunos lo siguiente después de escuchar las mentiras de Satanás: “Ya no creo en Dios; Dios es falso”? Negaron a Dios encarnado, junto con la verdad expresada por Dios y la obra de juicio de Dios en los últimos días debido a los disparates pronunciados por Satanás. Alguien dice: “Se debe a que Dios hizo eso, así que no creo en Él. No importa cuán reales, prácticas y buenas sean las cosas que Él logra y la verdad que Él expresa, yo sigo sin creer”. ¿No es absurda esta persona? Demasiado absurda.

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida, Volumen 142”

¡Actualmente hay muchas personas cuyas nociones son absurdas, estúpidas e ignorantes! Si alguien inventara mentiras y rumores sobre mí ¿lo creerías? (Definitivamente yo no creería los rumores.) ¿Cómo sabrías que son rumores? No sabes que lo son. Desde mi posición son rumores, pero desde la tuya no lo son necesariamente. Esto es un problema real. Que las personas crean o no depende de si pueden distinguirlos. ¡Recuerda! Todo lo que los no-creyentes, el gran dragón rojo y el mundo religioso dicen sobre Dios y sobre el hombre usado por el Espíritu Santo, es incorrecto. Son todo rumores, mentiras, realidades distorsionadas, invenciones y falsas acusaciones. Porque son no-creyentes y demonios. No son Dios. Debes estar seguro de esto en primer lugar. ¿Las palabras de quién son más creíbles? Las de Dios son más creíbles. Además, las palabras de la familia de Dios y del hombre usado por el Espíritu Santo también son creíbles. Todo lo que él te dice es la verdad. Él no distorsiona los hechos. Él habla según la verdad y la realidad y asume la responsabilidad por las personas en lo que dice. Por tanto, independientemente de qué estéis tratando, debéis tener primero la verdad. Si no tienes la verdad sólo puedes apoyarte entonces en tus nociones y en ese poco sentido normal que tienes para hacer un juicio, y esto no es apropiado y no serás capaz de mantenerte firme. Debes ser capaz de ver las intenciones de muchos asuntos reales. Si sólo puedes hablar letras y doctrinas, entonces tan pronto como te enfrentes a un asunto real te confundirás. Tales personas no tienen la realidad de la verdad. Si no tienes la realidad de la verdad, cuando te enfrentes entonces a muchos problemas, no serás capaz de ver sus intenciones y actuarás de forma pasiva cuando lleguen los rumores del gran dragón rojo y las mentiras del mundo religioso. Negarás a Dios y dudarás de Él, y desarrollarás nociones. ¿Qué ilustra esto? Si no tienes la verdad no puedes ver las cosas con claridad. ¿Qué problema necesita resolverse antes de que puedas saber si una palabra es verdadera o falsa? Primero necesitas ver ¿de la boca de quién salió esta palabra? ¿Es esto importante? (Es importante.) ¿Por qué no podéis comprender este principio? ¿Pueden salir buenas palabras de la boca del gran dragón rojo? ¿Pueden haber palabras verdaderas? No pueden haber palabras verdaderas. ¿Pueden salir palabras verdaderas de la boca de los sacerdotes del mundo religioso? Tampoco pueden; porque los sacerdotes del mundo religioso no conocen a Dios. Si no conocen a Dios, ¿pueden salir buenas palabras de su boca? ¿Pueden salir buenas palabras de la boca de los no-creyentes? Ninguna de estas pueden ser buenas palabras. Por tanto, ¿de la boca de quién vienen palabras confiables? (De la de Dios.) Las palabras que vienen de la boca de Dios son la verdad y las palabras que vienen de la boca de quienes tienen la verdad son la realidad. Esas son palabras verdaderas y están alineadas con los hechos. ¿Has comprendido este principio? (Sí.) ¿Qué debes llegar a saber primero cuando oyes algo? De qué boca proviene. ¡Si las palabras vienen de Satanás, el gran dragón rojo o la comunidad religiosa, entonces con un cien por cien de seguridad son mentiras, rumores, invenciones, falsos cargos, palabras difamatorias y acusaciones falsas! Si son pronunciadas por la boca de personas que entienden la verdad, entonces son las palabras verdaderas, honestas y muy creíbles. Si salen de la boca de Dios encarnado y son reveladas por esta, independientemente de si las entiendes o no, las conoces o no y las reconoces o no, todas estas palabras son la verdad. Si no lo reconoces hoy, debes reconocer entonces tarde o temprano que esto es la verdad. Si el gran dragón rojo dice otra palabra y desacredita a la Iglesia de Dios Todopoderoso, ¿qué deberías hacer? Tú dices: “Las palabras provienen de la boca del gran dragón rojo. ¡Son mentiras y rumores! ¡Son inamovibles como tales!”. Si son palabras pronunciadas por Dios y literalmente parecen correctas y tan pronto como veas que fueron pronunciadas por Cristo, entonces di: “¡Sin una sombra de duda, esto es la verdad! Hoy no lo reconocí y no lo entendí aún, pero es la verdad”. O: “Hoy estas palabras no encajaron con mis nociones, pero también son la verdad. Tarde o temprano debo reconocer que esto es la verdad y que es innegable”. ¿Puedes tratar así la palabra de Dios? Si defiendes este principio, serás capaz de mantenerte firme. Si no defiendes este principio, caerás fácilmente. […] ¡Muchas cosas ocurren para revelar a las personas! Si estas no tienen la realidad de la verdad, es muy fácil que sean engañadas y embaucadas. Hay algunas cosas que Dios no te dirá ni yo tampoco te las diré, y no hay un entorno para decírtelas, ¿qúe deberías hacer entonces? ¿En qué deberías confiar para resolverlas? (En la verdad.) Si no tienes la verdad, entonces no puedes ver sus intenciones. Por ejemplo, si alguien dice que tu marido ha mantenido relaciones sexuales con otra persona o que ha robado dinero a alguien, o que él ha cometido un crimen, ¿cómo juzgarías si esto es verdadero o falso? ¿Cuál sería tu primera reacción? ¿Es mi marido esa clase de persona? ¿Podría hacer mi marido esta clase de cosa? Eso es según tu entendimiento y conocimiento de tu marido. Si no entiendes o no conoces a tu marido y si os acabáis de unir, entonces no te atreves a decir si esto es verdadero o falso. Si has vivido con tu marido durante muchos años y lo entiendes muy bien, entonces puedes juzgar fácilmente si esto es verdadero o falso. Aquí, entender es la cosa más importante. Si Satanás crea algunos rumores y mentiras sobre cosas relativas a Dios, ¿en qué deberías basar tu juicio? La forma más precisa es basarlo en tu conocimiento y entendimiento de Dios. Porque en ese momento Dios no puede verte y no puedes conseguir palabras definitivas de Él. Si no conoces verdaderamente a Dios, esto es entonces realmente problemático para ti y puede revelarte e incluso eliminarte. Así que las personas se enfrentarán a muchos problemas. La cuestión decisiva en cuanto a si las personas pueden mantenerse firmes o no es si tienen o no la verdad. Si no tienes la verdad, cuando te enfrentes entonces a muchas de las tentaciones de Satanás, no tendrás un camino y sentirás dudas en tu corazón y desarrollarás nociones, serás sacudido y harás algunos juicios y elecciones erróneos e incluso puedes ser destruido. ¡Esta es una cuestión tan decisiva!

[…]

¿Las personas que no tienen conocimiento de Dios, ¿son capaces de seguir a Dios hasta el final? ¡Eso no sería fácil! Las personas que no tienen conocimiento de Dios pueden resistirse a Dios, negar a Dios o traicionar a Dios en cualquier momento. ¡Están cien por ciento en peligro de traicionar a Dios! ¿Estáis ahora en cualquier peligro de traicionar a Dios? Todos vosotros estáis en peligro de esto. Debes tratar todo con principios, no es un asunto simple entender y tener conocimiento de Dios. Si no entiendes a Dios, si no tienes conocimiento de Dios, entonces te será fácil creer en las mentiras de Satanás. ¿Cómo llamamos a aquellos que creen en cualquier cosa que diga el gran dragón rojo o en cualquier cosa que digan aquellos en la comunidad religiosa? ¡Necios! ¿De dónde proceden estas palabras? Estas palabras proceden de la boca del diablo y aun así todavía crees en ellas. ¿No eres insensato? Has caído en la trampa de Satanás; Satanás te ha engañado con éxito. No crees en la palabra de Dios, no crees en la santidad y justicia de Dios, no crees que Dios es la verdad, pero crees en las palabras de Satanás; ¡esto es lo que llamamos estar ciego! ¿Acaso no es en Dios en quien tú crees? Si crees que las palabras de Satanás son ciertas, son posibles y son creíbles, entonces ¿en quién realmente crees, en Dios o en Satanás? No lo puedes decir con seguridad, ¿verdad? Está bien decir que nominalmente crees en Dios, pero, en realidad, ¿no es en Satanás en quien todavía más crees en tu corazón? (Sí, lo es.) ¿Creéis todos vosotros que las palabras de la verdad se pueden pronunciar de la boca de Satanás? (No, no lo creemos.) Así que, ¿qué palabras podemos usar para explicar este hecho? (“Una boca inmunda no puede pronunciar un lenguaje decente”.) ¡Sí! Este dicho servirá. Cuando realmente entiendes lo que este dicho significa, sabrás que las palabras de la verdad nunca podrán ser pronunciadas de la boca de Satanás. Hay algunas personas que sólo entienden doctrinas, pero la doctrina no es útil aquí porque tan pronto como Satanás dice algo todavía lo creerán: “¡Eh! ¡Eso podría ser verdad!” ¡Entonces están condenados! “Una boca inmunda no puede pronunciar un lenguaje decente”. No está bien si no crees estas palabras. Las palabras de la verdad nunca podrán ser pronunciadas de la boca de Satanás. ¡Todo lo que Satanás pronuncia son siempre mentiras, rumores, distorsiones; siempre acusará, fabricará, difamará y calumniará las cosas positivas! ¿Crees que esto es verdad? (Sí.) Si muchas personas calumnian, esparcen rumores y falsamente acusan a la Iglesia de Dios Todopoderoso, ¿qué haréis al respecto? ¿Podéis ver que todas estas son absolutamente mentiras y podéis ignorar todo lo que dicen y renunciar a ello en vuestros corazones? Debes renunciar a estas cosas. Independientemente de lo que se diga, tienes que tener claro quién lo dice. Si son palabras habladas de la boca de Dios, son la verdad. Si son palabras habladas por el hombre usado por el Espíritu Santo, son creíbles. Si son palabras habladas por un incrédulo, por personas religiosas o por el gran dragón rojo, entonces no son creíbles. Las debes rechazar completamente, no las aceptes. Incluso si parecen ser verdad, todavía son palabras que distorsionan los hechos y palabras de difamación y acusación falsa. […] ¿Entiendes por qué estoy hablando de esto aquí hoy? Si alguien realmente tiene conocimiento y entendimiento verdaderos de Dios, esto determina todo. Si sólo entiendes algunas doctrinas básicas, eso no servirá de nada, no representa que tienes un verdadero conocimiento de Dios. Sólo si tienes un verdadero conocimiento y entendimiento de Dios no te dejarás engañar por los trucos de Satanás. Sólo entonces serás capaz de abandonar todas las mentiras que Satanás dice. Sólo entonces serás capaz de triunfar sobre las tentaciones de Satanás. Eso es principalmente lo que quiero decir. ¿Entendéis? (Entendemos.)

de ‘Sermones y comunión sobre la Palabra de Dios “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III” (I)’ en “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (XI)”

Contenido relacionado